hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

viernes, 2 de agosto de 2013

Manifiesto del 3er. Seminario Internacional de Integración desde Abajo

Durante tres días de intenso frío, de intensa lluvia, de intensa información e intensas voluntades de integración, de articulación, de hermandad, de solidaridad, un puñado de mujeres y hombres, de estudiantes y académicos, de activistas y académicos, es decir la gente sencilla y trabajadora de nuestra AbyaYala, hoy llamada América, nos encontramos en este hermoso y generoso territorio Wallmapu, hoy llamado Chile.
Vinimos por nuestra voluntad, por nuestra solidaridad recíproca, porque nos sentimos hermanos y hermanas y más que sentirnos, SOMOS hermanas y hermanos, porque somos hijos e hijas de la Tierra.
Nos hemos auto convocado, como una práctica previa al autogobierno que nuestros Pueblos buscan con luchas, con dignidad, con alegría y creatividad, para re-conocernos, para re-encontrarnos, de pie, para mirarnos a los ojos y decidir colectivamente, entre todos y todas, construir, en conjunto, un horizonte que nos permita restituir una sociedad donde la convivencia social esté basada en los valores de Respeto, Reciprocidad, Solidaridad, Transparencia y Fraternidad, donde nos consideremos parte de la Naturaleza, donde las montañas, los ríos, los árboles, las piedras y los animales vuelvan a ser nuestros hermanos y hermanas y podamos volver a dialogar con ellos, para crecer, para existir, dejándonos cuidar por nuestra madre común: la Tierra.
Nos hemos encontrado también para escucharnos, para hablarnos, para sentirnos y convencernos de que la solución a quitarnos de encima nuestras angustias y padecimientos necesariamente pasa por tomar en nuestras manos no sólo la resistencia, sino ante todo, la construcción desde la barricada, desde la movilización, desde nuestros cuerpos y territorios, de un nuevo camino de justicia, de dignidad, de alegría, desde abajo.
Nos hemos encontrado, además, para compartir ideas, luchas, dificultades, derrotas, victorias, alegrías y visibilizar a los enemigos de nuestros pueblos, que son los mismos, las mismas transnacionales, mineras, petroleras, financieras, de agua, así como la sordera, soberbia, complicidad, autoritarismo y desprecio de los gobernantes y partidos de todos los colores e ideologías que hoy están el aparato estatal en nuestros países.
Nos hemos encontrado también para compartir y reflexionar sobre lo que ganamos con los gobiernos auto denominados populares o de “izquierda”, donde también hemos perdido, donde nosotros y nosotras, con la confianza depositada en éstos, nos hemos dejado ser cooptados, sobornados y hemos permitido que nuestra Palabra y nuestra capacidad de Decidir, sean expropiadas, que nuestra autonomía como movimientos se pierda en gran medida, gracias a la subordinación de una buena parte de las cúpulas dirigenciales y referentes sociales, que junto a nosotros y nosotras pelearon en los años previos en la misma trinchera.
Nos hemos alegrado, nos hemos levantado el ánimo mutuamente, escuchando las luchas de resistencia de todos los hermanos y hermanas quienes han hablado, quienes no estamos dispuestos y dispuestas a no perder la Voz y la Palabra y que ésta siga caminando desde la Patagonia hacia el norte y que la Palabra siga recorriendo como lo ha hecho en Tahrir, en Roma, en Nueva York, en Tesalónica, en Cajamarca, en el Cauca, en Chiapas, en Estambul, en Rio de Janeiro, en Santiago, es decir en todos los territorios donde los jóvenes, mujeres, trabajadora/es, desocupado/as, niños y niñas, pensionistas, ancianos y ancianas, es decir la gente común, donde en los espacios de lucha y acción colectiva hemos comprendido y re-aprendido que el verdadero poder está en cada uno de nosotros y nosotras y éste se multiplica infinitamente cuando lo mostramos en las calles, las plazas, los caminos, en la ciudad y en el campo.
Este IIIer. Seminario, nos impone la necesidad, nuevamente, de re-comenzar un proceso de articulación, de integración, de organización, de movilización entre nuestros pueblos, entre los y las de abajo, entre luchadoras, activistas y organizadores, entre académicos, entre universidades, para avanzar con toda la experiencia acumulada, con la inspiración de estas luchas pasadas y presentes, que al final de cuentas son permanentes.
Finalmente hemos comprendido que nuestra lucha tiene que ser como el Agua, Alegre, Transparente y en Movimiento, porque es ese el mundo, es esa la sociedad que soñamos, eso pretendemos, eso queremos y eso construiremos.
Para esto, nos asignamos la responsabilidad de cumplir con las siguientes tareas:
En primer lugar partimos de la idea de que tenemos un sistema mundo, por lo tanto, todos los lugares hacen parte de ese sistema mundo. Este sistema mundo se constituyó, desde su origen, a partir de la desterritorialización indígena.  Ese Sistema Mundo es guiado por las lógicas: a) la lógica del capital (saqueo, despojo, acumulación permanente); b) la lógica colonial territorial (sistema interestatal de configuración territorial, como garante de la propiedad privada). La división territorial en Estados es una forma de controlar las riquezas.
Al interior del estado territorial existen diversas territorialidades, por tanto, desconocer esto supone un colonialismo interno en contra de pueblos y comunidades quienes, además de enfrentar a la ambición de las corporaciones representativas del Sistema Mundo, tienen que enfrentar además a los Estados-nacionales y toda su institucionalidad estructurada para garantizar el mantenimiento del Sistema Mundo colonial.
Por tanto, es imposible una lucha antiimperialista que no considere el carácter de las luchas indígenas/cimarrones/campesinas anticoloniales. La resistencia se basa en la existencia.
Es importante señalar dos informaciones importantes: En primer lugar, debemos saber que actualmente hay disponibles unos 632 trillones de dólares en valores circulantes que no producen nada. 63 trillones se basan en bienes reales. Hay mucho dinero volando necesitando territorializarse en inversiones, grandes eventos, mega-obras. Fondos de pensiones están envueltos en estas estrategias de inversiones de dinero acumulado (17 trillones de dólares. Sólo por comparar: el PIB de USA es de 15).
En segundo lugar, debemos igualmente entender los Ciclos de acumulación que tienen momentos de alta y momentos de baja. Estamos al final de un ciclo de alta e inicio de un ciclo de baja en donde el horizonte es de mayor violencia para asegurar la continuidad de la acumulación. Por tanto, se trata de un periodo de reconfiguración geográfica del capitalismo, el centro del capitalismo se desplaza del Atlántico norte al Asia, especialmente China. Resultado de una alianza perversa establecida en los años 70 entre Wall Street y el Partido Comunista Chino.
La izquierda piensa que aliándose con China se configura una alianza antiimperialista. Brasil es clave en esta articulación. Hay una integración en nuestro continente – la IIRSA – que es funcional a la continuación imperialista. Para nosotros no es lo mismo el antiimperialismo que el anti-americanismo, y no olvidamos que EEUU sea el centro del imperialismo.
Para nosotros una aproximación con China debe tomar por base la Revolución Campesina de 1949 y no la alianza de los gestores del PC chino con los magnates del Wall Street.
Entre la voluntad de explotar la naturaleza que todos los gobiernos hoy hacen para exportar commoditties hay gente que está siendo desterritorializada con una violencia extrema en Conga/Cajamarca, Sierra de Perijá, TIPNIS, Belo Monte, Famatima y tantos otros lugares.
La Invasión del capital que avanza a pasos agigantados vía desposesión, privatización, vía estatización o nacionalización auspiciada por un proceso de integración para la exclusión y la desintegración de los pueblos debe ser urgentemente enfrentada desde una unión, articulación y alianza de los pueblos y movimientos sociales en toda AbyaYala.
Que esta alianza de pueblos debe impulsar la lucha por los territorios de los cimarrones/quilombolas, indígenas que, debe ser entendida como una lucha de todos, pues, la defensa de los territorios indígenas implica la defensa de la Madre Tierra de todos, del agua de todos, de la biodiversidad de todos, por ello, la defensa territorial indígena no es estrictamente de los pueblos indígenas sino de todos los que somos; así, tal como bien dicen los wayuu: “Wayuu wayácheküsüwapushuawerajiraiwakuaipa” (Somos seres humanos y todos debemos defender nuestra forma de vida).
Los enemigos son los mismos en todos nuestros países, son las mismas corporaciones y el mismo modelo extractivista aplicado y auspiciado por todos los Estados-gobiernos nacionales quienes, han venido generando reordenamientos territoriales y armando pisos jurídico-políticos a nivel continental como la Alianza del Pacífico, por las derechas, y a nivel suramericano a través de la Unasur, por las izquierdas, para favorecer la explotación extractivista de los territorios campesinos/cimarrones/indígenas. Hay una perversa unanimidad de los gobiernos de todos los colores – el Consenso de las Commoditties – en torno de la idea de explotación de recursos naturales como si esas áreas no fuesen ocupadas por otros pueblos/comunidades. Así, estos factores han venido configurando la integración de los de arriba con una nueva versión de “no hay alternativa” de triste memoria para nuestros pueblos.
En tal sentido, nuestra lucha es común y de todos y todas: pueblos indígenas, campesinos, indocampesinos, afrodescendientes, quilombos, palenques, hombres y mujeres pobres de las ciudades pues, de seguro, estos programas y proyectos extractivistas afectarán nuestra existencia y aún ponen en peligro nuestra existencia a futuro.
Por tanto, la defensa de los territorios, la defensa del agua y la soberanía alimentaria constituyen los ejes articuladores de la lucha rural y urbana de todos nuestros pueblos y comunidades. Es por ello que nuestro III Seminario de integración desde abajo propone el impulso de una verdadera Alianza entre iguales como paso fundamental al impulso de todas nuestras luchas, como camino a una integración desde abajo. En fin, necesitamos responder a la integración desde arriba con acciones concretas de integración desde abajo.
En tal sentido, consideramos fundamental iniciar este proceso de integración de las luchas y de alianza entre iguales a través de dos acciones fundamentales:
Reiteramos nuestro compromiso de continuidad con las consignas que nos legaran los indígenas amazónicos de Ecuador y de las Tierras bajas y de la Amazonia de Bolivia con sus dos Grandes Marchas de 1990 que abren un nuevo ciclo de lucha en Nuestra América/AbyaYala/Cimarrones: Lucha por la vida, Dignidad y el Territorio. Fueron y son intensas las luchas que trabamos contra el capital mismo después de la Caída del Muro cuando ofrecimos otra agenda de lucha en la que afirmamos nuestra diversidad y reivindicamos el respeto a nuestra dignidad al mismo modo que reivindicamos la justicia social y ambiental. Hay lucha anticapitalista también luego de la caída del muro y con una agenda política que las izquierdas históricas no consiguen entender con su desarrollismo y su visión de igualdad sin respeto a nuestra dignidad.
Nuestra lucha por la Vida, la Dignidad y el Territorio tiene dos grandes ejes: (1) la lucha contra el extractivismo minero y de los monocultivos de soya, palma (para aceite), caña para etanol, celulosa y otros; (2) la lucha por el agua por todas sus implicaciones para la vida y por mostrar que la lucha en contra del extractivismo minero y de los monocultivos unifica la necesidad de la humanidad en los campos, los bosques, los páramos, las sabanas, las punas y las ciudades. Cochabamba Vive! Se Trata de una lucha por la reapropiación social de la naturaleza y, por eso, una lucha en contra del capital y de los gestores que viven de la separación de la gente de la naturaleza y, de este modo, impiden la auto-gestión. Solamente con la reapropiación social de la naturaleza podremos colocar todos nuestros conocimientos al servicio del bien común.
Impulsar la comunicación entre todas las experiencias ya existentes en la web en algunos países y apoyar a la creación de otras en donde no existan. A través de ellas, mantener el intercambio de informaciones acerca de las luchas: denuncias, convocatorias y acciones de cada uno de los movimientos, comunidades y pueblos en todo el continente.
Para ello, impulsaremos el proyecto La GuaruraRadio (radioguarura.net). Emisora radial vía web cuyo propósito es difundir en la voz de las propias comunidades y pueblos cada una de las luchas. Comenzando por un circuito con bases en Chile, Venezuela y México, pero alimentado por la palabra de todos en una programación que pueda ser difundida continentalmente a través de la web pero también a través de emisoras comunitarias aliadas en cada uno de los países.
Al mismo tiempo debemos trabajar en la construcción de nuestra autonomía. En este sentido, la educación resulta fundamental para el impulso de la autonomía de nuestros pueblos. Ya sabemos que la escuela desde la visión de nuestros actuales Estados-(pseudo) mono-naciones responde a un sistema creado de manera colonial y, por tanto, genera desarraigos, divisiones entre nosotros, y sobre todo, asienta, fortalece y establece como modelo único una ciencia y tecnología en la que se fundamente el modelo extractivista, por tanto, es un sistema educativo que justifica la colonialidad.
Necesitamos, pues, una educación para la liberación. Tal educación no podemos esperar a que la creen otros, debemos crearla nosotros desde nuestras experiencias de lucha, desde la memoria de nuestros pueblos y comunidades y con el apoyo de todos aquellos intelectuales en movimiento, verdaderos aliados emparejados con nosotros. Requerimos intercambiar conocimientos, experiencias, saberes con reconocimiento de las diferencias, especialmente de la diversidad de modos de vida territorial, pero en una alianza entre iguales que permita y auspicie la autonomía de todos, pues, estamos convencidos que No hay Libertad sin Autonomía, y esta sólo se construye desde abajo.
En este orden proponemos impulsar Seminarios temáticos de formación a nivel local y nacional en los que temas como: la Integración desde abajo, el análisis crítico de la llamada “economía sustentable”, “la economía verde”, la IIRSA y sus proyectos, el Papel funcional de las ONG y, de otro lado, las luchas territoriales, puedan ser objeto de debate y de intercambio y cuyos resultados abonen el proceso de educación autónoma de pueblos y comunidades.
Impulsar un Colectivo de Científicos e Intelectuales en Movimiento para dar soporte, siempre que sea solicitado, por algún movimiento en lucha.
Finalmente, consideramos vital nuestros encuentros a nivel continental y aspiramos a que cada uno de nuestros encuentros haga posible una mayor presencia de todos los que desde abajo luchan contra nuestros enemigos comunes. En tal sentido, decidimos encontrarnos anualmente y nuestro próximo encuentro será en el IV Seminario de Integración Latinoamericana Desde Abajo en la ciudad de Cochabamba, Bolivia.Para beber en directo en la fuente de la Guerra del Agua, lucha que es de todas y de todos como lucha por la reapropiación social de la naturaleza. Agua buena, agua fuerte! Hacemos de este Manifiesto una convocatoria a todas las organizaciones y comunidades, intelectuales, colectivos, grupos, pueblos y etnias que compartan los mismos principios a juntarnos. Nos inspiran la CONACAMI, la CONAIE, la AIDESP, el MST, las Juntas del Buen Gobierno y los zapatistas, el CRIC, la Organización de Mujeres Mapuche, Zanon y las fábricas recuperadas, la organización MODATIMA en lucha por el agua y los territorios en Chile, los seringueiros de la selva brasilera, las organizaciones de trabajadores desocupados en Argentina, los estudiantes chilenos y muchos y tantos otros con quienes nos gustaría compartir luchas, alegrías, angustias y futuros.
Por ello ofrecemos los siguientes espacios de comunicación:
México: Isac Gutierrez” gutezisac@gmail.com Roberto Ulises Pimentel Bermudez” robertopangolin@hotmail.com
Venezuela: www.laguarura.net la_guarura@googlegroups.com laguarura.net@gmail.com www.ruptura.org Juan Carlos La Rosa Velazco” jclarosav@gmail.com José Ángel Quintero Weir”jqarostomba@gmail.com
Colombia: Milson Betancourt Santiago” betancourt.milson@gmail.com Perú: Anibal Quijano” quijanoanibal@yahoo.com Roberto Espinoza” ayamtai08@gmail.com
Bolivia: Oscar Olivera” oscarolivera@mindspring.com Gustavo Soto” gsoto@ceadesc.org
Chile: Pablo Arturo Mansilla Quiñones” pablo.manq@gmail.com Juan Pablo Cortes” jcortes880@gmail.com
Uruguay: Raul Zibechi” raulzibechi@gmail.com
Brasil: Carlos Walter Porto-Gonçalves” cwpg@uol.com.br Osmarino Amancio Rodrigues” osmarinofloresta@hotmail.com
Guarura es un gran caracol utilizado por los pueblos indígenas, pero también por las poblaciones negras en Venezuela, como instrumento de viento que convoca a la reunión, a la asamblea y a la lucha. En la actualidad, hemos venido sosteniendo la página web Laguarura.net, como sistema militante de comunicación para la difusión de las luchas de todos los pueblos y comunidades que buscan la construcción de otra sociedad, de otro mundo posible.