hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

miércoles, 16 de noviembre de 2011

La (in)justicia venezolana mata otra vez a Argenis Vásquez

Indira Carpio Olivo y Ernesto J. Navarro (*)

El 5 de mayo de 2009 fue asesinado frente a su casa el dirigente sindical de la Toyota, delegado del gremio automotriz y luchador revolucionario, Argenis Vásquez Marcano. Dos años después, los culpables intelectuales y materiales gozan de impunidad, salvo un “procesado” que no termina de ser sentenciado, porque lo favorece la “palanca”. Argenis cometió un pecado: no se vendió a las mafias sindicaleras “socialistas”, ni a la patronal transnacional. Eso fechó su destino. Argenis no es el único sindicalista muerto bajo la sacrosanta Ley Orgánica del Trabajo cuartorepublicana, que, a 12 años de revolución no se ha tocado ni con el pétalo de la señal de costumbre. Ni siquiera durante los 5 años de gracia en los que el “chavismo” legislador se paseó por la Asamblea Nacional, sin oposición “aparente”. “Argenis quería ser parte de una generación que por fin logre liberarse de las cadenas imbecilizantes de la explotación capitalista, rezando por no caer en la tentación del 'lider' representante de la 'clase obrera', financiado sino por la patronal privada y sus jugosas prebendas (esa cuatro por cuatro que los burócratas sindicales de la Toyota reciben anualmente, por ejemplo), o por la patronal pública socialista (un bellísimo sueldo escondido por el ministerio del trabajo más una excelente participación en las empresas mixtas 'socialistas', por ejemplo), ambas con idénticas consecuencias (...) Argenis estaba acusado en fiscalía por obstrucción a la jornada laboral. Artículo sacrosanto de toda ley capitalista del trabajo”, escribió Roland Denis (2). Argenis no solo enfrentó la corrupción del Estado venezolano, también a una empresa que representa el capital transnacional del imperio japonés ¿A quién le duele Argenis Vásquez? Le duele a Salomé Reyes, compañera de lucha de Argenis Vásquez, a quien le agradecemos haber logrado el contacto y la propia entrevista con el padre de este revolucionario. “Dios quiera puedan publicar antes del 21 de Noviembre de 2011 la entrevista, ya que ese día se realizará la continuación del juicio, donde supuestamente se condenará al imputado”, nos dijo. Le duele a su hermana, Yolmar Vásquez Marcano, quien presenció la muerte de Argenis y ha tenido que cambiar de residencia luego de las amenazas recibidas, en procura de la justicia por el asesinato de su gemelo. Le duele a Argenis José Vásquez Romero, su padre, quien nos habla del que fuera no sólo su hijo, sino un militante activo de la Revolución Bolivariana. Éste mártir pertenece al grupo de los camaradas que no se vendieron, al grupo de los que mueren por la vida, un compañero por el que todavía hoy reclamamos justicia. -¿Quién es para usted Argenis Vásquez? -Mi primer hijo de un parto gemelo que tuvo mi esposa Ismenia del Carmen Marcano de Vásquez. Fue un hijo ejemplar; para él nosotros estábamos en primer lugar. Nunca nos faltó su apoyo, era muy familiar y siempre estaba pendiente de sus otros tres hermanos. En lo que se refiere a la lucha social y política, tanto con sus compañeros de trabajo como en la comunidad, Argenis era incansable en su trabajo diario. Podríamos decir que era su vida. Fue vocero del consejo comunal de Los Mangles, comunidad donde residía, Secretario de Organización del Sindicato Toyota, lugar donde trabajaba desde enero de 2003. Integraba el Consejo Estadal de Planificación Pública y estudiaba el octavo semestre de Estudios Jurídicos en la Misión Sucre. Además, era delegado de los trabajadores automotrices a nivel nacional y defensor a ultranza del proceso revolucionario, como miembro activo del Partido Socialista Unido de Venezuela -Psuv-. -¿Por qué asesinaron a Argenis Vásquez Marcano? -Argenis era un luchador político que procuró el beneficio de los trabajadores de la empresa Toyota. No sólo eso, su empeño dignificó el papel del trabajador venezolano. Lograba ser oído por la clase obrera. Era un líder natural. Cuando mi hijo Argenis empezó la lucha como Secretario de Organización del sindicato de la Toyota, por el pago de los pasivos laborales y las reivindicaciones salariales, los trabajadores paralizaron la empresa durante 22 días en el año 2009. Argenis manifestaba que los patronos querían reprimir los derechos de los trabajadores. Pedía la renuncia de Carlos Castillo -Gerente de Recursos Humanos de Toyota Cumaná- y todo el equipo que lo acompañaba. El día que fue asesinado, Argenis se dirigía a la Fiscalía por una citación ante la demanda que le hiciera Carlos Castillo, bajo el argumento de “privación del derecho al trabajo” de los otros obreros que supuestamente no se plegaban a la huelga. Mi hijo Argenis Vásquez tenía credibilidad, peso político. Era el vocero de aproximadamente 1.600 trabajadores de la empresa Toyota y de otros tres fabricantes de autopartes (Verin, Comebus y Expósito) que operan en la ciudad de Cumaná. -¿Cuál es la situación actual del juicio contra el presunto implicado en el homicidio? Tenemos entendido que fue diferido muchísimas veces la audiencia. -Después de dos años y seis meses de larga espera, el juicio se encuentra en el proceso de evacuación de pruebas y declaración de los expertos que participaron en el allanamiento a la vivienda del detenido JESÚS ALEJANDRO ACUÑA SALAZAR. Un dato importante en esta historia es que el imputado es hermano del actual Alcalde del Municipio Sucre de Cumaná, RAFAEL ACUÑA. El tortuoso proceso de enjuiciamiento al presunto asesino de Argenis se inició en Agosto del año 2009. Como cosa inaudita, la audiencia preliminar fue suspendida en más de once ocasiones. Los familiares, sus compañeros de trabajo, amigos y el pueblo en general, afligidos por este terrible crimen, realizamos una campaña de recolección de firmas para exigir celeridad en el juicio por el asesinato de mi hijo. La recolección de firmas se llevó a cabo en Nueva Esparta, Sucre y Anzoátegui. Con esta campaña solicitamos a la Fiscal General de la República, Luisa Estela Díaz, se pronunciara ante el caso y diera una respuesta contundente y satisfactoria a nuestro petitorio. Veíamos con preocupación que el juicio estaba viciado y estancado. No habían sido oídas las palabras pronunciadas por el Presidente Hugo Chávez, cuando fue interceptado por un piquete de obreros de la Toyota, frente a los semáforos de Los Chaimas (en Cumaná). “No desmayen muchachos, sigan con la lucha”, les dijo Chávez. Después de un tiempo, solicitamos un derecho de palabra ante la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional. Debido a nuestra insistencia, habían creado y designado una comisión para estudiar a profundidad el asesinato de Argenis Vásquez. La comisión estaba integrada por los diputados Wilmer Iglesias (coordinador), Reinaldo García y Erasmo Marcano, quienes al instalarse en el Estado Sucre, realizaron por dos días consecutivos entrevistas con los organismos encargados de las investigaciones en torno al caso. Los diputados no se explicaban cómo habiéndose aprobado por esos días una reforma en el Código Orgánico Procesal Penal, la jueza no actuara después de suspendida tres veces continua la audiencia preliminar. -¿Cuál fue el resultado de la investigación? -Solicitamos copia del informe de la investigación realizada por la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional. Nos dijeron que en “un mes” nos presentarían la respuesta. Hasta el momento y después del tiempo transcurrido, la susodicha Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional cuya única responsabilidad era investigar el asesinato de Argenis Vásquez Marcano, todavía NO ha dado respuesta del “trabajo realizado”. El abogado que nosotros teníamos acudió a leer el informe para complementar datos de la “investigación”. Allí se enteró que los diputados no relacionaban en absoluto el asesinato de Argenis con el vínculo mantenido entre la Alcaldía del Municipio Sucre y la Toyota. Era vox populi que la Toyota evadía los impuestos de manos de la Alcaldía a cambio de “favores”. -En su opinión ¿Qué es lo que realmente ocurre? -Hay muchos intereses de por medio, tanto políticos como económicos. Para nosotros, la lucha ha sido fuerte. Pero no desmayaremos hasta que se castiguen a los asesinos de mi hijo, tanto a los autores materiales, como a los intelectuales. Quisiera resaltar que la Toyota solicitó por escrito al diputado Erasmo Marcano los nombres de los compañeros de trabajo de Argenis, que tomaron el derecho de palabra en la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional. Acto seguido resultaron despedidos. -¿Por qué ha tardado la sentencia que condena el asesinato, si hay una persona detenida por el caso? -Como le había manifestado antes, hay muchos intereses de por medio. Cuando se conoció quién era el detenido, quisieron desviar la investigación, haciéndole creer a la opinión pública que mi hijo era amante de la esposa del alcalde. Esa falsa información se dio a conocer por medio de correos electrónicos que circularon en la red. Esto no caló en el pueblo del estado Sucre y fue refutado por compañeros de estudio y de trabajo, que conocían perfectamente a Argenis. El hermano del alcalde del municipio Sucre, JOSÉ ALEJANDRO ACUÑA, al momento de ser detenido por el asesinato de Argenis Vásquez, se desempeñaba como escolta del gobernador Enrique Maestre. Acuña ha venido gozando de privilegios. Cuando él no quería presentarse al tribunal, no había forma que la jueza lo obligara a asistir al acto. Por esta razón se le ha dado largas al proceso. Confiamos que antes de finalizar el año se sentencie al detenido, ya que las declaraciones y las pruebas lo involucran directamente. La jueza tiene que actuar con honestidad para demostrar que SI existe justicia en este país para que el crimen de mi hijo no quede IMPUNE. Si esto no ocurre, llevaremos el caso a tribunales internacionales para dar con los autores intelectuales del crimen, si la justicia venezolana no lo hace, o no se siente capaz de hacerlo. -Sabe usted ¿Cuál es la situación sindical de la Toyota, actualmente? -Los trabajadores se sienten desamparados por no tener un sindicato que los representen. Después del asesinato de mi hijo, la calificación de despidos y las amenazas, convirtió un Sindicato revolucionario en uno patronal. Ellos estuvieron de paro por un lapso de tres semanas, solicitando la cancelación de los pasivos laborales que les adeudan. Este caso estuvo en el Tribunal Laboral del estado Sucre. Los trabajadores ganaron en la primera y segunda sentencia. Lo más insólito fue que la empresa apeló la decisión y cambiaron la jueza. Para la tercera sentencia, la Toyota salió favorecida. Al suceder esto, un grupo de trabajadores se dirigieron a las diferentes instituciones y ministerios, solicitando apoyo del gobierno nacional, sin recibir respuesta alguna en la lucha que ellos habían emprendido. Acto seguido, trabajadoras y trabajadores que lideraron la lucha fueron despedidos sin justificación alguna. -¿Se puede ser sindicalista en Venezuela? -Veo a mi hijo reflejado en esa pregunta. Puedo afirmar que si una persona es honesta, lucha dignamente por las reivindicaciones de la clase obrera para que no sigan siendo explotados por el capitalismo, lamentablemente no se puede abrir camino, ni en esta ni en ninguna otra república. Mientras el trabajador no esté protegido por un estado de derecho en el que pueda actuar libremente, mientras reine la impunidad, los vicios y la corrupción de lo que llaman la cuarta república (que subsisten en la quinta) NO habrá un verdadero empoderamiento de la clase obrera. -¿Valió la pena la lucha de Argenis Vásquez Marcano? -A la semana siguiente del asesinato de Argenis, se discutiría el Contrato Colectivo que beneficiaba en su totalidad al obrero. Esa reivindicación constituía la lucha fundamental de Argenis. “Llegará el momento de emancipar a la clase obrera”, nos decía siempre. La propuesta de Argenis, convenientemente desapareció de la mesa de trabajo luego de haber sido asesinado. En cambio, se presentó y aprobó otra que beneficiaba a la patronal Toyota y a su capital transnacional. -Repetimos la pregunta ¿Quién es para usted Argenis Vásquez? -Un excelente y amoroso hijo. Un hombre honesto, leal con sus principios de solidaridad y apoyo mutuo, comprometido con sus ideales emancipadores y con los intereses de la clase trabajadora y el pueblo luchador en general. Era un promotor del poder popular, fiel creyente, defensor de este proceso revolucionario y convencido en la necesidad de capacitarse para responder AL PROCESO Y A SU LÍDER. --- Los autores exhortamos al Psuv a fijar posición y a exigir ante las autoridades competentes la resolución y sentencia en el juicio por el asesinato de un miembro de las filas del partido. Podríamos empezar por desempolvar la actuación de la Comisión de política interior de la Asamblea Nacional. Que sirva para algo el hecho de ser mayoría. Y antes de qué digan “¿Quiénes son estos pendejos para exigir?” Le respondemos, somos la voz de los dolientes y periodistas militantes de la revolución. ---- Nota de los autores: Estamos convencidos de que la crítica y la autocrítica son necesarias para el avance de la revolución. Con ese espíritu está hecho este trabajo periodístico. NO AUTORIZAMOS A NINGÚN MEDIO DE COMUNICACIÓN PRIVADO, BURGUÉS, CAPITALISTA, DE DERECHA, A REPRODUCIR ESTA INFORMACIÓN, NI TOTAL NI PARCIALMENTE.

(*) Periodistas intragables