hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

domingo, 23 de octubre de 2011

¿Cómo reconocer al burócrata que está cerca de ti?

Carlos Luna

Un burócrata o una burócrata es todo aquel individuo que forma parte del Estado y del Gobierno en la Revolución y que representa un factor muy negativo tanto del presente como del futuro del Socialismo que muchos aspiramos alcanzar en Venezuela.
Algunos tips para reconocer a ésta clase de individuos que, en muchos casos, podrás tener muy cerca de ti.

Un burócrata casi nunca, para no decir que nunca, cumple jornadas en su lugar “natural” de trabajo que sobrepasen del 50% de las que le corresponde y que de no ser burócrata inevitablemente cumpliría. Atención, el burócrata siempre dirá, asegurándose de que todos se enteren que, nunca ha tenido vacaciones y que no tiene fines de semana porque la responsabilidad que cumple lo obliga, o la obliga, a estar las 24 horas y más al servicio de la Revolución y al cumplimiento de su deber en todo momento.

Siempre tiene amigos y contactos con los de más arriba y su entorno familiar y amistoso inevitablemente está relacionado con el Poder, ni sueñe con que llegará Ud. a ser de ésta especie si no cumple éste requisito.

El burócrata de hoy, como el de ayer, tendrá que estar inscrito en el Partido y aunque no milite, porque todo el mundo sabe que él o ella no lo hace, tiene reservado un cargo de dirigente y no se ausenta de los eventos importantes donde su rol de “dirigente” se lo impone. Conoce los vicios y las mañas del Partido y siempre sabrá invertir tiempo y lo que sea necesario para figurar en tanto sus intereses y fines propios lo demanden.

Ningún burócrata tendrá nunca menos de dos teléfonos celulares, buena parte de su tiempo (especialmente el laboral) lo invertirá utilizando dichos aparatos, según nos hará ver nuestro burócrata atendiendo los asuntos que le competen en su cargo, pero los hechos nos demostrarán más temprano que tarde la incapacidad del susodicho o susodicha para resolver los problemas que abundan a su alrededor. Imposible dejar de lado la “navegadera” en la red, atendiendo por su puesto “asuntos institucionales”, aquí nos referimos siempre al tiempo que pasa en la oficina, supuestamente cumpliendo sus deberes.

Siempre tendrá un cargo o cumplirá un rol de “relevancia” en el ente o en la institución, así que descarte de la lista de burócratas a esos “echa carros” compañeros o compañeras suyos que simplemente no pasan de eso, descártese ud. mismo también si no cubre éste requisito.

Ejercerá siempre su autoridad asumiendo el “autoritarismo”, manifestado en maltrato y atropello hacia sus subalternos, como único modo de ejercer el “liderazgo” sobre sus subordinados. Nadie es capaz de reconocer el liderazgo que dimana del ejemplo de un individuo que no puede ser ejemplo de nada ni de nadie.

El o la burócrata por lo general ha de tener algunos o varios años en la institución o en el colectivo, aunque no necesariamente siempre haya ejercido plenamente el cargo de burócrata como hasta el presente, antes simplemente perteneció al club de los “echa carros”, pero que ni de cerca llegó a calificar como ahora lo hace al status de burócrata.

Ni que decir de las inconsistencias ideológicas de nuestro burócrata, en algunos casos puede tener un conocimiento teórico de los postulados revolucionarios, algunos hasta pueden llegar a tener antecedentes izquierdistas, en la mayoría de los casos desconocen al ABC de la Revolución y no pasan de repetir consignas que nunca llagan a entender.

Algo que tampoco le faltará nunca a una o un burócrata verdadero serán sus adeptos, algunos llegando incluso a hacerse serviles de éste. Dispondrá de un estrecho círculo que alimentará el ego del susodicho y que por su puesto no dejará de beneficiarse de sus cercanías con el poder.

Existen otras conductas y características que permiten identificar al burócrata o la burócrata que está cerca de ti, las que aquí se presentan son las más comunes y las más sencillas de reconocer.

Identifica y discute con los demás acerca de esos individuos que en tu institución, en tu organización o en cualquier lugar de la Administración Pública cumple el papel de burócratas. Lo más importante, señálalos, denúncialos.