hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

miércoles, 31 de agosto de 2011

Los yukpa luchan desde el 2001 por la demarcación de su territorio ancestral Ciudadano Vicepresidente Elías Jaua, usted tiene la palabra.

Sociedad Homo et Natura

A estas alturas de la historia no hay otro culpable que el propio Gobierno de la violencia generada por el problema de la tierra que padece el pueblo Yukpa, del conflicto entre Yukpa y ganadero/campesinos invasores. Centenares de vueltas burocráticas le ha dado a este asunto el Gobierno en 11 años de socialismo. Sigue en mora el Gobierno con la demarcación subsiguiente entrega de títulos colectivos de propiedad; pareciera a todas luces que por esta vía constitucional nunca tendrá el pueblo Yukpa, ni ningún pueblo o nación indígena en Venezuela sus tierras, ya reconocidas legalmente, pero no disfrutadas.


Desde los primeros años de la dictadura de Juan Vicente Gómez, con los Diego García a la cabeza, hoy latifundistas presuntos propietarios de la hacienda El Capitán, los hacendados de Machiques vienen despojando a los Yukpa de su territorio ancestral a sangre y fuego y destruyendo sus bosques y ríos para convertirlos en sabanas verdes de pastos cruzadas por miles de kilómetros de alambres de púas y portones con cadenas y candados, que luego son registradas como “propiedad privada”, exigiendo hoy los hacendados el pago de las bienhechurías de sus haciendas y el Gobierno respeto al indio por ser derechos de terceros, según reza en el Código Civil. La historia de siempre, con capitalismo o socialismo.

Hoy el Gobierno le sirve de comparsa a la guarimbera oposición ultra derecha ganadera/campesina dejando solos a los Yukpas de Toromo para que ellos resuelvan morir por la tierra o claudicar, negándoles sus derechos reconocidos por las jurisdicciones nacional e internacional; el Gobierno haciendo como la avestruz, o como el monito tapándose los ojos los, oídos y su boca ante el país permite que se continúe cabalgando en la frontera con Colombia la conspiración en su contra y los operadores de la guerra que hoy es de cuarta generación, pero que luego pasará a una guerra abierta tal como hoy se ejecuta en Libia, como ayer en Irak, Afganistán, Grenada, Haití o Panamá. Para curarse en salud, el Gobierno debe ir solucionado los problemas en el marco de las leyes, del componente histórico y de justicia social.


No debe el Vicepresidente Elías Jaua caer en la conducta dejar hacer dejar pasar asumida por los ministros Nicia Maldonado o Alejandro Hichter.


Él es ahora la máxima autoridad en el tema de la demarcación del hábitat y tierras de los pueblos indígenas. Lo que ocurre en Perijá es válido para Caracas, último bastión a tomar por los perros de la guerra, como Trípoli en Libia, si no podemos resolver la situación montada con la toma de Machiques por la oposición guarimbera tampoco lo sabremos hacer cuando tomen Caracas. Están midiendo fuerza los ganaderos y los poderes oscuros internacionales a las que obedecen en la frontera del Zulia, si los indios se le voltean al Gobierno se acaba la revolución en Machiques, ya tienen todo controlado, son los que gobiernan Perijá.


El actual desalojo de las familias Yukpa de los predios de la hacienda El Rincón es una estrategia concertada de los hacendados de GADEMA con la jefatura mayor de la 12.ª Brigada del Ejército y del Destacamento 36 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), con el representante colombiano uribista del supuesto Frente Campesino y la Fiscal 20 Abogada Jhovan Rincón, una de las acusadoras en el juicio ordinario contra Sabino, Alexander y Olegario 2009-2011.

Ni el Ejército, ni la GNB, ni mucho menos la Fiscal Rincón debieron permitir asentarse el pelotón armado de 200 ganaderos/campesinos cerca de la hacienda tomada por niños, mujeres, ancianos y hombres yukpa ni mucho menos el desalojo de los Yukpa de la hacienda.

Estos tres componentes y los ganaderos/campesinos son los culpables directos de las familias Yukpas heridas, de la violencia generada y por generar. De inmediato el Gobierno debe desalojar a estos provocadores guarimberos de las inmediaciones de la hacienda El Rincón, y dejar a los Yukpa en la hacienda ya que están en su legítimo derecho según reza el artículos 41 de la Ley Orgánica de los Pueblos y Culturas Indígenas “En los procedimientos judiciales o administrativos que pretendan el desalojo de pueblos y comunidades indígenas, el juez o la autoridad competente deberá, desde la declaratoria del inicio del procedimiento de demarcación, hasta el acto definitivo de demarcación, paralizar el procedimiento y abstenerse de decretar y ejecutar medidas de desalojo en contra de estos pueblos y comunidades que, ancestral y tradicionalmente se encuentren dentro de los espacios geográficos sujetos al procedimiento de demarcación del hábitat y tierras indígenas”.


De inmediato el Vicepresidente Jaua debe convocar a los lideres Yukpas a su despacho para determinar cuáles son las haciendas que están dentro de la poligonal Yukpa, calcular costos y comenzar a pagar sus bienhechurías a través de un cronograma de pago en varios años. De lo contrario se pospondrá los enfrentamientos para los meses venideros. Ya los Yukpa no caben en las empobrecidas tierras altas de la Sierra de Perijá donde lo llevaron la violencia de los ganaderos y campesinos invasores; en 10 años (1992-2001) los Yukpa crecieron en población 149%, según estudios científicos realizados por el antropólogo Ángel Acuña.


Ciudadano Vicepresidente Elías Jaua, usted tiene la palabra.