hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

viernes, 24 de junio de 2011

Brasil: “Carta del Cacique Mutua a todos los pueblos de la Tierra”

Cacique Mutua de la comunidad del río Xingu en Brasil.

Traducido por: José Quintero Weir

El Sol me despertó danzando en mi rostro. Por la mañana, atravesó el pasto y jugó con mis ojos soñolientos. El hermano Viento, mensajero del Gran Espíritu, sopló mi nombre, estremeciendo las hojas de las plantas allá afuera.

Yo soy Mutua, cacique de la aldea de los Xavantes. En nuestra lengua, Xingu quiere decir agua buena, agua limpia. Es el nombre de nuestro río sagrado. Como guiso de la serpiente, el Viento anunció peligro. Mi corazón su puso como jaca madura, la garganta pedía saliva. Entonces, escuché: El Gran Espíritu de la selva está bravo. Xingu, baña toda la selva con el agua de la vida. Él traerá alegría y sonrisas al rostro de los curumis de la aldea. Xingu trae alimento para nuestra tribu. Pero hoy nuestro pueblo está triste. Xingu ha recibido una sentencia de muerte. Los caciques de los hombres blancos van a matar nuestro río.

El lamento del Viento dice que luego vendrá un gran horno a nuestra tierra. Su nombre es: Belo Monte. En el poblado de Altamira, van a construir el embalse. Van a sacar una montaña de tierra, mucho más grande que el que hace tiempo hicieron, en el canal de Panamá. Mientras inundan la selva por un lado, retienen el agua por el otro. Xingu va a correr más despacio. La selva se secará en consecuencia. Los animales morirán. Disminuirá el desove de los peces. Y si alguna vida queda, será triste como el indio.

Como una gran serpiente plateada, Xingu se desliza por el Pará y el Mato Grosso, refrescando toda la selva. Xingu va lejos a desembocar en el Río Amazonas para alimentar a otros lejanos pueblos. Si el río muere, la gente también morirá, los animales, la selva, la siembra, los peces, todo morirá. Esto aprendí de mi padre, el gran cacique Aritana, quien me enseñó cómo ensartar al pez en el agua usando la flecha, para servir como nuestro alimento. Si Xingu muere, el curumí del futuro dormirá para siempre en el pasado, llevándose al fondo de aguas de sangre, el canto de la sabiduría de nuestro pueblo.

Hoy por la mañana el Viento me llevó a la selva. El Espíritu del Viento está apurado, tiene que recorrer el mundo, soplar el saber del alma de la Naturaleza en los oídos de todos los shamanes. Pero el hombre blanco está sordo y, hace mucho tiempo, no escucha al Viento.

He hablado con la selva, con el Viento, con el Cielo y con Xingu. Entiendo la lengua del guacamayo, de la onza, del mono, del oso hormiguero, de la danta y el cachicamo. El Sol, la Luna y la Tierra son sagrados para nosotros.

Cuando un indio nace, él se hace parte de la Madre Naturaleza. Nuestros antepasados, muchos de ellos desaparecidos por la mano del hombre blanco, son sagrados para mi pueblo.

Es verdad que, después que llegó el hombre blanco el hombre rojo nunca más fue el mismo. Él trajo consigo el espíritu de la enfermedad, la gripe que mató a nuestro pueblo, y el espíritu de la ganancia que robó nuestros árboles y mató nuestros animales. En el pasado, fuimos millones. Hoy, somos solamente cinco mil indios en las riberas del Xingu, no sé por cuánto tiempo. En la siembra, aún conseguimos cultivar la mandioca que es nuestro principal alimento junto con la pesca. Con la mandioca la gente hace el beiju. Cuenta la historia que, la Mandioca nació del blanco cuerpo enterrado de una linda indiecita que creció por las lágrimas derramadas en la tierra que la guardaba a causa de la nostalgia por su país.

El Sol me despertó bailando en mi rostro, el Viento trajo el clamor del río que está bravo. Soy guerrero, a nada temo.

Caminaré sobre caimanes, enfrentaré el abrazo de muerte de la boa y las terribles garras de lasuçuarana. Si quisieran atraparme, por encima de todas las cosas volaré. Los espíritus tienen sentimientos y no les agrada esperar.

Desde pequeño aprendí a hablar con el Gran Espíritu de la selva.

Fue un día de lluvia, cuando corría solito dentro de la arboleda, y sentí cosquillas en los pies al pisar las semillas de nueces en el suelo. Mi arco y flecha estaban preparados, mientras yo mismo era cazado por las sombras de los seres mágicos de la selva. El espíritu del Gavilán Real aparece ahora rasgando con sus grandes alas el cielo.

Con un agudo grito preguntó: ¿Quién fue el primero en herir el cuerpo de Xingu?

Mi corazón, pequeño, apretado como la pulpa, no tenía el valor para responder que fue el representante del reino de los hombres. El espíritu del Gavilán Real dijo, que si la arteria del Xingu era rota por causa de la represa, la ira del río se esparcirá por toda la tierra como sangre, y su olor será el de la muerte.

El Sol me despertó saltando en mi rostro. El día se abrió y me preguntó por la vida del río. Si matan al Xingu, todos veremos al alimento convertirse en arena movediza.

El ave de cabeza majestuosa me condujo a la reunión de los espíritus sagrados en la selva. Pisando con cuidado las hojas viejas en el suelo, pues, la tierra está enferma, segué la ruta del río Xingu. Recordé entonces que, antes, la gente iba a la ciudad y en el camino yo sólo veía árboles.

Ahora, el maderero y el hacendado exprimen al indio cercano al río con sus cultivos de pasto para ganado y sus plantaciones sumergidas en veneno. La tierra está estropeada. Luego de matar nuestra selva, nuestros animales, ensuciar nuestros ríos y derribar nuestros árboles, quieren matar al Xingu.

El Sol me despertó saltando en mi rostro. Por el camino del río, atravesé la Gran Arboleda, y una ceiba roja se deslizaba por su mancha. ¿Quién arrancó la piel de nuestra madre? Gimió la anciana con un profundo sentimiento de dolor.

Las palabras faltaron en mi boca. No tenía cómo explicar el mal que trajeron a la tierra.

Lleva nuestra voz a las cuatro esquinas del mundo, clamó. El Viento, ligero soplará, hasta las conchas de los oídos amigos. Ventiló, por último, usando la lengua antigua; mientras, las hojas se batían en las alturas.

Nuestro pueblo intentó gritar contra los negocios de los hombres. Llevamos nuestra gente a hablar con el cacique de los blancos. Nuestros caciques del Xingu, viajaron preocupados y rebeldes a Brasilia. Yo estuve allí, y vi todo lo que sucedió: los caciques caraíbas se esconden. No quieren mirarnos directo a los ojos. Ellos dicen que nos consultaron, pero nadie fue escuchado.

El hombre blanco debe saber que nada crece si no se respeta a la vida, a la naturaleza. Todo lo que suceda aquí volará como el Viento que no tiene fronteras. Un día se convertirá en calor y sufrimiento para otros pueblos distantes del mundo.

El tiempo de la verdad ha llegado, y existe una misión para cada estrella que brilla en las ondas del Río Xingu. Preparada para revelar sus misterios, tanto en el mundo de los hombres, como en la naturaleza.

Yo soy el cacique Mutua y, ¡esta es mi palabra! ¡Esta es mi danza! ¡Este es mi canto! Ser porta-voz de nuestra tradición. Vamos a fortalecernos. Casa de Rezas, vamos a fortalecernos. Espíritu-Animal, vamos a fortalecernos. Maracá, vamos a fortalecernos. Viento, vamos a fortalecernos. Tierra, vamos a fortalecernos. Río Xingu, vamos a fortalecernos! LLeva mi mensaje en tus ondas hacia todo el mundo: la tierra es fuente de toda vida, pero necesita de todos nosotros para dar vida y hacer que todo crezca. Cuando tú puedas ver el reflejo más brillante en las aguas de un río, lago o mar, es porque has logrado ver el mensaje de lamento del río Xingu, clamando por vivir. Si te interesa el artículo...Pincha aquí

martes, 21 de junio de 2011

Julián Conrado y Christian Pérez, juglares bolivarianos de la revolución

Jesús Santrich, integrante del Estado Mayor Central de las FARC-EP


“Por muy oscura que sea la prisión, no dejará de brillar la razón”.
Julián Conrado

Qué decir de Julián Conrado, el cantor de la insurrección, que no exprese nuestra admiración y orgullo por su condición de revolucionario pleno de amor por el pueblo y la causa de la emancipación bolivariana. Ese ha sido su delito; es decir, la lucha que hoy desde el imperio y con el coro de los pusilánimes y serviles se estigmatiza con más fuerza que nunca, como terrorismo.

Masticando indignación y contrariedad por su actual condición de prisionero paria respecto a las más elementales normas del humanitarismo que debieran practicar quienes regentan el poder, Julián ignominiosamente ha sido noticiado como guerrillero capturado. Lo cierto es que todos sabemos que en la Venezuela formal de la revolución bonita “no se toleran ilegales”. Todos sabemos que en la guerra debemos cuidarnos de nuestros enemigos. Y aunque parezca absurdo, la experiencia nos enseña que a veces debíamos pensar en que teníamos que cuidarnos también de quienes pudieran parecer amigos.

Sí, desafortunadamente así es la guerra y la lucha por los cambios revolucionarios en favor de los oprimidos; pero aún en esas circunstancias descritas debemos luchar porque no se siga multiplicando la injusticia: ¿porqué no se permite que, después de tantos días, la gente se entere sobre dónde específicamente tienen encerrado e incomunicado a Julián Conrado, el guerrillero cantor, ni porqué se le niegan los derechos que tanto vociferan respetar los Estados neoliberales de hoy?

Qué dolor del alma tener que pensar en que afortunadamente cuando Bolívar arribó a Haití no regían quienes ahora lo hacen en la patria que forjó el Libertador, pensándola como una “gran República de naciones”.

No quiero pensar en cosas tristes…; quiero seguir escuchando la bella música de Julián Conrado, quiero seguir “arando la paz”, haciendo “el canto de los pobres”, llevando su “mensaje fariano”, su “sueño bolivariano”, encendiendo “el candelón”, “cabalgando sobre el amor” y en mi “caleta de guerrillero” ahora, como en su “canto a Venezuela” seguir la huella de Baruta con el bravo pueblo venezolano, con el pueblo yendo por la ruta que lo condujo a ser liberado. Venezuela Venezuela linda, quisiera reiterar, bonita patria venezolana, y pensar en que libre ya de la corona gringa linda más linda eres soberana, y creer que con su presidente valiente quien con la espada de Bolívar con la misma gracia de Midas lo triste convierte en sonriente…

Cuanto anhelamos que Florentino termine venciendo al diablo y que no caiga su dignidad en la caldera del demonio norteamericano.

No quiero pensar en cosa tristes, ni siquiera en este junio que se tienden como camino en el que inexorablemente confluye el recuerdo de la muerte en combate de Christian Pérez, el juglar rebelde. Nada de tristezas, también los cantos y la poesía de Christian, amigo y hermano, artista guerrillero cuyo adiós de batalla se escuchó en las montañas de Colombia, acompañado de los tableteos de su fusil que como su guitarra también coreaban su inapagable trova de emancipación humana.

Un adiós efímero sin embargo es la evidencia de su partida entre la pólvora, porque cada día nos da la bienvenida con su voz que impregna de magia nuestro día a día guerrillero colmándonos de esperanza y certeza de la prolongación en el tiempo de aquellos nuestros que siembran su ejemplo para saciar nuestra marcha con sus dulces frutos de amor.

Sin duda, Christian hermano, “en las calles del futuro”, hemos de despertar temprano, sin gente desocupada, sin desempleo, sin más injusticias, con tus cantos resonando en las voces del pueblo; libres, sí, libres como el río Patía, que es un negro en rebeldía que rompió con furia las piedras; libres como su caudal que se esconde en la selva y la recorre cantando, y una guerrillera negra lo mira desde un barranco…
Christian, sí, hasta en el barro se inspira su corazón guerrillero.

Ahora lo evoco y pongo su voz en mi mente, lo escucho y repito su mensaje juglar: “Con las alas del silencio buscaste la distancia para quedarte solo apretando tu guitarra contra el pecho herido que al recordarla llora… Tanto amor hermano poeta; y tanto fuego insurgente: ya se escucha el grito paisa, ¡alisten la dinamita, échenle mano al fusil!; Dale duro que la vaina se prendió…; tanto fuego y tanta pasión: en cada marcha. Lo recuerdo contigo hermano: en lo apacible de un camino de la sierra, bajo la sombra de un gigantesco campano, en el descanso de una marcha guerrillera…; sí, cuando dejaste el temor y por fin la miraste: sus ojos, silenciosamente el agitado brillo de miles de espadas como los que vimos en los espejos alegres de las lagunas que hay al pie de la Nevada.

Otra vez el páramo solitario y los filos silbando sus piropos a la luna, y los indios sabios adivinando el amor en nuestros pechos, la pasión silenciosa como helecho que quiere a la quebrada, pero el cobarde no le dice nada.

Viejo Christian, aquí está tu canto a la madre del guerrillero, tu puño de ausencia rompiendo el tiempo, el sentimiento…, como una marcha de la humanidad en silencio sintiendo en el adentro la soledad; pero al final y siempre, en los colores de luna de tus recuerdos encontrando ganas para cantar.

Decías que en la distancia mueren los amores como las flores que no ven sol; luego te burlabas viendo la floración del alma. Amigo, hermano, si esta despedida la cantas llorando es que puñales cortan tu voz…; pero aún así, metiéndole al brete para que se concrete el plan, metiéndole duro al arte insurreccional.
Amigo, hermano, ya lo dijiste cantándole a la bella Deisy: si mataron la belleza, no mataron la esperanza, hasta ese lugar del alma, la bala de un fusil no alcanza.

No sé donde está Julián viejo Christian; pero sé que está, y con él, con su verbo en llamarada rebelde, desde el corazón de todos los combatientes y revolucionarios bolivarianos con decoro te cantamos:

Caíste, pero no caíste, feliz más alto has subido, si por la vida moriste, lo hiciste para estar más vivo;
Christian Pérez no se muere, su canción vivo lo tiene;
Christian Pérez no se muere porque su pueblo no quiere;
Desde la sierra Nevada mirando al mar, bajo la sombra de un gigantesco campano convoca al pueblo para que se alce a luchar y así realizar el sueño bolivariano;
Si por el río Magdalena sube y baja un pescador que va pescando poemas con su atarraya de amor, va cantando una canción de aliento a los oprimidos…;
Christian Pérez no se muere, su canción vivo lo tiene.
Viva la dignidad combativa de Julián Conrado, viva su verbo y su canción militante.
Viva la memoria de Christian Pérez, viva su poesía y sus melodías de libertad y amor.
Viva el arte comprometido con el pueblo.
¡Hemos jurado vencer y venceremos! Si te interesa el artículo...Pincha aquí

jueves, 16 de junio de 2011

Traición en revolución

Fredy Muñoz Altamiranda

Movimientos sociales y políticos del mundo han interpretado como una traición la entrega del director de ANNCOL a Colombia, por parte del gobierno venezolano. No es para menos. Las explicaciones tardías que han dado por semejante contradicción, han resultado peores que la entrega misma.

El presidente Chávez pidió a los manifestantes que quemaron muñecos del canciller y del ministro de comunicación, que lo quemaran a él y no a sus funcionarios. Entendió mal el mensaje, nadie quiere quemarlo, todos queremos una explicación.

Porque para eso nos hemos hecho revolucionarios, para “deshacer entuertos”, como diría El Quijote. Y porque en eso ha insistido el presidente Chávez en su largo discurso de once años: interpelar, indagar, preguntar, criticar, denunciar, reclamar, y todos esos verbos que aturden a burócratas y oportunistas.

Pero cuando lo hacemos, sus ministros corren a censurarnos, los funcionarios aguas abajo se pierden en contradicciones, y para ponerle una guinda a ese pastel, el propio presidente pide que lo quemen a él.

A estas alturas el hecho ya no necesita ser explicado: es una traición. Así lo entendemos quienes nos involucramos hasta la sangre con este proceso, porque lo creemos vital para los pueblos americanos, y lo necesitamos cierto, fortalecido; no torpe y confundido como luce.

Colombia en cabeza de la UNASUR, Porfirio Lobo tratado como un verdadero jefe de estado, y no como el usurpador que es, Venezuela alineada a la “guerra contra el terrorismo”, un espadachín del proceso bolivariano como Joaquín Pérez Becerra entregado a sus verdugos…

¡Cuántas contradicciones en tan poco tiempo! No nos hablen de “razones de estado”. Llevamos décadas escuchando lo mismo de uno y otro estado burgués, represor, genocida. Las “razones de estado” ofenden a la inteligencia, sublevan a los pueblos conscientes, y no hay promesa de vivienda, electrodoméstico barato, o aumento de sueldo que los calmen, hasta que se haya dado, precisamente una explicación diáfana, autocrítica y sustanciada frente a los errores.

Joaquín Pérez Becerra comenzó su vida revolucionaria muy temprano, fue defensor de los derechos de los indígenas del Cauca en Colombia, y ellos lo eligieron, en elecciones históricas, su representante.

Integró la plataforma democrática de la Unión Patriótica, una verdadera primavera política en los años ochenta, que surgió de la presión beligerante de las FARC a los gobiernos de derecha, y que permitió que se reformara una constitución anclada en un siglo de injusticias, para que los colombianos eligiéramos a nuestros alcaldes y gobernadores, antes seleccionados a dedo por el ejecutivo.

En sólo un par de años la Unión Patriótica se hizo con el treinta por ciento de los cargos elegibles en el país, y aquella explosión de conciencia comenzó a ser acallada a tiros. Joaquín vio morir a su esposa de entonces, sobrevivió a varios atentados contra su vida, hasta que alguien lo convenció de irse a Europa.

En el exilio hubiera podido optar por una vida tranquila, porque las migajas de la mesa del capitalismo en el primer mundo son generosas, y alcanzan hasta para subsidiar en parte la vida de los perseguidos por ese mismo sistema.

Pero Joaquín siguió la lucha, y desde Suecia denunciaba a diario en ANNCOL, un portal con más de 800 mil visitas diarias, toda la inmundicia del narco-capitalismo colombiano, de su clase política dedicada a entregar las riquezas nacionales, de sus paramilitares, testaferros armados de los terratenientes y las multinacionales.

ANNCOL es el muro de la Colombia nueva, la voz sin miedo de los que luchan de verdad, es el vivo temor de los opresores y de los asesinos de los pueblos, que se ven descubiertos, denunciados. Una página que ha soportado todos los embates y persecuciones de los organismos de inteligencia del mundo en su empeño por acallarla.

Ese era el trabajo de Joaquín en Suecia, mantener arriba ese estandarte donde el proceso bolivariano y sus pueblos son protagonistas diarios, todos los que lo conocíamos sabíamos eso, venezolanos, argentinos, colombianos, ecuatorianos, chilenos, panameños, hondureños, mexicanos, españoles, franceses, gringos conscientes, todos lo sabíamos.

Por eso el artículo que colgó la mala inteligencia burocrática que nos asiste, a nombre de un tal Maiza, preguntándose qué carajos venía a hacer Joaquín acá, nos parece menos que una ofensa, un mal chiste. ¡Pues Joaquín venía a seguir peleando! ¿Qué más iba a hacer un revolucionario?

¿Quién le dijo que viniera? Pues usted mismo presidente Chávez, cuando parafraseó alguna vez aquel grito heroico de que “¡Los que quieran patria, vengan conmigo!”. Y Joaquín vino, por eso es una traición que lo haya entregado.
Contenido completo Si te interesa el artículo...Pincha aquí

martes, 14 de junio de 2011

¿Hacia donde marcha la Revolución Bolivariana?

Roberto López Sánchez

La revolución bolivariana ha sido sacudida en los últimos meses por un radical giro de la política exterior del presidente Chávez, que ha modificado sustancialmente una serie de puntos programáticos que había enarbolado como política transformadora hacia Latinoamérica y el resto del mundo.

1.Desde finales de 2010 se restablecieron las relaciones diplomáticas con el gobierno colombiano, a partir del nuevo gobierno de Juan Manuel Santos. Al hacer esto, el gobierno bolivariano abandonó sus fuertes reclamos sobre la instalación de bases militares norteamericanas en territorio del vecino país, y se olvidó de la denuncia contra el Plan Colombia como mecanismo intervencionista gringo hacia el continente suramericano.

2. En la reciente entrevista Chávez-Santos en Cartagena, se reconoció al gobierno hondureño de Porfirio Lobo, nacido del proceso golpista contra Manuel Zelaya en 2009, y se legitimó a la vez a la OEA (al aceptar la reincorporación de Honduras), cuando en años recientes Chávez cuestionaba fuertemente la vigencia de ese organismo y proclamaba la necesidad de sustituirlo por una organización integrada sólo por países latinoamericanos.

3. La captura y entrega de Joaquín Pérez Becerra al gobierno de Santos, unida a la reciente captura de Julián Conrado, echa por tierra los principios socialistas más elementales y coloca al gobierno bolivariano como parte integrante del mismísimo Plan Colombia en su objetivo por aniquilar las fuerzas revolucionarias que existen en el hermano país. La acción de captura de ambos, junto a otras decenas de revolucionarios colombianos deportados en años anteriores, se produjo mediante la acción “conjunta” de los cuerpos de inteligencia de ambos países, como lo ha declarado el propio presidente Santos (y no ha sido desmentido por la parte Venezolana). Esto significa que Venezuela hace trabajo en común con cuerpos de inteligencia que son controlados por la CIA y el MOSAD, y que son objetivamente enemigos declarados de todo proceso revolucionario socialista en cualquier parte del mundo.

Las consecuencias de estas acciones tomadas por el gobierno de Chávez se manifestarán durante bastante tiempo, pues no son simples medidas coyunturales sino un cambio general del programa político que hasta ahora enarbolaba Chávez.

La entrega de los revolucionarios colombianos al régimen proyanki de Santos implica, en este aspecto de las relaciones internacionales, el abandono de la política socialista y la conversión del gobierno de Chávez en una pieza más de los planes que la oligarquía neogranadina y el imperio desarrollan desde el territorio del país vecino para acabar con las organizaciones revolucionarias colombianas y preparar futuras agresiones contra los procesos de cambio que se suscitan en todo el continente latinoamericano.

LA ENTREGA DE GUERRILLEROS AL GOBIERNO DE SANTOS ES EQUIVALENTE A QUE EL PRESIDENTE ALEJANDRO PETIÓN (EN HAITÍ) HUBIERA CAPTURADO A SIMÓN BOLÍVAR Y LO ENTREGARA A LAS AUTORIDADES ESPAÑOLAS (en vez de prestarle la solidaridad que permitió las expediciones de Los Cayos en 1816 y el reinicio de la lucha armada independentista luego de la pérdida de la Segunda República en 1814). O que el gobierno mexicano hubiese capturado en los años 50 a Andrés Eloy Blanco y lo entregara a la dictadura de Pérez Jiménez. O que en la Venezuela del siglo XIX hubiesen capturado a José Martí y lo entregaran al colonialismo español que dominaba Cuba.

LA LUCHA ARMADA NO DEBE SER CONSIDERADA “TERRORISMO”. HABRÍA QUE CAMBIAR NUESTRA HISTORIA Y DENOMINAR TERRORISTAS A BOLÍVAR Y DEMÁS PATRIOTAS.
Uno de los cambios de la política bolivariana se refiere a dejar de reconocer la legitimidad de la lucha armada como forma de lucha de los pueblos para conquistar su libertad. La lucha armada que desarrollan en Colombia organizaciones como las FARC y el ELN ha pasado a ser considerada por el gobierno de Chávez como “acciones terroristas”, calificando como tales a los miembros de dichas organizaciones revolucionarias.

Pero la lucha armada sigue teniendo plena vigencia histórica, y para no abundar en elucubraciones teóricas, basta con observar la rebelión de los pueblos árabes, en donde las negativas de las élites dictatoriales a dejar el poder está abriendo paso a confrontaciones armadas que configuran prácticamente guerras civiles (como ocurre por ejemplo en Yemen).

En Venezuela prácticamente todos los grupos que han gobernado desde la independencia han recurrido a la lucha armada popular como mecanismo para conquistar el poder político, incluido aquí el propio Chávez, que organizó dos rebeliones militares contra gobierno electos “democrática y constitucionalmente”. José Antonio Páez, José Tadeo Monagas, Antonio Guzmán Blanco, Cipriano Castro, Juan Vicente Gómez, Rómulo Betancourt, fueron todos caudillos populares que en su momento lideraron insurrecciones armadas de fuerzas populares con objetivos revolucionarios (por lo menos, en lo declarativo).

La izquierda revolucionaria también recurrió a la lucha armada en los años 60, en medio de procesos políticos que en otros países conquistaron triunfos históricos, como en Cuba en 1959 y en Nicaragua en 1979. El que hayan fracasado experiencias como la de los Tupamaros en Uruguay (el actual presidente José Mujica fue líder de ese grupo guerrillero), o la propia lucha armada venezolana, no quitan legitimidad histórica a esos esfuerzos por alcanzar una sociedad más justa.

Es peligroso considerar que quienes obtienen triunfos políticos y alcanzan el poder ya sea mediante elecciones o acciones armadas tienen la razón histórica de su lado, y quienes fracasan simplemente no interpretaron el momento y su programa político estaba “desfasado” del sentir popular. La marcha de la historia no siempre le da la razón a quienes profesan las ideas justas y los programas políticos transformadores. Hemos visto como proyectos muy acertados en lo sociopolítico han sido aplastados por las fuerzas de la reacción burguesa, como ocurrió con la Revolución Española en los años 30 del siglo XX, con la experiencia allendista en Chile, o el destino de revolucionarios insignes como Francisco de Miranda, Emiliano Zapata, Pancho Villa, Augusto César Sandino, Farabundo Martí, Ernesto Che Guevara.

Si la razón histórica se midiera por los triunfos políticos, pues Rómulo Betancourt sería el gran paradigma a seguir en Venezuela, y tendríamos que descartar los aportes de personajes como Salvador de la Plaza, Rodolfo Quintero, Gustavo Machado, Argimiro Gabaldón, Simón Sáez Mérida y demás “fracasados” de la izquierda venezolana.

Los triunfos electorales del presidente Chávez, si bien han modificado las relaciones de poder dentro de Venezuela y el resto del continente latinoamericano, no implican que de una vez haya que considerar como “fracasadas” todas las otras formas de lucha que se diferencien de la estrategia que el chavismo ha utilizado desde hace 12 años. La historia no se desenvuelve en una o dos décadas, y la derrota de la burguesía, tanto nacional como internacional, sólo será posible mediante una larga confrontación que además debe ser continental y mundial, no circunscrita exclusivamente al territorio venezolano. Si los triunfos políticos determinaran la justeza de un programa, pues habría que respaldar a la burguesía, si consideramos la historia reciente en la cual han fracasado y colapsado casi todas las experiencias socialistas en el mundo.

Las potencias imperialistas califican de terroristas a los movimientos revolucionarios que luchan contra gobiernos aliados a ellos, y llaman “luchadores por la libertad” a las organizaciones armadas que se enfrentan a gobiernos antiimperialistas. Sucede esto en la Libia actual, pero ha pasado antes en la Nicaragua Sandinista de los años 80, en el Afganistán de los 80 y 90, en Chechenia y otras regiones musulmanas de Rusia, en Kosovo y muchas otras regiones del planeta. Si los imperialista lo hacen, porqué nosotros no podemos hacerlo, en sentido contrario, reivindicando a los verdaderos luchadores por la libertad como revolucionarios, y llamando mercenarios a esas organizaciones fabricadas con dinero imperial que combaten para evitar el desarrollo de revoluciones socialistas y nacionalistas en el mundo.

EN UNA REVOLUCIÓN, LAS RAZONES DE “ESTADO” LAS DECIDE EL PODER POPULAR Y NO LA BUROCRACIA
El gobierno bolivariano ha justificado la deportación de revolucionarios como derivadas de “razones de Estado”. Pero resulta que ese argumento sólo funciona dentro de un estado burgués. Un gobierno revolucionario no puede utilizar “razones de estado” desconocidas para la población, no puede recurrir a la “diplomacia secreta” propia de los países burgueses e imperialistas, para justificar acciones difíciles de encajar en el programa socialista bolivariano.
Si las razones de estado se deben a la búsqueda desesperada de la “aprobación” o “visto bueno” del imperio para evitar sanciones como las tomadas por la ONU contra Libia, creemos que difícilmente se puede creer en la palabra de los imperialistas y en los acuerdos con la oligarquía colombiana. En la actual “luna de miel” con el presidente Santos no hay garantías verdaderas, no hay certezas ni siquiera medianas, acerca de que la conducta de la burguesía colombiana se haya modificado con relación a la revolución bolivariana. Para Santos es simplemente una cuestión de acumular fuerzas y esperar mejores momentos para agredir a nuestro proceso revolucionario. De eso no tenemos ni sombra de duda. Igual sucede con los Estados Unidos. Si ahora están muy ocupados con la rebelión árabe, el ataque criminal contra Libia, y la crisis económica profunda que sacude a Europa y USA, se volverán contra nosotros apenas vean la posibilidad de acabar de una vez con un proceso que sólo les trae problemas y que construye enemigos antiimperialistas por toda NuestrAmérica.

Kadafi desarrolló en la última década una política de apertura política hacia las potencias occidentales. Acuerdos con la Francia de Sarkozy, con la Italia de Berlusconi, con las multinacionales del G-7, no han impedido los brutales bombardeos que cada día asesinan a decenas de ciudadanos en Trípoli y otras ciudades Libias. Kadafi también aplicó por décadas la política de capturar y entregar a los pro-occidentales a combatientes de la causa nacionalista árabe, muchos de ellos de tendencia comunista. Ocurrió en 1971, cuando el carismático jefe del Partido Comunista sudanés, Abdel Khaleq Mahjub, que había buscado refugio en Libia, fue entregado, atado de pies a manos, al presidente Numeiry de Sudán (pro-occidente), contribuyendo a la aniquilación del mayor partido comunista del mundo árabe para ese momento. En 1978, el jefe espiritual de la comunidad chiíta libanesa, el imán Mussa Sadr, desapareció misteriosamente al final de una estancia en Trípoli, durante el apogeo de la guerra del Líbano, decapitando al primer movimiento militante chiíta de los países árabes (Amal).

Si las razones de estado tienen que ver con el narco Makled, pensamos que ha sido también una muy mala decisión, pues desvía el rumbo de la revolución, destruye alianzas con fuerzas revolucionarias a nivel internacional, sin tener garantía alguna de que las supuestas denuncias de Makled contra funcionarios del gobierno bolivariano no hayan sido ya recogidas por instancias del imperio (como se ha afirmado públicamente, que funcionarios estadounidenses interrogaron a Makled antes de que este fuera entregado a Venezuela). En todo caso, la entrega de un narcotraficante jamás podrá equipararse a la entrega de un revolucionario, por más que intenten calificarlo de terrorista.

Cuando el gobierno venezolano se deja llevar por el “código rojo” de Interpol, se está subordinando a un esquema policial internacional controlado totalmente por el imperialismo. En un futuro no dudamos que muchos funcionarios del gobierno de Chávez podrán ser acusados también de terroristas por las fuerzas imperiales y los colocarán en el código rojo de Interpol. Incluso muchos activistas de la solidaridad internacional con la lucha colombiana, de diversos países del mundo, podrían ser reclamados por el gobierno criminal de la oligarquía santanderista, como ocurre actualmente cuando el gobierno de Santos reclama a Chile la captura y deportación de un ciudadano chileno al que acusan de haber estado en el campamento de Raúl Reyes. Con este mecanismo del código rojo usado como justificación para las deportaciones de revolucionarios a Colombia, EL TERRITORIO VENEZOLANO SE CONVIRTIÓ EN UN ESPACIO SUMAMENTE PELIGROSO PARA LOS REVOLUCIONARIOS DE TODO EL MUNDO.

Cualquier activista mundial que visite Venezuela podrá ser requerido por la justicia Colombiana, y el gobierno de Chávez “cumplirá con su deber” de capturar y entregar al “terrorista” solicitado. Estas “razones de estado” que aducen Chávez, Maduro y demás altos funcionarios del gobierno bolivariano no tienen sustento alguno en términos de política socialista y revolucionaria. Sólo sirven como la justificación que puede alegar un gobierno burgués del montón, como tantos que han existido en Venezuela y en toda Latinoamérica.

LA ENTREGA DE REVOLUCIONARIOS A COLOMBIA NO APORTA VOTOS PARA EL 2012.
Para un gobierno como el de Chávez, que ha introducido tantos cambios positivos en las relaciones internacionales del continente, favoreciendo el crecimiento de las fuerzas nacionalistas, antiimperialistas y socialistas que se enfrentan a la dominación imperial, resulta totalmente contradictorio el asumir ahora posiciones como las que tratamos aquí. No existe incluso una situación extrema de peligro inminente que pueda argumentarse en cuanto a la solidez del proceso revolucionario. El mismo proceso electoral de 2012 puede debilitarse por el desarrollo de estas políticas tan contradictorias y antagónicas con lo que venía siendo la revolución bolivariana.

Si es en número de votos, estamos seguros que la revolución bolivariana no gana ni un solo voto por entregar revolucionarios al gobierno colombiano, ni por reconocer al gobierno golpista de Porfirio Lobo y admitir el reingreso de Honduras a la OEA. Más bien, tal vez los pierda, aunque no sean muchos.

¿CUAL DEBE SER LA CONDUCTA DE LOS REVOLUCIONARIOS ANTE ESTA SITUACIÓN?
• Mantener una crítica profunda y decidida, en términos revolucionarios, contra las equivocadas políticas aquí mencionadas que viene implementando el gobierno de Chávez.
• Exigir y presionar para que todos los revolucionarios en cargos principales del gobierno bolivariano asuman públicamente estas posiciones críticas. No se concibe que quienes participaron en la lucha armada venezolana se callen ahora ante la deportación de revolucionarios a Colombia, por el simple hecho de mantener un cargo burocrático en el Estado.
• Enarbolar la consigna de la gran marcha contra la criminalización de las luchas populares realizada el 7 de junio en Caracas, en donde se exigió el respeto a las críticas revolucionarias y el cese a la censura mediática para quienes critican al gobierno desde las filas del movimiento popular.
• Existen algunas cuestiones más de fondo, como la militancia dentro del PSUV, la participación en el Polo Patriótico, el tipo de relación política entre los movimientos sociales, el Estado y la dirigencia chavista, que deben seguirse debatiendo en cada colectivo y tomar las decisiones que al respecto crean más convenientes.
• Lo que nunca ha estado en cuestionamiento es continuar con una política revolucionaria desde los movimientos sociales organizados, trabajadores, campesinos, pobladores, estudiantes, profesionales, buscando la profundización del proceso revolucionario, combatiendo a los capitalistas y a los burócratas. EL MOMENTO HISTÓRICO QUE SE PRESENTA EN VENEZUELA, AMÉRICA LATINA Y EN TODO EL MUNDO, EXIGE LA ORGANIZACIÓN Y FORTALECIMIENTO DE LAS FUERZAS POPULARES REVOLUCIONARIAS PARA AFRONTAR LA OFENSIVA DEL IMPERIALISMO GLOBALIZADO QUE PRETENDE ACABAR CON TODAS LAS FORMAS DE RESISTENCIA DE LOS PUEBLOS E IMPONER UN CAPITALISMO AÚN MÁS SALVAJE Y EXPLOTADOR. Si te interesa el artículo...Pincha aquí

lunes, 6 de junio de 2011

No seremos cómplices

Asociación de Asuntos Humanitarios
PATRIA ES SOLIDARIDAD

Denunciamos la sistemática violación al debido proceso del cantor de la revolución Guillermo Enrique Torres Cuéter (Julián Conrado)

Que paso con lo que enseñó Bolívar
el pueblo exige una explicación.

Fragmento de canción de Julián Conrado

Como Defensores de los derechos humanos de las personas privadas de la libertad por motivos políticos, la Asociación de Asuntos humanitarios PATRIA ES SOLIDARIDAD, exhortamos al ejecutivo nacional, autoridades judiciales, policiales y a todas las autoridades competentes a respetar los derechos humanos y el debido proceso al Guerrillero de las FARC-EP y artista revolucionario Guillermo Enrique Torres Cuéter (Julián Conrado), hoy prisionero de guerra capturado por el Estado venezolano.

Exigimos información clara y precisa sobre los hechos que rodearon su captura, las condiciones en las que se encuentra y todo los referente a su asistencia jurídica y visita de familiares, como reza el artículo 44 numeral 2 y el artículo 49 de nuestra constitución.

Le recordamos a las autoridades venezolanas que siempre han pregonado la defensa de los Derechos humanos y la solidaridad internacionalista, que la garantía universal e indivisible de los derechos humanos, está consignada en el preámbulo y el artículo 2 de nuestra constitución bolivariana como principio inviolable que garantiza el estado de derecho.

Hasta ahora lo que demuestran los hechos es que se repite la triste experiencia de hace apenas unas semanas con el comunicador social Joaquín Pérez Becerra, a quien se le violaron todos los protocolos del derecho nacional e internacional y hasta la misma constitución venezolana.

Alertamos a todo el movimiento social y revolucionario de Venezuela y del mundo que en estos momentos hay un nuevo asalto de los principios humanitarios y de toda la legalidad, pues es toda una incógnita el paradero, salud, y situación jurídica del ciudadano Guillermo Enrique Torres.

PATRIA ES SOLIDARIDAD, siempre hemos sido defensores en primera línea de este proceso revolucionario, ante las agresiones políticas que desde Colombia se han orquestado para desestabilizar y echar por la borda todas las conquista de esta revolución, que hasta hace poco se perfilaba como vanguardia en la construcción de la patria grande y el socialismo, sin embargo, no podemos dejar pasar de lado estos indicios de alineamiento a la políticas de gobiernos, que como el de Juan Manuel Santos, representa el terror del paramilitarismo, los falsos positivos, la desaparición forzada, el desplazamiento, las fosas comunes, lo hornos crematorios y demás crímenes de lesa humanidad en esta parte del continente.

No entrometerse en la política interna del gobierno terrorista colombiano es una cosa muy distinta a convenir con él para perseguir y criminalizar a la oposición política del estado más cuestionado en toda América por su haber político y criminal.

Nosotros, si bien hemos tomado partido por la defensa de la admirable revolución bolivariana, no podemos ser cómplices de lo que definitivamente se convirtió en una política de estado contrarrevolucionaria. Ese juego no lo jugaremos.

Todavía estamos como muchas organizaciones y luchadores sociales, a la espera de una rectificación sobre el caso Joaquín Becerra, pero además hacemos un segundo llamado: no entreguemos a “Julián Conrado” todos sabemos que lo que le espera en Colombia es reja y garrote y después extradición a los Estado Unidos, para así golpear su moral de combatiente revolucionario.

La guerra del Estado colombiano contra su pueblo, es real, ahí están los 6.000 militantes asesinados de la Unión Patriótica y la cuenta sigue, no ayudemos a seguir masacrando a este pueblo, no seamos verdugos de nuestros propios hermanos.

Podrán encadenar nuestras manos, pero nunca nuestros sueños de justicia y libertad.

Colombia, mas de 7500 prisioneras y prisioneros políticos, prueba objetiva de un conflicto social político y armado.



Caracas, 04 de Junio del 2011 Si te interesa el artículo...Pincha aquí

Hugo Chávez: "Detuvimos al rebelde Julian Conrado cumpliendo con nuestra obligación, y seguiremos haciéndolo"

Kaosenlared/Agencias

El presidente Hugo Chávez afirmó el jueves que su gobierno no permitirá la presencia en el país de ningún cuerpo armado y que la reciente captura de un alto miembro de las FARC tiene que ver con el "nuevo clima que hay entre los gobiernos de Colombia y Venezuela''.
"No podemos permitir la presencia en Venezuela de ningún cuerpo digamos armado o no pero que esté fuera de la ley'', dijo Chávez a la prensa al referirse al arresto el lunes de Guillermo Torres Cueter, alias "Julián Conrado''.

Chávez afirmó, poco antes de recibir en el palacio presidencia al ex mandatario Luiz Inacio Lula da Silva, que Venezuela realizó la detención del rebelde "cumpliendo con nuestra obligación y seguiremos haciéndolo y estoy seguro que del lado de allá (Colombia) también''.

"Nosotros hemos dicho a las fuerzas guerrilleras colombianas, a las fuerzas paramilitares colombianas, al narcotráfico de donde sea... que Venezuela tienen que respetarla'', precisó.
El mandatario defendió las detenciones de rebeldes colombianos asegurando que Venezuela lo que hace es en "cumplimiento de los acuerdos internacionales''.
"Son asuntos de Estado, y yo hago votos para que se mantengan las buenas relaciones políticas, económicas, sociales entre dos pueblos que somos hermanos'', acotó.

Chávez dijo que esperaba que su colega colombiano Juan Manuel Santos "cumpla con su compromiso'' y envíe a Venezuela a dos ayudantes del presunto narcotraficante Walid Makled quienes fueron capturados el mes pasado. Makled fue extraditado el mes pasado a Caracas.
El mandatario también se refirió al empresario Pedro Carmona, quien gobernó de manera interina Venezuela durante el fallido golpe del 2002 y se asiló en Colombia ese mismo año, e indicó que confía en que el gobierno de Santos no permitirá ``conspiraciones contra Venezuela en territorio colombiano''.

En Colombia, el director de la Policía Nacional, general Oscar Naranjo, informó que pagará una recompensa a un informante que aportó datos clave para la captura de Torres Cueter.
"Estamos evaluando el pago de una recompensa a un informante, todavía no tenemos el monto definido'', dijo Naranjo, sin ofrecer otros detalles sobre esa persona o cómo se dio el intercambio de datos entre las autoridades de ambos países para ubicar a Torres Cueter.
Naranjo explicó, en una conferencia de prensa en el comando policial, que aún se analiza si Torres será deportado o expulsado desde Venezuela a Colombia, pero que esperan que el procedimiento se dé en los próximos días. Si te interesa el artículo...Pincha aquí

jueves, 2 de junio de 2011

¿Otra entrega? No a la entrega de Julian Conrado

Sulata Taruka-Madre colombiana -sobreviviente de la Unión Patriótica

"Los que hacen las revoluciones a medias, no hacen más que cavar sus propias tumbas"
(Consigna del Mayo francés)

¿Entregarán a otro luchador social? Gobierno Bolivariano: una razón de Estado no es compatible con la construcción de la Patria Grande Bolivariana. Hoy se acaba de aprobar en el Congreso de la República de Colombia la Ley de Seguridad Ciudadana que consiste en criminalizar más la protesta social. Se dará cárcel por más de 4 años a quienes bloqueen vías públicas; se arrestarán y judicializarán a adolescentes (estudiantes), se perseguirá implacablemente desórdenes callejeros. Que tome nota el comandante Chavez. Ya no podremos ni indignarnos en Colombia porque nos encalabozan por años. La peor dictadura de América Latina, la de 57.000 NN -cadáveres sin identificar-, la de 7.500 presos politicos en condiciones degradantes, la de fosas con miles de desaparecidos. La República Bolivariana, ¿seguirá su "compromiso inquebrantable contra el terrorismo", del que nos acusan a los campesinos, indigenas, trabajadores, estudiantes, profesores, artistas, intelectuales, rebeldes? Más de 6.000 NN corresponden a cadáveres de niños, niños que no pudieron desarrollar una vida digna porque el Estado terrorista de Colombia lo impide. El mundo está alrevés; los sensatos de Colombia esperamos que el compromiso del Gobierno Bolivariano sea contra el Terrorismo de Estado de Colombia, no contra los oprimidos y perseguidos y sobrevivientes de este remedo de Nación.

Algo huele mal. Informan en un comunicado que ya está en desarrollo la deportación de Julian Conrado, el cantante de la insurrección legítima. ¡ Qué celeridad ¡ Ni los gobiernos europeos más lacayos y racistas contra los "sudacas" actúan con tanta premura. Son más generosos; al menos dan café y permiten abogado defensor. Algo no cuadra en el mapa de la ideología emancipadora. Además, dicen que hubo seguimiento de "inteligencia" colombiana; fue una operación conjunta. O sea, no hubo soberania en la captura de Julian. ¿Hay una estrecha colaboración entre policia venezolana y colombiana para perseguir a rebeldes? Y Santos se salta los canales protocolarios y se jacta en twiter "el presidente Chávez prometió enviármelo", como para amarrar al comandante, que no se le vaya a torcer. ¿Que está pasando? Esto es de pelicula de terror. Y para acabar de completar, que a Conrado, una vez lo reciba la jauria institucional colombiana, lo empacan via EEUU, el mayor Estado criminal y terrorista del planeta, para que alli se caguen, orinen, escupan, grilleteen, encadenen, den una hora de sol, humillen, a un ser en rebelión contra un canalla sistema de exterminio. Yo no entiendo qué revolución está haciendo Venezuela. Si la sostiene a medias está cavando su propia tumba. Porque a medias tintas, los resultados se estallan, las paredes se derrumban, el cemento de mala calidad se cristaliza.

Que a Simón Trinidad lo hayan capturado en Quito con la complicidad de un gobierno infame (el anterior a Rafael Correa) vaya y venga. Pero que capturen y entreguen en plazos record a uno y otro y otro en un pais que dice ser revolucionario, esto no lo entiendo. La política antiterrorista la dictan y la hacen los verdaderos terroristas contra los pueblos indignados y alzados del mundo. Prestarse para cumplir esa politica es equipararse al agresor, es igualarse al violento dictador de las politicas económicas, financieras y sociales que llenan de muerte y dolor a los ninguneados. Hay muchas formas de ser servil a la injusticia capitalista. Una de ellas es aceptar el sistema de justicia clasista-represiva-vengativa internacional. La justicia mundial es la guerra declarada al pobre, para que el rico viva tranquilo y seguro. La justicia es una ilusión en la que atrapan como perros de presa a todos los miembros serviles de los sistemas judiciales de los paises. Es una justicia del rico propietario, contra el pobre desposeido. Que en esta trampa estén los idiotas útiles, se entiende; pero que también lo avale un gobierno que se dice revolucionario...¡ Uff ! ¿Revolucionario de qué? Si el capitalismo sigue campante saqueando, robando la plusvalia obrera. Si los inquisidores mediáticos tienen patente de corso para despedir a periodistas consecuentes con las luchas de los pueblos hermanos. ¿Cuál revolución? ¿Si las estructuras de este sistema depredador no han sido siquiera tocadas?

Algo huele mal. El gobierno norteamericano felicita al Comandante por haber entregado al perseguido politico Perez Becerra; y a escasas semanas le sanciona a PDVSA. Y en Bogota siguen tramando y conspirando contra Caracas, y al pueblo colombiano le siguen lavando el cerebro para que odie más a Chávez y a la Revolución Bolivariana. Ningún periódico colombiano habla bien de ustedes. Tome nota comandante. Cuando ataquen a Venezuela, el principal frente abastecedor de los agresores va a estar en Colombia; hay millones entrenados mentalmente para hacerlo. Los únicos que van a ofrecer sus cuerpos, su entereza, su gallardia, su dignidad y coraje para defender la Revolución Bolivariana van a ser los guerrileros de las FARC, del ELN, los periodistas alternativos dignos y valientes (sobrevivientes de la Union Patriotica), los estudiantes con conciencia, las madres que hemos perdido a nuestros hijos de manos del Estado Paramilitar Colombiano, los trabajadores ávidos de justicia. De su "nuevo mejor amigo" sólo espere traición, y manipulación a través de twiter.

Ni Rusia comunista, ni Cuba socialista, entregaron rebeldes internacionales. Porque no aceptaron el desigual y absurdo sistema de justicia mundial. Porque entienden que eso es una farsa para reducir a los hombres y mujeres con conciencia de humanidad y libertad. Porque saben que las impuestas reglas juridicas son el mejor instrumento para asegurar la dominacion y la explotacion económica. Al hacerle el juego al sistema corrupto de Interpol (al servicio de los poderosos) se está engrosando el número de presos políticos en Colombia. Se está siendo cómplice del provocador y violento trato a éstos. Eso quedará registrado en la historia, y ésta no absolverá. La protección al débil y caído en desgracia es la ternura de los pueblos, es la solidaridad revolucionaria, es la auténtica revolución. El juego politico con la OEA y esas instancias caducas, es legitimar la burla leguleya hacia los pueblos oprimidos. La politica se hace con los pueblos perseguidos no con los dirigentes corruptos, gánsteres con poder.

Entregar el músico de las FARC es enjaular un pájaro que alegra una selva inmensa con su alegre canto. Si te interesa el artículo...Pincha aquí