hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

lunes, 25 de abril de 2011

El arte requiere voluntades políticas

Con la pieza “Hombres del mar” instalada en el malecón de Punda. Augusto Acosta honra la comunidad pesquera de Porlamar y Nueva Esparta, apuntalando hacia la transformación urbana – cultural de la isla que necesita el equilibrio entre lo tradicional y lo contemporáneo.

CARLOS PAUL ALFONZO VENEGAS

“Esta obra surge como encuentro, aprovechando la oportunidad favorable que coincidió con la construcción del Malecón de Punda, y toda la transformación con valor agregado al mercado turístico municipal de pescado de Porlamar.

Augusto Acosta siente orgullo y beneplácito por la buena voluntad y feliz culminación del proyecto inaugurado el pasado 28 de marzo, en el área costera mencionada.

‘Se trata de un homenaje a los pescadores representado con esta tribología de figuras: una familia de pescadores con predominación de la madre, La propuesta es una contextualización de mi obra y celebra los 475 años de la ciudad de Porlamar. En verdad que me felicito y felicito a los que aprobaron este proyecto”.

Acosta lleva varios años trabajando con la gente del mar y en relación del mar. La pieza es la cuarta a escala urbana con esta técnica y materiales que realiza Augusto en la isla.”El nacimiento de los Robles” (Natividad Festiva 2000), ‘El Caballo” (Entre mantras te veas” homenaje a Juan Loyola, c/c Jumbo), ‘Hombres de la tierra” (Avda. Aldonza Manríquez) y “El pez nuestro de cada día” que fue realizado en suelo margariteño pero actualmente se encuentra en Chile.

Se trata de una “cachua” y está instalada en el puerto más importante del pacifico sur, Talcahuano, (Región del Bio Bio del gran Concepción, Chile). Por coincidencia la obra también está frente al mercado de pescado de la ciudad, como aquí en Punda (detrás de la calle marina con Meneses).

El escultor comento que toda escultura urbana por sus dimensiones exige una estrategia de taller, “Hombres del mar” lo considero un performance por el lapso de tiempo transcurrido entre la fecha de aprobación de la propuesta y la fecha de entrega, quince días de trabajo duros. La inauguración estaba pauteada para el día 26, pero por las lluvias y las contingencias extra culturales se pospusieron para el día 28”

Política de proyección Cultural. Al parecer de Acosta las obras urbanas como esta requieren de la voluntad política y toma de decisión de personeros púbicos. “aquí en nueva Esparta se concilian y confrontan dos visiones, la política de uso del arte para fines proselitistas o las del arte con objetivos de cambio y calidad de vida.

‘Creo que en las últimas tres decadadas el tema central del desarrollo de la isla se debate entre lo tradicional y lo contemporáneo.”; el de los continuadores permanentes que permiten que las cosas estén como estén y el de los innovadores que aspiramos que las cosas cambien. Debe haber conciliación entre lo tradicional y lo contemporáneo”.

Acosta apunto a la reivindicación de los pescadores en este proceso cultural de transformación: “permanecen y son una del as cuatro patas de la mesa de producción en nueva Esparta” (quizás la más importante). además de proyectar su arte como pescadores artesanales. “La vía de mayor equilibrio que tiene el ser humano en convivencia con la naturaleza, la practican los pescadores artesanales”.

El artista indico su convivencia con los pescadores y las luchas ambientalistas hechas a través de los anos transcurridos, Hay casos emblemáticos como el caso de puerto Moreno, bahía de Manzanillo o el Tirano. “Creo que esta relación de luchas y convivencias solidarias también permiten contextualizar mi obra”.

“Así mismo el fenómeno de la globalización y la superpoblación de nuestras ciudades, son puntos a tomar en cuenta en la participación de las artes en el desarrollo urbano”.

“En estos últimos años se gira la orientación de las ciudades con la construcción de centros comerciales desde un solo sentido, la plusvalía de los terrenos. Hace falta volver a los parques, darles espacios vitales a nuestros niños. Aquí todos los años se habla del parque “Joaquín Maneiro” y aun no existe!”

El escultor, no obstante, considero la remodelación del malecón de Punda como algo positivo y que podría dar el inicio de una movida a favor de la cultura.

“Tenemos once municipios, Mariño tal vez puede liderar o ponerle ritmo a una política cultural de reivindicación que en este caso tiene a los pescadores como contexto. Si queremos insistir en Porlamar como destino turístico, debemos crear bulevares, malecones, plazas, junto a la urgente necesidad de arborizar la ciudad. Porlamar tiene que mirar al mar, y con esta pieza me siento participe de este viraje de la ciudad contemplando su borde costero. “

“Hacemos del arte algo para todos, o quedara distante, ajeno, sin raíces que nos identifiquen; este reto requiere romper cercos. Afortunado el alcalde visionario que abra espacios con este fin”.







PIEZAS DE AQUÍ Y DE ALLA. . . pero en la isla.

Jorge Augusto Acosta nació en La Paz, Bolivia. Estudio en Viña del Mar y Concepción de Chile. Desde 1976 reside en Margarita. Posee como disciplina diaria dibujar, pero la escultura lo atrapo al realizar su primera pieza en el paseo Guaraguao (Complejo Cultural Rómulo Gallegos) en 1977. Entre sus obras reconocidas se rencuentra” Cachama” (salón Fondene 1978), ‘Génesis” (premio Luis Beltrán Prieto Figueroa 1985), “la noche esta estrellada” (premio Francisco Narváez Fondene 1986).

“Acosta, felicito a los pescadores, a la nueva generación de constructores y autoridades políticas que permiten abrir caminos al arte margariteño”







Recuadro:

Orígenes de una poesía

“Hombres del mar” es una pieza en hierro de diferentes calibres (10, 12,16 y 25 mm de espesor), que se realizo mediante la técnica de corte oxigeno – propano y soldadura de alta penetración. Su altura es de 4,60 mts por 2,80 mts de largo y 0,60 mts de fondo. “la escultura como arte es un complejo emocional, es una disciplina muy completa, un juego directo con el espacio. Es un reto formal de alta exigencia donde se involucran el manejo conceptual, la idea que es el origen de una poesía, y el ritmo que te tienes que exigir para poder transformar y dar vida al objeto – cuerpo que te comprometes a realizar”, indico Acosta.

Confesó que en su caso personal, cada obra que realiza es un taller de esta manifestación artística. “trabajo 70 % empírico; primero la forma luego viene la exigencia de materiales, el estudio de lo constructivo y el reto que cada pieza exige. El restante 30 por ciento lo representa la observación, conversaciones con las partes involucradas en el tema, visitas a talleres, uso de herramientas y temas de investigación de las artes”.

En los últimos anos las obras de Augusto se basan en dos materiales específicos, hierro y fibra de vidrio que pertenece a los polímeros. Además maneja el pequeño y mediano formato. No obstante, “Hombres del mar” es distinta, “es un orgullo exhibirla en honor a los pescadores de aquí. Creo que la obra gana su espacio en razón de su contextualización, mas allá de cualquier intención…”

La figura femenina representa la abundancia en la pesca de la isla.