hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

miércoles, 22 de diciembre de 2010

En el Juicio Yukpa se desmorona el abogado de los ganaderos

Sociedad Homo et Natura

Varios factores conspiran en el simulado juicio contra la libertad de los tres dirigentes yukpa detenido en la Cárcel Nacional de Trujillo. Existen en el triángulo Gobierno, ganaderos y yukpa afectos al Gobierno o controlado por ganaderos de GADEMA tres fuerzas reaccionarias que pretender consumar el plan gubernamental/ganadero montado desde el martes 13 de octubre de 2009 en la Sierra de Perijá: condenar a Sabino y Alexander.
La entrada al juicio del odiador de indios Alfonso Chacín abogado de los ganaderos de Machiques y ahora de Olegario Romero Romero le dio un tinte mafioso y de violencia extrema al juicio monitoreado por el Ministro de Relaciones del Interior y Justicia y la Fiscal Nacional.
 Su burda estrategia, apoyada por el perseguidor de indios Américo Rodríguez Fiscal Nacional con pasantía por Machiques, consiste en preparar a los testigos para echarle la culpa a Sabino. Al caérseles los testigos y por tanto la estrategia ganadera, el derrotado Chacín apela a su segundo plan: negociar con los abogados Colmenares y Galindo la libertad de Olegario conjuntamente con la de Sabino colocando ahora a Alexander Fernández Fernández como el culpable de todo, al fracasar en esta delictiva y deshonrosa propuesta, denunciada públicamente por la ONG Sociedad Homo et Natura, no le quedó al abogado Chacín otro camino que apelar a su violencia ganadera.
Desde las tres últimas audiencias realizadas, la familia y Olegario mismo comienzan a mirarlo con preocupación, y es en este escenario para ocultar su incompetencia y falsas promesas a los familiares apela a su tercer plan: el culpable de todo los que está pasando es Lusbi Portillo y los familiares de Sabino.
Se inicia de inmediato las alzadas de voz y los gritos de Chacín a la defensa de Sabino y Alexander, los incumplimientos de las entregas de cuajadas y quesitos perijaneros prometidos al personal subalterno del circuito que le facilitan oportunas ayuditas, así como las amenazas de muerte y la agresividad de parte de los familiares de Olegario Romero Romero contra los familiares de Sabino y Alexander, y a personas amigas de Trujillo que les vienen acompañando en el juicio.
Muchas veces se observaba al abogado Chacín conversando con los yukpa agresivos dentro y fuera de las instalaciones del Circuito Judicial Penal de Trujillo.
La violencia llegó a tal nivel que el día lunes 6 de este mes la abogada Fresia Ypinza, asistente a la Audiencia en calidad de Veedora, tuvo que acompañar a Sub-Delegación del CICPC de Trujillo a la Antropóloga y profesora de la ULA Laura Pérez de Prada y las indígenas Lucia Romero Martínez y Zenaida Romero Martínez, esposa e hija de Sabino por amenaza de muerte por las familias de Olegario Romero Romero, Daisy González Romero (esposa), Gloria Romero (madre Romero), Asunción y Yoleida Romero Romero (hermanas) Número de la Denuncia I-640.456.
 Todo ocurrió cuando ese día al caérseles nuevamente los testigos al Abogado Chacín y a la Fiscalía se desencaja Olegario Romero Romero y amenaza de muerte a Sabino, y los familiares al salir los asistentes del juicio se le van encima a la familias de Sabino y Alexander, a la doctora Ypinza y a la profesora Laura de Prada, y a empujones tumban a su esposo el legendario Francisco Ramón Prada Barazarte.
De nuevo la violencia trató de imponerse el martes 21 de diciembre de 2010 al suspenderse por inasistencia de los testigos la penúltima Audiencia en la Sala 2 del Circuito Judicial Penal de Trujillo, no se hizo esperar los gritos de Chacín y las amenazas de muerte a la familia de Sabino y Alexander por parte de la familia de Olegario cuando pasen por el frente de la comunidad Guamopamocha caminando o en chirrinchera (camioneta de transporte) a su comunidad Chaktapa.
Hacemos un llamado a los señores ministros Tareck El Aissami y Nicia Maldonado para que comiencen a desactivar el odio inculcado directamente por ellos o a través de sus operadores yukpa de la zona a la familia de Olegario y de Antonio Romero, y a abrir una averiguación a los ganaderos de la zona del Yaza y al abogado Alfonso Chacín por pretender motivar actos de violencia a estas familias yukpa.