hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

jueves, 25 de noviembre de 2010

PROHIBIDO EL PASO


Carlos J. Acosta

En agosto del año pasado, reseñamos un episodio ocurrido en las instalaciones de Puerto La Mar de la ciudad de Porlamar y nos preguntábamos cuánto vale la palabra presidencial, pues luego de más de un año de ofrecer esa infraestructura para el pueblo aún continuaba en manos privadas y resguardada por la guardia nacional.
Meses después, con motivo de la visita de Gadhafi a la Isla de Margarita, el presidente ratificó la entrega y dispuso que allí funcionase la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Craso error, uno más en la larga hilera de estos últimos 12 años, confundir pueblo con autoridades universitari@s.
Pueblo son los pescadores de Playa Valdéz que dejaron su sudor y esfuerzo, físico y económico, para evitar la concreción del proyecto depredador del Muelle de Cruceros. Lo otro, es decir, las autoridades universitarias, sólo son petimetres sicofantes que utilizan su cuota de poder para retrasar toda posibilidad de transformación revolucionaria dentro de la universidad.
En su andar gatopardiano, est@s aventajad@s tunantes esconden su mediocridad bajo títulos académicos que acreditan conocimientos inexistentes y permiten una estabilidad laboral a pesar de su negligencia a la hora de coordinar los Programas de Formación de Grado. Basta con acudir a cualquiera de las aldeas universitarias y preguntarle al estudiantado cuando fue la última vez que l@s vieron por esas instalaciones. Ell@s son “magisteres y magisteras” de la fullería.
A partir de su negligente actuación florecen los adecos en la UBV, pues son prototipos de lo que se conoce como “revolucionarios reaccionarios”, sobre los que alguna vez escribimos. Difusos personajes que dedican su existencia a preparar la estética de los actos de graduación y llenar estadísticas para que el águila se regodee en cualquier cadena presidencial. Claro, como buenos adecos tienen la lección aprendida. La siembra de desesperanza es el leit motiv de la obra de est@s dramaturg@s del teatro de la comedia.
Para nada les importa si la universidad se convierte en una fábrica de grises profesionales que observan como después de 5 años su futuro se ve más incierto; pues, convencidos que el título es un fin y no un medio, su presente es de incertidumbre y angustia.
La incapacidad en las coordinaciones y unas asignaciones de pago miserables y canceladas a destiempo, ha hecho imposible contar con facilitadores con experticia académica y política. En su lugar, nos encontramos con un interminable desfile de improvisados “profesores” que más que orientar, alienan la mente de los estudiantes, convenciéndoles que sus proyectos deben estar supeditados al Estado y no a la participación del pueblo.
Se observa como estudiantes del 8vo. semestre quienes debían optar al título de Técnico Superior Universitario en el 5to semestre aún no han podido hacerlo, gracias al desorden de las cargas horarias, la ausencia de facilitadores y la irresponsabilidad de las coordinaciones académicas.
Algo parecido sucede con quienes terminaron de cursar todas las materias para optar por la licenciatura. Para éstos, la presentación de la tesis de grado se ha convertido en un verdadero vía crucis, debido a la falta de orientación en el área de ejecución de proyectos.
Por suerte para est@s compañer@s, las autoridades académicas han encontrado la solución para que presenten sus tesis y obtengan el anhelado título. Gracias a la lectura de José Carlos Mariátegui, claro que ell@s lo leyeron al revés, decidieron que lo necesario para resolver el problema es “calco y copia” y así dentro de poco tiempo la patria contará con est@s nuev@s profesionales que la enrumbarán por el camino del progreso y la consolidación del Socialismo del Siglo XXI.
Por supuesto que uno no aspira que el “águila que no caza moscas” entienda la diferencia entre Misión Sucre o Universidad, pero lo que no se concibe es como miembros de su entorno que han luchado en el pasado por la transformación educativa no se lo expliquen con claridad. Est@s antigu@s compañer@s de ruta, ahora sólo hablan de cifras, de millardos gastados en esos centros castradores de sueños que son las universidades y para nada se preocupan por ayudar a las misiones educativas, favoreciendo con su silencio todo tipo de arbitrariedades en las mismas.
Al comienzo de este artículo señalamos un episodio del año pasado, porque hace una semana revivimos la misma escena. Una vez más se nos impidió a varios estudiantes el acceso a las instalaciones de la UBV en horas de la mañana, con el peregrino argumento por parte del vigilante que no tenía ninguna autorización para dejarnos pasar. Al parecer, para entrar a la sede de la universidad debe enviarse una solicitud con varios días de anticipación. En ninguna universidad publica o privada sucede algo parecido.
Por supuesto que en esto que algún@s llaman la revolución popular cualquier cosa es posible y de repente l@s coordinador@s asumen que es ahí donde se construirá la planta nuclear y por eso mantienen absoluto secreto sobre las instalaciones y no permiten por ningún motivo que se tomen fotos que sirvan para que el imperio monte la estrategia que acabe con este ícono de la revolución mundial.
Claro, si se trata de uno de esos desolados actos que monta el psuv nada de esto sucede, pues hay puerta franca para el partido de la revolución.
Por su parte, el alcalde del municipio promete que recuperará las instalaciones para beneficio del pueblo, permitiendo que funcione el proyectado muelle de cruceros. Bueno, si tomamos en cuenta lo exhausto que quedaron los pescadores luego de 25 años de solitaria lucha, nos quedan dudas sobre quienes saldrán a defender la universidad para evitar que el mencionado alcalde logre su objetivo. Uds. que piensan.