hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

sábado, 18 de septiembre de 2010

Con la excusa de la subversión y el narcotráfico se destruye la organización cultural Yukpa

Sociedad Homo et Natura

En el continente americano, tanto las denominadas izquierdas como las derechas y sus gobiernos desarrollan políticas y acciones tendientes a frenar el auge de las luchas de los pueblos o naciones indígenas.
No sólo en México, Colombia, Chile, Ecuador, o Venezuela, pese a la experiencia del Socialismo del Siglo XXI, se niega los derechos de los pueblos indígenas a poseer los territorios exigidos y necesarios para la sobrevivencia biológica y cultural, libre de terceros (privados nacionales o trasnacionales, o del Estado), por esta razón la no aceptación del derecho, más que a la consulta previa, a su consentimiento previo de afirmar o negar en sus territorios los mega proyectos extractivos minero/energéticos portuarios viales multimodales que hoy caracterizan las economías e infraestructuras pautadas en el Plan Puebla Panamá/IIRSA impulsadas en conjunto por la banca y los distintos Gobiernos Nacionales del continente americano.

No se acepta en estos espacios territoriales indígenas (y si están reconocidos en leyes internas, no se permite su aplicación) por ser contradictorio a estos intereses capital/Estado Nacional los derechos de las naciones indígenas a tener autogobierno, ejercer la libre determinación, las jurisdicciones especiales indígenas, el uso y disfrute de los recursos existentes en dichos espacios, derechos todos hoy reconocidos por las Naciones Unidas, la OEA y la OIT.

Los caracoles zapatistas están cercados militarmente por orden presidencial con el libre acceso a las distintas acciones paramilitares al interior de estos pueblos en resistencia autonómica. Las organizaciones indígenas en Ecuador como la CONAIE que exige permiso y respeto al acceso al Estado gobierno y a las multinacionales a los territorios indígenas ante la nefasta política extractiva minero energética, el presidente Correa mantiene un ataque permanente contra sus dirigentes, en Colombia los matan y en Chile los encarcelan por “terroristas”, y en Venezuela se practica la etnofagia de Estado, de la que nos habla Díaz-Polanco.

Ante el fracaso en el 2008 del Ejercito/ganaderos en el cerco militar a las comunidades Yukpa del río Yaza rescatadoras de haciendas invasoras, de la quiebra de la propuesta gubernamental de demarcación de tierra cuestionada por los pueblos Barí y Yukpa, encargada a diez ministerios coordinados por el Ministerio del Ambiente (2004-2009), el cuestionamiento por parte de los grupos sociales del Plan Integral Yukpa de diez ministerio coordinado por el Ministerio de Relaciones Interior y Justicia por ser un plan policial militar etnocida, ante el fracaso de la construcción de la Base Militar en el Tukuko llevó a estos diez ministerios empujados por el de Relaciones de Interior y Justicia a retomar planteamientos infundados cuarto republicanos de la vieja dirigencia adeco/copeyana del Zulia, de la recalcitrante derecha ganadera de Machiques, de Corpozulia/Carbozulia, de los operadores de las empresas trasnacionales del carbón y de los viejos organismos de seguridad e inteligencia de Estado.

Se oficializa las viejas aseveraciones socialcristianas del ex senador ganadero Numan Romero de La Vega y del ex diputado regional Marcelo Monnot, de la siempre eterna dirigencia ganadera de GADEMA, del Ejército, la DISIP y de la PTJ de Machiques de la subversión estructurada en las montañas y comunidades indígenas de la Sierra de Perijá, del narcotráfico y de las acusaciones de abigeato contra la dirigencia Yukpa exigente de tierras para vivir.

Se cambiaron las siglas y los funcionarios de las instituciones pero la data, los proyectos y los análisis son los mismos, sólo que más perversos y racistas, a espaldas de todos los adelantos jurídicos, políticos y filosóficos existentes hoy, productos de largas luchas de los pueblos o naciones indígenas del continente y el mundo.

Sistematizando estas viejas propuestas totalmente desligada de la realidad, se le explicó al Presidente Chávez y este a su vez encomendó dicha tarea al Ministro de Relaciones Interiores y Justicia, que en la Sierra de Pertjá y las comunidades indígenas, debería de inmediato ser limpiada de cualquier foco subversivo, del secuestro organizado y de las acciones del narcotráfico.

Desde allí mira el Gobierno nacional hoy la Sierra de Perijá y su gente, por esta razón se sembró al interior de los funcionarios del aparato de Estado y del PSUV, y en cierta manera en los medios oficiales que la detención de Sabino y la lucha del pueblo Yukpa por su territorio y su demarcación se encuentra dentro de las acciones del narcotráfico y la subversión, cuyo motor al interior de las comunidades indígenas está a cargo de la ONG Sociedad Homo et Natura, y su coordinador general.

Por esta razón la construcción de cinco Bases Militares en los cada Centro Piloto Yukpa, la abogada (Ivett Ortega) de la Comisión Regional de Demarcación es funcionaria del Ministerio de Interior y Justicia y el CICPC Machiques (Víctor Vivas) es quien hoy se encarga de resolver directamente los asuntos de rescate de sus tierras originales emprendidas desde hace más de 30 años por el pueblo Yukpa. Así se viene haciendo y así lo explicó el Coordinador Regional de la Comisión Ing. Edgardo Reina el pasado viernes 10 en la reunión de Toromo a los Yukpa de la comunidad Koropo ocupantes de las improductivas haciendas Higuerón-Los Chaguaramos. Para el Comisario Vivas todo es muy sencillo, tal como manifestó el lunes 13 a los dirigentes de Koropo, “se me salen porque esas haciendas son propiedad privada, es una orden del Gobierno”.

Con esta excusa, como ayer Bush en Irak, este ministerio con apoyo del Ministerio Indígena viene interviniendo directamente la estructura cultural, política y jurídica a la fuerza o con halago para quebrar la resistencia milenaria indígena a través de Consejos Comunales con inversiones de 580 mil bolívares fuertes, camiones, créditos otorgados a dedo, reparto de bolsas de comida permanentemente, jornadas médicas cívico-militar, viviendas gratis inadecuadas etnocidas, vías de comunicaciones de Machiques a los Centros Pilotos, reforzamiento y construcciones militares y policiales en El Vigia, Santa Bárbara, Machiques y La Villa del Rosario a través del Plan Integral Yukpa, militarización de los días de consulta a las comunidades a visitar. Todo este plan de dádivas e infraestructura es dirigido directamente desde el Fuerta Macoa por el Ministerio Interior y Justicia, la Viceministra y Diputada Tamara Duque.

Este es el modelo etnocida y de intervención social más descarado y brutal conocido en la historia contemporánea de los pueblos indígenas del Zulia. Esta situación amerita por tanto un estudio y una posición crítica urgente por parte de la academia y las ciencias sociales y antropológicas de Venezuela y el mundo. No podemos vivir separado e indiferente a lo que tanto nos incumbe, o es que acaso no vemos que nosotros también estamos intervenidos.