hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Sabe qué, presidente? Ese es su derecho

Carlos J. Acosta

Por allá por el año 2007 escribimos un artículo donde afirmábamos que no se hace revolución con loros y focas; por supuesto, suponemos que no lo leyó por aquello de “águila no caza moscas”. La verdad es que no tenemos idea de lo que se siente ser águila, seguramente el Che, Camilo o el Mono Jojoy murieron sin saberlo.
En ese momento, planteábamos porque no nos sorprendían los resultados de la reforma y argumentábamos entre otras cosas que era una derivación de tratar de invisibilizar a todo aquel que no cantase a coro UH AH CHÁVEZ NO SE VA.
En ese artículo adelantábamos que la mayor reflexión debía realizarla Ud., siendo necesaria una revisión a lo interno para entender que no se puede construir un proceso de cambios convocando sólo a los amigos, adulantes, lisonjeantes o simplemente jalabolas.
Ud. puede ahora hacerle caso a Aristóbulo y afirmar que fue un triunfo contundente del PSUV. Ud. puede convencerse que nombrar como en 2007 a su “amigo” Arias Cárdenas para el Zulia o mantener a William Fariñas en Nueva Esparta fue un éxito.
Ud. puede seguir alabando a Tarek y Maestre como gobernadores revolucionarios. Es su derecho.
Ud. puede convocar a una Cadena Nacional y explicarnos con chistes, cuentos y anécdotas familiares que el hecho de que 7 de cada 10 venezolanos no lo acompañasen en estas elecciones que Ud. convirtió en plebiscito no vinculante, es sólo un pequeño tropiezo.
Es su derecho.
Ud. puede seguir de noche llamando a eso que llaman La Hojilla y apoyar ese escenario de fomento de la cultura de la burla, la descalificación y la homofobia. Ud. puede continuar contándonos que los millones de kilos de alimentos podridos fue sólo una mala jugada del imperio y que la falta de luz es sólo un saboteo.
Es su derecho.
Ud. puede autonombrarse marxista y revolucionario pero no gritar dolor ante el asesinato del Comandante Mono Jojoy; el compa Juancho, otra mosca sin aspiraciones de águila, lo llamó en un excelente artículo “Una de las mejores lanzas de Nuestramérica”, Ud. aprovechó la transmisión para alabar el canal de Cisneros. Es su derecho.
Ud. puede insistir que el PSUV es un partido revolucionario y que el pueblo escogió sus candidatos. Ud. puede contar ahora que se recuperó Carabobo y que ganó en la mayoría de los estados, sin tomar en cuenta la Ingeniería Electoral del CNE. Ud. puede seguir creyendo que pueblo es Lina Ron y 50 motorizados. Ud. puede ilustrarnos que no cumplir la meta de 120 diputados, ni los 2/3, ni siquiera los 3/5 de la Asamblea Nacional es un triunfo de la revolución.
Es su derecho.
Lo otro presidente, sería que Ud. entendiese que el Socialismo Burocrático conduce al fanatismo y al sectarismo y que 70 años de la URSS y 50 de Cuba demostraron que ese no es camino. El dilema no puede ser neoliberalismo o partidocracia, sino construir una verdadera Democracia Radical Participativa, donde el pueblo conformado en Constituyente Permanente decida día a día el rumbo de este proceso.
La idea marxiana es destruir el Estado no fortalecerlo y para eso hace falta mucho más que leyes e instituciones burguesas; se necesita meterse profundo en los caminos del pueblo, mostrar sus necesidades, compartir sus angustias y no presentar una programación del tipo del Sistema Nacional de Medios Públicos donde todo es positivo.
La revolución debe tener como objetivo iluminar a los olvidados de la tierra, si se intenta invisibilizarlos, ahí estará Globovisión para sacarlos a la luz y mostrarse como su aliado.
El águila, no Ud. que no caza moscas sino el otro, el Águila imperial, acecha y no será con la política del miedo dirigida hacia quien recibe una beca o disfruta de un salario cada día más menguado por la inflación que podremos derrotarlo.
No se si Ud. se habrá dado cuenta, pero actuar como el avestruz ante la corrupción y la ineficiencia no ha dado buenos resultados.
Claro, estas son sólo reflexiones de una simple mosca y Ud. sabe como somos las moscas que no pedimos permiso para importunar.
Sabe qué presidente? Me gustaría tratarle de tú como a un kamarada, como al Che, como al Mono, como a Camilo, quién sabe si eso será posible algún día, por lo pronto espero que supere el Síndrome del Titanic.

El grito sigue siendo el mismo… HASTA LA VICTORIA SIEMPRE… VENCEREMOS.