hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

martes, 7 de septiembre de 2010

Alerta camarada presidente: La conspiración la tenemos dentro

Pablo Pueblo

Hoy, cuando religiosamente leí su columna dominical “Las Líneas de Chávez”, estuve reflexionando sobre su llamado al pueblo venezolano a estar alerta ante la andanada de mentiras y calumnias, con tintes conspirativos, de los medios fascistas, nacionales e internacionales. Pero lo primero que me vino a la mente fue que esa canalla mediática y sus lacayos oposicionistas internos no es el mayor peligro que enfrenta nuestra revolución. Veamos:

En su columna publicada el día 15/08/2010, titulada “La función debe continuar”, me alegré profundamente cuando leí su reconocimiento a los camaradas Luis Tascón y al general Alberto Müller Rojas. Pero también recuerdo, camarada Presidente, cuando algunos dirigentes del PSUV acusaron a Tascón de traidor y lo expulsaron del partido. Incluso, Ud. mismo Comandante expulsó a Tascón y lo llamó traidor.

En la referida columna dice Ud. de Tascón “…a este gran camarada lo recordaré siempre con el más profundo afecto y nunca dejaré de reconocer su integridad y su firmeza.” Sobre el general Müller Rojas dice Ud. “Lo quise de verdad como se quiere a un padre y lo llevaré para siempre en mi corazón. Tomemos su ejemplo de luchador incansable por la Revolución Bolivariana y la Patria Socialista.” No obstante, Presidente, no los escuchó, al contrario permitió que los execraran y vilipendiaran. El primero, Tascón, denunció la corrupción dentro de la Revolución Bolivariana, la cual, cabe decirlo, sigue campante, sin embargo se le atacó y se protegió a los denunciados. El segundo, el general Müller, expresó su descontento en la forma cómo se dirige el partido y el sendero que ha tomado, acuñando el término “derecha endógena”, pero tampoco se le escuchó y hoy el PSUV no es más que una entelequia mediática: no hay debate, las bases no tienen espacios dónde opinar o denunciar y quien se atreva a hacerlo es tildado de traidor o quinta columna. Y, lo que es peor, a las bases, patrullas y movimientos sociales se les busca y toma en cuenta, al más puro estilo cuarto republicano, sólo en épocas electorales.

Últimamente se han destapado algunas ollas de corrupción en la administración pública que, indudablemente, la oposición fascista ha utilizado con fines conspirativos y electoreros. Sin embargo, camarada Presidente, no es esa oposición y su canalla mediática quien nos hace daño y mucho menos representa una amenaza para nuestra revolución. El peligro y la conspiración la tenemos dentro de nuestras propias filas, en las instituciones del Estado: es la desidia, la ineficiencia, la falta de compromiso, la falta de ética, la falta de imaginación, la conducta anti revolucionaria y, por supuesto, la corrupción. Para muestra le voy a colocar aquí unos daticos que usted perfectamente puede mandar a verificar.

El caso de los alimentos descompuestos de PDVAL no es nuevo, eso se sabía desde comienzos de 2009 y el Ministro-Presidente de PDVSA, Rafael Ramírez estaba totalmente informado de dicha situación. De hecho, adicional a los alimentos que se descomponían en Puerto Cabello, en julio de 2009 se descargaron en el complejo Petroquímico José Antonio Anzoátegui (JOSE), en el Estado Anzoátegui, dos barcos con varios contenedores con miles de toneladas de alimentos podridos, los cuales fueron enterrados en áreas del referido Complejo Petroquímico. Esta anomalía fue detectada por trabajadores petroleros y se le informó a Pedro León, Eulogio del Pino y al propio Ministro Ramírez, incluso lo sabía también el Gobernador del Estado, Tarek Williams Saab. ¿Por qué estos grandes revolucionarios no ordenaron una investigación? ¿Por qué no le informaron a usted Comandante? Porque estoy seguro camarada que Ud. no sabía nada… ¿O me equivoco? El premio que recibieron los trabajadores que realizaron la denuncia fue el despido de sus puestos de trabajo.

Ahora bien, eso no es todo en cuanto al caso de PDVAL. Resulta que sólo el catorce por ciento (14%) de lo pagado por alimentos en el exterior ha llegado al país. ¿Qué se hizo el resto del dinero? ¿Quién o quiénes se embolsillaron esa diferencia multimillonaria? Eso también mi Comandante está en un informe que conocía y conoce muy bien Ramírez.

El partido, nuestro querido PSUV, no tiene los mecanismos para que hagamos esos debates y denunciemos dentro esas situaciones. Por supuesto, por compromiso revolucionario no debemos salir en los medios de la oligarquía a denunciar esas cosas, pero es que tampoco tenemos los espacios dentro para debatir, porque además siempre habrá un adulador, cuarto republicano y escuálido disfrazado que nos acuse de quinta columna.

Hace unas semanas cuando usted estuvo en JOSE, los trabajadores petroleros vimos con estupor cuando nombraba como grandes revolucionarios a unos ladrones y traidores de este proceso. De verdad Presidente, permítame sugerirle que investigue primero a cada uno de esos gerentes que le ponen en una lista, porque muchos de ellos están comprometidos con la derecha. Por ejemplo, le voy a nombrar a dos: Edgar Reyna y Daniel Mancilla, Presidentes de Petrolera Sinovensa y PetroPiar, respectivamente. Resulta que estos señores han venido dando grandes contratos a las empresas contratistas de la oposición sin hacer licitación alguna, es decir, a la gente que financia a quienes lo quieren tumbar y dar al traste con la Revolución Bolivariana. ¿Cómo es posible que una revolución esté financiando a sus propios enemigos?

Pasando a otro tema, ¿usted se recuerda cuando en la campaña interna hubo una video conferencia con los pre-candidatos del PSUV a la Asamblea Nacional por el Estado Anzoátegui y Ud. hizo énfasis que los Gobernadores y Alcaldes no tenía candidatos y que debía abstenerse de participar en la campaña? Pues bien, allí ninguno de esos grandes revolucionarios le hizo caso, al contrario, Tarek William salía a cada rato levantándole la mano a Frasso e iba con él a las caminatas, con un gasto dispendioso y descarado en publicidad a favor de dicho pre-candidato. Nelson Moreno ganó las primarias y Frasso fue segundo y ahora estamos rodilla en tierra para que ganen el circuito número cuatro del Estado Anzoátegui, pero esas conductas atentan contra la moral revolucionaria.

Por último, quisiera informarle que hay que meterle el ojo a los Abastos Bicentenarios. Es cierto que han venido a contribuir con la calidad de vida del venezolano y a enfrentar la especulación y acaparamiento de la oligarquía, pero no se justifica que los productos no regulados tengan un precio hasta 40% superior que los supermercados capitalistas. ¿Cuál es el margen de ganancia en estos productos? ¿Ante quién uno puede denunciar? ¿Dónde está el partido? ¿Dónde está el compromiso y la ética socialista? Lo único no regulado que se consigue con precios por debajo de los supermercados capitalistas son los electrodomésticos. Considero que se debe investigar, porque la conspiración la tenemos dentro…