hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

jueves, 19 de agosto de 2010

La pugna por la distribución del ingreso. 10 años después, los ricos más ricos y los pobres más pobres.

Victor Álvarez
Cuando los precios suben los salarios no lo hacen de inmediato. Al ser menor el aumento de los sueldos en comparación con la inflación, se produce una transferencia neta del ingreso de los trabajadores que viven de un sueldo fijo a favor de los capitalistas que dominan la producción y fijan los precios. El factor trabajo reacciona con retraso y cuando por fin logra una compensación salarial ya ha sido despojado de buena parte de su ingreso. El ajuste salarial, además de ser tardío, no compensa la pérdida del poder adquisitivo.
Con frecuencia, a pesar de los aumentos, el salario mínimo se queda por debajo del costo de la canasta alimentaria. La inflación en alimentos es de 42% en el período julio 2009/julio 2010. El salario mínimo es de Bs. F. 1.223,89 pero se requieren Bs. F. 2.484,73 para comprar la Canasta Alimentaria. Y esto a quien más afecta es a las familias que viven de un salario mínimo. El impacto de la inflación sobre el Estrato I (más pobre) entre julio 2009/julio 2010 es de 35,8%.
El Índice Nacional de Precios al Consumidor registró en julio una variación de 1,4%, inferior a la de junio que fue de 2,1%. Es la menor tasa intermensual en los últimos 16 meses lo que sugiere una tendencia hacia la baja. La inflación promedio anual de CAP II fue de 44,0%, la de Caldera II 60% y con Chávez de 22,6%. Esto no quiere decir que los precios dejen de crecer: siguen subiendo pero a un ritmo apenas menor. La variación anualizada al mes de julio de 2010 bajó de 31,3% a 30,5 %, pero la variación acumulada en lo que va de año se ubica en 18,0%, superior a la acumulada en igual período de 2009 cuando fue de 13,1%.
En el segundo trimestre de 2010, el Índice de Remuneraciones de los Asalariados registró un incremento de 7,5%, mayor que el anterior de 4,5%, pero menor que la del mismo trimestre de 2009 que fue de 13,7%. La inflación promedio anual sigue siendo superior al aumento de sueldos que suele ser de 20%. Una inflación mayor que el incremento salarial es lo que explica la distribución regresiva del ingreso que se observa en el sector capitalista de la economía. En 1998 al trabajo le tocaba el 39.7%, superior al 36.2 % del que se apoderaba el capital; diez años después cayó a 32.8 %, mientras que la del capital subió a 48.8%. Así, los ricos se hacen cada vez más ricos mientras los pobres se hacen cada vez más pobres.