hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

domingo, 18 de julio de 2010

EL CACHO AZUL. Parte V

Carlos J. Acosta

Se ha convertido en un lugar común, considerar cualquier polvito echado por ahí con el jefe o con otro cualquiera como un cacho; para nosotros, eso es problema de cada quien. Sin embargo, cuando se trata de tomar estos actos libertarios como un Cacho Azul, no podemos mantenernos en silencio pues está en juego la reputación de nuestra amada organización.

Este es el caso que se nos planteó al recibir una comunicación de nuestra buena y nunca bien ponderada amiga Cleomalinche, donde nos solicita se incluya su caso como un genuino “cacho azulissimo”; entre otras cosas, según ella, porque se realizó en el marco del mundial de futbol (que bárbaro ese pulpo) y no se detuvo ni siquiera por las disertaciones de Escarrá sobre como implantar la propiedad social a coñazos.

El siguiente es el relato que la plenaria del CACHO estuvo discutiendo durante todo el mundial (prorrogas y penaltis incluidos):

Hola Carlos, oye amigo siento que algo está pasando, en el ambiente hay un silencio extraño. No sé… ¿Será que Chávez está asustado? ¿Por qué no aparece?

Que miedo ni que nada Cleo, ¿tú eres pendeja? Chávez al igual que todos nosotros, estamos expectantes a ver que decide el pulpo.

Ay, menos mal que es eso.

Oye Carlos, quería contarte la experiencia que estoy viviendo, pero si vas a ver el futbol será para después.

No chama, date con furia española que por culpa de este pulpo sapo dejé de mirar los juegos, porque es como ver una película cuando ya sabes quien es el asesino.

Ay amigo, ando en éxtasis, sólo paro cuando el no para y vuelvo a lo cotidiano.

Bueno, cuéntame todo: antecedentes, justificación, conclusión…

Verdaderamente esto es riiicooo.

Ok, despacito, ya veremos si es así y logras pasar a la inmortalidad al lado de Cleopatra, Malinche y Julieta.

Nos conocimos hace como 25 años en la universidad en mi época de guerrillera, tú sabes. Y aunque ya estaba casada, lo veía con admiración porque era todo un luchador fajado en esos peos de aquellos años. Todos éramos unos cabeza caliente, pero el sobresalía, pienso que encaja bien en esa definición tuya del Intelectual Orgánico. Bueno, tú conoces la historia de esos años y no la voy a repetir, lo cierto es que les perdí la pista a todos ellos cuando me separé de mi esposo.

Un buen día, él apareció de nuevo y esta vez solitaria como andaba no lo pelé. Nos enamoramos, quisimos, etc., etc.

Ajá, te agradezco infinitamente que no me cuentes los etc.

Bueno, para no aburrirte, te diré que fueron varios años de relación libre. Pero, como dice el poeta todo tiene su final y un mal día empezó a recitar su parte del guión: “no quiero hacerte daño, no soy un hombre de leer el periódico los domingos empantunflao”, puro cuento porque la verdad era que la esposa, que ahí me enteré que existía, acababa de salir de la cárcel.

COÑO chama, tienes que presentarme a ese compañero para que venga a dictar unos talleres acá en el CACHO.

No te burles que en esa época la pasé bien mal con el despecho de mi vida y tardé mucho en enterrarlo en lo más profundo de mi ser y continuar mi existencia…

Supongo que ese tipo de entierro lo hiciste como un homenaje a lo vivido…

Coño Carlos, para la joda y déjame terminar.

Dale pues, que dejar terminar es la historia de mi vida.

Ok, después de superado esto, decidí mantener un compromiso serio con alguien, para quererlo, amarlo y respetarlo en la salud y la enfermedad…

Ya va Urosa Sabino, concrétate al cuento. Por cierto, tú sabes que hay matrimonios que terminan bien y otros que duran toda la vida.

Ajá, lo cierto es que después de 10 años de matrimonio con muchas bajas y pocas altas, pero cómodo y equilibrado…

Que aburrido…

Si, realmente un equilibrio desequilibrado, porque le faltaba algo de picante a esa sazón…Bueno, una vez más acudí al Universo y le pedí que apareciese un hombre que escribiera poemas, cantara canciones románticas, tú sabes la nueva trova, Sabina, Serrat y sobre todo que practicara el sexo tántrico.

¿EL QUÉ?

Sexo tántrico, chico

Coño, eso suena como tirarse a una muerta.

No vale, es algo divino, actualízate

Bueno, dejémoslo así y dime si el universo te paró bolas

Yo andaba en esa onda cuando descubrí tu Cacho Azul que me motivó a incentivar mi búsqueda. Y fíjate que en una de éstas, me encontré de nuevo a mi ojitos lindos

¡A Diosdado!

No, tú estás loco, yo no me meto con la derecha ni que sea endógena. Me refiero a quien me había causado el despecho en el pasado. No te imaginas el torbellino de sentimientos que el susodicho alborotó. Rabia y ternura. Dulce angustia. Lo cierto es que me dejé llevar y en eso ando. Viviendo mí Cacho Azul.

Espera chama eso no es así, esa es una decisión que debe ser debatida para ver si califica.

Después de escuchar a Cleomalinche procedí, en mi carácter de Presidente Vitalicio Reelecto del CACHO, a convocar con la urgencia del caso a plenaria para tratar tan trascendental tema, el cual se resume en lo siguiente:

¿PUEDE UN AMOR DEL PASADO SER CONSIDERADO UN CACHO AZUL?

Ciertamente el debate fue arduo, sobretodo por lo difícil que resulta la estancia en nuestra sede de Los Ranchos de Chana, pero somos gente de asumir dificultades y si hay que reflexionar en un jacuzzi, pues nos sacrificamos.

Al final pudimos concluir que: “NUNCA, BAJO NINGÚN CONCEPTO DE ESPACIO NI TIEMPO, PUEDE SER CONSIDERADO UN CLAVO PASADO COMO CACHO AZUL”.

La asamblea también decidió hacer un reconocimiento público a este compañero que indudablemente tiene que ser militante de la Otra política, por haber demostrado que siempre es posible obtener el perdón si se utiliza como herramienta principal la paciencia y la salivita y se pide con devoción.

Alquilado, firmado, sellado, refrendado y guardado en el salón de sesiones del Club de Admiradores de Chourio Onix (CACHO)

Carlos J. Acosta
Presidente Vitalicio Reelecto