hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

viernes, 30 de julio de 2010

En apoyo a nuestras hermanas, mujeres Yukpas y sus luchas

A la opinión pública y autoridades competentes

Nosotras, feministas comprometidas con la transformación social que se adelanta en Venezuela y en América Latina, donde la multiculturalidad y el reconocimiento de diversas identidades que integran nuestros pueblos son bandera y objetivo para sociedades más justas, más humanas y más sustentables, nos sentimos convocadas a expresar nuestra solidaridad y apoyo a la lucha que las mujeres yukpas, integradas a su pueblo, vienen desarrollando por su hábitat, por sus tierras, por sus derechos, por su identidad cultural y por el ejercicio de sus formas de justicia.

Desde el miércoles 21 de julio, casi un centenar de indígenas Yukpa del río Yaza, Guamopamocha y Chaktapa, llegaron a Caracas —por tercera vez— desde la sierra de Perijá y se apostaron, de manera permanente, en la entrada del Tribunal Supremo de Justicia. Vinieron para exigir, junto con varios grupos de derechos humanos, que esta instancia se pronuncie respecto a un Amparo Constitucional introducido en febrero de este año, que determine si los yukpas imputados (Sabino y Olegario Romero y Alexander Fernández) han de ser juzgados por la justicia especial indígena o por la justicia ordinaria, previstas por la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

De estos hermanos y hermanas Yukpas se destacan 35 madres con sus 60 niñas, niños y bebés, acampados frente al Tribunal Supremo de Justicia, en una acción de resistencia para hacer sentir su voces y presencia ante una burocracia judicial que luce bastante ensimismada.

Los dramáticos testimonios de las mujeres Yukpas nos obligan como feministas y defensoras de los derechos humanos y de nuestro constitucional estado de justicia social a no permanecer indiferentes ante sus denuncias, entre las que destacan el haber sido violentadas en su intimidad por funcionarios militares (del Fuerte Macoa) al realizar la visita a sus familiares privados de libertad. Estas mujeres Yukpa han sido obligadas, algunas veces bajo amenazas de ser detenidas, a desnudarse por los soldados encargados de la requisa —sometidos a su vez por órdenes superiores— sin importarles su particular manera de ser y estar, su cultura, usos y costumbres, su moral ante los hombres y ante su cuerpo como mujeres Yukpa.

En su testimonio, estas hermanas Yukpas han declarado que casi siempre son sólo hombres soldados quienes las han sometido a vejaciones y que ellas obedecen porque “hablan duro y portan armas largas”, por lo que “ellas les temen”. Al desnudarse les tocan sus cuerpos, las obligan a quitarse la ropa interior para inmediatamente reírse y burlarse de ellas, y hasta hay denuncias por intentos de violación por parte de los funcionarios del Fuerte Macoa.

Las mujeres Yukpa temen por la continuidad de estos atropellos y por más represalias, toda vez que no ven una salida cercana al retardo procesal y al aislamiento que viven sus familiares privados de libertad. En vez de ello, se ejecutan cambios repentinos, siendo el último el traslado de Alexander Fernández, Sabino y Olegario Romero del Fuerte Macoa a otro penal ubicado en el estado Trujillo, esto sin previo aviso y luego de que los y las hermanas Yukpa manifestaran sus legítimas protestas, por las que ahora también se les criminaliza a ellas y a sus hijas e hijos.

Estamos convencidas de que la justicia no debe ser ciega ni sorda, debe tener los ojos y oídos bien abiertos y dispuestos para comprender y atender los argumentos, sobre todo de quienes durante siglos han sido postergadas y postergados, excluídos e invisibilizados. Este es un caso emblemático en el que debe demostrarse que la justicia está por encima de los procedimientos.

En esta hora en la que fuerzas oscuras promueven conflictos y agresiones contra la República Bolivariana de Venezuela en su camino hacia una sociedad de paz y justicia, necesitamos unión, compromiso y también profundización de todas las formas sociales e institucionales de emancipación social.

Organizaciones, colectivos y militantes feministas, mujeres y hombres, comprometid@s contra la injusticia y contra toda forma de opresión, solicitamos:

1. Que las instituciones que la República Bolivariana de Venezuela cumplan con su responsabilidad y compromiso histórico, asumiendo la celeridad procesal y dando respuesta inmediata a la solicitud de amparo introducida por la comunidad yukpa en la cual se exige el procesamiento de Sabino Romero, Olegario Romero y Alexander Fernández de acuerdo a los códigos, costumbres y jurisdicción establecidos por la comunidad Yukpa, ello amparado en el artículo No. 260 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

2. Que cese el silenciamiento mediático y la criminalización de las mujeres Yukpas y legítima protesta, toda vez que su imperativo ético, político y jurídico las urge a “dar respuestas en lo inmediato, corto y mediano plazo a las necesidades más urgidas de pueblos y comunidades”, y “Proporcionar la mayor suma de felicidad posible a los pueblos y comunidades indígenas”.

3. Exhortamos a las autoridades como el Ministerio Público, Ministerio de Interior y Justicia y Tribunal Supremo de Justicia a los fines de que se garantice unas condiciones de privación de libertad conforme a lo establecido en nuestra legislación y que las visitas de las mujeres como derecho protegido, se les procure el respeto hacia su integridad física, psicológica y sexual en función de respetar sus derechos humanos, asegurando todos los medios para prevenir, sancionar, atender y erradicar todas las formas de violencia sobre estas mujeres indígenas pluridiscriminadas por sus condiciones étnicas, económicas y sociopolíticas que las hacen más vulnerables a la violencia.

4. Solicitamos que se nombre una Comisión de alto nivel con las autoridades competentes para que se estudie con elementos históricos y culturales la posesión ancestral de las tierras de estos hermanos y hermanas indígenas bolivarianas para su posible titularidad, conforme la normativa legal vigente y que se aplica en esos casos ya que el Estado debe garantizar la justicia social, la igualdad étnico-racial y de género.

5. Solicitamos la apertura de una averiguación penal sobre los funcionarios militares de Fuerte Macoa que presuntamente violentaron a las hermanas Yukpas en su derecho a la visita a sus familiares privados de libertad para establecer responsabilidades y sanciones en los casos que hubiere lugar, y que estas situaciones no sucedan ni se repitan en los casos de las hermanas Yukpas.

Caracas, 27 de julio de 2010

L@s abajo firmantes:
La ARAÑA FEMINISTA (La Araña Feminista es una red que articula diversos colectivos de mujeres y hombres que luchan por la justicia e igualdad entre los géneros) Si te interesa el artículo...Pincha aquí

jueves, 29 de julio de 2010

La disyuntiva yukpa

Santiago Arconada

Frente al Tribunal Supremo de Justicia pernocta desde hace una semana la conciencia viva del pueblo venezolano.

Un grupo de familias Yukpa ha venido desde las comunidades de Chaktapa y Guamopanocha, en la sierra de Perijá, Edo.Zulia, hasta el máximo tribunal de la República Bolivariana de Venezuela, a pedir que sentencie el Amparo Constitucional que les devolvería, por primera vez desde los tiempos de la conquista, el derecho a regirse por sus códigos ancestrales de justicia yukpa, en orden a dirimir los conflictos habidos entre comunidades yukpa, en territorio ancestral yukpa.

El 13 de octubre de 2009 se suscitó un conflicto en las comunidades mencionadas. Como resultado de éste dos personas fallecieron y tres fueron heridas. Tras los procedimientos judiciales ordinarios quedaron inculpados y detenidos los caciques de ambas comunidades, Sabino Romero y Olegario Romero respectivamente, y Alexander Fernández. El primero de los antes mencionados, Sabino Romero, cacique de la comunidad de Chaktapa, es la voz más reconocida en la lucha de los pueblos Yukpa contra los ganaderos terrófagos y por el derecho a la recuperación de su territorio ancestral.

Aquí está el nudo de la litis, como dicen los abogados, o el meollo de la cuestión, como todos debemos entender: El Amparo Constitucional significaría el reconocimiento del pueblo Yukpa, de un territorio Yukpa , de una cultura y un código de Justicia Yukpa, al interior de la República Bolivariana de Venezuela. Todo de acuerdo al espíritu y la letra del Art. 260 de la Constitución Nacional Bolivariana que reza: “ Las autoridades legítimas de los pueblos indígenas podrán aplicar en su hábitat instancias de justicia con base en sus tradiciones ancestrales y que sólo afecten a sus integrantes, según sus propias normas y procedimientos, siempre que no sean contrarios a esta Constitución, a la ley y al orden público. La ley determinará la forma de coordinación de esta jurisdicción especial con el sistema judicial nacional.”

El título VII de la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas, sancionada en diciembre de 2005, referido a la Administración de Justicia en el Capitulo 1: De la Jurisdicción Especial Indígena, artículos 130 y siguientes define con precisión estos derechos constitucionales.

La razón por la que creo que es una vergüenza la ausencia de todo el Consejo Nacional Indio de Venezuela (CONIVE) a las puertas del TSJ, es porque nadie puede ignorar el carácter de precedente histórico de la decisión que el TSJ tiene en sus manos.

Se trataría del primer reconocimiento efectivo, práctico, por parte del Estado venezolano, de que los pueblos indígenas no sólo están, sino que también son: son historia, son cultura, son prácticas, son experiencia.

Si el TSJ declara con lugar el Amparo Constitucional, la Republica Bolivariana de Venezuela estaría iniciando el camino del reconocimiento de su propio tejido interior, el reconocimiento de los pueblos Yukpa es el reconocimiento de todos los pueblos indígenas que habitan en el territorio de la República Bolivariana de Venezuela. Se estarían sentando las bases para una sociedad venezolana en la que la cultura occidental de la mayoría de la población no aplaste las culturas propias de pueblos diferentes que habitan en el espacio territorial de la República. Se estaría comenzando a asumir la profunda complejidad que implica la tarea de reparar la deuda histórica con los pueblos que fueron despojados no sólo de su territorio sino algo peor, de su memoria. Si el TSJ declara con lugar el Amparo Constitucional, el delicado proceso de entendimientos que está implicado en la tarea de demarcación territorial indígena tendría un impulso. Si el TSJ declara con lugar el Amparo Constitucional la Constitución Nacional Bolivariana se reivindicaría en su papel de adalid y guardián de los Derechos Humanos. Pero si el TSJ declara sin lugar el Amparo Constitucional se estaría enviando el mensaje que los ganaderos terrófagos quieren escuchar: indio no es gente.

Aquí es donde el problema deja de ser de este pueblo indígena específico, los yukpas, para pasar a ser un problema de todas y todos. La sentencia que el TSJ tiene en sus manos pesa sobre todos y no solamente sobre las comunidades de Chaktapa y Guamopanocha.

Para saber hasta qué punto esto es verdad, imaginemos lo que todos nosotros vamos a pensar de la solidez, de la validez, de la vigencia de la Constitución Nacional Bolivariana si el TSJ declara sin lugar el Amparo Constitucional.

La disyuntiva Yukpa es ésa.

Venezuela se divide entre quienes creemos que hubo un conflicto en las comunidades yukpas de Chaktapa y Guamopanocha que debe ser procesado y dirimido por la comunidad Yukpa, de acuerdo a las prácticas y al sentido de Justicia de la comunidad Yukpa, tal y como lo prevén la Constitución y las leyes de la República Bolivariana de Venezuela y lo están exigiendo ambas comunidades, y quienes creen que unos indios borrachos se cayeron a tiros por los lados de la hacienda Tizina y la hacienda Brasil y que lo que hay que hacer es meterlos presos.

El TSJ tiene la palabra. Si te interesa el artículo...Pincha aquí

miércoles, 28 de julio de 2010

Las armas de la razón

Douglas Zabala

La única vez que un contingente de venezolanos armados de lanzas, machetes, fusiles y coraje, decidió atravesar la frontera con Colombia para ir a matarse con el enemigo, fue aquel 27 de mayo de 1819 cuando desde el pueblo de Mantecal, Bolívar, Soublette, Anzoátegui y el también legendario Juan José Rondón iniciaron la marcha para liberar Nueva Granada. De manera que ni el mismisimo Francisco de Paula Santander que en estos tiempos de exhumaciones y calaveras se le ocurriese resucitar, nos haría pelear con nuestros hermanos colombianos; sólo por el pretexto de evitar una derrota que aquí nadie la quiere con balas sino con votos.

Guerrilla que no se mueva está condenada al fracaso. Así que lo de Hoyo en la OEA no pasa de ser más que una bufonada; y eso lo sabe Santos, Alfonso Cano y el propio Uribe, que se está despidiendo de su gobierno con algunas victorias militares, pero con una derrota estratégica al no poder sacar a Colombia de una guerra que va pá los sesenta años y que ahora azuzada por las sietes base militares gringas y la godorria bogotana, pretenden regarla por el continente.

Hay que parar los vientos belicosos que los perros de la guerra soplan desde el norte y que se arremolinan en las cabezas afiebradas de Rafael Ramírez, Ali Rodríguez y del badulaque de Nicolás Maduro. Que la Farc y los Elenos pateen Perijá y el Nula no es nada novedoso en una frontera donde hoy mandan los paracos y mañana la guerrilla. Lo que si llama poderosamente la atención es que desde aquí estemos declarando alerta amarilla y exaltando un chauvinismo ramplón; que lejos de buscar salidas pacificas a la diatriba de micrófonos entre Chávez y Uribe, aguijonea hasta los más humildes vendedores de café de lado y lado en el puente internacional Simón Bolívar y la Raya.

El que va a la guerra no lo anuncia y de esto sabemos los militantes izquierdistas de este continente, que durante las décadas de los sesenta y setenta, siguiendo a Fidel y al Che nos fuimos al combate y salvo las guerrillas de Marulanda y Camilo, el resto regresó a dirimir estos conflictos por la vía pacifica y electoral; y si Chávez hoy pide beligerancia para la FARC y mañana les solicita que depongan de iannmediato las armas, allá él con su dilema. Nosotros al igual como lo acaban de hacer los colombianos con Mockus, Petros y Santos, deseamos la paz y la solución de nuestras divergencias con votos y no con balas; pero de todos modos si a cualquiera se le ocurriera la estúpida idea de producir una agresión al suelo patrio, también todos los venezolanos con las armas de la razón y en última instancia con la razón de las armas sabremos responderle.
Si te interesa el artículo...Pincha aquí

Convit, el Nobel y los aplausos del enemigo

Cecilio Canelón

Cada cierto tiempo tiene lugar entre los nuestros, en el chavismo militante y en los activadores de una Revolución que trasciende la coyuntura actual (“chavistas versus escuálidos”) un fenómeno incómodo y muy molesto. Hay gente nuestra que quiere que el enemigo nos premie. Así, comienzan a surgir iniciativas, recolecciones de firmas, manifiestos, documentos, donde se solicita y a veces hasta se EXIGE que le den el premio Nobel de la paz a Chávez, a Fidel Castro, y justo ahora hay un murmullo en Argentina y otros países porque hay gente bienintencionada (sin duda) pero muy ingenua que solicita el Nobel para las Madres de la Plaza de Mayo. ¿Y para qué queremos que el enemigo homenajee a unas doñas que, al menos según sus principios, son gente nuestra?
El premio Nobel, hasta donde se sabe, es un galardón que la sociedad burguesa-capitalista le otorga a los hombres, iniciativas e instituciones que la hacen posible y soportable. Es el máximo reconocimiento al esfuerzo y aporte que han realizado unos pocos elegidos para que el capitalismo sobreviva como sistema. El Nobel nunca le será entregado a alguien que cuestione a la sociedad descompuesta que tenemos en el planeta. Aun así, hay camaradas empeñados en que le entreguen el Nobel a los nuestros.
¿Para qué en mitad de una guerra queremos que el ejército enemigo se acerque y nos dé un premio? ¿Qué tiene de edificante, gracioso o digno pegar alaridos para que el enemigo nos dé un diploma, medalla y 500 mil euros?
Más recientemente y en ámbitos más cercanos, hace unas pocas semanas hubo un revuelo en Venezuela porque el doctor Jacinto Convit creó una vacuna que ha demostrado su efectividad contra el cáncer. Esta noticia, que por sí misma y sin mayor esfuerzo debía generar una conmoción mundial o al menos una curiosidad del tamaño de ese enorme salto adelante en la medicina moderna, comenzó a interesar a la opinión pública y al mundo de las investigaciones científicas. Hasta que el noble anciano (que por cierto, y para que quede claro, jamás se ha revelado como chavista, comunista ni nada parecido) cometió un error: dijo que esta vacuna no debería ser comercializada, que su misión en el mundo era curar el cáncer de manera gratuita y no para enriquecer a nadie, Y NI SIQUIERA A ÉL MISMO. Ese fue el principio del fin de la nueva noticia. El gremio de médicos mercaderes de la salud, la sociedad de oncología y otros clubes de comerciantes del dolor y el derecho a la salud, le saltaron encima a Convit, acusándolo de estar violando nosecuántas normas bioéticas. Ya cualquiera puede entenderlo: si Convit en lugar de querer hacerle un regalo a la humanidad le hubiera puesto precio a la vacuna aquí todo el mundo lo hubiera apoyado, le hubieran pagado por la fórmula y en pocas semanas varios laboratorios pondrían el medicamento en el mercado a un precio impagable. Y poco después, con toda seguridad, le darían el Nobel al viejo científico.
Y que conste: la humanidad, antes de premiar a los que descubran curas contra los males que ella misma ha producido, debería proceder a cerrar fábricas, a prohibir alimentos enlatados y a desmontar urbes, elementos todos cancerígenos y mortales. Premiar a quien descubre la cura a X enfermedad equivale a decirle al mundo “Puedes estar tranquilo en el capitalismo: yo te enfermo y yo mismo te vendo el remedio”.
El día que el fulano Nobel se lo otorguen a uno de los nuestros, a ese "camarada" hay que fusilarlo. En mitad de una batalla el enemigo de pronto deja de disparar, se acerca y te da un trofeo: ¿tengo que felicitarlo por eso? Si le arrancas sonrisas y aplausos al enemigo es porque estás haciendo algo mal. Estás trabajando para ellos. Convit trabajó para ellos pero en el momento crucial traicionó al capital para ponerse del lado de la gente.
Doctor Convit, puede ir despidiéndose del Nobel. Si te interesa el artículo...Pincha aquí

martes, 27 de julio de 2010

De dioses, héroes y gente postrada

J.R.Duque

Yo me contenté mucho hace dos semanas. Me entró, no un fresquito, sino una oleada de gélida frescura, cuando Chávez repateó y reputeó a los dueños de la iglesia católica en Venezuela. Pocos días después la sonrisa se me desvaneció cuando vi el acto ese del panteón nacional, donde un cura (¡otro cura!) presidía el show (misa) con motivo de la reinstalación en urna nueva de los restos de Simón Bolívar. Patear a los curas y después rendirle honores a Dios es como patear al violador y después rendirle honores a la violación. ¿Para qué arremeter contra los curas si al final nos aplicamos a reproducir su discurso, a decir exactamente lo que dicen ellos y a adorar lo que ellos nos ordenan adorar, en vivo y directo y en cadena nacional?
El problema mayor con los curas no es que sean antichavistas, ni que sean conspiradores, ni que violen niños, ni que tengan un enorme poder, ni que su máximo jefe haya sido nazi y sus antepasados inquisidores. El problema con esos tipos es lo que son: perpetuadores y beneficiarios de la mentira más grotesca, abominable, digna de risa y al mismo tiempo escabrosa de todos los tiempos. Estos parásitos cobran un sueldo por recordarle a la gente que si se porta bien va para el cielo y si se porta mal entonces viene el diablo y se lo lleva para el infierno. Les suplico que a estas alturas del campeonato no venga a nadie a tratar de convencerme de que las religiones son algo distinto a eso: un ritual, un sistema, un ceremonial de mierda destinado a entrenar a la gente para que esté arrodillada, hincada de cabeza contra el piso o permanentemente temerosa de robarles a los ricos, decir groserías, incomodar a las refinadas clases dominantes o mirarle el culo a la mujer del prójimo, porque verga, los castigos eternos duran mucho y duelen.
En este mundo dominado por mitos, los curas viven como faraones, cobran sueldos, exigen respeto y gozan de privilegios por hacer una tarea: salvarle el alma. Evitar que usted cuando muera arda en un candelero horrible que es el infierno.
***
No, camaradas, los curas no son buenos porque se declaren chavistas. Déjense de pendejadas. Los únicos curas buenos son los que se ponen del lado del pueblo como un activador más, haciendo uso de sus manos y su cuerpo y no de la pretendida supremacía que le da el ser representantes de Dios en la tierra. Los curas buenos de los que tengo noticia se llaman Francisco Wuytack y Matías Camuñas. No sé de otros sacerdotes que dejaron de disfrazarse con una sotana, se dejaron de mariqueras y salieron a construir sociedad junto al pueblo pobre. Debe haber muchos casos pero yo sólo sé de estos maravillosos ejemplares humanos.
Al inmenso Wuytack le deben las penúltimas generaciones de La Vega buena parte de su personalidad guerrera y su vocación para construirse contra la adversidad. La Vega existe porque su gente, los fundadores de sus barrios (y el cura belga con ellos) combatieron y derrotaron a los gobiernos, a la policía, a una fábrica de cemento que condenó a muerte o a la discapacidad a muchas personas, y a una naturaleza que cuando no los ahogaba los mataba de sed.
Al gigantesco Camuñas le debe Petare el asombro y la gratitud de ver como un señor español desafió al Estado en el momento de la masacre más abominable del siglo 20 venezolano, se abrió paso entre tombos y cadáveres y le mostró al mundo la profundidad de un crimen (hoy una zorra de clase media cobra en dólares por aquellos muertos, pero donde haya un petareño vivo se sabrá que el negocio llamado Cofavic fue al principio una gesta noble de un caballero llamado Matías Camuñas).
***
El temor a Dios tiene cura (y obispo, y papa, y cardenal). Posiblemente también la adoración desmedida de seres humanos; de héroes mitificados y elevados a categoría de ídolos. Algún día tendremos que curarnos, como pueblo, de ciertas supercherías. Pero lo que tenemos hoy, esto a lo que pertenecemos, es una humanidad entrenada para obedecer, temer y postrarse ante entidades o seres “superiores”. Muy rejodido tiene que estar todo esto para que un pobre columnista como este que escribe, se vea en la necesidad de decirles o recordarles a sus lectores (ustedes, gente más o menos racional y con los pies en tierra, según creo) que el diablo y el infierno no existen. Y que por lo tanto Dios y el cielo tampoco.
Declaración tan perogrullesca y sencilla como esa es capaz de estremecer de indignación a alguna gente que uno creía sana del cerebro. Carajos que dicen ser revolucionarios y comunistas pero le exigen a uno que respete “las sagradas tradiciones del pueblo”, como esa de creer que existe un ser todopoderoso que te vigila, te salva o te castiga dependiendo del tamaño de las cagadas que cometes, y por lo tanto está chévere que aquí se le rina honores a San Juan, la Cruz de Mayo y San Antonio de Padua y del Táchira.
Hay que acabar con el capitalismo pero el pueblo tiene derecho a ser dominado desde sus miedos más profundos. Dales plata y trabajo a los pobres, pero dales también un crucifijo para que recuerden quién manda desde allá desde la Casa Blanca del cielo: métete con la limosna pero no con el santo.
***
¿Y qué tal Simón Bolívar? Estuve observando en Globovisión el análisis que hizo una momia viviente, casi tan vieja como los huesos de Bolívar, aunque un poco más deteriorada, acerca de la impertinencia que significó el mostrar la osamenta del Libertador en televisión. No deja de tener altura y profundidad el punto de vista de la doña, una Mercedes Pulido de Briceño. Vale la pena desmenuzarlo (un día lo haremos con más chancha), no tanto por sus dosis de verdad sino por la cantidad de interesantes datos que aporta acerca de los vericuetos sicológicos de su clase. Por cierto que de la sicología de masas, de Jung y otros miriñaques se aferra, para soltar este dictamen: las naciones necesitan mitos que los unifiquen, figuras que las representen para que en su diversidad sean una sola. Sostiene la vieja que Chávez, al mostrar los huesos del Libertador, le propinó un duro golpe a la conciencia colectiva de los venezolanos, quienes hasta ahora teníamos una imagen profunda y venerable del símbolo Bolívar y ahora, de pronto, lo que tenemos es la imagen de un esqueleto.
Dice doña Pulido que el quitarnos la imagen que nos habían inculcado para mostrarnos “lo que hay” (unos huesos igualitos a los nuestros: las calaveras todas blancas son) ha de interferir con nuestro sentido colectivo de nacionalidad y de unidad, que ese golpe al centro de nuestro mito fundacional es disgregador. Fue muy bueno escucharle eso a una vaquita sagrada de la sociedad burguesa en proceso de derrumbe, porque ese dato ya lo sabíamos o lo sospechábamos: para mantener a un pueblo “unido” las hegemonías se valen de fábulas, mentiras galvanizadas por la costumbre, de ídolos terribles, seres omnipotentes y seres humanos gloriosos, para consolidarse y perpetuarse. Lo único que nos hace “iguales” a los esclavos y a los amos es el sentimiento nacional encarnado en Bolívar: lo venezolano tiene raíz y fundación en el Padre de la Patria, así que un pobre indigente es igual a Guillermito Zuloaga (¡su hermano pues!) porque ambos nacieron en la misma patria, que casi-casi es lo mismo que decir de la misma madre, y del mismo padre Libertador. Dios, la patria y Bolívar, o muerte de la nacionalidad: venceremos.
Lo único bueno de todo esto es descubrir o recordar que los ricos también tienen miedos irracionales… sólo que los saben manipular mejor que nosotros. Si te interesa el artículo...Pincha aquí

Alerta: Preparan detención de Lusbi Portillo

José Tomás, Cacique de Aroy, una de las comunidades que junto a Shirapta y Tinacoa, accedieron a aceptar los titulos de la demarcación de sus tierras propuesto por la comisión de declarcación del gobierno habria sido conducido por funcionarios hasta la vicepresidencia de la república, junto a una comisión de gente de su comunidad con una solicitud escrita para pedir la detención del compañero Lusbi Portillo, coordinador del colectivo Homo et Natura, organización que históricamente acompaña a las comunidades indígenas de perijá en la lucha contra las transnacionales mineras y por la demarcación de los territorios ancestrales de los pueblos indígenas. así nos informaron fuentes cercanas a esta comunidad, que el pasado 12 de octubre aceptó titulos de demarcación que representaban el perímetro comunal más estricto, y que les fueron retirados el mismo día por estar redactados erroneamente.

Este acto se hizo en contra de la voluntad de la mayoría de la comunidades del pueblo yukpa que rechazan la demarcasción impuesta por el estado gobierno.

Nuestras fuentes nos señalan que el escrito repite que Lusbi Portillo es un peruano de Sendero Luminoso que manipula a las comunidades indígenas como señalaban las fuentes de inteligencia militar en la 4ta república, informe fraguado en complicidad con los ganaderos de esa región fronteriza. A este antiguo incierto se le agrega ahora que recibe financiamiento de los gringos para su operación de espionaje.

Esta vieja conseja es grave en el marco de la actual coyuntura ya que presumimos y así denunciamos que todo este esfuerzo conduce a fraguarle un expediente al activista ecologísta y antropólogo venezolano y criminalizar su actividad en el marco de la matriz noticiosa del conflicto colombo-venezolano.

seguiremos informando, tras verificar mas datos sobre esta situación. Si te interesa el artículo...Pincha aquí

domingo, 25 de julio de 2010

Hace 196 años: aquella vez que nosotros (el pueblo pobre) tuvimos el poder

El éxodo a oriente. Si alguien sabe quién es el autor por favor dígamelo para ponerle el crédito.







J.R.Duque

En 1814 ocurrió un hecho único en nuestra historia: el Pueblo tuvo todo el poder aunque no ejerció funciones de Gobierno.
Si nos atenemos al fetichismo territorial vigente en los esquemas románticos de siglos anteriores, según el cual el poder “se tomaba” cuando alguien lograba, con un ejército, dominar una ciudad o palacio de gobierno, el hecho que marca la conquista del poder por parte del pueblo es la entrada de José Tomás Boves y sus hordas a Caracas (16 de julio de 1814). Unos pocos días atrás, el Libertador Simón Bolívar había liberado a los caraqueños. Los había liberado de su presencia y de su mando militar, al ejecutar una acción que se conoce como “Éxodo a oriente”: el gobierno de lo que quedaba de la Segunda República evaluó lo que iba a pasarles si el pueblo alzado bajo la dirección del asturiano los encontraba en la capital, y decidió marcharse a Barcelona, donde tenían mejores auspicios (allá mismo los fueron después a capturar y a destrozar). La mitad de la población de Caracas se fue tras sus libertadores, y del horror de aquella huida se ha hablado bastante. De lo que no se ha hablado mucho es del corto gobierno de Boves (si es que puede llamarse Gobierno eso de estar 15 días en un sitio preparándose para continuar la guerra), de su breve permanencia en Caracas.
Hay autores que, para ganar indulgencia con un bolivarianismo exaltador de próceres y negador del pueblo, ha propagado la “noticia” de que Boves y los suyos (es decir, los nuestros) no sólo eran criminales sino malos gobernantes. Uy, qué asco de gestión aquella, imagínense que ni siquiera hubo preocupación por el ornato público, la reparación de aceras, el cobro de impuestos y la elección de la reina de carnaval. No es gratuito el sarcasmo: es una respuesta güevona al güevón análisis según el cual Boves defraudó a sus seguidores (los esclavos negros y pardos, la servidumbre) porque en lugar de formar un equipo de Gobierno con ellos les dio altos cargos a dos alfeñiques de la “alta sociedad”: Juan Nepomuceno Quero y el Marqués de Casa León. Uno de los autores más implacables en ese sentido es un Augusto Mijares que quiso ignorar el hecho de que 1814 no era un momento muy propicio que se diga para andar formando Gobierno, y sí para hacer una revolución social, para liberar un odio de 300 años. Cierto que Boves dejó a dos monigotes como jefes (militar y político), porque su objetivo y el de miles de seres reducidos a esclavitud no era el gobierno sino el poder, y éste sí que lo tenía. Aquella horda rabiosa no era apta para construir sociedad e instituciones sino para destruir las que había.
El Regente Heredia, testigo cercano de aquellos días caraqueños, escribió: "…podía verse a niñas delicadas, mujeres hermosísimas y matronas respetables solicitando protección hasta del zambo Palomo, un valentón de Valencia, despreciable por sus costumbres, a quien Monteverde había escogido para que siempre le acompañase". Y un siglo y medio más tarde Juan Bosch dialoga con esa visión, de esta forma: “Allí está expresado el verdadero fondo de la lucha, que era social, no política. El zambo Palomo representaba a la gran masa del pueblo, con sus costumbres ‘despreciables’ porque no había razones para que las tuviera mejores, y con el poder de las armas acampando en la altiva ciudad de los mantuanos; y las niñas delicadas y las mujeres hermosísimas encarnaban al mantuanismo vencido por la revolución social, que ya había empezado”.
Otro acontecimiento, brutal y despiadado como todo lo que ocurría en el marco de aquella rebelión popular, es también revelador de los matices de la lucha del pueblo en esos días, y destructor del joto según el cual las hordas de Boves eran “realistas” nomás porque no seguían a Bolívar. Unos días antes de aquel 16 de julio, apenas Bolívar huyó de Caracas ante la cercanía de Boves, los realistas comenzaron a preparar una fiesta de bienvenida, con misa en la catedral, fuegos artificiales y toda aquella jaladera de bolas en el mejor estilacho europeo. De pronto se supo que una avanzada de hombres de Boves llegaba por los lados de El Valle, y los blancos realistas mandaron allá a dos patiquines, disfrazados con todas las regorgallas y adornos de la realeza y el clero, para que fueran a recibirlos como autoridades del Rey en Caracas. Los soldados que venían eran negros, así que la misión del conde de La Granja y Don Manuel Marcano era darles las gracias por sus servicios PERO que no se les olvidara que los que mandan son los blancos, ¿okey? Nadie transcribió las palabras exactas que cruzaron aquellos representantes del Rey con los compinches de Boves, pero yo sí me imagino al zambo Machado pronunciando unas en perfecto malandro decimonónico: “Métete a tu rey por el hueco del culo, aquí mandamos nosotros”, y despachando de par de lanzazos a ambos patiquines.
Era un ejercicio brutal de la democracia, pero era democracia en acción: era el pueblo ejerciendo el poder. Un pueblo que no estaba preparado para ejercer el Gobierno tuvo para sí todo el poder, y el experimento fue doloroso y sangriento.
***
Ciento noventa y seis años después hay gente nuestra ejerciendo funciones de Gobierno, pero eso no significa que tengamos el poder. Eso de “El Gobierno es el Pueblo” funciona bien como eslogan, pero no soporta una simple comprobación en la realidad. Aquello otro de “Todo el Poder para el Pueblo” tiene aires de aspiración, reclamo y posibilidad, y además sintetiza lo que es el destino político de la humanidad: si la destrucción total no nos alcanza, los seres humanos del futuro se gobernarán a sí mismos, sin jefes ni jerarquías. Será el triunfo de la anarquía sobre las violentas y sutiles formas de dominación. Las sociedades sin Dios, propiedad ni amo: los Estados y corporaciones perderán viabilidad y serán barridos para dar paso a las formas más avanzadas de organización colectiva. La democracia directa.
En Venezuela estamos en una etapa primitiva, germinal, de ese proceso de desarrollo humano. Como pueblo, hemos avanzado en organización desde 1814 pero todavía no estamos preparados para formar Gobierno. La invitación a inventarnos formas de organización comunal es un paso adelante gigantesco, que quizá sea fallido, pero trae aires contraculturales y revolucionarios: el Gobierno de Chávez nos está invitando a gobernarnos en pequeñas parcelas. Esto será un experimento provechoso. Repito: quizá sea fallido, pero había que experimentarlo y pronto lo estaremos haciendo. Si te interesa el artículo...Pincha aquí

Escrito del Abogado de Sabino Romero


OTRO MURO MAS DE INTOLERANCIA ENTRE LOS HOMBRES
1-MURO DE BERLIN
2 MURO EN LOS TERRITORIOS PALESTINOS
3 MURO FRONTERA ESTADOS UNIDOS MEXICO
4-MURO TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA CARACAS VENEZUELA

Los indígena Yukpas venidos de la Sierra de Perija, exigiendo de manera legitima respuesta a la justicia Venezolana representada en la máxima autoridad (Tribunal Supremo de Justicia de la Republica Bolivariana de Venezuela) quedan de nuevo burlados a sus puertas, donde lamentablemente de nuevo son desoídos, desatendidos, invisibilizados, irrespetados y violados todos sus derechos como ciudadanos legítimos de este país. Ningún funcionario excepto los de la Policía Metropolitana en su actitud represiva de siempre, se hizo presente para atender su digna solicitud, la indolencia, la indiferencia, la burocracia, los intereses, la falta de sensibilidad humana, de nuevo evidencio que en este país nada a cambiado, un país que pretende hablar del hombre nuevo, el poder y sus valores se comportan como siempre frente a los pueblos.

Convocamos a todos aquellos que se sientan identificados con esta justa lucha a que asistían y manifiesten sus solidaridad con el pueblo Yukpa, ellos no se moverán hasta que sean escuchados y obtengan una respuesta de las autoridades de este tribunal.

Los familiares de los dirigentes indígenas Yukpas Sabino Romero Izarra, Olegario Romero y Alexander Fernández se concentrarán por varios días frente a la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), hasta tanto la Magistrada Ponente y Presidenta de esta institución, Doctora Luisa Estela Morales se pronuncie y determine si admite o no el Recurso de Amparo Constitucional que determinará si los dirigentes indígenas serán juzgados por la Justicia Indígena o por la Justicia Ordinaria, introducido el 10 de febrero del año en curso por los abogados Doctor Ricardo Colmenares y Luis Ríos.

Con relación a la acción de amparo constitucional intentada en fecha 25 de febrero del presente año por ante la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela a favor del Cacique Yukpa SABINO ROMERO IZARRA y el ciudadano ALEXANDER FERNÁNDEZ, miembro del pueblo Wayuu (Expediente 2010-0192), por los hechos acaecidos el día 13 de octubre de 2009 en la comunidad Guamo Pamocha de la Sierra de Perijá, Estado Zulia, les informó lo siguiente:

1. En fecha 10 de marzo de 2010, la Secretaria de la Sala Constitucional dio recepción al escrito.

2. En fecha 04 de junio de 2010, la Defensa impuso nuevo escrito por ante la referida Sala Constitucional, en la cual solicitó la admisión de la acción propuesta y que fuese notificada a la ciudadana GABRIELA DEL MAR RAMÍREZ, en su condición de Defensora del Pueblo. Se anexa la información en línea actualizada obtenida de la página web del Tribunal Supremo de Justicia.

3. En la misma fecha antes señalada, y cónsono con el deber que le impone el artículo 281, ordinal 8º de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en concordancia con el artículo de 15, numeral 7 de la Ley Orgánica de la Defensoría del Pueblo, el ciudadano JAVIER LÓPEZ, en su carácter de abogado adscrito a la Dirección General de Servicios Jurídicos de la Defensoría del Pueblo, según consta en resoluciones publicadas en Gaceta Oficial y consignadas, solicitó igualmente pronunciamiento sobre la admisibilidad en la presente causa. Se acordó agregar el presente escrito y anexos al expediente respectivo.

4. De igual modo, en fecha 30 de abril del presente año, en un gesto de solidaridad con los hermanos Yukpas detenidos en un recinto de máxima seguridad del Ejército en la ciudad de Machiques, la Diputada Nohelí Pocaterra, Presidente de la Comisión de Pueblos Indígenas de la Asamblea Nacional, exhortó a la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia para que acepte el amparo constitucional de los cuatro Yukpas enjuiciados en el Zulia parta que puedan dirimir sus conflictos según las leyes indígenas. Entre otras cosas señaló lo siguiente:

“Le hago un llamado a la Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, Luisa Estela Morales, para que acepte el amparo constitucional que protege a los hermanos Yukpas para que sean juzgados según las leyes indígenas”… “El artículo 260 de la Constitución establece que cuando se suscitan problemas entre indígenas y en territorio indígena deben ser atendidos por sus miembros, porque se reconoce que sus problemas deben ser atendidos por ellos”. Además indicó que: “La Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas y el Convenio 169 de la Organización del Trabajo recomienda cualquier sanción menos el encarcelamiento, porque de esta manera se desconoce la realidad sociocultural de nuestros pueblos”.

5. De tal manera que a la presente fecha, han transcurrido CUATRO (04) MESES desde que se introdujo la acción de amparo, sin que se haya admitido el mismo, a la par que se aproxima la realización del juicio oral y público seguido en la jurisdicción penal ordinaria, todo lo cual causa un prejuicio grave a los caciques Yukpas y al ciudadano Wayuu detenidos desde el mes de octubre de 2009, y que violenta los derechos colectivos reconocidos expresamente en la Carta Fundamental de 1999.
6. Por lo tanto, solicitamos por este medio a todos los dirigentes indígenas, expertos en el área y demás defensores indigenistas, un pronunciamiento ante este retardo procesal y, por vía de un escrito como Amicus Curiae, eleven la preocupación ante la Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, Magistrada LUISA ESTELA MORALES, para que se admita y decida la acción de amparo constitucional intentada por la defensa de los referidos indígenas, en honor y respeto a la identidad étnica de los pueblos originarios de Venezuela.

Atentamente,
Ricardo A. Colmenares Olivar
Doctor en Derecho
Abogado Penalista Si te interesa el artículo...Pincha aquí

sábado, 24 de julio de 2010

Sabino es un falso positivo

Juan Carlos La Rosa Velazco

A propósito de la fosa común de la Macarena y de la lucha por la tierra yukpa en Perijá. dedicado a los revolucionarios colombianos hermanos y a todo el que no entiende la lucha indígena del Perijá venezolano.

En ese pedazo sagrado de tierra patria que llamamos ahora Colombia, donde tantos venezolanos dejaron sus huesos peleando por los ideales de libertad, las relaciones de opresión que se restablecieron más groseramente después de la independencia siguen enterrando huesos y haciendo detenciones ilegales de luchadores sociales que intentan llevar adelante la esperanza de dignidad y justicia que sólo en los últimos cincuenta años ha recorrido una dolorosa historia que aún no es oficial en los libros de historia de ningún país, Aún hablamos con gloria en las palabras, de José María Córdoba y de esos formidables colombianos desplazados que vinieron a llenarse de gloria con su sacrificio en estas tierras de la capitanía general, vinieron a morir por la libertad sin pasaporte y sin documentos: Atanasio Girardot y Antonio Ricaute.

Nadie nos habla aún en los libros de historia de quienes en la lengua secreta de los patios de la costa ya es una leyenda: Martín Caballero, guerrillero muerto combatiendo al lado de un puñado de valientes guerreros contra una inmensa jauría de perros comandados por los asesores israelitas y gringos del gobierno colombiano. Los periódicos que hacen la historia son de quien tiene el poder ahora, estos, lo presentan como un bandido y asesino, igual presentaron antes en la plaza, los cuerpos despedazados de los independentistas que hoy llevamos guardados en los panteones patrios del corazón.

La Iglesia ve en Manuel Pérez y en Camilo Torres una desventura superada, nosotros que rezamos al son del cuero, vemos en el Asturiano y en el Bogotano la estirpe de cientos de miles de religiosos que prefirieron vivir la suerte de los humildes completa, como los jesuitas paraguayos y como Montesinos, como los que aún colocan sus huesos en la misma fosa de los que no tienen nombre, ni tierra.

Aún hay quien no ve gloria en Manuela Sáenz, sólo por ser mujer y rebelde ante el orden y las cristianas costumbres. Para los dueños de esos mismos periódicos en Colombia de ahora, para los dueños de los curas diocesanos, sólo es una puta que dejó a su marido para seguir a un loco. Así se vive, así se piensa y así se es según se vive y se piensa.

Pero lo que sucede en la Colombia de ahora, lo esperamos quienes tenemos dolor de memoria en la piel, allá mandan los dueños de los periódicos que son casi dueños de todo lo que no le han vendido a las empresas transnacionales.

La historia la escribirán los que mandan, pero se trasmite en la piel de los que la sufren.

Sabino Romero y los hombres y mujeres de su comunidad, ubicada en las márgenes del Río Yaza casi en el pie de monte de la Sierra de Perijá del lado venezolano, decidieron luchar por la tierra de sus ancestros, por la tierra que su padre José Manuel le impidió olvidar a el y a sus nietos. Se lanzaron a la justa lucha por la recuperación de tierras ocupadas y legalizadas con violencia por la oligarquía ganadera en los últimos 100 años de despojo, en complicidad con el estado gobierno neo colonial. Llevaban y llevan aún un entusiasmo proveniente de las leyes watía (blancos criollos) que ahora reconocen los derechos de los despojados dentro del derecho de ellos. Se hicieron chavistas, son chavistas y supieron que la lucha por la tierra los hacia revolucionarios.

La comisión de demarcación del gobierno watía, creada porque otros indígenas asimilados por la burocracia watía decidieron transferirle el derecho de demarcación que tienen las comunidades al gobierno watía, a cambio de cargos, promociones, viceministerios y ayudas. Eso hizo la CONIVE, aparato electoral que secuestra la vocería de los comunidades y que grupa a representantes de nada, a no ser del inmenso batallón de mendicantes y negociantes de migajas, vestidos de indígenas, con los que el gobierno watía adorna y engalana los actos públicos para asegurarle al mundo la representación indígena en él. Los watía llenaron de militares, abogados agrarios y ganaderos watía esta comisión, uno que otro judío converso e incluso un dirigente opositor fue el técnico experto. Pero le negaron la participación a voceros directos de las comunidades y a activistas y antropólogos consecuentes, y solo entraron los indios recomendados y certificados por las oficinas de occidentalización que funcionan en el corazón de los burócratas.

Los ganaderos mata indios y paramilitares hicieron lo suyo, usando la voz de la violencia porque no saben decir palabras, así murió a golpes, desangrado por dentro, el Atancha Romero, el mismo José Manuel que engendró al guerrero Sabino Romero, quien se hizo jefe en los últimos diez años de la lucha por la tierra yukpa-caribe en Perijá, 1er cacique de Chaktapa, comunidad del Yaza, encarcelado en estos momentos bajo aislamiento junto a dos yukpas caribes en un Fuerte Militar que alberga irónicamente a un regimiento de fuerzas especiales denominado Caribes, según se supone en honor y memoria de los Caribes que como Guaicaipuro lucharon contra los invasores de sus tierras, eso temibles guerreros que preferían arrancarse el corazón y echarlo al río antes que se convirtiera en trofeo de sus enemigos.

Nosotros decimos que Fuerte Macoa es el Guantánamo del gobierno watía, ahí están aislados los detenidos, siendo más grave el aislamiento porque no existe tal cosa en la cultura yukpa, ahí no pueden recibir visitas de medios de comunicación, ni de amigos y de otros yukpa, sólo las mujeres e hijas que son desnudadas por militares hombres y abusadas con violencia en varias oportunidades.

Sabino Romero no aceptó prebendas ni limosnas del gobierno, aunque lo consideraba amigo de los yukpas, no acepto cargos que no vinieran de sus instituciones ancestrales, ni dejó que se constituyera un consejo comunal por encima de sus instituciones propias y de su gobierno ancestral, ni por la promesa de financiamientos ni regalos. Aún así nunca supo que mientras tanto, la nueva ley de consejos comunales retrocedió de aceptar el gobierno de las comunidades originarias a crear consejos comunales de acuerdo a las costumbres y la cultura de éstas.

Sabino entendió algo que entienden todos los oprimidos por la tenencia de la tierra y el despojo, sólo ocupando se resiste, ocupando, viviendo en la tierra se avanza. Aceptar el desplazamiento es la muerte, es el fin. Sabino entendió que los miembros de la Comisión de demarcación no verían por los intereses de las comunidades porque obedecían a los intereses de otros, dentro y fuera de la burocracia gubernamental.

Sabino Romero entendió que algunos otros jefes yukpa se estaban vendiendo y que era el gobierno el que los compraba, para que dejaran de ocupar tierras y se replegaran a lo que el gobierno llama los centros pilotos, que son un esquema aún más mezquino que las reservaciones del genocidio de los originarios del norte. Aún así siguió viendo esperanzas en Hugo Chávez, no por iluso, sino porque él y los suyos no renuncian al valor de la palabra.

Sabino era y es acompañado por varios caciques y comunidades instaladas en tierras recuperadas, haciendas watía. La ley actual garantiza que en un conflicto por la tierra ancestral indígena prevalecen los derechos originarios de los indígenas y se le pagan las bienechurias a los terceros por parte del estado-gobierno. A uno de esos caciques comenzaron a trabajarlo desde el ministerio del interior watía, específicamente desde la coordinación del llamado “Plan Yukpa” para separarlos de Sabino, a otros menos consecuentes los contrato el llamado Ministerio Indígena del Gobierno watía.

Hay yukpas que pelean y otros no, hay gente que habla y lo hace en todos lados, idealizar sin ver el contexto concreto ayuda a que los conspiradores manipulen la opinión de la gente ocultando sus intereses.

El 13 de octubre ocurrió un hecho de violencia que había sido fraguado por funcionarios watía por largo tiempo, mientras los yukpas demostraban su descontento general con la Comisión de demarcación, por los títulos chimbos que una minoría de tres comunidades aceptó en un vergonzoso acto de “celebración” del 12 de octubre, día de la resistencia. Donde se evidenció y funcionarios watías tuvieron que reconocer la derrota de esta burocracia en el intento de imponer un modelo de demarcación sin tierras a el pueblo yukpa.

Ocurrió un enfrentamiento en el que hubo varios muertos y heridos entre dos comunidades que antes de la llegada de los watía del gobierno luchaban unidos por su tierra y resistían juntos a la violencia ganadera.

Casi veinte horas se tardo el gobierno en aparecer, pero antes de llegar al sitio ya habían declarado a Sabino ladrón de ganado y asesino, haciendo en ese momento un solo coro con ganaderos y campesinos parceleros que pugnan por asentarse en tierra yukpa. Era una tragedia para los yukpas muertos y heridos y la derrota definitiva de los intentos sinceros de diálogo que las comunidades indígenas de Perijá y el movimiento popular habían intentado con sinceridad y esfuerzo.

Luego empezó el capítulo de la historia que hoy culmina con un tribunal supremo que se reúne en silencio, no para debatir legalmente el recurso de Amparo de los detenidos yukpa, sino para decidir en la oscuridad de las conspiraciones un traslado del juicio de Sabino de Maracaibo a Trujillo, para detener la protesta de los familiares y concretar lo que es evidentemente la decisión de todo el estado gobierno por encima de la constitución y leyes, condenar sin pruebas y con pruebas montadas por la policía, a Sabino y a sus compañeros en un juicio tan viciado de nulidad en su proceso que sólo por eso debería anularse: torturas, levantamiento de pruebas sin la presencia del ministerio publico y de la defensa, detención sin orden, aislamiento de los detenidos, desconocimiento del contexto cultural de los procesados, desequilibrio procesal, ya que existen siete fiscales sosteniendo el caso del gobierno watía, desconocimiento de la ley orgánica que consagra el derecho de los indígenas a ser juzgados por su propia ley e instituciones.

¿Por qué tanta saña con un jefe de comunidades?, ¿Por qué en la oportunidad de estrenar plenamente la jurisdicción especial indígena consagrada en la LOPCI?, se ignora completamente todo el estado de derecho. Porqué es el santo y seña del gobierno watía el silencio y el aislamiento, mientras se procede despiadadamente. ¿Por qué si es sabido que la oligarquía ganadera no es amiga del gobierno de Chávez, se ve a los funcionarios pescar en río revuelto en medio del conflicto por la tierra indígena?, ¿Por qué se criminaliza a quienes por 30 años han acompañado desde el movimiento popular a las comunidades indígenas a enfrentar con éxito a las transnacionales mineras en Perijá?

Un gobierno que no comparte ni consulta sus planes estratégicos de explotación minera con los afectados y con el pueblo que debe ser consultado constitucionalmente, no necesita olerse la Dinamarca, ni la guayabera roja, el hedor se percibe a kilómetros, nuestro continente y el mundo están plagados de experiencias de despojo territorial y de entrega de la soberanía con la complicidad de los estados gobiernos, las comunidades originarias nunca han entregado ni un palmo de tierra, las comunidades son las únicas que han resistido desde una sabiduría que siempre ha estado por encima de las calumnias de los dueños de los medios y los gobiernos de todas partes.

Bolívar y Zamora fueron asesinos y ladrones de ganado, cuando un patriota moría en manos del enemigo o era hecho prisionero era mostrado como un bandido. La Masacre del Amparo fue un montaje de militares y policías venezolanos que presentaron a un grupo de pescadores como guerrilleros, bandidos y terroristas los mataron a sangre fría y les colocaron armas y prendas militares, para sacar la tarea encomendada antiguerrillera, lo mismo que siguen haciendo los militares colombianos con la población campesina y con los patriotas que luchan por sus derechos. el destino de justicia de los miles de huesos inocentes encontrados en la fosa común de la Macarena en Colombia, es el mismo de los huesos vivos de sabino y de Lusbi, de Olegario y de Alexander, de Lucía y de Lida Nerva estén en las márgenes del Yaza, en la Cuenca del Tokuko o acampando con sus hijos en la Avenida Panteón de Caracas.

En el Yaza, en el municipio Machiques de Perijá hace nueve meses, los ministerios de la defensa y del interior sacaron su tarea oscura de entrega a favor de los intereses transnacionales. Crearon una situación de violencia, desmantelaron cuidadosamente todas las posibilidades de dialogo, y presentaron a un luchador por los derechos de su pueblo, como un bandido asesino, consumidor de drogas y ladrón de ganado, fue primero secuestrado y detenido sin orden, aislado y procesado ilegalmente en un juicio que ahora trasladan fuera de la región para dificultar la solidaridad de su pueblo con la causa de los caciques detenidos. Igual suerte han corrido otros dirigentes sociales, ninguno opositor de la derecha, entre los que se cuentan Rubén González, Carlos Chancellor y sus compañeros en Guayana, el asesinado Argenis Vásquez, presidente del Sindicato de la Toyota. Otros dirigentes obreros y campesinos y populares que consiguen casos montados y jueces complacientes, cuando se atraviesan en las negociaciones secretas que tiene el gobierno con el capital transnacional. Las víctimas y detenidos aún son pocos comparados con las víctimas y presos de la “seguridad democrática” de Uribe, con el que por cierto suscribimos el Plan Puebla Panamá al igual que otros convenios trasnacionales de gran impacto a la población y a la soberanía.

Sabino Romero es un falso positivo del gobierno venezolano, de Tarek el Aisami y de Carrizales, de la Fiscalía y del poder judicial. y si creemos que tantos poderes no se pueden poner de acuerdo recuerden Honduras. Si te interesa el artículo...Pincha aquí

viernes, 23 de julio de 2010

Trasladan juicio yukpa a Trujillo. ¡TSJ ignora el amparo introducido!

Prensa Plantón yukpa en el TSJ

Siguen los indígenas yukpas sin respuesta ante las puertas del TSJ y mientras tanto, la justicia blanca apela a una medida que retrasa aun más solicitud de pronunciamiento ante la admisión del amparo. La causa es ahora llevada al estado Trujillo y a su vez, se ordena el traslado de los líderes indígenas detenidos en el Fuerte Macoa a dicha entidad. Se cita textualmente parte de esta decisión del TSJ:

“Decide ha lugar el avocamiento de oficio y en consecuencia ordena al Juzgado Quinto de Juicio del Circuito Judicial Penal del estado Zulia, remitir la causa al Circuito Judicial Penal del estado Trujillo; también se ordena el traslado con carácter de urgencia y con las medidas de seguridad que el caso amerite de los ciudadanos incursos en esa causa. Los Magistrados Doctores BLANCA ROSA MÁRMOL DE LEÓN y HÉCTOR MANUEL CORONADO FLORES no firmaron por motivo justificado”.http://www.tsj.gov.ve/decisiones/scp/julio/298-22710-2010-a10-231.html

Es importante activar la solidaridad de todos los movimientos y organizaciones sociales a fin de seguir apoyando a los hermanos indígenas, recordando que los derechos de los pueblos indígenas están contemplados en la Constitución Nacional y en la ley orgánica de pueblos y comunidades indígenas. Si te interesa el artículo...Pincha aquí

jueves, 22 de julio de 2010

Nuevos conflictos, viejos actores

Raúl Zibechi

La región sudamericana está siendo atravesada por una nueva generación de conflictos sociales en torno a la defensa de los bienes comunes ante la renovada agresividad de las multinacionales de la minería, los hidrocarburos y el agronegocio. Los más diversos movimientos, en todos los países, han protagonizado enfrentamientos con gobiernos de signos distintos: la resistencia de los indígenas amazónicos frente al gobierno derechista de Alan García en Perú, que tuvo su punto más dramático en la masacre de Bagua un año atrás, ha sido hasta el momento el caso más resonante.

La guerra colombiana está focalizada, como han denunciado las organizaciones indígenas del Cauca, justamente en las regiones donde las multinacionales esperan conseguir jugosas ganancias. En ese sentido, el Plan Colombia es funcional al capital en un periodo signado por la acumulación por desposesión.

Lo que más sorprende es que en países gobernados por fuerzas progresistas y de izquierda está creciendo también un potente conflicto entre movimientos indígenas y campesinos que rechazan que se explote los recursos naturales sin siquiera consultarlos.

En Brasil se está produciendo en los últimos meses un debate sobre la construcción de la represa hidroeléctrica de Belo Monte, que es resistida por un amplio arco de movimientos porque inundará tierras indígenas. Lula calificó de gringos a los que se oponen al proyecto, adjetivo que incluye al Movimiento Sin Tierra, entre muchos otros.

Días atrás, Evo Morales dijo: Intereses foráneos plantean consignas como Amazonia sin petróleo, en referencia al rechazo que provocan emprendimientos de ese tipo entre muchas organizaciones sociales. La Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia, que agrupa a 34 naciones del oriente, realizó una marcha a La Paz exigiendo que se respete el derecho de consulta cuando se pretende explotar recursos naturales en sus territorios.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) realizó el 25 de junio manifestaciones contra la décima cumbre de la Alba, en Otavalo, denunciando el falso socialismo del gobierno de Rafael Correa, con el que mantienen una fuerte disputa por el derecho al agua a raíz de las concesiones a las empresas mineras. Correa dijo que las manifestaciones forman parte de la manipulación de gringuitos que ahora vienen en forma de grupitos en ONG.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, se reunió en Canadá durante la cumbre del G-20 con empresarios canadienses para invitarlos a invertir en sus proyectos mineros e hidrocarburíferos en Argentina. Entre ellos figuraban miembros de Barrick Gold, empresa que es resistida por un centenar de asambleas ciudadanas que enfrentan las explotaciones mineras en los Andes.

La lista de este tipo de conflictos podría estirarse. Sin embargo, no todos ellos pueden abordarse desde el mismo lugar. Es cierto que existen organismos internacionales y ONG que trabajan para desestabilizar gobiernos críticos hacia la política de Washington. La reciente denuncia de que la agencia de cooperación estadunidense (USAID) dispone de 100 millones de dólares para penetrar organizaciones sociales bolivianas revela la diversidad de caminos que está utilizando el Pentágono para conseguir sus objetivos.

Resulta abusivo incluir en ese mismo paquete a la Conaie, al MST o a cualquier movimiento por el simple hecho de que rechace el modelo hegemónico. Debe abrirse un debate en profundidad sobre los modelos de desarrollo, el papel que cabe a los Estados y a los pueblos en la formulación de proyectos que los afectan. No alcanza con que un Estado se declare como plurinacional o como parte del socialismo del siglo XXI para dar por zanjada la cuestión. No hay un extractivismo bueno y otro malo, definido según quién ocupe el sillón presidencial. Eludir este debate incentiva la despolitización.

Desde el lado de quienes defienden los monocultivos, la minería y la explotación de los hidrocarburos pueden aportarse argumentos valiosos para evitar disparates como atribuir las críticas a intereses foráneos. Podrían plantear, por ejemplo, que esos emprendimientos aseguran ingresos importantes a las finanzas estatales para poder cumplir sus obligaciones, entre las que destacan el pago mensual de salarios y beneficios sociales para los más pobres. En segundo lugar, podrían argumentar que cierto nivel de extractivismo es un mal necesario para amasar los excedentes que permitan dar un salto industrialista.

Ambos argumentos podrían contribuir a elevar el nivel del debate, porque apuntan a problemas reales y concretos que nadie puede ignorar. Sería necesario explicar cómo se pasa del modelo actual, necesariamente excluyente además de contaminante, a otro que genere distribución de renta. Porque el extractivismo es intrínsecamente concentrador de la riqueza: requiere muy poca mano de obra y exporta commodities, de modo que no hay trabajadores en ninguna de las dos puntas de la cadena, ni en la producción ni en el consumo. Por eso el modelo actual es inseparable de las políticas sociales compensatorias, que generan dependencia y pasividad entre sus beneficiarios.

La tentación de atacar a quienes se movilizan contra el modelo y de acusarlos de enemigos es repetir una película que ya hemos visto. Sostener que la acumulación por desposesión no puede existir desde el momento en que son los Estados los que se apropian de la mayor parte de los excedentes y no el capital privado, es reditar los viejos debates que tanto daño hicieron al socialismo en la Unión Soviética. Confundir capitalismo de Estado con socialismo, o socialismo con poder para el pueblo, es tanto como olvidar un siglo de luchas revolucionarias.

No existe un modelo de sociedad socialista, o como quiera denominarse, ya listo para implementarlo. Sea lo que sea, esa sociedad gira en torno a quienes toman las decisiones. Lo grave es creer que se puede construir un mundo diferente sin contar con los movimientos y sin conflictos. Si te interesa el artículo...Pincha aquí

Yukpas en vigilia frente al TSJ piden agilizar demarcación de tierras

Rodolfo Mondolfi

Organizaciones aliadas pertenecientes a la etnia Yukpa, de la Sierra de Perijá, en el estado Zulia, se han concentrado este lunes en las adyacencias del Tribunal Supremo de Justicia, ejerciendo sus derechos en relación a un amparo constitucional introducido hace cuatro meses en relación a un conflicto que se planteó en el año 2009 por la demarcación de los territorios indígenas.

El grupo, que entre adultos y niños totaliza alrededor de 90 personas, se apostaron frente al TSJ exigiendo básicamente el respeto al derecho de decidir por ellos mismos como comunidad y de juzgar a los miembros de su etnia, lo cual está amparado por la legislación sobre los derechos de autonomía de los pueblos autóctonos.

Delegaciones de Yukpas se han dirigido en tres oportunidades al Tribunal Supremo en búsqueda de respuestas acerca de la solicitud de amparo, pero nunca se les ha atendido formalmente. Ahora han regresado para hacer un “plantón” con sus familiares e hijos, decididos a permanecer en el sitio hasta que les den una respuesta formal sobre el amparo que están exigiendo.

Francisco Elías Prada, miembro de la ONG Cofavic, y defensor de los derechos humanos, recordó que en el mencionado conflicto hubo tres víctimas fatales, además hay tres detenidos desde octubre del 2009, en Fuerte Maroa de la ciudad de Machiques, estado Zulia, entre quienes se encuentran los caciques Sabino Romero y Olegario, que están siendo juzgados por autoridades civiles, aún cuando están presos en una instalación militar. Si te interesa el artículo...Pincha aquí

miércoles, 21 de julio de 2010

El enemigo circunstancial

J.R.Duque

En tiempos de guerra nada le debemos al enemigo sino el dolor. Sus lágrimas por nuestra risa; su derrota a cambio de nuestra felicidad.
Pero, ¿a cuál enemigo?

***

Está el enemigo histórico de clase: el que se enriqueció mientras nosotros empobrecíamos, el que vive confortablemente, no MIENTRAS nosotros vivimos miserablemente, sino GRACIAS A QUE nosotros vivimos miserablemente. En un sistema de recursos y confort limitados (ya que el planeta no tiene energía suficiente para que haya 7 mil millones de ricos, y tampoco voluntad de las hegemonías para que ello ocurra) el que acumuló bienes y recursos es porque aplastó a muchos de sus semejantes. Nadie se hace rico gracias a su trabajo y a su esfuerzo (como dice la propaganda capitalista para tratar de convencernos de que cualquiera puede ser Rockefeller si trabaja) sino gracias al robo, el saqueo y/o la explotación de otros seres humanos.

Está otro enemigo natural que son los aspirantes a ricos: esa clase media que lo hace todo por conveniencia, algunos incluso abandonar y negar la clase originaria para juntarse con sus explotadores, tratar de ser como ellos (cosa que no lograrán nunca) y propagandizar con el postulado más repulsivo del sistema capitalista: “Si yo pude surgir y dejar de ser pobre entonces tú, que jugaste y creciste conmigo y estudiamos en la misma escuela, también pudiste y no lo hiciste, así que púdrete”.

***

Es verdad que de las clases pudientes han salido seres humanos excepcionales que se han convertido en luz y ejemplo para las luchas del pueblo. Pero son sujetos excepcionales y sólo eso: personas que abandonaron la comodidad burguesa para venirse a luchar al lado de los expoliados. Sujetos que traicionaron a su clase para colocarse del lado más humano de la historia y en el bando correcto en la guerra milenaria de explotadores contra explotados. Son rarezas, excepciones en medio de lo predominante: los que se abrazan a sus riquezas o a la esperanza de ser ricos algún día.

***

Está también el enemigo circunstancial: el sujeto de nuestra misma clase que se dejó embaucar por el discurso del enemigo clasista y ahora milita con ellos, trabaja para ellos, les sirve con alegría, canta las presuntas bondades del sistema capitalista que lo tritura, nos enfrenta con el discurso y el activismo y se está preparando para enfrentarnos en escenarios violentos.
No hay nada más lamentable, doloroso y difícil de confrontar que ese enemigo circunstancial. No hay nada que desespere más en el marco de la lucha de clases que la existencia de pobres jalabolas de los ricos. Nuestros enemigos históricos son los ricos explotadores y los aspirantes a ricos (la clase media) y es normal que se nos dé fácil gritarles en la cara la aberración que garantiza su confort y nuestra miseria. Pero a un esclavo que decidió luchar por los intereses de sus amos (¿no les suena cierto clamor entre los nuestros apoyando a las mafias de RCTV y Globovisión?) es difícil, tortuoso y casi siempre infructuoso explicarles que su hambre (que es la nuestra) tiene su origen en el hartazgo de la gente que apoyan. Ninguna explicación les hará comprender que la putrefacción de los alimentos de Pdval es la putrefacción del capitalismo, y que usted puede culpar al Gobierno de lo que sea menos de haber inventado ese capitalismo en avanzado estado de descomposición. ¿A qué se debió el drama Pdval sino a un grotesco apego, por parte de esos bichos que están presos y otros más, a la enfermedad compulsiva consistente en comprar y comprar y comprar para acumular y acumular y acumular para luego vender y vender y vender?
Pero les ha sido fácil a nuestros enemigos históricos convencer a muchos pobres (de los que decidieron defender los intereses de los ricos) que sólo el Gobierno deja pudrir alimentos. Nunca revelarán que en general el capitalismo funciona así, ya no por negligencia como en el caso Pdval sino con plena conciencia: yo pongo algo en el mercado y si ese algo no se vende lo destruyo. No puedo regalárselo a la gente que no tiene dinero porque esos salvajes tienen que acostumbrarse a que sólo se puede comer si se tiene para pagar por la comida.

***

¿Qué llaman “paz” nuestros enemigos históricos? Un estado de cosas en el cual los pobres estemos satisfechos de nuestra esclavitud y supeditación a las órdenes de ellos, los amos. El sistema capitalista consiste en que la mayoría se parte el espinazo para que una minoría viva bien, y hay gente que cree que la humanidad puede vivir en paz si 1) esa mayoría esclava forma sindicatos que organicen la explotación pero no la acaben, o 2) si Poder hegemónico y Gobierno, unidos, se aseguran de que los pobres no tendrán jamás la fuerza suficiente para comenzar a romper la hegemonía del poder económico.
Los ricos y sus jalabolas dicen que en Venezuela había paz social antes de la llegada de Chávez a la Presidencia porque Gobierno y Poder económico eran una misma cosa y esa unidad garantizaba que si los pobres alzábamos banderas inconvenientes (el comunismo o el socialismo, por ejemplo) íbamos a ser aplastados sin problemas. Ahora que esa unidad está rota (Gobierno y poder económico están confrontados) los ricos necesitan una confrontación y están trabajando en ella.

***

La confrontación que viene (la confrontación violenta, que será consecuencia de la confrontación discursiva actual) nos enfrentará en las calles a pobres con conciencia clasista contra pobres jalabolas de los ricos. A cierto chavismo le agrada la perspectiva de que estalle una coñaza donde los marginales nos caeremos a tiros y a vergajazos contra los sifrinos hijos de ricos y clases medias. La triste realidad será otra: los pobres saldremos a matarnos con los pobres, unos en defensa de los ricos y otros en defensa nuestra, en defensa de la humanidad que nos merecemos.
Siempre fue así en todas las épocas. Siempre los pobres hemos entregado el pellejo para que las hegemonías manden. Pero ahora, en este tiempo de reinventarlo todo y reinventarnos, ¿seremos capaces de revertir o modificar ese atavismo histórico? ¿Qué cosas deberemos hacer para que finalmente sea el grueso de la humanidad y no una élite el conglomerado que se encargue de conducirnos al futuro? Si te interesa el artículo...Pincha aquí

domingo, 18 de julio de 2010

EL CACHO AZUL. Parte V

Carlos J. Acosta

Se ha convertido en un lugar común, considerar cualquier polvito echado por ahí con el jefe o con otro cualquiera como un cacho; para nosotros, eso es problema de cada quien. Sin embargo, cuando se trata de tomar estos actos libertarios como un Cacho Azul, no podemos mantenernos en silencio pues está en juego la reputación de nuestra amada organización.

Este es el caso que se nos planteó al recibir una comunicación de nuestra buena y nunca bien ponderada amiga Cleomalinche, donde nos solicita se incluya su caso como un genuino “cacho azulissimo”; entre otras cosas, según ella, porque se realizó en el marco del mundial de futbol (que bárbaro ese pulpo) y no se detuvo ni siquiera por las disertaciones de Escarrá sobre como implantar la propiedad social a coñazos.

El siguiente es el relato que la plenaria del CACHO estuvo discutiendo durante todo el mundial (prorrogas y penaltis incluidos):

Hola Carlos, oye amigo siento que algo está pasando, en el ambiente hay un silencio extraño. No sé… ¿Será que Chávez está asustado? ¿Por qué no aparece?

Que miedo ni que nada Cleo, ¿tú eres pendeja? Chávez al igual que todos nosotros, estamos expectantes a ver que decide el pulpo.

Ay, menos mal que es eso.

Oye Carlos, quería contarte la experiencia que estoy viviendo, pero si vas a ver el futbol será para después.

No chama, date con furia española que por culpa de este pulpo sapo dejé de mirar los juegos, porque es como ver una película cuando ya sabes quien es el asesino.

Ay amigo, ando en éxtasis, sólo paro cuando el no para y vuelvo a lo cotidiano.

Bueno, cuéntame todo: antecedentes, justificación, conclusión…

Verdaderamente esto es riiicooo.

Ok, despacito, ya veremos si es así y logras pasar a la inmortalidad al lado de Cleopatra, Malinche y Julieta.

Nos conocimos hace como 25 años en la universidad en mi época de guerrillera, tú sabes. Y aunque ya estaba casada, lo veía con admiración porque era todo un luchador fajado en esos peos de aquellos años. Todos éramos unos cabeza caliente, pero el sobresalía, pienso que encaja bien en esa definición tuya del Intelectual Orgánico. Bueno, tú conoces la historia de esos años y no la voy a repetir, lo cierto es que les perdí la pista a todos ellos cuando me separé de mi esposo.

Un buen día, él apareció de nuevo y esta vez solitaria como andaba no lo pelé. Nos enamoramos, quisimos, etc., etc.

Ajá, te agradezco infinitamente que no me cuentes los etc.

Bueno, para no aburrirte, te diré que fueron varios años de relación libre. Pero, como dice el poeta todo tiene su final y un mal día empezó a recitar su parte del guión: “no quiero hacerte daño, no soy un hombre de leer el periódico los domingos empantunflao”, puro cuento porque la verdad era que la esposa, que ahí me enteré que existía, acababa de salir de la cárcel.

COÑO chama, tienes que presentarme a ese compañero para que venga a dictar unos talleres acá en el CACHO.

No te burles que en esa época la pasé bien mal con el despecho de mi vida y tardé mucho en enterrarlo en lo más profundo de mi ser y continuar mi existencia…

Supongo que ese tipo de entierro lo hiciste como un homenaje a lo vivido…

Coño Carlos, para la joda y déjame terminar.

Dale pues, que dejar terminar es la historia de mi vida.

Ok, después de superado esto, decidí mantener un compromiso serio con alguien, para quererlo, amarlo y respetarlo en la salud y la enfermedad…

Ya va Urosa Sabino, concrétate al cuento. Por cierto, tú sabes que hay matrimonios que terminan bien y otros que duran toda la vida.

Ajá, lo cierto es que después de 10 años de matrimonio con muchas bajas y pocas altas, pero cómodo y equilibrado…

Que aburrido…

Si, realmente un equilibrio desequilibrado, porque le faltaba algo de picante a esa sazón…Bueno, una vez más acudí al Universo y le pedí que apareciese un hombre que escribiera poemas, cantara canciones románticas, tú sabes la nueva trova, Sabina, Serrat y sobre todo que practicara el sexo tántrico.

¿EL QUÉ?

Sexo tántrico, chico

Coño, eso suena como tirarse a una muerta.

No vale, es algo divino, actualízate

Bueno, dejémoslo así y dime si el universo te paró bolas

Yo andaba en esa onda cuando descubrí tu Cacho Azul que me motivó a incentivar mi búsqueda. Y fíjate que en una de éstas, me encontré de nuevo a mi ojitos lindos

¡A Diosdado!

No, tú estás loco, yo no me meto con la derecha ni que sea endógena. Me refiero a quien me había causado el despecho en el pasado. No te imaginas el torbellino de sentimientos que el susodicho alborotó. Rabia y ternura. Dulce angustia. Lo cierto es que me dejé llevar y en eso ando. Viviendo mí Cacho Azul.

Espera chama eso no es así, esa es una decisión que debe ser debatida para ver si califica.

Después de escuchar a Cleomalinche procedí, en mi carácter de Presidente Vitalicio Reelecto del CACHO, a convocar con la urgencia del caso a plenaria para tratar tan trascendental tema, el cual se resume en lo siguiente:

¿PUEDE UN AMOR DEL PASADO SER CONSIDERADO UN CACHO AZUL?

Ciertamente el debate fue arduo, sobretodo por lo difícil que resulta la estancia en nuestra sede de Los Ranchos de Chana, pero somos gente de asumir dificultades y si hay que reflexionar en un jacuzzi, pues nos sacrificamos.

Al final pudimos concluir que: “NUNCA, BAJO NINGÚN CONCEPTO DE ESPACIO NI TIEMPO, PUEDE SER CONSIDERADO UN CLAVO PASADO COMO CACHO AZUL”.

La asamblea también decidió hacer un reconocimiento público a este compañero que indudablemente tiene que ser militante de la Otra política, por haber demostrado que siempre es posible obtener el perdón si se utiliza como herramienta principal la paciencia y la salivita y se pide con devoción.

Alquilado, firmado, sellado, refrendado y guardado en el salón de sesiones del Club de Admiradores de Chourio Onix (CACHO)

Carlos J. Acosta
Presidente Vitalicio Reelecto Si te interesa el artículo...Pincha aquí

sábado, 17 de julio de 2010

Bolivia-Ecuador: El Estado contra los pueblos indios

Raúl Zibechi

“Son gringuitos que ahora vienen en forma de grupitos en ONG. A otros con ese cuento. Esta gente ya tiene la pancita bien llena”, dijo el presidente de Ecuador, Rafael Correa, al referirse a los manifestantes que pertenecen a la Confederación de Nacionalidad Indígenas del Ecuador (CONAIE)[1]. Evo Morales dijo casi lo mismo: “Como la derecha no encuentra argumentos para oponerse al proceso de cambio, ahora recurre a algunos dirigentes campesinos, indígenas u originarios, quienes son pagados con prebendas de algunas ONG”[2].

Al parecer los presidentes de ambos países pasaron por alto que están usando los mismos argumentos de sus enemigos, cuando acusaban a los movimientos sociales de formar parte de la “subversión comunista internacional” o de estar financiados por el “oro de Moscú”. Dos errores en uno: creer que los indios pueden ser manipulados, y que lo son desde fuera del país. No es extraño que hayan sentido las afirmaciones de sus presidentes como agravios que buscan desviar la atención de los verdaderos problemas.

Puede ser cierto, como afirmó el vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera, que la agencia de cooperación de Estados Unidos, USAID, está infiltrando algunos movimientos sociales para que se manifiesten contra el gobierno. Aseguró que de 100 millones de dólares que invierte USAID en su país, 20 se usan en gastos técnicos y el resto “para sus amigotes, para su clientela política, patrocinando cursos, publicaciones y grupos que promueven conflictos”[3].

Las organizaciones sociales involucradas rechazaron estar financiadas por USAID, pero lo que más llama la atención es que se haga esa crítica justo en el momento en que realizan movilizaciones contra el gobierno y no antes. El primer ministro de Hidrocarburos del gobierno de Evo, fue más lejos y le recordó al presidente que debe explicar porqué permitió que USAID, el Banco Mundial y ONGs europeas diseñaran el Estado Plurinacional vigente. En efecto, “USAID financió en 2004 la Unidad de Coordinación para la Asamblea Constituyente”, además de otras actividades oficiales[4].

La marcha indígena en Bolivia

El 17 de junio se concentraron centenares de indígenas de tierras bajas en Trinidad, capital del departamento del Beni, a unas cinco horas de Santa Cruz de la Sierra. Su intención era realizar una marcha de 1.500 kilómetros a pie hasta La Paz, ascendiendo desde las regiones selváticas hasta los cuatro mil metros. La Confederación de los Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) que reúne a 34 naciones del oriente organizados en once regionales[5], convocó a los marchistas siendo apoyados por el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ).

Estas son dos de las cinco principales organizaciones indígenas que en 2006 formaron el Pacto de Unidad durante la Asamblea Constituyente, y hasta ahora eran un sólido apoyo al gobierno de Evo Morales. Las otras tres, la poderosa Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia, la Confederación de Comunidades Originarias de Bolivia (CSCB) y la Federación de Mujeres de Bolivia Bartolina Sisa, siguen apoyando al gobierno.

Desde principios de año la CIDOB venía negociando con el ministro de Autonomías, Carlos Romero, la Ley Marco de Autonomías llegando al consenso en 50 artículos mientras en otros trece había diferencias[6]. Los puntos en desacuerdo fueron básicamente dos: los pueblos indígenas reclamaban que los acuerdos se aprobaran por usos y costumbres mientras el Estado exige referéndum. El segundo se refiere a los territorios indígenas que traspasan los límites departamentales, ya que los pueblos piden que las autonomías traspasen esos límites.

En el fondo se trata de una cuestión de soberanía: los pueblos de tierras bajas exigen que las comunidades tengan capacidad de vetar los emprendimientos que afecten a sus territorios, en particular las concesiones mineras e hidrocarburíferas, y que los asientos en la Asamblea Plurinacional se eleven de siete a 18. Iniciada la marcha el gobierno decidió negociar por separado con algunas regionales de CIDOB para dividir al movimiento. Por ese motivo, la marcha que partió de Trinidad el 22 de junio se detuvo días después en Asunción de Guarayos, a 400 kilómetros de Santa Cruz, donde una delegación oficial llegó a un acuerdo de ocho puntos con CIDOB[7].

La segunda estrategia del gobierno fue lanzar indios contra indios. Evo Morales acudió a una asamblea de los seis sindicatos de cocaleros que repudiaron la marcha de CIDOB y se mostraron dispuestos a impedirla[8]. El ex vocero del gobierno, Alex Contreras Baspineiro, apuntó que “antes de encontrar una solución pacífica y concertada, el gobierno comenzó una campaña mediática millonaria para tratar de desacreditar la movilización indígena[9]. “En cinco años de gobierno, nunca se había visto este tipo de división y menos las amenazas de enfrentamiento”, agregó.

La tercera fue la difamación, al acusarlos de estar financiados por USAID. Por eso el presidente de CIDB, Adolfo Chávez, no sólo rechazó la acusación y recordó que los marchistas tienen problemas de alimentación y medicamentos, sino que desafió al gobierno: “Retamos al gobierno a que expulse del país a la USAID y veremos quienes son los afectados”[10].

Contreras es un reconocido periodista social boliviano que acompañó la I Marcha Por el Territorio y la Dignidad, en 1990, que supuso el comienzo de la recomposición de los movimientos en pleno período neoliberal. Por su compromiso y su especial cobertura de las marchas indígenas fue homenajeado por los principales medios del país. En esa marcha que se inició también en Trinidad conoció a Pedro Nuni, representante del pueblo mojeño y ahora diputado del MAS, quien le dijo que “algunos ministros del gobierno indígena nos están haciendo enfrentar a indígenas contra indígenas”[11].

Uno de los resultados de la marcha es que el gobierno perdió su mayoría de dos tercios en el parlamento (111 votos sobre 166), ya que ocho diputados indígenas decidieron alejarse del MAS (Movimiento al Socialismo). En suma, Contreras cree que si el gobierno persiste en no negociar puede estar en peligro la propia gobernabilidad del país. Por eso cree que no hace falta “un enfrentamiento entre organizaciones indígenas, ni la satanización de algunos dirigentes”, sino sobre todo negociar y “rescatar un pilar de este proceso de cambio: la cultura de la vida, de la paz, del diálogo y la concertación social”[12].

Sin embargo, el gobierno rechazó las principales demandas de la CIDOB, argumentando que si lo hiciera violaría la Constitución. El ministro Romero argumentó que algunas de esas demandan “no respetan los derechos de todos los bolivianos”, porque sólo benefician a ese sector, y que no se les puede dar a los pueblos mayor representación que el porcentaje de población que representan en el país[13]

La CONAIE contra Correa

El 25 de junio se realizó la cumbre de presidentes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), uno de cuyos temas centrales fue la cuestión de la plurinacionalidad. La reunión de los ochos presidentes se realizó en Otavalo, unos 60 kilómetros al norte de Quito, una ciudad mayoritariamente quichua. Pese al tema que se iba a debatir, las organizaciones indígenas no fueron invitadas. Por eso la CONAIE decidió instalar en la misma ciudad su Parlamento Plurinacional, para denunciar que no puede haber plurinacionalidad sin los indígenas.

Unas tres mil personas realizaron una marcha pacífica por la ciudad, entre cantos y bailes que celebraban el Inty Raymi, el año nuevo andino, y a la vez recordaban el 20 aniversario del primer levantamiento indio, que comenzó el proceso de movilizaciones que finalmente llevó a Rafael Correa a la presidencia. La cumbre estaba protegida por policías a caballo que se espantaron al llegar los manifestantes, que alcanzaron la puerta del recinto para entregar una carta a su “hermano” Evo Morales.

Los indígenas están enfrentados al gobierno por la ley de aguas y las concesiones a las empresas mineras, lo que ha provocado numerosas movilizaciones, paros, bloqueos y levantamientos[14]. El conflicto entre la CONAIE y el gobierno no es nuevo, aunque ahora adquiere un tinte más grave por las acusaciones de la justicia contra los dirigentes. Al día siguiente de la cumbre, la fiscalía de la provincia de Imbabura, donde está Otavalo, inició una indagatoria contra las organizaciones indígenas.

En la misma se dice que “un grupo de ciudadanos de raza indígena” rompió el cerco policial donde se reunía la ALBA “gritando consignas que atentan contra la seguridad del orden público” y que el principal daño fue que a un policía le “sustraen las esposas”. Con ese fundamento se acusa a los dirigentes de CONAIE y Ecuarunari (la organización quichua de la sierra) nada menos que de “sabotaje y terrorismo”[15]. Se trata de una acusación de extrema gravedad que busca intimidar a los dirigentes.

Según el abogado y profesor universitario Mario Melo, el problema de fondo es que la presencia de la CONAIE fuera del recinto donde se reunían los presidentes “evidenció ante la opinión pública nacional e internacional que las organizaciones representativas de las nacionalidades y pueblos del Ecuador están siendo excluidas de la definición de políticas públicas que les competen”[16]. Por eso se produce una respuesta política disfrazada de acción jurídica, para “amedrentar y desmovilizar” a los movimientos.

Los dirigentes indígenas respondieron al desafío. Marlon Santi, presidente de la CONAIE, se presentó ante la fiscal para conocer los cargos y dar su versión. El 5 de julio un comunicado conjunto de Ecuarunari y CONAIE señala que las acusaciones de terrorismo carecen de fundamento jurídico y que se trata de “una persecución política al movimiento indígena y a los dirigentes por el simple hecho de discrepar con las políticas del gobierno”[17].

El comunicado recuerda que el artículo 98 de la nueva Constitución reconoce el “derecho a la resistencia” cuando estén amenazados los derechos. Y finaliza con una frase que anticipa más confrontaciones: “Los procesos judiciales contra los dirigentes no hacen otra cosa que evidenciar la bajeza de espíritu de los gobernantes y una grave amenaza para la democracia y la paz de los y las ecuatorianas”.

Pérez Guartambel, presidente de la Unión de Sistemas Comunitarios de Agua del Azuay (Cuenca), también fue acusado de sabotaje y terrorismo a raíz de una masiva protesta en su pueblo, Tarqui, el 4 de mayo. El Frente de Mujeres Defensa de la Pachamama, por su parte, formula denuncias similares. Todo indica que el proceso que se vive en Ecuador implica una ruptura profunda entre movimientos y gobierno, cuestión que en Bolivia no ha llegado tan lejos.

Hay un abismo que los separa, cuya línea divisoria es el proyecto de país y el denominado “desarrollo”. Correa está convencido que la mayor amenaza a su proyecto, que denomina “Socialismo del siglo XXI, viene de lo que él denomina la izquierda “infantil” y grupos ambientalistas e indígenas que, dice, rechazan la modernidad. Por eso critica al que “le dice no al petróleo, a las minas, a no utilizar nuestros recursos no renovables. Eso es como un mendigo sentado en un saco de oro”[18].

El Estado Plurinacional en cuestión

Los procesos políticos y sociales en los dos países son como dos gotas de agua. Ambos aprobaron un Estado Plurinacional y nuevas constituciones, pero a la hora de aplicarlas encuentran fuertes trabas. Son las bases sociales indígenas y de los sectores populares urbanos, que llevaron al gobierno a Evo Morales y a Rafael Correa, las que están resistiendo a “sus” gobiernos. En los dos casos, los gobiernos optaron por el extractivismo minero y petrolero para asegurarse ingresos fiscales, en vez de apuntar hacia el Buen Vivir como dijeron en su momento.

La FEJUVE (Federación de Juntas Vecinales de El Alto), una de las más importantes organizaciones sociales de Bolivia, emitió un duro documento, el Manifiesto Político del XVI Congreso Ordinario[19]. Dice que “pese a tener un presidente indígena como es Evo Morales, el Estado sigue gobernado por la oligarquía criolla” ya que “sigue manteniendo el sistema económico capitalista y el sistema político neoliberal”. Asegura que el pueblo pobre sigue siendo “dominado políticamente”, “explotado económicamente” y “marginado racial y culturalmente”.

Más grave aún. “El gobierno del MAS, luego de asumir el mando, sólo ha utilizado a los pueblos indígenas y sectores populares para sus campañas políticas, pero éstos siguen siendo excluidos de las decisiones políticas y son utilizados solamente por el gobierno para legitimarse y encaramarse en el poder”. Además exige que el gobierno no se entrometa en las organizaciones sociales, que haya un cambio en la conducta del vicepresidente Alvaro García Linera y su entorno, que define como “enemigos de la clase campesina e indígena”, y apoya la marcha de los pueblos de oriente.

El tono y el contenido son muy fuertes. La FEJUVE no es cualquier organización, sino una de las protagonistas de la Guerra del Gas, en octubre de 2003, que provocó la caída de Gonzalo Sánchez de Lozada y hundió el neoliberalismo. Ahora evalúa pedir la renuncia de Evo. En Ecuador, la CONAIE es también muy importante, fue la protagonista de una decena de levantamientos desde 1990, derribando tres gobiernos. Una ruptura con estas organizaciones es muy grave para cualquier gobierno, más aún para quienes se apoyan en ellas.

En el fondo, están naciendo las primeras grietas en el Estado Plurinacional, un edifico que aún no se ha terminado de construir. ¿Porqué surgen esas grietas? Porque hay una potente disputa de poder, ya que los pueblos originarios no tienen porqué aceptar el marco del Estado-nación, que es a lo que se remite el Estado Plurinacional. En este punto aparecen dos miradas que intentan dar cuenta de los procesos en curso.

Alberto Acosta, economista ecuatoriano y ex presidente de la Asamblea Constituyente, estima que se atraviesa el proceso de aprobar las leyes que aterricen el texto en la vida cotidiana. Si eso no se hace, la Constitución por más avanzada que sea queda en nada. El problema es que el presidente Correa cree que las leyes de agua y comunicación no son importantes, lo que para Acosta es tanto como decir que “la Constitución no es fundamental ni prioritaria”. Se pregunta: ¿Será acaso que la Constitución comienza a convertirse en camisa de fuerza para el presidente Correa?”[20].

Cree que la oposición de derecha, que se opuso a la Constitución, está obstaculizando cada ley para impedir cualquier avance. Por otro lado, “la manera de gobernar de Correa, que es un liderazgo atropellador en esencia, no da espacio para el debate”. La conclusión es que la Constitución que iba a refundar el país, “está atada a un manejo político que no garantiza su plena vigencia”. La sociedad no la defiende, pero desde el gobierno “hay una suerte de contrarrevolución legal”.

El escritor y filósofo boliviano Rafael Bautista sostiene que refundar el Estado en Bolivia sin potenciar las naciones originarias es no cambiar nada o “pura cosmetología”. Pero si no hay refundación, o sea descolonización, “lo que acontece es una pura recomposición del carácter señorial del Estado”[21]. En suma, más Estado colonial asentado en la creencia de la superioridad sobre los indios que se perpetúa en el Estado Plurinacional, porque es un modelo que en los hechos no ha sufrido modificaciones.

Bautista dice que “el cambio ya no consiste en una transformación de los contenidos del nuevo Estado”, sino en “una adecuación subordinada de lo plurinacional a las necesidades funcionales de la institucionalidad estatal”. Esto es, precisamente, lo que revela la marcha: el sentimiento de superioridad sobre los indios (son manipulados, no actúan por ellos mismos, dice el gobierno) y la imposibilidad de que el Estado deje de estar “arriba” y en el centro.

La esencia de lo plurinacional pasa por una ampliación del ámbito de decisiones, una ampliación del poder. “Lo plurinacional no quiere decir suma cuantitativa de los actores, sino el modo cualitativo de ejercer la decisión: somos efectivamente plurales cuando ampliamos el ámbito de decisión”. Y eso es lo que no sucede, por eso Bautista dice que el gobierno actual “manda mandando, no manda obedeciendo”.

El gobierno no traspasa poderes a los pueblos originarios sino que los desconcentra entre gobernaciones y alcaldías, o sea reproduce la lógica de los privilegios porque desde la Colonia esos son los espacios de las elites locales. La marcha está mostrando una renuncia a transformar el Estado para limitarse a mejorar su performance, lo que se implica “la actualización de la paradoja señorial”, concluye Bautista. La marcha indígena no hace más que mostrar la desnudez de la proclamada descolonización del Estado.

Los pueblos originarios, que crearon las nuevas condiciones para su libertad, no van a seguir tolerando la marginación política. Saben que los Estados necesitan explotar los recursos naturales para pagar sus cuentas. Pero también saben que esa lógica los conduce a la destrucción. Por eso se han puesto en marcha: porque tuvieron la fuerza para frenar el neoliberalismo y ahora no quieren perder la oportunidad. Si te interesa el artículo...Pincha aquí