hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

sábado, 10 de abril de 2010

"EL PEZ NUESTRO DE CADA DÍA"

Tomado de Cuento, Fiesta y Candela

Nota de CfC: La escultura de nuestro hermano Augusto que permaneció incólume ante el tsunami en Talcahuano-Chile, el hermoso pez blanco está erguido en medio de la destrucción, como simbolo de renovación y fortaleza.


"El Pez Nuestro" nadó en medio de la gran ola, para continuar presente en medio de nuestros maltratados "choreros"

El artista, quien vive en Venezuela, confesó que cuando dimensionó la tragedia pensó que El Pez Nuestro de Cada Día se había ido con el mar.

Estaba de turno durante la fatídica madrugada del 27 de febrero. Minutos antes reinaba la calma en la Gobernación Marítima de Talcahuano. En un segundo el infierno, que Henry Ovalle visualizó luego del terremoto y posterior tsunami que azotó las costas del puerto como nunca hubiera imaginado.

"El agua llegó hasta la mitad del cerro, inundó y arrasó con todo esto. Después las lanchas, camionetas, navíos por todas partes", comenta, quien cumplía con la guardia durante la jornada.

En medio de ese dantesco paisaje, no le deja de sorprender que las dos esculturas dispuestas en el lugar -El Pez Nuestro de Cada Día y Caracola- se hayan mantenido incólumes frente al daño producido por la fuerza del mar.

Milagro de la naturaleza, quizás, que dejó escrito una vez más que las prioridades no son necesariamente las que pensamos. Por eso, las citadas obras no sufrieron. El arte es así, ofrece belleza sin exigir nada, en este caso, a un paraje que hoy lamenta visibles desajustes.

Junto a Eólica (Domingo Llanos), las citadas creaciones de Luis Escalona y Augusto Acosta tampoco se desplazaron de su punto, menos salir de cuajo, lo cual se explica por la forma en que se montaron y fijaron en el terreno.

ESTO ES INCREÍBLE

"El Pez Nuestro nadó en medio de la gran ola, para continuar presente en medio de nuestros maltratados choreros". Este mensaje que llegó a su correo electrónico, aún emociona al artista, Augusto Acosta, quien actualmente reside en Isla de Margarita, en Venezuela.

Desde su hogar, Acosta confesó a El Sur que después de la tragedia no se atrevía a imaginar el estado en que se podía encontrar "El Pez". "Saber que, además, vino un maremoto dejando a su paso tanta destrucción sentí que la pieza estaría entre los escombros en medio de barcos, equipos industriales y vehículos que fueron arrastrados por el mar hasta la ciudad. Incluso, que estaría perdida, hasta pensé que podría estar flotando en otra parte", contó aún sorprendido de los hechos.

- Había que enfrentar la realidad.

- Inicialmente, y los días posteriores al 27 de febrero, el impacto de las imágenes eran tan fuertes que superó cualquier interés inmediato por la escultura y su posible destino. En algún momento se sabría de ella, incluso, me hice la idea que si ya no estaba o si se había perdido me prometí reponerla y hacer una segunda obra dado el caso.

Pero felizmente no tuvo que ser así, ya que la escultura inaugurada el 29 de junio de 1995 - día de San Pedro Pescador- quedó intacta.

"A más de un mes de la tragedia recibí el primer registro fotográfico enviado por Jorge Valenzuela quien llegó hasta el lugar y me mandó información. Sin duda, fue una gran alegría saber que El Pez Nuestro de Cada Día sobrevivió al tsunami", expresó este penquista ciudadano del mundo desde 1973.

"Es importante que la gente, los choreros tengan confianza, crean en su gente y den a conocer sus problemas, para enfrentar sus carencias, buscar soluciones y hacer del puerto una ciudad para vivir", dijo.