hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

jueves, 11 de marzo de 2010

¡No más acoso y atropello laboral en la Misión Madres del Barrio!

Director@s botan a quienes impulsan Consejo Socialista de Trabajadores y Trabajadoras


EL BUROCRATISMO y la CORRUPCIÓN se están comiendo a esta Misión ¡CONTRALORÍA POPULAR! No permitamos que corruptos y burócratas acaben con los logros de la Revolución.
La Misión Madres del Barrio es del pueblo.
El lado oscuro de una Ministra

María León ministra de Estado para los Asuntos de la Mujer
Ciudadana Maria León:

Quien suscribe, Freddy Figueroa, padre de Andreina Figueroa, trabajadora del ministerio que Ud., dirige, la cual fue despedida de su cargo sin causa justificada alguna, tal como consta en la carta de despido me dirijo a Ud., a fin de expresarle las siguientes consideraciones (a modo de desagravio de Andreina y por los códigos de vida que le han dado sustento a nuestra existencia): Quien le escribe se identifica de la siguiente manera, soy un comprometido con la justicia social desde la edad de 14 años. Cuando el partido comunista llamó al combate armado, yo, como miles de mi generación, di un paso al frente. Las opciones de esa lucha fueron para muchos de nosotros la muerte o la cárcel. Me tocó estar 7 años preso en la cárcel modelo de Caracas. Hasta aquí es suficiente en lo personal. Pues bien, tratando de ser consecuente hice lo que pude, para formar a mis hijas en los valores de la justicia social y la solidaridad. La mayor de mis hijas se graduó de médica en la República de Cuba y la menor, Andreina, se acaba de graduar de Lic. en Historia en la UCV. Toda la familia comprometida con el proceso que lidera el Comandante Chávez. Es el caso que mi hija Andreina me informa haber sido objeto de la mayor injustica, como lo es, haber sido privada del derecho al trabajo de manera injustificada. Ante esta situación, le informo a Ud, guardaba la esperanza de que este acto cometido contra Andreina, había sido obra de un insensato, pobre de valores y ajeno a todo principio medianamente revolucionario y en esa creencia, cuando supe que iba a entrevistarse con Ud., me dije y le dije: “!Andreina ya veras que la ministra está inocente de esta situación, que este burócrata le llevó una versión distorsionada de tu persona …” ¡Mas no fue así señora ministra. Para mi bochorno y mire que no es fácil a mi edad, entendí que Ud. estaba en cuenta de la injusticia, del abuso y del atropello cometido contra esa joven trabajadora. Y no solamente estaba en cuenta, sino que para mi pena ajena, Ud, la avalaba y la justificaba de modo infame, impropio de alguien que se dice ser revolucionaria. !Qué ironía y es Ud, quien dirige el ministerio de la mujer y su protección! Sólo me queda decirle, siga Ud, con su farsa, irrespetando su edad y su género. Siga con sus teatrales discursos, dichos para quienes no le han visto su lado oscuro. Ud., con su acto infame no podrá borrar la alegría de vivir de una joven revolucionaria como lo es Andreina.

Por último: Qué pena con Ud.