hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

viernes, 19 de febrero de 2010

Del feminismo a Mariategui… de Mariátegui al negro Villafaña

Jessie Blanco

Hace un año de tu partida y aún se siente tu risa cargada de humor negro en aquellas largas reuniones del proyecto nuestramerica, cuando lanzabas tu verbo lucido y pedagógico al final de los largos discursos de los compañeros –digo compañeros-porque en su mayoría eran los hombres quienes más hablaban-. Nos hacías reír de la rabia. En cada coyuntura golpista eras la articulación estratégica que enlazaba los viejos e históricos vínculos. Maestro de la política. Siempre a la orden para asesorar cualquier batalla que hiciera mejor este mundo, aún estoy en deuda con usted. Amante de las ideas de Mariategui: recuerdo aun los textos que me diste de él sobre su apreciación de las luchas de las mujeres…fuiste dejando una huella en cada una de nosotras y de nosotros, desafiaste la muerte y hasta negociaste con ella para darle lo mejor a este proceso hasta el final de tus días.

Tu sensibilidad por las luchas de las mujeres, se las debe aparte de la flaca y tus hermosas y guerreras hijas a Mariategui (siempre las ideas de los grandes son más creíbles que las heroínas anónimas que tenemos al lado). Recuerdo tu verbo provocador resaltando tu machismo para promover debates y luego con una sonrisa robarles lo mejor de las discusiones a las compañeras. Provocar era tu oficio y lograbas una suerte de cinismo pedagógico cuya maestría pocos logran tener.

Aunque sabías de corazón lo que le debe este proceso a las mujeres venezolanas, te empeñabas en priorizar las luchas estratégicas del proceso y como muchos hacen, en épocas de cambio, postergar la lucha de las mujeres , primero había que garantizar el socialismo y luego dentro de éste se consolidarían las luchas y demandas de las mujeres. Esa idea común, que ha marcado el debate entre el socialismo y el feminismo era comprensible, en un momento histórico. Pero ya no se justifica cuando los mismos hechos históricos han demostrado que sin feminismo no hay revolución dentro de la revolución socialista. (Véase la Rusia del siglo 1918 y la Cuba de finales del 60) e interroguemos ahora a la Venezuela del siglo XXI.

Para Mariategui “ El feminismo, como idea pura, es esencialmente revolucionario”. El distinguía tres tipos de feminismos: el burgués, el pequeño-burgués y el proletario. “Cada uno de estos feminismos formula sus reivindicaciones de una manera distinta. La mujer burguesa solidariza su feminismo con el interés de la clase conservadora. La mujer proletaria consustancia su feminismo con la fe de las multitudes revolucionarias en la sociedad futura. La lucha de clases –hecho histórico y no aserción teórica- se refleja en el plano feminista. Las mujeres, como los hombres, son reaccionarias, centristas o revolucionarias. No pueden, por consiguiente, combatir juntas la misma batalla. En el actual panorama humano, la clase diferencia a los individuos más que el sexo”.

Esta lectura de clases que le hacia Mariategui al feminismo, a pesar de su tesis del socialismo indoeuropeo aún excluía a las mujeres negras e indígenas, ¿a cual de las tres tipologías del feminismo mariateguista pertenecerían las luchas de las negras –afrodescendientes- y las mujeres indígenas? Obviamente, el feminismo latinoamericano tendría mucho que decir al respecto. Lo cierto es que los debates sobre nuestras luchas, siempre llegaban a un territorio enigmático, así como le ocurrió a Freud con el caso de Dora, cuando se rindió frente a la comprensión de lo femenino y calificó la feminidad como un continente oscuro.

Hoy, compañero a un año de tu partida, aún sigo entrañando los debates fuera de las asambleas, los debates de cafetín, donde soñábamos con un hombre nuevo pero también con una mujer nueva y libertaria. O en palabras de Mariategui “ Los trajes de la mujer del futuro serán menos caros y suntuosos; pero la condición de esa mujer será más digna. Y el eje de la vida femenina se desplazará de lo individual a lo social. La moda no consistirá ya en la imitación de una moderna Mme. Pompadour ataviada por Paquín. Consistirá, acaso, en la imitación de una Mme. Kollontay”.


¡Te extrañamos negrito!

0 comentarios: