hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

domingo, 14 de febrero de 2010

Afrodescendientes en el Sur

JESUS CHUCHO GARCIA

Ecuador es unos de los países -sin menoscabar a los demás- donde, pese a las contradicciones internas del movimiento afroecuatoriano, se ha logrado avanzar en ésta primera década del siglo XXI, entrando en el reconocimiento de viejas aspiraciones de los afro de ese país

La primera década del siglo XXI, fue de una significativa importancia para concretar la agenda afrodescendiente en políticas públicas, en los países de América Latina y el Caribe. La presencia “afro”, como sujetos históricos, hoy es inobjetable en organismos multilaterales, tales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El gran punto de partida de los cambios que se vive –actualmente- en nuestros países, es el eco positivo de la III Conferencia Universal Contra el Racismo, realizada en la ciudad de Durban, Suráfrica, en septiembre de 2001. Ministerios, institutos, comisiones, cuotas electorales, apertura en universidades, regularización de tierras, entre otros logros, devela un largo camino de lucha para el reconocimiento de las y los afrodescendientes en la búsqueda de la mayor felicidad posible contra el racismo, la exclusión y la erradicación de la pobreza.

El ejemplo afroecuatoriano

Ecuador es unos de los pocos países, sin menoscabar a los demás donde, pese a las contradicciones internas del movimiento afroecuatoriano, se ha logrado avanzar en ésta primera década del siglo XXI en el reconocimiento de viejas aspiraciones de palenqueros y palenqueras, como se autodenominan los cimarrones afrodescendientes de ese país.

En varias oportunidades hemos compartido con nuestros hermanos en situaciones bien difíciles, como aquella que vivimos en Lago Agrio (2001) cuando fuimos testigo de cómo los paramilitares colombianos tenían azotada esa zona. Movilizaciones contra el racismo y luchas abiertas contra gobiernos corruptos... No ha sido fácil la lucha allí.

En enero del 2008, por iniciativa del lider afrolatinoamericano Homero Rodriguez, asistimos allí a una cita con afroecuatorianos, en el marco de la III Consulta Latinoamericana y del Caribe de organismo de Equidad Racial, donde el presidente Rafael Correa expresó "que se tuvo que esperar 187 años para que un afroecuatoriano fuera ministro, como lo fue el poeta Antonio Preciado (Ministro de Cultura en el 2008). En ese momento Correa estaba llamando a que el pueblo afroecuatoriano presentara sus candidatos por circuitos electorales afro y mencionó el nombre de Alexandra Ocles para que liderizara esa iniciativa, como en efecto lo hizo y logró ser elegida a la Asamblea Nacional, desempeñándose como diputada afro-conciente y resteada con su pueblo, no solo afro sino también indígenas y mestizos, y por supuesto con la visión de género.
Hoy Alexandra fue invitada por el presidente Correa a ocupar la Secretaria, como rango ministerial de Pueblos, Movimientos Sociales y Participación Ciudadana. Es la primera mujer afroecuatoriana en la historia de ese país, que ocupa tan alto rango. El gobierno de Correa y el Partido de la Revolución Ciudadana, apoyando las iniciativas del pueblo afroecuatoriano, al lado de líderes como Juan Montaño, Juan García, la ancestral Petita Palma y el alcalde Estupiñan de la provincia de Esmeralda, así como distintas organizaciones afro, lograron un articulado en la nueva Constitución ecuatoriana, respetándoles el derecho comunal o gran comarca de la tierra, educación, entre otros beneficios jurídicos.
Hoy, desde el ministerio, Alexandra Ocles conjuntamente con la Corporación de Desarrollo Afroecuatoriano que dirige el antropólogo Pepe Chala, tiene bajo sus hombros una responsabilidad histórica privilegiada con respaldo político y apoyo del Estado. Como dijera recientemente Ocles, en una actividad en la provincia de Imbabura, “el gobierno ha reconocido el racismo existente en el país y por ello el presidente decretó la lucha contra el racismo, la cual debe darse los 365 días al año, acompañado de un plan plurinacional con grandes ejes estratégicos y 56 acciones concretas”.

He aquí un ejemplo de cómo un Estado, gobierno y movimientos sociales, con una gran voluntad política disponen de recursos, infraestructura y financiamiento para avanzar contra cualquier tipo de discriminación.

Ecuador como referente “afro” internacional: ¿hacia la izquierda o la derecha?

El movimiento afrointernacional, a luz de los cambios sociales operados en América Latina, ha tenido una tentación y un reto. La tentación es la agenda de la derecha internacional, diseñada por el departamento de Estado, de USA, teniendo como centro de operaciones, para la region andina, al gobierno de Uribe Vélez, desde donde han ido penetrando fuertemente esos espacios, colocando a ministros, viceministros y diputados afro (vinculados al paramilitarismo). Eso es lo que hemos llamado la afroderecha, la cual denunciamos en el año 2008, desde Washington D.C. La otra agenda es el reto que tenemos los afrodescendientes progresistas y revolucionarios de ayudar en el complejo proceso de transformación social en las Américas, poniendo énfasis en la inclusión en las políticas públicas y discusión ideológica, en las perspectiva de la construcción de una sociedad más justa, sugiriendo el socialismo afroindígena como propuestas concreta.
La agenda de los próximos diez años de las y los afrodescendientes debe insistir en que cada país, como lo ha hecho Ecuador y recientemente Cuba, deben crear el plan nacional contra la discriminación racial, partiendo de las estrategias del Plan de Acción de Durban. Articular con la Unión Africana para decretar los pueblos de la diáspora africana como la sexta región de ese continente, con sus propias particularidades. Luchar abiertamente contra los avances de los peligros del Cambio Climático. Otros aspectos de nuestras luchas es incorporar en la ronda censal del 2010 y 2011 la dimensión afrodescendiente