hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

domingo, 10 de enero de 2010

Metabolitos de agavillamiento contra los yukpa

LEONEL GALINDO.

El líder Yukpa de la sierra de Perijá SABINO ROMERO IZARRA hoy, según la investigación del Ministerio Público, dejó de ser criminalizado como autor material o intelectual del robo agravado de ganado en la zona indígena, según se desprende de la temeraria e inconstitucional acusación presentada por el Estado Burgués, para la celebración de la audiencia preliminar el día viernes quince (15) de Enero, sin embargo las acciones de ABIGEATO en el lugar siguen denunciadas por sus víctimas, y el cacique se encuentra detenido a la orden del Juzgado de Primera Instancia en Funciones de Control con sede en la Villa del Rosario, dentro del 121 Batallón de Infantería Venezuela, ubicado a escasas cuadras de la Asociación de Ganaderos de Machiques (GADEMA), y sus miembros en su mayoría bajo custodia y seguridad de soldados y tropa profesional adscrita al Fuerte Macoa de esa jurisdicción.

A pesar de la condición de indígena de los acusados no se les permite que sus familiares consanguíneos (hermanos, sobrinos, primos y nietos) como igual sus amigos de otras etnias indígenas (bari, wayuu, japreria) o cualquier organización de defensa de derechos humanos o ecologistas, puedan ejercer el derecho de visita o comunicación, desconociendo la Declaración Universal de los Derechos Humanos, suscrita por la Republica el 10 de Diciembre de 1.948), y a pesar de que los mismos gozan de las garantías de presunción de inocencia y del derecho a la defensa, siendo estas violadas por los militares que brindan custodia a los ganaderos, sin obviar de que sus verdugos representan a sus enemigos históricos, todo a razón de haber despojado a sangre y agavillamiento a sus ancestros de sus tierra originarias sin minas ni laboratorios de metabolitos de cualquier sustancia química nociva para la salud ambiental, y más recientemente de haber sido asesinado al padre del cacique Yukpa Sabino, JOSE MANUEL ROMERO, para quien hoy su muerte se encuentra impune y sin ninguna diligencia de criminalística rápida o con expertos en traslado desde Caracas, que permita identificar a sus autores intelectuales de tan abominable crimen de homicidio intencional; sin embargo hoy la ciencia de la criminología que investiga los hechos ocurridos el trece (13) de Octubre del 2009, en la comunidad de Guamo Pamocha de la cuenca del río Yaza, donde estaba la antigua Hacienda Kusare, denunciada por GADEMA, y custodiada por los mismos efectivos militares que mantienen preso al cacique SABINO ROMERO IZARRA… Claro, esto no es pura coincidencia amigo lector!, nosotros en derecho valoramos dicha conducta como la voluntad permanente de dos o más personas que se asocien con el fin de cometer delito de AGAVILLAMIENTO, aquí las víctimas son los miembros del pueblo Yukpa, sin embargo la prohibición de las visita a sus hermanos, solo viene a configurar un conjunto de vicios procesales dentro de la jurisdicción ordinaria, a la cual se pretende someter a los detenidos, sin reconocer su cultura al derecho propio indígena, y más aún la negativa de ser juzgados en la jurisdicción especial indígena, todo en garantía al derecho de que son miembros de una nación multiétnica y pluricultural, reconocida expresamente en nuestro PREAMBULO CONSTITUCIONAL, como también en el Titulo III, Capitulo VIII, la cual recoge todo el proceso constituyente indígena o la visión neo-constitucional de los pueblos amerindios.

Para nadie significa asombro, la auto-composición y celeridad en la investigación policial a la cual están condenados los hermanos Yukpas detenidos, como resultante de las medidas de etnocidio que se practican en su territorio, como consecuencia a la iniciativa de auto-demarcación de sus tierras y hábitat, hoy en poder de los miembros de la burguesía ganadera de Machiques, asociada ideológicamente desde su fundación con las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas (F. A. N. B), asumiendo como defensa los derechos de producción de alimentos y la seguridad de la frontera, aludiendo a los indígenas, y a cualquier ciudadano o ciudadana que mantenga permanencia en la sierra, como enemigos del Gobierno y su plan de explotación del carbón y metabolitos de uranio para desarrollo científico en el Parque Nacional Sierra de Perijá.