hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

viernes, 15 de enero de 2010

EL CACHO AZUL. Parte II

Cambiar calle por vereda

Yo, Carlos Javier Acosta Pérez, nuestramericano, menor de edad porque sigo siendo el niño aquel, radicado en algún punto del Mar de los Karibes, en uso de las pocas facultades mentales que me quedan según certifica el mono que habita en mí, por medio de la presente declaro con carácter irrevocable, irreverente, irrestricto, irresponsable e irredento, mi renuncia al cargo de Presidente Vitalicio Reelecto del Club de Admiradores de Chourio Onix (CACHO).

No ha sido una decisión sencilla, muchas noches insomnes han sido testigo de profundas reflexiones antes de tomar una determinación como ésta, que seguramente llenará de tristeza muchos corazones femeninos, y tal vez, sólo tal vez, podría llevar a las más furibundas defensoras del CACHO, como es el caso de Alida, Norma e Yralí, a intentar acciones contra mi persona; las cuales según estima el indio Jesús Rodríguez podrían ir desde los atentados personales a las demandas judiciales, por considerar que se les cierra la puerta más importante para lograr su plena realización en la vida. Compañeras, espero comprendan que resulta contraproducente que otro se coma la fruta y uno pase la dentera.

Bien se a lo que me expongo al entrar en conflicto con estas féminas, las cuales como la mayoría de las mujeres venezolanas han demostrado que son de armas tomar, sobretodo desde el momento en que el tercio aquel, colega hasta el día de hoy, se le ocurrió hablar de frenesí; sin prever que esa palabra desataría los demonios de la pasión y la lujuria guardados en tantos corazones.

Pero bueno, la vida nos pone pruebas que debemos superar para continuar aprendiendo y hoy toca encarar esta. En mi defensa argumentaré que en los últimos 5 meses hice todo lo posible por convertir a una morena en el símbolo de la liberación femenina, mas reconozco mi incapacidad física y mental para lograrlo. De nada valieron horas y horas tratando de convencerla sobre la importancia de dar ese paso adelante; inútil resultaron mis citas de Marx, Lenin, Gramsci o el Che; infecundos mis esfuerzos por enamorarla a través de poemas que a muchas cautivan; estéril cautivarla con el poema de Neruda o aquel bolero de Roberto Carlos, romántico anoche me sentí románti… a no me fui del tema, disculpen es que el cúmulo de sensaciones que esta decisión anida en mi alma, me lleva al desvarío.

Lo cierto es que preciso reconocer que el comandante ganó esta partida, nada ni nadie puede contra la disposición de una mujer cuando está resuelta a no ceder en una decisión preñada de frenesí. Lo lamentable es que en esta oportunidad, la morena de mis tormentos prefirió cambiar calle por vereda; optó por vivir una rápida y bien rápida experiencia antes que disfrutar el encanto y la magia de este rincón del planeta; escogió la dulsura mal entendida antes que la dulzura de un amor eterno; decidió que el azúcar es más dulce que unos labios queriendo besaaaar son un motivo, y me quedó mirándote a ti... Coño, me volví a disgregar.

En síntesis, quiero expresarles que yo estaba dispuesto a perdonar su preferencia por lo rápido del proceso antes que lo calmado y tierno de mi amor; su favoritismo por Zamora antes que mi visión de Boves y su importancia para la lucha de clases; su predilección por ser supervisada antes que vivir en plena libertad de su ser; y hasta aceptaría su falta de confianza en el futuro que le esperaría de aceptar ocupar el puesto que le ofrecía.

Pero jamás de los jamases y esta es la verdadera, indiscutible, irrefutable, incontestable y suprema razón de mi decisión, jamás repito, podría perdonarle que siendo la esencia de este club que lleva su nombre no se haya dignado a contestar las múltiples invitaciones para asistir a la inauguración del mismo.

Alquilado, firmado, sellado, refrendado y guardado en el salón de sesiones del Club de Admiradores de Chourio Onix (CACHO)

Carlos J. Acosta
Ex Presidente Vitalicio Reelecto

Nota bien marginal: Para las interesadas en conocer los intríngulis del caso favor comunicarse con el indio Jesús Rodríguez, asesor adjunto ad hoc.




Contenido completo