hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

viernes, 29 de enero de 2010

Carlos Chancellor: ¿militante de al-qaeda?

Tony Tovar

Mejor y venial juez no han podido conseguir Francisco Rangel Gómez y la alta gerencia de Crystallex International Corporation, para juzgar y condenar a Carlos Chancellor, Williams Saud y Pedro Pérez Pinto, que al abogado que ejerce, por ahora, el Tribunal de Primera Instancia Itinerante de Juicio de Puerto Ordaz. Razón tenían quienes se los recomendaron. El “matapepetistas” se las trae. Y mire que no sólo “se las trae”, también “se las lleva”. En artículos anteriores, este humilde y simple militante de la Revolución Bolivariana, les había anunciado que lo mejor del “Caso Chancellor” estaba por venir.

Nunca, léase bien, NUNCA, este acucioso observador de la realidad nacional por los últimos 35 años, había sabido que algún venezolano, dentro de las fronteras patrias, había sido condenado por TERRORISMO. Pues resulta que Carlos Marcelino Chancellor Ferrer y Williams José del Valle Saud Álvarez fueron condenados a 3 años y 6 meses, de los 7 años de condena de Carlos Chancellor, por la aplicación del Artículo 296 del Código Penal Vigente, el cual tipifica y pena lo que en doctrina se denomina TERRORISMO MATERIAL. Este juez previo a la sentencia, cambió la calificación jurídica del delito por el que habían sido acusados estos 2 ciudadanos por el Ministerio Publico: el articulo 297-A del CPV, de Instigación al Pánico y Zozobra de la colectividad; el cual se tipifica por difundir noticias falsas por medios de comunicación masivos, al delito del 296 y que pena el poner las bombas, disparar armas de fuego, provocar incendios, generar explosiones con la sólo intensión de generar TERROR en la Población.

En el delito de Terrorismo Material, el comportamiento típico es descrito en el único aparte del artículo 296 del Código Penal Vigente. Al juez ejecutar el cambio de calificación jurídica del 297-A al 296 del CPV el cual reza en su aparte único: “Quienes con el sólo objeto de producir terror, en el público, de suscitar tumulto o de causar desordenes públicos, disparen armas de fuego o lancen sustancias explosivas o incendiarias, contra personas o propiedades, serán penados con prisión de tres a seis años, sin perjuicio de las penas correspondientes al delito en que hubieren incurrido usando dichas armas”. Sin duda alguna, el Juez en cuestión, apreció claramente en las pruebas exhibidas en el juicio, que el comportamiento típico, tanto de Carlos Chancellor, como de Williams Saud tienen carácter TERRORISTA. Es decir, estos “agentes criminales” hicieron uso de armas de fuego, de explosivos o sustancias incendiarias, “…con el sólo objeto de producir terror”, “tumulto” o “desorden público”, derivados de su acción criminal.

Obviamente, al ser desvirtuadas todas la “pruebas” promovidas por la Fiscalía para acusar a estos ciudadanos del delito de “Incitación al Pánico y Zozobra de la colectividad” –art. 297-A- y de “Instigación al delito de Cierre de Vías de Circulación” –art. 357- también del Código Penal, por testigos “oyentes” de una emisora que no tenia transmisor, ni siquiera micrófonos; y por un audio y una transcripción del mismo, ejecutado con Fraude Procesal, el cual fue denunciado por la Defensa Técnica y hasta hoy, primera quincena de enero 2010, no se ha pronunciado este “digno” abogado. Sin embargo, no le tembló el pulso para condenarlos por TERRORISTAS en contra de los intereses de Crystallex International Corporation, por cuanto ningún, léase bien, ningún habitante de las Claritas, Ciudad Dorada o el Klm. 88 sintió y menos denunció haber sido víctima de “estos vándalos”, según la apreciación de este Venial Jurista.

Conforme a la opinión de este abogado-juez de juicio, cuando “cambia” la norma tipificante, de la simple “incitación” al MOTIVO TERRORISTA del “autor” o los “autores”; lo realiza determinando el tipo penal del 296 del CPV, orientándose hacia el propósito consciente o la finalidad específica de producir terror, tumulto por pánico colectivo o desorden público por pánico general en calidad de autores; lo cual le permitió al juez, delinear perfectamente la noción del comportamiento terrorista de Carlos Chancellor y Williams Saud, mucho más allá de la menos cruenta “incitación” de la Acusación Fiscal y por lo tanto con menor pena; lo cual le impedía “sacar de circulación” del escenario político del estado y de Sifontes a Carlos Chancellor, y que era la exigencia de sus “amos” Rangel Gómez y Crystallex International Corporation. Por algo recibía la “visita” semanal de la magistrada-presidenta del Circuito Judicial del estado Bolívar.

La próxima semana analizaremos la “causa real” y la “causa aparente” de los hechos que generaron que Carlos Chancellor y Williams Saud hayan sido los únicos venezolanos condenados por TERRORISTAS en este país “aliado del eje del mal” a decir del imperialismo norteamericano. Seguramente este juez recibirá su “corazón purpura” de manos de mismo Obama, por poner tras las rejas a este par de “peligrosos cuadros” de AL-QAEDA.

0 comentarios: