hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

sábado, 28 de noviembre de 2009

Mensaje de apoyo a mis amigos Yukpas de Chaktapa

en la foto: guillermina romero hija de sabino romero, esposa de ever romero, fallecido en la tragedia del 13 de octubre.

Paris, el 21 de octubre del 2009

Queridos amigos,

Me estoy enterando poco a poco de lo que está pasando en Chaktapa. Me siento tan lejos de ustedes (y tan impotente), y al mismo tiempo tan cerca con estos pocos objetos que me llevé a Francia y que les hacen más presente en mi vida de cada día : el sombrero (pehoba) con lo cual me protejo de los rayos del sol (guitcho), las cestas (minori) en las cuales pongo el pan y las frutas (otenane), el collar (mokeu) y los aretes que llevo todos los días, la calabaza grabada con una navaja (panaku) en la cual está escrito : “hecho en chaktapa poy yukpa”, la cual miro en este momento y me recuerda su lucha ; y por otra parte todas estas fotos de todos ustedes, que me recuerdan estos momentos mágicos vividos juntos, cuando caminamos en la sierra (toroto) para desenterrar los ñames (djame), cuando nos bañamos en el río (tichina), cuando nos reunimos todos alrededor de una hoguera (toncha) para cocinar y para platicar, y también para cantar (tomaidi) y bailar (eouatpou), todos esos momentos con los niños (kika), con Marilí y Silverio, cuando escribíamos en un cuaderno (paperi) unas palabras en francés y en yukpa, instalados alrededor de una mesa en la hacienda.
Todas esas palabras yukpas, que aprendí gracias a los niños, me siguen acompañando. No les olvido, hablo de ustedes con toda la gente que conozco a mi alrededor, ustedes representan una forma de vivir que pocas mujeres (oripa) y pocos hombres (kupa) son capaces de asumir en esta tierra, ustedes quieren y viven con la naturaleza mientras los poderosos no hacen más que destruirla. Allí donde yo vivo, en París, hay mucha miseria y mucha soledad para la gente que no tiene trabajo, ni casa, algunos tienen que pedir limosna y duermen en la calle. Emigrantes que vienen de África, y de países en guerra de todo el planeta, están amontonados en las cárceles, en los centros de retención, con niños. Son todas las minorías del mundo las que sufren. Lucho a sus lados como pueda. Pienso que hay que confiar en todos aquellos quienes luchan para defender sus derechos y su dignidad. Cada ser humano tiene derecho a esa dignidad, a un techo, a la salud, cada niño tiene derecho de ir a la escuela, y ustedes tienen el derecho de tener sus propias tierras y de cultivarlas, como todas las comunidades indígenas de América Latina.
Pienso mucho en ustedes, en todos los niños, cada día, todos los días. Todavía estoy viendo y oyendo a Guillermina hablando con su canto a su papari, Matchpo, delante de la luna (cunu), para pedirle que no llueva durante la cena que habíamos preparado todos juntos para nuestra gran asamblea. Pienso en ella, especialmente, quisiera abrazarla y compartir su pena. Les quiero, les admiro y confío en su lucha.

Anita, Mamita.

(Anne Joubert)