hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

sábado, 3 de octubre de 2009

UN CONFLICTO DE GRANDES PROPORCIONES SE ESTÁ INCUBANDO EN EL ESTOR

Comunicación Waqib' Kej
Carta abierta

UN CONFLICTO DE GRANDES PROPORCIONES SE ESTÁ INCUBANDO EN EL ESTOR
Y AMENAZA CON PROYECTARSE A TODA LA FRANJA TRANSVERSAL DEL NORTE

Señores y Señoras Representantes de Entidades del Estado Guatemalteco:

Las organizaciones firmantes nos dirigimos a ustedes, representantes de entidades del Estado guatemalteco para llamar su atención sobre la necesidad urgente e inaplazable de cumplir con las competencias que tienen asignadas de tutelar los derechos de las y los guatemaltecos y de los distintos Pueblos de que conformamos la Nación.
Como autoridades y funcionarios de diferentes poderes del estado, no pueden permanecer indiferentes ante las actuaciones ilegales de la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN) de sus agentes de seguridad, mandos y sicarios, con la complicidad de algunas y algunos funcionarios de gobierno. El proceder de esta transnacional incuba y acelera la maduración de una conflictividad que puede ser de consecuencias imprevisibles, y que amenaza con extenderse a toda la región del Valle del Polochic y la Franja Transversal del Norte.
El secuestro y asesinato del profesor Adolfo Ich Chamán, la agresión armada y las heridas graves ocasionadas a los campesinos q’eqchi’es: Samuel Coc, Ricardo Tec, Alfredo Xi, Aroldo Cucul, Alejandro Acté, Luciano Choc, Héctor Cho y Herman Chub, la retención y secuestro de cuatro campesinos en las instalaciones de la CGN, hechos ocurridos el pasado domingo 27 de septiembre en horas de la tarde, en las comunidades Las Nubes, La Unión y Chupón del municipio de El Estor agravan y profundizan la tensión reinante en la zona. En estos hechos delictivos, según testigos, ha estado vinculado el Capitán Mynor Rolando Padilla, jefe de seguridad de la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN.
Ustedes saben que estos hechos no son aislados. Son parte de los constantes desalojos violentos que han sucedido recientemente en el Valle del Polochic promovidos por los intereses de las grandes compañías mineras, de la caña de azúcar y palma africana, de la explotación forestal y maderera.
Las comunidades q’eqchi’es a quienes se pretende desalojar, no reivindican más que un lugar donde vivir y trabajar, el derecho fundamental a la alimentación en el territorio en que han nacido y a desarrollar su identidad. Garantizar estos derechos es obligación del Estado.
Señoras y señores funcionarios de las distintas entidades estatales: No pueden dejar en manos de matones a sueldo de la CGN, dirigidos por exmilitares contrainsurgentes la solución de estos problemas que son de carácter e interés nacional.
En virtud de lo anterior, les demandamos, les exigimos que asuman su responsabilidad, apliquen los recursos y herramientas que les brinda un Estado de Derecho, muchos de ellos respaldadas en convenios y normas internacionales suscritos por el Estado guatemalteco, para encontrar soluciones a favor de las necesidades de las mayorías. Solamente así se puede solucionar la problemática agraria de estas comunidades de El Estor frente a la CGN. Y de otras comunidades asentadas en la Franja Transversal del Norte.
Ustedes pueden contribuir de manera efectiva a reabrir la esperanza de que en Guatemala se puede acabar con la impunidad y puede haber soluciones democráticas a la problemática crónica de explotación, discriminación y represión que sufren las comunidades indígenas, causas que la Comisión de Esclarecimiento Histórico (CEH) estableció como origen del conflicto armado.
En este camino para fortalecer el papel del Estado como garante de los derechos de todas y todos las ciudadanos y de los Pueblos que conformamos la nación guatemalteca, pueden encontrar aliados, convergencias y fuente de legitimidad. Por el contrario, de continuar dando la espalda a los más pobres, a los desprotegidos, discriminados y marginados, encontrarán una resistencia muy activa que, sin duda alguna, se extenderá a nuevas regiones que incuban conflictividades similares.
Por último, demandamos la pronta investigación, actuación y resultados del Ministerio Público, para que sean deducidas las responsabilidades penales a los autores tanto materiales como intelectuales por estos hechos lamentables que sólo vienen a enlutar a más familias guatemaltecas, principalmente del pueblo Maya Q'eqchi'. Que está agresión no quede en el olvido y la impunidad como el asesinato de Mario Caal. Demandamos, igualmente, el apoyo y la solidaridad hacia las familias afectadas, la atención y seguridad para los heridos, y la atención urgente de las demandas de las comunidades de El Estor.
Consternados, nos solidarizamos y expresamos nuestro profundo dolor e indignación a la familia del Profesor Adolfo Ich Chub, a las demás familias afectadas, y a las comunidades y organizaciones campesinas, por la pérdida de otro hermano q’eqchi’.
Como guatemaltecos y guatemaltecas no podemos permitir que abusos y graves violaciones a los derechos humanos queden en la impunidad y que continúen los abusos sobre comunidades y pueblos indígenas.

Firmas en depósito

0 comentarios: