hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

sábado, 24 de octubre de 2009

Lusbi Portillo, ejemplo de dignidad y lucha

Por: César Prieto Oberto
Profesor-investigador.

Somos amigos entrañables de Lusbi desde que nos conocimos en el ambiente de los Foros Petroleros, coincidentes con las luchas contra el Golpe de Estado del 11 de abril de 2002 y el Sabotaje Petrolero. Desde entonces hemos sido solidarios con su heroica gesta en defensa de sus hermanos indígenas. Nadie más honesto, genuino y transparente que Lusbi. Su lucha ha marchado, durante los últimos años, paralela y al unísono con las prédicas del Presidente Chávez por la reivindicación de los pueblos indígenas, y ningún escenario ha obviado para hacerse presente en el justo reclamo por los derechos ancestrales de los Yucpas, los Barí, Wayúu, Añú, e inclusive, por los Waraos, Kariñas…., por todos los pueblos indígenas de Venezuela.
En LUZ hemos coincidido en innumerables ocasiones en el foro por las luchas universitarias y populares. Siempre ha dejado oír su voz, tranquila pero firme, sosegada y a la vez enérgica, moderada pero clara y transparente. Humilde y a la vez digno como el que más, Lusbi es un ejemplo viviente de tenacidad, constancia y férrea voluntad en defensa de las causas más justas de los pueblos irredentos de Venezuela y América. Su nombre ya traspasa las fronteras patrias y ha trascendido a tal punto, que su nombre es referente obligado en todos los foros indígenas del continente.
Ha sido precisamente su defensa por los territorios indígenas lo que lo llevó a una cruzada pedagógica en LUZ y otros escenarios nacionales e internacionales explicando el fondo oculto de las aviesas intenciones del Plan IIRSA, mamotreto del Imperio cuyo propósito marcha en conjunto y en complemento con el Plan Puebla – Panamá, el Plan Colombia, el TLCAN, las bases militares y el abortado ALCA. Su clara pedagogía, reforzada con nítidas ilustraciones y su lenguaje directo, permiten entender todo lo que se esconde detrás de esos planes que no han retrocedido un milímetro.
Y en la lucha por el respeto a la ley, por el cumplimiento de la palabra del Presidente, Lusbi ha sido un soldado consecuente. Traidores y apóstatas han sido los ministros y altos funcionarios que han conjurado con los ganaderos, latifundistas y criminales culpables de las decenas de asesinatos de indígenas y dirigentes campesinos. Han cohonestado con su silencio criminal, con su sordera rayana en la indolencia. Este querido y admirado profesor universitario, campeón de las luchas por lo justo, se merece todo nuestro respaldo. El Ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores y de Justicia, Tarek El Aissami, y la Ministra Nicia Maldonado, deben, tienen, que ponerse al lado de Lusbi Portillo para ser consecuente con el reclamo de equidad para los pueblos indígenas en el respeto a la ley de demarcación de las tierras de la Sierra de Perijá. Lusbi no es enemigo de nadie, ni de los ganaderos, sabe que ellos luchan y defienden por lo que creen, por lo que han poseído, aunque injustamente, durante años.
La criminalización con la que se pretende estigmatizar las protestas de los indígenas , y con ellas al Cacique Sabino Romero Izarra, trae consigo la intención de transar sus derechos territoriales, y ante la firmeza de éstos, manteniendo férreamente sus demandas, se les considera como el estorbo principal para torcer el rumbo del proceso amañado de demarcación. Sabino Romero ha sido objeto de una campaña de desprestigio que busca involucrarlo en el robo de ganado, acusación que pretende llevar a un enfrentamiento entre los mismos indígenas, y con los ganaderos de Machiques. Y como el activista de derechos humanos y profesor universitario Lusbi Portillo ha salido en defensa –no podía hacer menos- de sus hermanos ante las aviesas acusaciones endilgadas, también se le pretende enjuiciar amañando un expediente.
Cuando nos enteramos que a las 10 de la noche del 21 de octubre la Vicepresidencia del gobierno de Venezuela levantó un expediente contra el profesor Lusbi Portillo por supuestos nexos con el narcotráfico, quedamos estupefactos, consternados y, poco a poco, indignados.
Se pretende criminalizar la lucha social de la organización “homo et natura”, lo cual toma una dimensión preocupante ante los recientes hechos de violaciones civiles y humanas que revisten el caso de Sabino Romero. Se hace de una imperiosa necesidad activar con urgencia dispositivos que toquen instancias que contribuyan a esclarecer rápidamente la procedencia directa de la acusación contra Lusbi. El llamado es urgente, muy urgente.