hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

lunes, 19 de octubre de 2009

Los medios destructivos no pueden conducir a un fin constructivo

“Los medios destructivos no pueden conducir a un fin constructivo, porque los medios representan el ideal en acción y ya llevan el fin en embrión. Los medios inmorales no pueden conducir a fines morales, pues los fines preexisten en los medios” (Martin Luther King Jr en La fuerza de amar).

Zaidy Fernández Soto

“Estamos del lado de los indígenas, del lado de los excluidos, del lado de los pobres y a ellos les vamos a favorecer”, con esta loable frase cerro el ministro del Interior y Justicia Tarek El Aissami, su declaración del día 15/10/09 referida a los hechos violentos ocurridos el martes 13/10/09 en la Sierra de Perijá, ahora bien, creyendo que esa afirmación es verdadera, es política gubernamental, y que cualquier incongruencia entre los hechos y las palabras es producto de una información errada, considero necesario aclarar un par de datos sobre la situación, ambos referidos a su afirmación de que lo ocurrido entre las comunidades Guamo Pamocha y Chaktapa, constituye un hecho aislado del proceso de demarcación y de las amenazas emitidas por representantes del gremio ganadero.
Al inicio de las declaraciones el ministro ha afirmado “No tiene nada que ver, no esta siquiera en la zona”, realmente el argumento de la distancia entre los espacios donde se entregaron las tierra y donde se produjo el hecho, es muy vulnerable a una análisis comparativo con otros hechos sociales del mismo tipo, por ejemplo cuando en Venezuela de produjo el denominado “caracazo” un hecho que se inicio en Guarenas, si mal no recuerdo, detono el estallido social en varios estados del país, entre los que existía mayor distancia geografía que la existente entre el eje Tinacoa – Aroy – Shirapta y la zona Guamo Pamocha – Chaktapa, lo que prevalece en este tipo de hechos definitivamente esta relacionado con la identificación de los grupos humanos con una realidad social común.
Señor Ministro, el proceso de demarcación ha estado lleno de vicios, de irregularidades, de atropellos, mentiras y deslealtades, producto en primer lugar de que se desconocían realmente las dimensiones del despojo del cual han sido objeto los pueblos indígenas, en el caso de los yukpa y los barí, la solicitud del 1%, léanlo bien del 1% de los territorios que tenían hace aproximadamente 80 años, resulto escandaloso, y los mismos que eran encargados de demarcar las tierras terminaron pensando que eso era “mucho pa´ los indios improductivos”, las actividades mineras proyectadas para la Sierra de Perijá y las muy famosas “haciendas en producción” se iban a poner en peligro con un pírrico 1% que se les diera a los legítimos y ancestrales dueños, a partir de allí se inicio el guabineo, la falta de sinceridad y el desarrollo de estrategias divisionistas, que promueven el individualismo capitalista, para convencer a unos que de darle a otros ellos serán perjudicados. En segundo lugar, pero no aislado del primero, la incapacidad (por ignorancia o por premeditación) de los ejecutores de la ley de demarcación para comprender e interpretar la realidad de los pueblos indígenas y de asumirlos como lo que son “pueblo”, “grupo étnico”, como una unidad constituida por individuos que teniendo intereses individuales como todo ser humano, igual se siente participes de una misma relación de deberes – derechos culturales. Quien se ha aproximado al trabajo con las comunidades indígenas sabe que lo que pase en una de ellas termina siendo un problema o una solución que atañe a todo el grupo étnico. La esperanza y la posibilidad de reconocimiento/otorgamiento de un territorio para el grupo étnico, en el cual de acuerdo a su propia estructura socio política se administrara y organizara la ocupación/producción de las tierras se desvaneció ante la incompetencia de los ejecutores de la ley. Estos funcionarios, con la ayuda de la mano y la cartera peluda de los productores agropecuarios más reaccionarios, promovieron y avivaron las divisiones entre las comunidades, cada acción de los caciques de una comunidad fue interpretada por los funcionarios y comunicada a los otros caciques como una agresión a los intereses de su propia comunidad.
Volviendo a sus declaraciones, igualmente señalo, “pero también llama la atención lo siguiente, sale inmediatamente un vocero de la asociación de ganaderos de Machiques (Cita del texto) usted decide por cual vía, no vamos a permitir que el terrorismo, el sicariato, el paramilitarismo, promovido por los ganaderos, por cierto, algunos sectores ganaderos, de la derecha, vengan y se hagan de nuestro territorio (…) por eso ojala que no ocurra ningún hecho de violencia, ojala y que todo continúe tal cual como marcha, de manera pacifica (…) no ha habido ningún hecho de violencia, y esperemos que eso sea así”. Tal vez les interese saber que las amenazas de Sr. Chacin fueron publicadas en el Diario La Verdad, del Zulia, el día martes 13/10/09, lo que significa que debieron ser dadas por lo menos el lunes en la noche para salir el día siguiente. Las amenazas Señor Ministro, son anteriores a los hechos de violencia, y como usted también reconoce en sus declaraciones, para nadie es un secreto que algunos “productores agropecuarios” tiene vínculos con grupo irregulares de la zona; que han desarrollado acciones subrepticias usado sus recursos para generar desestabilización y entorpecer el proceso de demarcación que a juicio de ellos los perjudica, cuando la verdad es que solo se intenta hacer justicia y volver a un estado de derecho que se perdió hace siglos.
Las declaraciones del representante del gremio ganadero, no so aisladas y no son fortuitas, la soberbia de los que siempre han dirigido la política en esa zona los lleva a cometer este tipo de acciones, esta declaración a todas luces puede ser investigada por noticia criminis, y para que vea que en los procesos de lucha social no existe nada aislado, lo invito a revisar la prensa del Zulia de los últimos 40 o 50 años, no es la primera vez que se utiliza como excusa el supuesto robo de ganado o de cualquier otra cosa para atropellar a los indígenas y para entorpecer los programas sociales desarrollados por entes gubernamentales, ONG´s o particulares en la zona indígena.
Finalmente, la contradicción mas contradictoria, usted señala: “Un hecho aislado, se esta investigando, no podemos adelantar nosotros ninguna opinión, mucho menos responsabilizar a nadie, hasta tanto no tengamos la investigación criminalista concluida y a partir de ella poder determinar los presuntos responsable y las causas que originaron el hecho”, si esto es verdad yo le pregunto ¿Cómo sabe que la demarcación no es una de las causas? ¿Cómo sabe que algunos sectores ganaderos no son los responsables y que después de sus declaraciones no han sucedido hechos violentos?.
Seños Ministro, “equivocarse es de humanos, pero rectificar es de sabios”, estamos a tiempo de que esta investigación se realice sin juicios a priori, que se consideren todos los elementos y se establezcan realmente las conexiones entre la realidad convulsionada de la Sierra, donde confluyen muchos interés. Así mismo, creo que es bueno recordar que “del dicho al hecho hay mucho trecho”, ojala como dice usted, ojala no nos perdamos en el camino entre las palabras de “Estamos del lado de los indígenas, del lado de los excluidos, del lado de los pobres y a ellos les vamos a favorecer”, y los hechos de justica ante la violencia a la que ha sido sometido el Cacique Sabino Romero y su gente, ante la justicia de la demarcación, ante la justicia pues….

0 comentarios: