hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

domingo, 11 de octubre de 2009

Este 12 de Octubre nada tendrán que celebrar los pueblos indígenas que habitan la Sierra de Perijá

Lusbi Portillo
Sociedad Homo et Natura

En los últimos 50 años los Yukpa y los Barí perdieron más 85% de su territorio en Venezuela. Y aún hoy los minúsculos espacios donde sobreviven están de nuevo amenazados por los megos proyectos portuarios viales minero-carboníferos del Estado venezolano y las transnacionales.
Todas las tierras de los indígenas Barí y Yukpa ubicadas en el sureste del piedemonte de la Sierra de Perijá, están dadas en concesiones mineras. Pues hasta el mes pasado sólo Corpozulia había renunciado a 6 Lotes de carbón y fosfatos números XXXIX, XLIX, L, LI, LII y LIII ubicados en las comunidades Yukpa Maraca, Botoncha, Río Yaja, Kasmera, Shiraji, Guamo-Pamocha, Chaktapa, Chaparro, Karañi, Tukuko, Paraya, Tontayonto, Shukumo y Mareba, según Gaceta Oficial 39. 274 martes 29 de septiembre 2009, páginas 11-15, esto significa un total 28 mil hectáreas de 125.956,80 dadas en concesiones en el piedemonte perijanero, más 29.072,90 hectáreas de cuatro empresas de capital privado para hacer un total de 155.029, 70 hectáreas.
Este encadenamiento de proyectos amenaza también a los Wayúu del Socuy, Maché y Cachiri que habitan la parte norte de Perijá, en el municipio Mara. Desplazados hace 40 años de la cuenca de los ríos Guasare para la construcción de la mina Paso Diablo y Norte y hoy amenazados en sus nuevos territorios por la creación de la una nueva mina Casa Blanca y Aljibe de la empresa irlandesa Compañía Carbonífera Caño Seco, C.A. y otras tantas de las empresas Venezolana de Minas, C.A. VENMINCA y Suramericana de Minas, C.A. SDM.
El estado Zulia, como otras regiones del país, está ubicado dentro del funcionamiento de uno de los nueve Ejes de Integración propuesto por la banca regional y mundial a través de la Integración de la Infraestructura Regional Sur Americana IIRSA/TLC, para reestructurar de nuevo América del Sur desde los intereses de las corporaciones multinacionales y de Estados Unidos.
Los intereses militares en la frontera, los supuestos derechos de terceros, conjuntamente con estos megas proyectos mineros los que, hoy 12 de octubre, no le impiden una vez más al Gobierno Nacional entregarle a los indígenas Yukpa los títulos colectivos de tierras saneadas “sin minas ni ganaderos”. Así como desde el 2006 hasta la fecha son estas mismas razones las que no les han permitido al Gobierno nacional entregarles al pueblo Barí títulos de propiedad colectivas de su territorio.
La actuación de la Comisión Nacional de Demarcación del Hábitat y Tierras de los Pueblos y Comunidades Indígenas y con ella el Estado Venezolano, les niega a estos pueblos Amerindios, los derechos reconocidos sobre la noción de hábitat indígena como en el artículos número 2 de la Ley de Demarcación y Garantía del Hábitat y Tierras de los Pueblos Indígenas, “La totalidad del espacio ocupado y poseído por los pueblos y comunidades indígenas, en el cual se desarrolla su vida física, cultural, espiritual, social, económica y política; que comprende las áreas de cultivo, caza, pesca fluvial y marítima, recolección, pastoreo, asentamiento, caminos tradicionales, caños y vías fluviales, lugares sagrados e históricos y otras necesarias para garantizar y desarrollar sus formas específicas de vida”; y como “tierras indígenas” “Aquellos espacios físicos y geográficos determinados, ocupados tradicional y ancestralmente de manera compartida por una o más comunidades indígenas de uno o más pueblos indígenas.” En segundo lugar, les niega la posibilidad recuperar las tierras expropiadas a sangre y fuego por los ganaderos colonos durante la fundación de Machiques. Esta comisión intencionalmente les desconoce el derecho que poseen los pueblos indígenas a volver a sus territorios expropiados.
El Estado gobierno pretende fraccionar el territorio del pueblo Yukpa entregando este lunes 12 de Octubre de 2009 en mano de Sergio Rodríguez sólo 45 mil hectáreas a 33 comunidades ubicadas en la cuenca del río Apón en los sectores Shirapta, Aroy y Tinacoa, dejando por fuera el 90% de las comunidades ubicadas en las cuencas de los ríos Negro, Yaza y Tukuko. Siguen pendientes los derechos humanos territoriales del pueblo Yukpa. Ya se escuchan rumores que varios dirigentes Yukpa de estas tres comunidades solicitaran la nulidad de estos títulos.
Para poder cumplir con los derechos humanos territoriales de los pueblos Yukpa y Barí el Estado gobierno debe derogar o eliminar las concesiones mineras y pagar las bienhechurías de varias haciendas y parcelas solicitadas:

EL PUEBLO YUKPA. SECTOR TINACOA: solicita sus tierras ocupadas por las haciendas: potrero Los Andes de la hacienda El Mango, hacienda Cuibas. SECTOR AROY, solicita sus tierras ocupadas por las haciendas: Puerto Nuevo, El Cofre, San Salvador, La Sierra y Alto la Piedra, vaquera El Mamón y vaquera Guayaquil de la hacienda La Esperanza. SECTOR SHIRAPTA, solicita sus tierras ocupadas por las haciendas: El Capitán y la vaquera Erapsha (Campo Alegre) de la hacienda La Esperanza. SECTOR TOROMO, cuyas tierras se encuentran ocupadas por las haciendas Medellín, Maracay, La Lucha, El Higuerón, Campo Libre y La Victoria. SECTOR KASMERA, solicita sus tierras ocupadas por las haciendas: Wariompa, Aguas Calientes, Maracas, Maraquita, Rancho Alegre, Medellín; están ocupadas las haciendas: Paja Chiquita, Brasil, Kusare y Tisina. SECTOR TUKUKO, solicita sus tierras ocupadas por las haciendas: potrero Los Andes de la hacienda: La Fron­tera, Galaxia, Brasil, La Victoria, Majumba, Las Palmas, Perijá, Playa Bonita, Las Lilas, Cambuche, La Sierra, La Gran China, Ceilán, Delicias, La Piscina, Las Lomas, Rancho Quemao, Rosario, Cordillera, Calvario, vaquera Delicias de la Hacienda Panamá, Santa Isabel, potrero de la Hacienda Santa Rosalía, Altamira, El Carmen, parcelas de La Gloria, Barranquilla, San Salvador, Materita, par­celas de La Estrella.
EL PUEBLO BARÍ; constituido por las comunidades: Bokshi, Orokori, Okshidabú, Ihtanbobó, Araktohba, Somemé, Ishirakbayiroo, Saimadoyi, Barisakba, Dakuma, Bachichida, Kugdayi, Karañakaek, Yegbachi, ubicadas dentro de la zona demarcada por la pica barí solicitan el reconocimiento oficial de dicho lindero y la afectación de las mejoras y bienhechurías de varias parcelas y las haciendas El Rodeo, Puerto Estrella, El Diamante y Puerto Rico. LA COMUNIDAD KUMANDA solicita la afectación de las mejoras y bienhechurías del fundo El Socorro y potreros de la hacienda San Ricardo, y el lote de montaña donde se encuentra los conucos y lugar de casería y recolección. La comunidad LAS COMUNIDADES BAKUGBARÍ Y BUAHSSAGDARI, solicita la afectación de las mejoras y bienhechurías de los fundos Los Bohíos, Buena Esperanza, La Unión, El Paraíso, La Esmeralda, La Virtud, El Carmen, San Pablo, parcelas ubicadas en la antigua hacienda Los Toronjos, San Gregorio y El Oriente. LA COMUNIDAD KOKDAKINKAE solicita la afectación de las mejoras y bienhechurías de potreros de las haciendas Nueva América, Monterrey y Junín. LA COMUNIDAD SENKAE solicita título colectivo de las tierras que Las haciendas Alga y El Rosario y las parcelas San Miguel, las de Roberto Méndez y Ciro Fernández. LA COMUNIDAD DUGDUDARI solicita la ampliación de sus tierras con la afectación de las mejoras y bienhechurías de Las haciendas Alga y El Rosario y las parcelas San Miguel, las de Roberto Méndez, Ciro Fernández y la parcela de Elena Cohen. LA COMUNIDAD AHDOUBARI, solicita las parcelas de Luis Iguarán y Eligio Chacín, LA COMUNIDAD ASOGBAKAA solicitan la ampliación sus tierras con la adquisición de la hacienda Caño Negro y LAS COMUNIDADES ARUUTATAKAE Y KAÑAGUATO las haciendas la Platanera y Corubal.