hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

martes, 25 de agosto de 2009

¿Quién ganó, general?

Una vez más, el circo electoral atrapa nuestra atención. No lo suficiente como para que acudamos a un centro de votación, pero si para sentarnos al frente del televisor a ver quien gana. Claro, lo hacemos con la misma atención de aquel que se dispone a ver una película, leyendo el periódico y hablando por teléfono.
Lo primero que observamos, son candidatos de un lado y del otro sin programas de gobierno, sin propuestas puntuales para resolver problemas locales y regionales. Todo se centra en ser chavista o antichavista, y en pensar que el pueblo sigue siendo el mismo que antes del 27 de febrero.
Los candidatos del gobierno basan su estrategia en regalarle dinero y electrodomésticos a la gente. Una forma de hacer política donde los adecos son expertos. Las consecuencias entonces, son predecibles. El presidente observa que puede perder la mayoría de las gobernaciones y recorre el país, tratando de polarizar la elección: “estás conmigo o en mi contra”.
Antes de continuar, advertimos que nos equivocamos frecuentemente en los análisis, pero como eso es normal en todos los nombrados o autonombrados politólogos de este país, pues nos lanzamos con el nuestro.
Lo primero a considerar, es que después de los resultados el PSUV sostiene que fue un triunfo total (la derecha sonríe). El general dice que son 17 gobernaciones, 2 más de las que tenían. Jorge Rodríguez dice que aumentaron en un millón de votos. VTV y sus analistas del TV foro lo repiten (a Leopoldo Castillo en globovisión, le falta cara para extender su sonrisa).
Algo pasa, ¿por qué el PSUV habla de triunfo arrasante y el general quiere pelear con las periodistas? Necesitamos utilizar la metodología, primero analizar, es decir disgregar, separar, para luego intentar una síntesis que permita responder la pregunta del título de este artículo, más allá de lo aparente.
Veamos. En el año 2004, lo que se denomina chavismo obtiene 21 gobernaciones en forma contundente, la oposición se reduce a lo siguiente: AD y sus derivados, como dice el presidente, obtiene las 2 restantes; COPEI pierde lo poco que tenía; Convergencia su feudo en Yaracuy; Primero Justicia se confina en 3 alcaldías del este caraqueño y la godarria sale de Carabobo.
En los cuatro años siguientes, y motivado a deserciones dentro del chavismo, el gobierno pierde 5 gobernaciones, más por cuestiones electorales que ideológicas. Ahora bien, si asumimos como lo hacen los amigos del partido de gobierno y del canal del partido de gobierno, que estas gobernaciones eran de la oposición, se aligera el análisis. Esto, por cuanto el presidente sostiene, y en nuestro criterio con mucha razón, que se trata de triunfos con los votos chavistas.
Bueno, detallemos entonces los resultados: Podemos pierde sus 2 gobernaciones, PPT la suya, y la disidencia Acosta Carlés y Viloria hacen lo propio. Primera conclusión: la intervención del jefe del estado derrota a la disidencia. Triunfo para el oficialismo. Esta misma intervención presidencial frena las aspiraciones en Barinas de un chavismo sin los Chávez. Otro triunfo oficial.
Hasta este punto llega el análisis gubernamental, pero el método marxista obliga a ir siempre más allá. No quedarnos en la forma aristotélica, sino buscar el contenido kantiano.
Por ese camino, observamos otra vertiente para el análisis: AD y sus derivados mantiene sus 2 gobernaciones, pero logra una joyita: la alcaldía mayor de Caracas; Primero Justicia no sólo conserva el espacio del 2004, sino que se extiende hasta Petare y todo el estado Miranda; los godos vuelven a tomar el control de Carabobo y por último, y tal vez lo más peligroso COPEI gana en la puerta de entrada del paramilitarismo, el estado Táchira. (A riesgo de ser nuevamente expulsados del PSUV, pensamos que el presidente se equivoca, descuidando ese estado, por pensar que su triunfo allí estaba seguro). ¿Será por esto que se ríe Ravell?
Díganos general ¿Quién ganó? La gran frontera con Colombia desde el Zulia hasta el Táchira en manos de la oposición. ¿Quién ganó general? ¿Le parece un triunfo que la oposición después de 10 años, y con un muchacho sin discurso, obtenga más del 40% en el municipio Libertador?¿Es motivo de júbilo, que más de la mitad de los votos obtenidos por Ledesma, provengan de ese municipio? ¿Debemos celebrar que Petare le vuelva a decir que no al presidente? ¿Lanzamos cohetes al ver que el presidente casi se muda al Zulia y nuevamente Rosales triunfa?Tal vez, por no tener esa claridad ideológica que ud. tiene, es por lo que nuestros análisis andan siempre fuera de foco.
A lo mejor, hasta este punto de la lectura más de uno sostendrá, que una vez más sólo decimos bolserías; porque a quién se le ocurre decir que 17 no son más que 5. Bien, pero como sabemos que hay mucho loco en este país, cosa que certifican todos nuestros colegas psiquiatrías (colegas por locos), seguro que algunos continúan la lectura y entonces veamos el terruñito que llaman Nueva Esparta.
Resultado electoral: AD y sus derivados, siempre con la palabra presidencial por delante, mantiene las alcaldías de Maneiro y Villalba, pero obtiene además la joya más preciada de la corona: el municipio Mariño. El MAS, sí el MAS, que todavía existe, obtiene García, municipio foráneo de Mariño y Primero Justicia obtiene Arismendi, municipio capital. En este punto, la lógica argumentativa gubernamental nos señala: bueno, ganamos 6 a 5, que más quieren idiotas. Viva el glorioso PSUV.
Dejamos a un lado el insulto, y proseguimos en el análisis sobre las 6 alcaldías ganadas por el PSUV. Cuatro (4) de ellas tienen ahora alcaldesas. Una (1) repitiente y las otras tres (3), mujeres de personajes políticos. Los otros 2 triunfos son: Un (1) alcalde repitiente y un (1) exdiputado a la asamblea nacional, quien siempre mantuvo dividido al MVR en Nueva Esparta.
En este punto, surge un aspecto interesante a estudiar, ¿Qué tienen en común estos triunfadores? La respuesta oficial: Todos son revolucionarios y revolucionarias. Claro, para mentes desequilibradas, esto no es suficiente. Entonces, veamos más allá de la obviedad de la respuesta, más allá del sentido común. Para ello, un pequeño cuento.
En nuestras andanzas por la geografía de este estado, y en la búsqueda de caminos libertarios y de compañía para asumir el reto de transformación de la sociedad, nos ha tocado asistir a muchas, marchas, mítines y reuniones, con personas de diversa índole, quienes expresan al primer toque, ser más revolucionarias que el Che.
En este andar, después del golpe del 2002 y del paro petrolero, solíamos acudir a reuniones de un partido autonombrado revolucionario: Podemos. Primero, porque no se nos solicitó inscripción, pero sobretodo porque allí asistían algunos amigos de nuestra antigua militancia en la juventud comunista.
En estas reuniones las voces prevalecientes eran precisamente la de los esposos de las electas alcaldesas de Gómez y Tubores. Otro detalle, el actual alcalde de Antolín, esposo de la electa alcaldesa de ese municipio y el exdiputado ya señalado, solicitaron el ingreso a este partido; esto, no se concretó por diferencias personales con la dirigencia regional. Otro detalle, el partido municipal PUM, base política del reelecto alcalde de Macanao, también asistía a estas reuniones.
¿Preguntamos general, será esto una coincidencia o forma parte de lo aprendido por estos políticos en sus andanzas como dirigentes del MAS?
Bueno, un lector optimista, que los hay sin duda, puede señalar que por lo menos tenemos una autentica revolucionaria reelecta en el municipio Díaz. Lamentamos informarle que se trata de una exdirigente copeyana con proyecto propio, la cual llega a las filas del chavismo, por uno de esos pactos realizados por el antiguo gobernador chavista Alexis Navarro.
Llegado a este punto, apreciado general, toca efectuar la síntesis de todo lo planteado, pero como anoche nos trasnochamos esperando los resultados, se lo dejamos a ud.

Por favor respóndanos: ¿Quién ganó general?

24 de noviembre de 2008