hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

martes, 28 de julio de 2009

Crónica margariteña para la Surversión

Después de habernos retirado como propulsores del PSUV cuando quedó en evidencia para nosotros que, más allá de las ganas de una buena parte del pueblo venezolano para organizarse y crear un partido que acompañe al gobierno del compañero Chávez, y del deseo de algunos compas de insertarse en esta organización para tratar de encaminarla, resultaría cuesta arriba sacar algo de provecho de esta propuesta, decidimos quedarnos sólo como espectadores activos. Decimos activos, pues hemos seguido conversando con los compañeros, haciendo sugerencias y planteamientos cuando así nos lo han requerido.
La semana pasada se nos invitó a una reunión con algunos de los voceros y comisionados electos en ese partido, los cuales formaron parte del equipo de Batallones y Pelotones que logró el histórico triunfo en diciembre pasado en el municipio Mariño. En esa reunión notamos que se está en presencia de grupos y grupitos, nada diferente al pasado reciente: por una parte, está el grupo del actual alcalde quien logró entrar gracias al deseo presidencial de conformar “el partido más grande del mundo”; después están grupos diversos que responden a intereses personales, que ya proyectan sus aspiraciones a ocupar cargos de elección popular y los cuales ven como una plataforma ideal el control de esta organización; por último, nos encontramos con los genuinos representantes de ese “algo” que recorre las calles de nuestra patria, indómito, valiente y sobre todo lleno de amor por este proceso.
Por este motivo, después de una breve intervención donde planteamos a los compañeros la importancia de la insumisión si aspiramos al triunfo y de recordarles que la condición primaria de todo revolucionario es el desprendimiento, los dejamos para que tomasen sus decisiones.
Ayer, una llamada de uno de estos compañeros nos solicitaba que acudiéramos a la Aldea Charaima de la Misión Sucre , lugar donde se realizaría una asamblea de voceros y comisionados con el objeto de escoger el candidato a delegado de las fuerzas que adversan al alcalde. Una vez allí, nos dimos cuenta que sólo se encontraba un sector de los convocados y nos enteramos que la otra parte se hallaba reunida a pocas cuadras de ese sitio. En esta reunión los compañeros hablaban de que la única forma de llegar a un acuerdo es que el otro grupo accediese a reunirse en un “terreno neutral”. Todas las intervenciones estuvieron plagadas de esa discursiva al mejor estilo adeco, de hablar mucho para no decir nada, sólo una de ellas, nos asignó una tarea de investigación y estudio cuando escuchamos decir que había que dar un debate ideológico sobre como construir un nuevo socialismo que acabe con el capitalismo y el “materialismo salvaje”, tal parece que al viejo Marx se le olvidó esta categoría en sus análisis.
Levantada esta asamblea, sin resultados visibles, nos dirigimos a la otra ya mencionada, allí se encontraba el grueso de los aspirantes a delegados: cinco, sumándose dos que acudieron de la primera asamblea reseñada. A las puertas de esta reunión conversamos con un viejo kamarada que con una sólo frase nos dijo todo: “esto es mierda”. De esta reunión, en la cual tampoco se llegó a ninguna decisión, queremos rescatar dos intervenciones:
En primer lugar, un comisionado después de oír las intervenciones de los voceros de cada batallón, donde solamente uno de ellos manifestó que en aras de la unidad él declinaba sus aspiraciones, sugirió a los otros voceros, que visto que uno sólo de ellos había mostrado una actitud de desprendimiento revolucionario, realizasen ellos también un acto semejante y que todos en bloque apoyasen a este compañero. Si se pudiese golpear con las miradas, ese compañero estaría en el hospital con politraumatismo generalizado.
La otra intervención resaltante, como siempre dejamos lo mejor para el final, fue la de una compañera recién llegada a este tipo de luchas pero que forma parte de ese “algo” nacional, su intervención llena de amor, de deseo de unidad, de angustia al ver la lucha de intereses, nos indica que el camino está abonado, que la semilla germina por toda nuestra geografía, y que así como Roland Denis en el hermoso prólogo de un ensayo que acabamos de escribir, nos habla de un grito de una señora en Paraguaná: “Por encima de mí solo Dios y por debajo nadie”, nosotros tenemos que mencionar la angustia del: “Señor, tal vez yo no sepa expresarme bien en una asamblea, aunque soy educadora, pero es que duele ver tantos intereses personales donde debería haber amor”, esto expresado con lagrimas en los ojos, nos habla de por donde viene el miedo de la derecha reformista, al tratar de encuadrar el poder constituyente en los moldes del estado .
Con la señora de Paraguaná, con esta señora de El Poblado, con las tantas señoras y con los tantos señores que creen desde el fondo de sus corazones que este es el camino, con ellos tenemos que trabajar, para que entiendan que la lucha política no son estas representaciones del cuartorepublicanismo, sino que la verdadera lucha es el quehacer diario del acto revolucionario, que con sus ejemplos de vida, con su conducta ética podrán dejar a un lado a todos los que se autonombran revolucionarios, y sólo están de acuerdo con la unidad cuando les favorece.

El Grito sigue siendo el mismo HASTA LA VICTORIA SIEMPRE VENCEREMOS

19 de octubre de 2007