hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

sábado, 20 de junio de 2009

REFLEXIONANDO DESDE MARGARITA

Estos comentarios estaban dirigidos en un principio a dar respuesta a un correo del kamarada Roland sobre la situación que atraviesa el PNA-M13A, después de la no asamblea de este fin de semana, pero después de volver a releer el pronunciamiento de Carora, los planteamientos del negro y del mismo Roland y un correo de Sergio, tomo la decisión de utilizar la página de nuestramericarebelde para exponer mis sentimientos-apreciaciones sobre lo que está sucediendo con el movimiento.
Herman@s, tal vez no sea éste mi mejor artículo tampoco pretende serlo pues está escrito desde un sentimiento de desesperanza, de rabia, de dolor, de impotencia ante la perspectiva de no poder seguir realizando a viva voz el debate de las ideas dentro de ese colectivo hoy en peligro de disolución ante la incorporación de muchos camaradas al nuevo partido , de no poder seguir exteriorizando sin miedo y sin complejos nuestros planteamientos, y no porque me invada en lo personal algún tipo de temor, 40 años en esto me han curado de esos males, sino porque observo que cada día aún dentro de nuestras filas está desapareciendo el debate.
No pienso caer en el error de repetir el viejo vicio de descalificar a l@s que piensan diferente aún cuando se me descalifique por tener una opinión que difiera, pienso que los compañer@s que han asumido la incorporación al partido único tendrán sus razones y argumentos, y digo único no desde la posición de la reacción, sino de la del presidente cuando afirma que conmigo sólo gobernarán los que estén inscritos en el partido.
Acá en Margarita he escuchado a compañer@s tratar de argumentar su decisión, tal vez sea mi lentitud para el análisis la que no me permita observar en esos planteamientos argumentos ideológicos, teóricos o estratégicos para tal decisión, pues lo único que aprecio es la posición “táctica” de ingresar al partido para desde allí generar el debate interno que convierta a esa organización en la conductora del proceso de cambios y transformaciones revolucionarias por la que hemos venido luchando.
Esta táctica me recuerda a la asumida por la dirigencia del Partido Comunista allá por el año de 1967 cuando ingresamos a la Juventud Comunista y ante el fracaso de la lucha armada se nos indicaba que debíamos incorporarnos a la legalidad para desde allí generar los cambios sociales, recuerdo que un camarada argumentaba: “la única forma de lavar mierda, es ensuciándose las manos con ella”, la experiencia fue triste cuando empezamos a ver a la mayoría de esta dirigencia disfrutar del jueguito y comenzar a acumular pelotitas para su disfrute personal.
Compas realmente respeto las motivaciones de cada uno de ustedes y no voy a calificarlas, pero pienso que estamos dando un salto atrás al dejar a un lado este espacio de confluencia de lo uno y lo diverso en la búsqueda común del objetivo revolucionario, ´ patrimonio hermoso y virtuoso de nuestra revolución ´ señala Roland definiéndolo exactamente como lo que ha sido, para ir a lavar mierda con revolucionari@s de retóricas, provenientes en el más antiguo de los casos de noviembre de 1998 cuando el triunfo de Hugo Chávez era irreversible; con promotor@s que indican que ellos están de acuerdo con el socialismo pero no con el comunismo, demostrando el déficit teórico que los acompaña; con ex adecos-copeyanos-podemistas que plantean estar dispuestos a recibir todos los talleres de marxismo que podamos facilitarles, pensando tal vez que el marxismo es una receta de cocina para utilizar con poca sal y un toque de pimienta.
Desde acá muchas veces nos vemos en la necesidad de descartar los medios televisivos para obtener información por lo sesgada que nos llega ya sea a través de los canales de la reacción o del canal del estado, por lo que recurrimos cuando podemos a internet donde hemos leído el argumento de que no debemos perder los espacios conquistados dentro de la esfera gubernamental, cierto que no deberíamos y en este momento pienso en todo lo que se ha logrado en Alcasa con el kamarada Carlos y ese grupo de quijotes(define el negro) que lo acompañan en esa heroica lucha, trato de entenderlo y de colocarme en la posición de ell@s, pero aún así creo que si el hecho de no inscribirse en el partido llegase a significar la salida de los compañer@s de esa empresa, o de que en mi caso particular se me expulse de la Universidad Bolivariana, o se le quite la beca a alguien, sería el momento de marcar distancia con este gobierno.
Si aceptásemos esta situación estaríamos siendo sumisos ante el poder, echando por la borda tantas luchas libradas durante muchos años, y no se trata de darle armas a la reacción sino de encarar desde el punto de vista de la autonomía crítica y reflexiva la problemática del país, de tratar de canalizar el debate hacia la construcción de un país desde su diversidad alejándonos de pensamiento único, partido único, comunicación única, etc.
Consciente de que los grupos reaccionarios internos y externos están a la caza de cualquier descuido para intentar dar el zarpazo que acabe con los logros de estos últimos años, no por ello voy a aplaudir posiciones como la de Mario Silva que pretende convertir en norma la descalificación de cualquiera que asome una crítica (social traidores) o instaurar en el país la cultura de la burla; porque pienso que esto no nos ayuda en nada y va creando en nuestras filas sentimientos de odio, antítesis del planteamiento del Che.
Ejemplo de esto lo viví anoche cuando escuché a un chavista, de cuya procedencia no tengo referencias en la isla pero muy activo en los últimos meses, insultar a viva voz a una kamarada del Partido Comunista por el sólo hecho de manifestar su desacuerdo con el discurso donde el presidente advirtió a Globovisión que le iba a poner mínimo. Se puede estar de acuerdo con lo planteado o no, eso no es el punto, lo verdaderamente importante es el odio que apreciamos en las palabras contra la compañera.
En lo referente a lo actual sobre los canales de televisión yo pienso como Silvio que no me dan pena los burgueses vencidos, pero no creo que la mejor estrategia para los sucesos que están ocurriendo con las manifestaciones estudiantiles sea menospreciarlas, ridiculizarlas o señalarlas como grupos de vándalos y facinerosos, por supuesto que desde aquí notamos la presencia de Bandera Roja, pero estamos repitiendo el viejo discurso de los ministros de la cuarta república.
Tal vez la solución podría venir por generar los debates a lo interno de las universidades, con foros donde se discutan todas las posiciones, poner en la mesa los diferentes planteamientos, escucharnos, dialogar, y que no se entienda que asumo una posición blandengue pues nosotros no necesitamos que el presidente nos haga un llamado de alerta, siempre lo hemos estado, sino que cuando escuchamos a Pedro Carreño, Diosdado Cabello y demás nos parece estar viendo escenas televisivas del pasado.
Ese llamado de alerta nos indica que hay cosas que el presidente no nos está diciendo pues si tenemos una fuerza armada roja rojita, una reserva nacional de más de un millón de personas, una guardia territorial también numerosa, el presidente no las convoca sino que aspira a comandar un nuevo 13 de abril, el cual por cierto fue hermoso por la falta de comando; reflexionando recordamos que Diosdado en un acto en Margarita señalaba que viendo el video del día que el tipo se le acercó al presidente en Los Próceres, la gran mayoría de los militares y civiles presentes en la tarima vieron con indiferencia lo que pasaba y no solo eso sino que el 19 de abril en el acto del poliedro fue detectado el mismo individuo a 12 metros de Hugo Chávez, cosa que bien puede ser cierta pues estando allí note el relajamiento que había en la seguridad interna y externa.
Estará diciéndonos el presidente que no podemos confiar en los mandos militares y de ser así porque cada día observamos más y más militares en posiciones de dirección no sólo de gobierno sino aún dentro del mismo partido; o es que acaso el planteamiento es que el pueblo siga poniendo los muertos.
En fin tal vez me haya salido del tema pero ya les advertía que no aspiraba a que este fuese mi mejor artículo pues está escrito desde un sentimiento de impotencia, rabia, dolor y desesperanza que ve como se cierra, sin concesión vencida de por medio, un espacio de lucha revolucionaria ante la subordinación que exige el presidente de la república, pensamos que si la lucha revolucionaria va a estar sometida a la lógica partidista todo este proceso de promoción de los poderes creadores del pueblo estaría en peligro de desaparecer, claro que por ahora, pues las luchas sociales no comenzaron con nosotros ni con Hugo Chávez y más temprano que tarde se alzarán nuevas voces que se asuman como sujetos sociales y reivindiquen la sangre vertida por los que a través de la historia han asumido la agonía revolucionaria de la que hablaba Mariátegui, como su proyecto de vida.

31 de mayo de 2007