hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

sábado, 20 de junio de 2009

¿CHARAIMA O ISABEL LA CATÓLICA?

Escribir sobre la escuela Charaima es realizar un viaje retrospectivo a los primeros años en el Liceo Nueva Esparta, desde donde nos trasladábamos hasta ese sector de la marinera ciudad de Porlamar en busca de nuestro primer amor adolescente, allí habríamos de conocer a los Mujica, los Patiño, los Suárez y tantas otras honorables familias quienes siempre nos han honrado con su amistad, y era precisamente “ la Charaima ” el punto indicado para ubicar cualquier dirección: ¿Dónde vives? Frente-detrás de la Charaima o antes-después de la Charaima eran las respuestas. Con el paso del tiempo, nuestros pasos han vuelto a este sector y por fin hemos tenido la oportunidad de estudiar no ya en la escuela Charaima sino en la Aldea Bolivariana Charaima que tiene su sede en dicha escuela.
Sobre el nombre de la Aldea hemos dado el debate por lo menos en nuestro curso de Gestión Social, surgiendo una polémica entre quienes asumimos la defensa del nombre original (nos negamos a llamarla de otra manera), y quienes llamándose revolucionarios temen contrariar lo dispuesto por la burocracia de la IV república, que arbitrariamente cambió el nombre de la escuela, y que extrañamente la nueva burocracia no ha corregido; en este sentido hemos consultado con algunos compañeros habitantes del sector y la respuesta ha sido que debemos pasarle una carta a la Zona Educativa , pero nadie se la pasa, que debemos llamar a un referéndum, pero nadie lo convoca, y mientras tanto el tiempo pasa y el atropello continúa.
Si quieren pasar cartas a la Zona Educativa háganlo, si quieren convocar un referéndum, convóquenlo, nosotros pensamos que lo que nos pertenece por ser un legado histórico ni se negocia ni se consulta con nadie y que el pueblo debe asumir directamente el poder que le es propio para recuperar su historia matria, no podemos seguir esperando que el burócrata de turno decida por nosotros y menos en este caso en particular donde se ve la mano opresora a través de la imposición de valores que nos son extraños y se sustituye el nombre del cacique Charaima por la financista del más grande genocidio en la historia universal.
Los pueblos deben conquistar el poder en la lucha diaria, como lo hicieron los valientes kamaradas que asumieron el derribo de la estatua de Colón en Caracas. Ahí precisamente está la diferencia entre la revolución y la reforma; el derribo de la estatua de Colón, fue un acto de poder directo por parte del pueblo mientras que la petición de retiro a los "entes responsables" habría sido un acto burocrático.
Recuperar el nombre de la escuela Charaima es un acto de justicia popular que debe convocarnos a todos los habitantes del sector, a los ex alumnos y por supuesto a quienes ahora formamos parte de la Universidad Bolivariana de Venezuela y hacemos vida universitaria en ella. Debemos entenderlo como un acto político de gran importancia tanto por su trasfondo histórico como por la necesaria lucha por la recuperación de nuestros valores culturales y nuestras historias locales.
Asumamos pues esta lucha por reivindicar el nombre del cacique Charaima ultrajado por la burocracia cuarto republicana, entendiendo que la manera de derrotar al burocratismo no es a través de ´ medidas administrativas ´ sino con un pueblo organizado y combativo en la búsqueda de la recuperación de sus raíces ancestrales.
SÓLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO
CUALQUIER SUMISIÓN SERÁ NUESTRA DERROTA
VOLVEMOS POR TODOS LOS CAMINOS
15 de junio de 2007