hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

sábado, 27 de junio de 2009

UNA ESTOCADA AL CORAZÓN DE LA LUCHA


miércoles 24 de junio de 2009
Unos meses atrás, decidimos alejarnos de la escritura para lanzarnos a la búsqueda de experiencias que nos permitiesen hechos concretos como referentes de lucha. Así nos trasladamos al estado Sucre, donde se adelanta la lucha de los trabajadores contra el maridaje gobierno-patronal nacional e internacional. Tal vez por esa decisión, nos abstuvimos de manifestar por escrito nuestro dolor por la muerte física del negrohereje, o quizás porque se nos van haciendo costumbre los golpes terribles de febrero: hermano, hijo, camarada.
Con el negro volvimos a conversar en una pasada por Caracas en el mes de marzo, como siempre nuestra primera visita fue a la biblioteca nacional. Esta vez nos escuchó en silencio, no nos aportó más de su gran sabiduría, aunque su inigual mirada nos decía que se había ido tranquilo pues su semilla estaba sembrada.
Esta vez es diferente, lo del negro lo esperábamos, sabíamos de su bravía lucha contra su enfermedad. Pero el puerco asesinato del compa Argenis Vásquez Marcano nos obliga a gritar.
Lo conocimos en una tarde dominguera al sur de Cumaná. De entrada supimos que se trataba de un ser diferente, que no estábamos en presencia de un sindicalista cualquiera, sino de un ser humano integro e integral. Un ser humano inmenso que apuntaba a una nueva organización de los trabajadores, que no estaba dispuesto a ceder a las prebendas, ni a las amenazas patronales o gubernamentales.
Justo el domingo pasado, por teléfono el gordo Eladio nos comentaba de la gran batalla que venía dando Argenis por conformar el Consejo Regional de Trabajadores. Por eso, no se trata de un asesinato más, no fueron dos tiros contra otro trabajador, de los muchos a la cuenta de estos últimos años de “gobierno de los trabajadores”. Se trata de una certera estocada al corazón de la lucha. Y es que Argenis fue eso, el centro del corazón de esta lucha por dignificar al pueblo, para servir de ejemplo como debe ser el hombre nuevo mencionado por el Che. Seguro que Argenis de haber estado a su lado, se hubiese convertido en ejemplo viviente del pensamiento del comandante heroico.
Alguien nos dijo en esa primera conversa que Argenis era margariteño, y claro, Vásquez Marcano, no podría ser de otra parte con esos apellidos. Pero Argenis era más que un nombre, en su pecho llevaba clavada la nobleza ñera que cantara Alí. La última conversa la dimos en el portón de la Toyota. Al vernos acudió al abrazo fraterno, alegre en su combate, dispuesto al avance del proceso formativo de todos los trabajadores. Se ratificaba en aquel abrazo ya una amistad, que aunque nueva era muy antigua pues andamos los mismos caminos. Lamentablemente, nuestra alerta sobre la urgencia de conformar el Consejo Regional de Trabajadores para proteger a compañeros muy expuestos como Argenis, hoy se ve confrontada con la acción cobarde de quienes no tienen la estatura moral de un combatiente del tamaño de Argenis.
Y aquí es donde la reflexión es necesaria, más allá de la tranquilidad del genuflexo fiscal que lo imputó, quien ahora tendrá un caso menos que atender. Por encima de la calma que debe sentir el psuvisado inspector del trabajo, quien no volverá a quedar desnudo ante la integridad de Argenis. Más allá de todo eso, esta nuestra responsabilidad por haberlo dejado sólo, por no haber consolidado la organización que hubiese desviado la mirada de la jauría de su necesaria presencia.
La historia de la lucha de nuestros pueblos ha estado llena de casos como éste, donde se privilegian intereses personales y mezquinos. No alcanza con llamarnos revolucionarios, combatientes, sujetos políticos y demás bolserías, es nuestra actuación la que nos define. Basta de esa pendejada cotidiana de señalar que: la burocracia es ineficiente pero estoy con el gobierno; que nos mataron otro compañero pero soy psuvista; que el gobierno ataca a la clase obrera pero soy rojo rojito, que el hampa mato a mi hermano pero amo a Chávez.
Basta ya. Hoy Argenis, el compa, el pana, nos reclama hechos concretos.
Actuamos o esperamos que nos ejecuten uno a uno.
GRITAMOS O SEGUIMOS CHILLANDO
HASTA SIEMPRE COMPA
El grito sigue siendo el mismo: HASTA LA VICTORIA SIEMPRE, VENCEREMOS
Si te interesa el artículo...Pincha aquí

sábado, 20 de junio de 2009

¿A CUÁL MARX SE REFIERE UD.?

El pasado mes de junio escribíamos un artículo que titulamos ¿De cuál Gramsci hablamos? motivados al uso y abuso de los aportes del kamarada italiano a la construcción de una teoría revolucionaria, encaminada a superar el planteamiento liberal de la lucha por la libertad (de expresión, de información, etc) para ubicarse en la búsqueda de la liberación de los pueblos, vista ésta como la supresión de todas las opresiones (racial, de género, étnico, adulto-centrismo, etc).
Resaltábamos como en forma errada se le atribuye a Gramsci propuestas como ´ partido de masas formador de cuadros ´ o de una ´ hegemonía comunicacional ´ conformada por burócratas manejando todos los aspectos de la vida nacional. Ahora consideramos necesario volver a escribir cuando escuchamos calificar al viejo Marx como un determinista y como aplaudidor del coloniaje, esto no sería preocupante sino fuese porque se trata de la palabra presidencial, la cual inmediatamente es repetida por una clase social que se ha constituido a la sombra del chavismo, a la cual por consideración no nos atrevemos a descalificar, sino que la calificamos tal cual la vemos: jalabola, acomodaticia y repetidora de cuanto se le ocurre decir a nuestro presidente.

El pasado mes de junio escribíamos un artículo que titulamos ¿De cuál Gramsci hablamos? motivados al uso y abuso de los aportes del kamarada italiano a la construcción de una teoría revolucionaria, encaminada a superar el planteamiento liberal de la lucha por la libertad (de expresión, de información, etc) para ubicarse en la búsqueda de la liberación de los pueblos, vista ésta como la supresión de todas las opresiones (racial, de género, étnico, adulto-centrismo, etc).
Resaltábamos como en forma errada se le atribuye a Gramsci propuestas como ´ partido de masas formador de cuadros ´ o de una ´ hegemonía comunicacional ´ conformada por burócratas manejando todos los aspectos de la vida nacional. Ahora consideramos necesario volver a escribir cuando escuchamos calificar al viejo Marx como un determinista y como aplaudidor del coloniaje, esto no sería preocupante sino fuese porque se trata de la palabra presidencial, la cual inmediatamente es repetida por una clase social que se ha constituido a la sombra del chavismo, a la cual por consideración no nos atrevemos a descalificar, sino que la calificamos tal cual la vemos: jalabola, acomodaticia y repetidora de cuanto se le ocurre decir a nuestro presidente.
Si esta opinión la emitiese cualquier otro ciudadano de este país le diríamos algunas cosas, pero por tratarse del máximo conductor de este proceso y por respeto a eso, nos eximimos de decirle: “Perdone hermano, pero Ud. nunca ha leído a Marx”.
¿Qué planteamiento de Marx puede llevar a un estudioso de su teoría a calificarlo como determinista? ¿Será tal vez en los Grundrisse, donde justifica la esperanza comunista sin engañarse sobre la inminencia del proceso, pero acentuando su necesidad subjetiva? ¿Quizás en El Manifiesto Comunista, donde asume su militancia política? ¿O acaso en El Capital, la mejor crítica a la economía política hecha desde la ideología y el compromiso político, caracterizado por el Che como monumento de la inteligencia humana? Querer reducir la teoría marxista, a un artículo sobre Bolívar, es como pretender rechazar ideas porque no me gusta el color de la piel del articulista, o porque es un tipo que le pega a su mujer.
Marx planteó en todo momento la lucha de clases para lograr la liberación de los pueblos. Asumirlo dentro de las ideas del llamado socialismo real, con la figura de Stalin a la cabeza, es realmente ridículo por decir lo menos. Fueron Kaustky y el marxismo ortodoxo de la II Internacional quienes pregonaron que el pasaje a una sociedad no capitalista se lograría de una forma automática, casi evolutivamente y que indeteniblemente después del capitalismo el mundo todo se dirigirá al socialismo.
Este supuesto durante muchos años fue asumido por los diferentes partidos comunistas del mundo, a través de la teorización de Louis Althusser y que en Nuestramérica se nos presentó con infinitos manuales donde Martha Hanneker, destacada teórica de nuestra revolución bolivariana, traducía a Althusser. Este manualismo trajo como consecuencia la suspensión del estudio de diferentes pensadores que asumieron el marxismo en forma crítica, pero sin renegar de él (Gramsci, Lukács, Mariátegui, etc).
Se subestimaron las luchas contrahegemónicas. Se menospreció el gran sueño del Che, la batalla cultural por la creación del hombre nuevo. A través de dichos manuales convertidos en ideología oficial el mercado se transformó en el demiurgo mágico cuyo desarrollo y expansión posibilitaría alcanzar al capitalismo y disputarle en su mismo terreno, dejando a un lado la lucha por la creación de una nueva subjetividad.
Fue sólo a partir de la Revolución Cubana cuando se abrió una puerta que nos alejó del dogma soviético, de la revolución del proletariado, luego apareció la Revolución Sandinista, el Movimiento Sin Tierra, el Movimiento Zapatista, la FARC y el ELN, cada uno respondiendo a su propia realidad y asumiendo la resistencia a un nuevo capitalismo, no salvaje sino caníbal, bajo cuya sombra los pueblos no quieren seguir muriendo. Esto tampoco encierra contradicción con Marx ni con el método marxista, Marx planteó que la solución era el socialismo, pero no nos dijo como hacerlo, cuando le preguntaron respondió: “… no, yo no soy cocinero para elaborar recetas para el futuro…”, es decir no hay una metodología sistematizada, cada pueblo deberá crearla de acuerdo a sus propias realidades.
Para quienes fuimos amamantados en las ubres del marxismo nos resulta difícil de entender que una persona se asuma revolucionario, socialista, pero no marxista. Si el socialismo debe direccionarse hacia las relaciones de producción y no existe en la historia de la humanidad un método más claro y profundo para su análisis que el método marxista, como podemos construir ese socialismo sin tomar en cuenta al marxismo. ¿Será que lo que llaman Socialismo del siglo XXI no es más que una mezcla de conceptos sin definiciones que tiene como axioma lo que decía el filósofo Eudomar Santos: “como vaya viniendo vamos viendo”? Tampoco se trata de ser dogmáticos y plantear que Marx está fuera de toda discusión, al contrario el método marxista sirve hasta para cuestionar a Marx, en cosas que han perdido vigencia, sin quedarse apegado a la letra. El marxismo reconoce su historicidad por lo tanto no tiene axiomas eternos. No hay historia lineal en el marxismo. Es simplemente la unidad indisoluble entre teoría y práctica.
No es la primera vez que alguien trata de matar a Marx, en 1989 como tantas otras veces muchos lo dieron por muerto, la burguesía y la oligarquía festejaron el fin de la historia, cuento que se creyeron los traidores y renegados, pero una vez más volvió con su melena blanca acompañando al pueblo de Caracas, de Chiapas, de Brasil, apareció en las calles del norte al lado de los movimientos antiglobalización y nos acompaña ahora en este proceso bolivariano. Nosotros no somos ni seremos militantes del ´ chavismo sin Chávez ´, tal vez si del ´ Chávez sin el chavismo ´, caracterizado éste en toda esa caterva de manipuladores, embusteros, ineficientes y corruptos que medran al amparo del proceso revolucionario. Ahora bien, menos vamos a ser partidarios del marxismo sin Marx, no vamos a plantear un sistema de transformaciones profundas en la sociedad bajo los aportes de Gramsci, Mariátegui, el Che, Rosa o Lenin dejando a un lado a Marx bajo el absurdo argumento de un supuesto determinismo. Una cosa es el llamado marxismo-leninismo construido después de la muerte de Lenin, para auto legitimarse el stalinismo, y otra muy diferente el pensamiento vivo de Lenin y Marx.
El gran aporte de Marx, y que de ninguna manera debemos despreciar, es el llevar el método dialéctico hegeliano al estudio de la sociedad, estructurándolo a partir de la totalidad, de las contradicciones y también de la historia. El método marxista no ha sido derrotado, la derrotada fue la ortodoxia soviética y su deformación del marxismo, que por cierto entre otras cosas planteaba que había que desarrollar las fuerzas productivas para lograr un alto nivel de vida y cubrirle todas sus necesidades al hombre, para que luego adquiriera conciencia. Ésta idea hoy en día muchos la compran en Venezuela. Nosotros nos quedamos con el Che: «si el comunismo olvida los hechos de conciencia, puede ser un método de repartición, pero no es más una moral revolucionaria. La revolución «se hace a través del hombre, pero el hombre tiene que forjar día a día su espíritu revolucionario». No pretendemos dictar un taller sobre marxismo en este ensayo, sólo llamar la atención sobre la inconveniencia de hacer afirmaciones que puedan influir en que nuestro pueblo deseche su estudio como herramienta metodológica para el análisis de la sociedad.
En un proceso como el que se desarrolla en Venezuela, sui generis por demás, donde se da un golpe de estado y el pueblo sin más armas que una férrea voluntad por recuperar a su líder, derrota a los golpistas en menos de 48 horas, y donde la palabra presidencial es asumida por gran parte de ese mismo pueblo como indiscutible, es necesario que esa palabra se asuma con toda la responsabilidad que ella encierra. Vemos por ejemplo que se menciona a Rosa de Luxemburgo sólo por el título de su ensayo Socialismo o Barbarie, en forma abstracta; sin embargo, en ese ensayo Rosa, marxista convencida, expresó: “No vamos indeteniblemente hacia el socialismo ni la crisis del capitalismo es ineluctable (algo contra lo que no puede lucharse), ni vamos hacia la eternidad del capitalismo, la historia está abierta, lo que decide el rumbo es la lucha de clases”, para ella efectivamente la alternativa es Socialismo o Barbarie, pero no está predeterminada.
Si solamente leemos pequeños resúmenes de la obra de todos estos kamaradas, entonces cuando Rosa de Luxemburgo indica: “La utopía va dirigida a que en el futuro cuando se estudie el capitalismo este sea visto como un breve paréntesis entre el comunismo primitivo y el comunismo del futuro”, podríamos concluir erróneamente que Rosa era determinista. Lo misma pasa cuando estudiamos a José Carlos Mariátegui o a Antonio Gramsci quienes evidentemente fueron más allá de Marx pero dentro del marxismo, interpretándolo cada uno de acuerdo a la realidad de cada región en particular.
Hablamos de cada región y no de cada país, en forma expresa para plantear desde el punto de vista marxista, una idea contraria a lo que hemos venido escuchando en los últimos meses sobre un supuesto socialismo a la venezolana. Se pretende que el socialismo puede construirse y perdurar en un solo país rodeado de países capitalistas. Nosotros creemos que nunca será posible construir el socialismo en forma aislada, por lo que no puede hablarse de Socialismo del siglo XXI, sino de Socialismos en el siglo XXI.
No se trata de simple semántica sino que observamos en la actualidad dos planteamientos sobre un mismo objetivo, construir el socialismo. Una de ellas es el Socialismo Bolivariano que pareciera convertirse en un socialismo burocrático, construido desde el poder. La otra es el Zapatismo, el cual no se plantea la toma del poder como objetivo.
El subcomandante Marcos nos refiere:” “Nosotros apostamos a una premisa fundamental: no a la toma del poder, no a los cargos gubernamentales, no a los puestos de elección popular, y vamos a ver qué tipo de políticos produce una organización de esa naturaleza”.
Sobre estas dos concepciones habrá que generar la polémica y no el debate, a través de la crítica reflexiva y no de la apología acrítica, para construir una nueva subjetividad, antimperialista, antiburguesa, anticapitalista, antiautoritaria y antipatriarcal, es decir, socialista, la cual jamás fue ni será fruto de un decreto administrativo. Sobre polémica y no debate escribiremos más adelante por ahora cerraremos con la ayuda de Rosa de Luxemburgo:”No pensemos también nosotros en adoctrinar al pueblo, mantengamos una buena y leal polémica. Demos al mundo el ejemplo de una sabia y previsora tolerancia, pero, dado que estamos a la cabeza del movimiento, no nos transformemos en jefes de una nueva intolerancia, no nos situemos como apóstoles de una nueva religión, aunque ésta sea la religión de la lógica”. La revolución no es un concepto sino un proceso que involucra acción; es decir, la revolución es un verbo y no un sustantivo. Lo negativo, la destrucción, puede decretarse; lo constructivo, lo positivo no.
24 de julio de 2007
Si te interesa el artículo...Pincha aquí

YO, EL POLEMISTA

El planteamiento de Erik ´ Contra el debate la polémica ´ nos hizo recordar una entrevista a Gabriel García Márquez donde el Gabo manifestaba que al comenzar a leer la metamorfosis de Kafka y ver a Gregorio Samsa despertarse convertido en un monstruoso insecto exclamó: “Coño, así que esta vaina se puede hacer “, y ahí empezó a desarrollar todo su realismo mágico; lo mismo nos acaba de pasar al darnos cuenta que no debemos seguir preocupándome por si algo en nuestro cerebro no funciona bien, tal como nos lo han venido sugiriendo familiares y amigos desde nuestra lejana infancia.
Recordamos a un tío y su sentencia:”Este va a ser la desgracia de la familia”, motivada a que siempre hacíamos una pregunta de más, o a los compañeros que se molestaban con nosotros en nuestra juventud por no participar en el consenso establecido y además cuestionarlo.
Así fue como apostamos a Frazier contra Alí, y años después cuando todos decían Foreman dijimos Alí; o cuando decidimos que entre Caracas y Magallanes nos quedábamos con La Guaira, esta forma de participar en las discusiones de esquina por supuesto nos ganó la fama de conflictivo, la cual se acrecentó cuando no participábamos en la aclamación de Brasil en el futbol, lo cierto es que en un principio pudo haber sido posiciones por llevar la contraria, pero luego se convirtió en una forma de encarar las situaciones, y nuestras propuestas comenzaron a estar precedidas de toda una argumentación que buscaba ver siempre más allá.
Con el pasar del tiempo fuimos cultivando esta forma de participación, añadiéndole pizcas de ironía ante planteamientos estúpidos, hasta el punto que meses atrás un compañero de la Universidad Bolivariana, perteneciente a la Escuela Magnético-Espiritual nos calificó como ´ el espíritu de la contradicción ´, argumentando que cuando ya se había llegado a un consenso, incluso cuando el planteamiento original era nuestro, aparecíamos con algo nuevo buscándole ´ una esquina al círculo ´; es por eso que esta idea de la política como herramienta que posibilite lo imposible nos conduce a pensar que no hay tal problema de conducta o en el peor de los casos que no somos los únicos desequilibrados de este planeta.
A veces nos dejamos llevar por las opiniones de algunos compañeros a quienes consideramos brillantes por manejar todas las categorías del pensamiento marxista y por su poder discursivo y no vamos más allá, sino que participamos en el consenso, y repetimos sus argumentos, sintiéndonos bien al observar como el auditorio asiente, claro le estamos diciendo exactamente lo que él quiere escuchar.
Entonces hace falta que de algún lugar del planeta surja una voz y nos diga: “Uds. son reformistas, así no van a transformar nada, deben revisar todo el planteamiento de la toma del poder pues históricamente las revoluciones se han perdido precisamente al llegar a él”, para que tengamos que hacer un alto y reflexionar, para darnos cuenta que tiene razón que estamos repitiendo errores del pasado que si bien es cierto Marx, Lenin, Gramsci, El Che y otros hicieron grandes aportes, no lo es menos que todos fueron contra el orden establecido y todos ellos hoy nos dicen que ese es el único camino a seguir, y que el inventamos o erramos no puede ser sólo un cliché, sino que debemos llevarlo a la práctica en el día a día y tirar la apuesta hacia la lucha por una verdadera transformación, tomando de ellos sus innegables aportes, pero siempre como punto de partida hacia la liberación nuestramericana y nunca más como programa prediseñado a realizar.
Si observamos la actual realidad cubana después de 50 años de revolución y donde no hace mucho Fidel se quejaba de la burocracia y de la pérdida de valores entre los funcionarios del Estado y la aparición de una nueva clase social a la sombra de éste, debemos reflexionar necesariamente y darnos cuenta que ha sido precisamente la pérdida de ese espíritu de lucha, de esa rebeldía juvenil de los primeros años la que ha ocasionado los males actuales; parafraseando al Kamarada Raúl Cerdeiras diremos que cuando la política pierde su carga libertaria se va poco a poco integrando al orden social y se transforma en gestión de todos los planes y programas del sistema que se quería destruir.
No se trata de romper con nuestra historia, lo cual sería imposible pues es inmanente a nosotros, sino tomar de ella sus mejores ideas; aprovechemos el planteamiento Gramsciano de la autonomía política y desde allí construyamos un espacio distinto donde la creación, bajo un enfoque reflexivo y crítico, sea una cultura de organización permanente en la ruta de nuevas alternativas de gobernabilidad revolucionaria bien alejadas del Estado, pero en contacto directo con las comunidades y su problemática.
Que no sabemos cómo lo haremos, es verdad, pero sí sabemos como no lo debemos hacer y ese es un buen punto de partida para emprender el camino y cantar con Antonio Machado se hace camino al andar, y luego al volver la vista ver la senda que no se ha de volver a pisar.
Nosotros hace tiempo sabemos cuál no es el camino: no es el de los partidos, reaccionarios unos, reformistas los otros, pero todos dentro del sistema; ni el de ´ tácticamente ´ ingresar a ellos para purificarlos; no es el de asumir posiciones en la estructura gubernamental para con ´ nuestra capacidad política y teórica ´, hacer que asuman el compromiso revolucionario y se olviden de sus intereses de nueva clase social adinerada.
No es el de promover consejos comunales o universitarios que el Estado tutele para poder maniatarlos y dominarlos. Si bien no sabemos cual es el camino que debemos seguir, sospechamos que podríamos comenzar por construir una plataforma que no privilegie la toma del poder, ni la formación de partidos, ni la ocupación de curules, sino que vaya a la construcción de la democracia de calle, que esté en permanente formación constituyente, y que sea clasista por supuesto, pues hasta que alguien nos lo explique claramente y no con medias palabras como ha sido hasta ahora no entendemos, y que nos perdone el kamarada Gramsci, el nuevo bloque histórico, pues no vemos como nuestros sueños de excluidos de siempre pueden consustanciarse con los de la pequeña o gran burguesía.
Carlos Javier Acosta
Polemista recién graduado
13 de julio de 2007
Si te interesa el artículo...Pincha aquí

A LA IZQUIERDA DEL PSUV

A pesar de mis deseos de no escribir más sobre el PSUV hasta que éste no se encuentre completamente conformado, los acontecimientos del fin de semana y sobre todo las actitudes y aptitudes de los que se asumen propulsores de algo, o dirigentes de quien sabe que, me sientan nuevamente ante la computadora para abordar el mismo tema. Hace unos años no ponía en duda de que un artículo publicado en aporrea fuese leído por el compañero presidente, espero que esto no haya cambiado, para poder decirle que lo escuche atentamente el 19 de abril en el acto del poliedro, y más allá de no gustarme la actitud de la mayoría de los presentes cuando pedían que se echase a los leones a cuanto disidente se nombrara, lo que más me llamó la atención es su molestia compañero antes los ataques que se le estaban haciendo a algo que según Ud. no ha nacido.

Cierto es, kamarada, que esa criatura no ha nacido, pero también lo es que ya ha sido engendrada desde hace algunos meses, y al hacerle un ecosonograma pudimos verle una cabeza autoritaria, unas manos oportunistas, unas piernas jerárquicas y una inmensa barriga corrupta, aunque eso sí, tiene un corazón inmenso lleno de toda la fe y la esperanza que nuestro pueblo ha depositado en Ud. El problema presidente es que no creemos que ese gran corazón pueda resistir vivir en ese cuerpo.
Nada quisiéramos más que estar equivocados y que de esa diversidad que concurre a las filas del PSUV se puedan lograr avances sustanciales en la hermosa tarea de construir una patria libertaria, esto en nuestra opinión sería posible si se tratase de tendencias o corrientes ideológicas, de hecho somos militantes de la relación dialéctica de lo uno y lo diverso; pero lo que hemos podido observar es grupos, grupitos, fracciones, fracciones de esas fracciones y un regusto en los autonombrados dirigentes ante la sola posibilidad de que les permitan realizar el filtro de los aspirantes a militantes.
Espero por el bien del proceso que haya leído el artículo publicado en aporrea del kamarada Roland Denis, La partidización del movimiento popular, donde le recomienda leer o releer el ensayo de Rosa de Luxemburgo sobre la revolución rusa, yo lo leí anoche, caramba compañero que oportuno para el momento que vivimos. Casi un siglo después cuanta vigencia tiene para lo que estamos discutiendo al demostrar que se puede estar de acuerdo con un proceso revolucionario, hasta el punto de entregar su vida por él, y al mismo tiempo se tiene la obligación de aportar las críticas reflexivas sobre lo que se considera está funcionando mal.
A este planteamiento se nos ha venido confrontando con el argumento de que nada que beneficie al enemigo, el cual compartimos, el problema presidente es que nos preocupa más el enemigo camuflajeado dentro de nuestras filas, el burócrata de siempre, el mediatizador de todas las ideas, el funcionario corrupto, el represor de todos los tiempos, ese que extrañamente Ud. mantiene en posiciones de decisión y que el pueblo señala a media voz, por ahora.Yo le concedo a Ud. la libertad de pensamiento que reclamo para mí, pero en su lugar prestaría mayor atención a las críticas, sobre todo las provenientes de compañeros de comprobada militancia revolucionaria sin pedir nada a cambio, que a los adulantes repetidores de cuanto a Ud. se le ocurre decir.
Otra cosa presidente, en sus últimos discursos le he escuchado las referencias a Gramsci al hablar del partido, pienso que el kamarada italiano hizo grandes aportes al pensamiento marxista sobre todo en las categorías de la hegemonía y del intelectual orgánico, pero hay una categoría que también trabajó Gramsci y que no le he escuchado mencionar y es la que se refiere a las autonomías, sería interesante que la incorporáramos al debate.
Sobre el porque, o los porque, no me entusiasma la idea de inscribirme en su partido, entre otras cosas es por eso mismo, la gente invita a inscribirse en el partido de Chávez, a mi en el caso de que decidiera inscribirme en un partido me gustaría hacerlo en el partido de la libertad, de la autonomía, de la reflexión crítica, de la cultura del debate, de la rebeldía nuestramericana, de la integración latinoamericana en una sola patria, en fin de la cultura indoafroamericana. Por otra parte kamarada presidente, espero me disculpe pero después de 40 años de militancia en la izquierda no me siento bien sentado al lado de individuos, donde el más revolucionario solo puede mostrar como credencial su paso por las filas de COPEI, o del MAS. O como dijo un pescador margariteño cuando un compañero del Frente Francisco de Miranda le señaló que iba a ser un partido de izquierda: “Si esa es la izquierda, que Dios nos agarre confesaos”



Si te interesa el artículo...Pincha aquí

¿JUSTIFICA EL FIN LOS MEDIOS?


A lo largo de la historia han existido personajes que la literatura burguesa se ha encargado de ocultar o, en el mejor de los casos, de tergiversar su obra, haciéndolos aparecer como personajes siniestros o enmarcándolos en algunas frases sacadas de su contexto original; uno de estos personajes es Nicolás Maquiavelo, el primer pensador político de la era moderna, a quien sólo oímos nombrar para acompañar la frase: “el fin justifica los medios”, haciéndolo aparecer como seguidor de la definición aristotélica del carácter contradictorio entre ética y política. Es sobre esta frase y no sobre Maquiavelo a lo que queremos referirnos en este ensayo, dejando como recomendación al lector interesado en la obra de este personaje, no solamente leer ´ El Príncipe ´ sino también ´ Discursos sobre la primera época de Tito Livio ´, obra ésta donde nos muestra su condición de republicano.
El fin justifica los medios escuchamos decir a cada momento, con la mayor despreocupación, a compañer@s que al mismo tiempo nos hablan de la importancia del Tercer Motor Moral y Luces para lograr el definitivo impulso de la Revolución Bolivariana hacia su consolidación y permanencia. Tamaña incoherencia no nos llamaría tanto la atención si sólo se mantuviese en el plano teórico pero el caso es que observamos con mayor frecuencia de la deseada como se lanzan los más variados argumentos para explicar hechos y actitudes ilegales e inmorales, siempre que estos provengan de parte de “l@s nuestr@s”.
Todo esto viene a cuento por la manifestación de voluntades para la solicitud de referendos revocatorios a alcaldes, diputados y gobernadores, los cuales están consagrados en el extraordinario artículo incluido en nuestra Constitución bajo el N.- 72, pero que como siempre ha pasado en nuestros países, los manipulador@s de todos los tiempos se encargan de tergiversar maniobrando para restarle importancia y quitarle su carácter de instrumento contralor del pueblo hacia los funcionari@s electos. La poca participación del pueblo en estas manifestaciones de voluntad obliga a realizar un análisis al respecto, claro que básicamente en la región insular que es donde tenemos mayores elementos de juicio.
Para nosotros la casi nula receptividad por parte de la ciudadanía a la convocatoria viene dada por dos aspectos fundamentales: Primero, la unión antitética de la llamada dirigencia chavista en el estado con los representantes de la derecha insular y en segundo lugar por una labor sistemáticamente realizada por parte del Consejo Nacional Electoral para dificultar en grado máximo la realización del acto constitucional.
Acerca del primer aspecto es casi redundante la crítica a esta seudo dirigencia que evidentemente antepone sus intereses personales a cualquier interés colectivo, y se convierten en miopes políticos y tont@s útiles al servicio de los grandes enemig@s del proceso, quienes estando en minusvalía después de la derrota que el pueblo les infligió el pasado diciembre, andan a la caza de cualquier espacio para instalar una cabeza de playa desde la cual seguir frenando el desarrollo insular.
En lo que se refiere a la actuación del Consejo Nacional Electoral habrá que averiguar si fue a nivel nacional, pues de ser así se le estaría coartando al pueblo un derecho adquirido y como ya expresamos consagrado en nuestra Constitución, tal vez con el pretexto de que la mayoría de los funcionarios cuestionados son de ´ los nuestr@s ´, esperamos que no haya sido así, pero si fuese el caso debemos hacer las respectivas denuncias ya que con ´ solidaridades automáticas ´ no se construye revolución.
Sería largo explicar la forma como en el municipio Mariño se distribuyeron los elector@s para manifestar sus voluntades, de manera que les daremos sólo dos ejemplos, pero como ya señalamos que fue sistemáticamente preparado, éstos son fiel reflejo de la totalidad.
Ejemplo 1.- A los elector@s del Centro de Votación Cándido Sánchez ubicado en el barrio Bella Vista con una población electoral cercana a las 3.000 personas se les asignó el Centro de Votación Luisa Cáceres de Arismendi en Los Cocos, el cual es el más lejano de los 7 centros escogidos; mientras que gran parte de los elector@s del barrio Los Cocos se les asignó el Centro de Votación Santiago Salazar Fermín que es el más cercano a Bella Vista.
Ejemplo 2.- A los elector@s de las Urbanizaciones Sabana Mar y La Arboleda cercanas al Centro de Votación Arco Iris se les asignó el Centro de Votación Antonio María Martínez, debiendo atravesar toda la ciudad para realizar su manifestación de voluntad.
A nuestras manos llegó un plano de la ciudad elaborado por la derecha, pero facilitado por los chavistas promotores de la actividad, con este cruce de elector@s y realmente pensamos que si nos pusiésemos a tratar de hacer combinaciones con el sólo objetivo de entorpecer la actividad no lo podríamos hacer mejor; esto debe llamarnos a la reflexión pues no se trata de revocar un(a) funcionari@ u otr@, sino de los derechos establecidos en la carta magna, los cuales sin percatarnos son muchas veces vulnerados y nosotros lo avalamos con nuestro silencio.
Así vemos que seguimos hablando de referendo cuando la figura que se está usando es la del plebiscito, o por lo menos así nos lo hace percibir nuestro poco conocimiento de la normativa legal, pero ubicamos la definición de éste como: “votación realizada por el electorado de una nación, de una región o de una localidad sobre alguna cuestión específica”, en cambio que el referendo revocatorio está claramente establecido en nuestra norma suprema, en su Art. 72: ” [...] Cuando igual o mayor número de electores y electoras que eligieron al funcionario o funcionaria hubieren votado a favor de la revocatoria, siempre que haya concurrido al referendo un número de electores y electoras igual o superior al veinticinco por ciento de los electores y electoras inscritos, se considerará revocado su mandato y se procederá de inmediato a cubrir la falta absoluta conforme a lo dispuesto en esta Constitución y la ley”. Es decir, el plebiscito es un si o un no a favor o en contra de un determinado funcionario, mientras que el referendo revocatorio se consolida con un no a la gestión por un determinado número de electores. Ahora, como llegamos a este cambio de procedimiento jurídico, eso no lo sabemos pues no fuimos consultados.

¡Cualquier sumisión será nuestra derrota!
¡Todo el poder para el pueblo! ¡Volvemos por todos los caminos!

19 de junio de 2007
Si te interesa el artículo...Pincha aquí

¿CHARAIMA O ISABEL LA CATÓLICA?

Escribir sobre la escuela Charaima es realizar un viaje retrospectivo a los primeros años en el Liceo Nueva Esparta, desde donde nos trasladábamos hasta ese sector de la marinera ciudad de Porlamar en busca de nuestro primer amor adolescente, allí habríamos de conocer a los Mujica, los Patiño, los Suárez y tantas otras honorables familias quienes siempre nos han honrado con su amistad, y era precisamente “ la Charaima ” el punto indicado para ubicar cualquier dirección: ¿Dónde vives? Frente-detrás de la Charaima o antes-después de la Charaima eran las respuestas. Con el paso del tiempo, nuestros pasos han vuelto a este sector y por fin hemos tenido la oportunidad de estudiar no ya en la escuela Charaima sino en la Aldea Bolivariana Charaima que tiene su sede en dicha escuela.
Sobre el nombre de la Aldea hemos dado el debate por lo menos en nuestro curso de Gestión Social, surgiendo una polémica entre quienes asumimos la defensa del nombre original (nos negamos a llamarla de otra manera), y quienes llamándose revolucionarios temen contrariar lo dispuesto por la burocracia de la IV república, que arbitrariamente cambió el nombre de la escuela, y que extrañamente la nueva burocracia no ha corregido; en este sentido hemos consultado con algunos compañeros habitantes del sector y la respuesta ha sido que debemos pasarle una carta a la Zona Educativa , pero nadie se la pasa, que debemos llamar a un referéndum, pero nadie lo convoca, y mientras tanto el tiempo pasa y el atropello continúa.
Si quieren pasar cartas a la Zona Educativa háganlo, si quieren convocar un referéndum, convóquenlo, nosotros pensamos que lo que nos pertenece por ser un legado histórico ni se negocia ni se consulta con nadie y que el pueblo debe asumir directamente el poder que le es propio para recuperar su historia matria, no podemos seguir esperando que el burócrata de turno decida por nosotros y menos en este caso en particular donde se ve la mano opresora a través de la imposición de valores que nos son extraños y se sustituye el nombre del cacique Charaima por la financista del más grande genocidio en la historia universal.
Los pueblos deben conquistar el poder en la lucha diaria, como lo hicieron los valientes kamaradas que asumieron el derribo de la estatua de Colón en Caracas. Ahí precisamente está la diferencia entre la revolución y la reforma; el derribo de la estatua de Colón, fue un acto de poder directo por parte del pueblo mientras que la petición de retiro a los "entes responsables" habría sido un acto burocrático.
Recuperar el nombre de la escuela Charaima es un acto de justicia popular que debe convocarnos a todos los habitantes del sector, a los ex alumnos y por supuesto a quienes ahora formamos parte de la Universidad Bolivariana de Venezuela y hacemos vida universitaria en ella. Debemos entenderlo como un acto político de gran importancia tanto por su trasfondo histórico como por la necesaria lucha por la recuperación de nuestros valores culturales y nuestras historias locales.
Asumamos pues esta lucha por reivindicar el nombre del cacique Charaima ultrajado por la burocracia cuarto republicana, entendiendo que la manera de derrotar al burocratismo no es a través de ´ medidas administrativas ´ sino con un pueblo organizado y combativo en la búsqueda de la recuperación de sus raíces ancestrales.
SÓLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO
CUALQUIER SUMISIÓN SERÁ NUESTRA DERROTA
VOLVEMOS POR TODOS LOS CAMINOS
15 de junio de 2007
Si te interesa el artículo...Pincha aquí

DE CUAL GRAMSCI HABLAMOS

Cuando escuchamos-leemos los discursos o las intervenciones presidenciales-ministeriales o de cualquier personer@ de los entes gubernamentales, así como las entrevistas a l@s dirigentes políticos-estudiantiles revolucionari@s u opositores notamos que tod@s invitan al debate de las ideas, hecho que nos parece interesante pues pensamos que de eso se trata precisamente el proceso de transformaciones que nuestro presidente ha denominado Socialismo del siglo XXI; pero para que este debate de ideas sea productivo será necesario pasar por un proceso de formación que conlleve el estudio de las diferentes corrientes del pensamiento histórico universal.
Desde el mes de diciembre pasado el discurso presidencial introdujo en el debate sobre la formación del PSUV los planteamientos del kamarada italiano Antonio Gramsci, quien sin duda alguna realizó grandes aportes a la construcción del pensamiento revolucionario, trabajando categorías como bloque hegemónico, hegemonía, contrahegemonia, sociedad civil, intelectual orgánico y otras que tuvieron-tienen una gran vigencia. A nosotros nos ha tocado en estos últimos 2 años estudiar a Gramsci tanto en la Universidad Bolivariana como en la Misión Kultura, y la verdad es que a veces cuando escuchamos éstos discursos nos parece que se está hablando de otro personaje.
Si algo hemos aprendido del análisis de los Cuadernos de la Cárcel es que a Gramsci no puede estudiársele literalmente por las difíciles circunstancias en que se encontraba al momento de escribir sus cartas, encerrado y bajo la estricta vigilancia fascista del régimen de Mussolini; por ello muchos pasajes de sus cartas, sobre todos los que definen la estrategia política a seguir, están escritos en forma tal que pudiesen burlar el celo carcelario.
Como se trata del libre debate de las ideas vamos a exponer las nuestras sobre Antonio Gramsci, lo primero que escuchamos fue que es gramsciano el planteamiento de ´partido de masas formador de cuadros´; pensamos que la única forma que pueda atribuírsele a Gramsci este planteamiento es haciendo analogía entre cuadro e ´intelectual orgánico´, categoría ésta como expresamos anteriormente introducida-desarrollada por él, lo cual nos parece que crea más confusión que claridad.
Entendemos por cuadro, un individuo al que se le da formación socio-política dentro del partido para que esté en condiciones de asumir protagonismo en las acciones ya sea dentro del partido o en funciones de gobierno; mientras que Gramsci nos habla, cuando se refiere al partido que para el era el príncipe moderno de Maquiavelo, de un intelectual surgido del seno de las masas, consustanciado con sus luchas y sus reivindicaciones que debe servir como elemento medio que articule ´ el primer elemento ´ (las masas) con ´ el segundo elemento´ (la dirigencia o elemento cohesivo de las masas), entendiendo a las masas como una fuerza difusa, que es poderosa mientras exista quien la centralice, organice y discipline, pero que en ausencia de este elemento cohesivo se esparce y se anula.
Otra categoría gramsciana que ha aparecido en la discusión es la hegemonía relacionada con la de bloque hegemónico, Gramsci conceptualizó la existencia de un bloque hegemónico donde el poder de las clases dominantes sobre todas las clases sometidas (clases subalternas) en el modo de producción capitalista, viene dado fundamentalmente por la hegemonía cultural que aquellas logran ejercer sobre éstas, a través del control del sistema educativo, de las instituciones religiosas y de los medios de comunicación, más que por el control de los aparatos represivos del Estado. Diría Bolívar: “... por la ignorancia nos han sometido más que por las armas”.
Añade Gramsci: “... a través de los medios de comunicación, las clases dominantes ´educan´ a los dominados para que estos vivan su sometimiento y la supremacía de las primeras como algo natural y conveniente, inhibiendo así su potencialidad revolucionaria. Así, por ejemplo, en nombre de la "nación" o de la "patria", las clases dominantes generan en el pueblo el sentimiento de identidad con aquellas, de unión sagrada con los explotadores, en contra de un enemigo exterior y en favor de un supuesto ´destino nacional´. Se conforma así un ´ bloque hegemónico ´ que amalgama a todas las clases sociales en torno a un proyecto burgués”.
Además afirma: “La supremacía de un grupo social se manifiesta en dos modos, como dominio y como dirección intelectual y moral. Un grupo social es dominante de los grupos adversarios que tiende a liquidar o a someter hasta con la fuerza armada y es dirigente de grupos afines y aliados. Un grupo social puede y debe ser dirigente desde antes de conquistar el poder gubernamental (ésta es una de las condiciones principales para la misma conquista del poder); después, cuando ejercita el poder… se vuelve dominante pero debe continuar siendo dirigente”.
Y aún agregó: “La crisis de la hegemonía se manifiesta cuando, aunque manteniendo el propio dominio, las clases sociales políticamente dominantes no logren más ser dirigentes de todas las clases sociales, o sea, no logren resolver los problemas de toda la colectividad e imponer a toda la sociedad su propia concepción del mundo”. Aquí Gramsci diferencia los conceptos de dominio y hegemonía, concibiendo al primero bajo formas políticas y coercitivas (en tiempos de crisis), y al segundo, como influencia ideológico-cultural que no parte de los organismos de la estructura del Estado sino desde un "complejo entrecruzamiento de fuerzas políticas, sociales y culturales".
De seguidas introdujo un nuevo concepto “el intelectual orgánico”, (extrañamente ausente en la discursiva gubernamental) para Gramsci, todos los hombres somos intelectuales, considerando que “no hay actividad humana de la cual se pueda excluir de toda intervención intelectual, no se puede separar al homo faber del homo sapiens” en cuanto, independientemente de su profesión específica, cada quien es a su modo “un filosofo, un artista, un hombre de gusto, participa de una concepción del mundo, tiene una consciente línea moral, pero no todos los hombres tienen en la sociedad la función de intelectuales”.
Gramsci planteó que históricamente se forman categorías particulares de intelectuales, “especialmente en conexión con los grupos sociales más importantes y sufren elaboraciones más extensas y complejas en conexión con el grupo social dominante”. Un grupo social que tiende a la hegemonía, lucha “por la asimilación y la conquista ideológica de los intelectuales tradicionales... tanto más rápida y eficaz cuanto más el grupo dado, elabora simultáneamente sus propios intelectuales orgánicos”.
Según Gramsci, “La organicidad del intelectual se mide con la mayor o menor conexión que mantiene con el grupo social al cual se refiere: ellos operan, tanto en la “sociedad civil” – el conjunto de los organismos privados en los cuales se debaten y se difunden las ideologías necesarias, para la adquisición del consenso que aparentemente surge espontáneamente de las grandes masas de la población, – como en la sociedad política o estado, donde se ejercita el “dominio directo o de mando, que se expresa en el Estado y en el gobierno jurídico”.
Aquí apreciamos una nueva categoría introducida por Gramsci: ´la sociedad civil´, no estamos hablando de esos mamotretos organizados por la reacción en forma de ONG´s, Asociaciones, u otras, ni de los medios de comunicación, los centros educativos o la iglesia, hablamos del conjunto todo de la sociedad, del pueblo organizado, en donde los intelectuales orgánicos consustanciados con las luchas NuestrAmericanas deben jugar un rol fundamental expresando mediante el idioma de la cultura el sentimiento que las masas no pueden aún articular por si mismas, diría Mao: “ ...debemos devolver con precisión lo que las masas nos entregan con confusión” para que ellas lo repiensen, analicen y construyan nuevos esquemas en sus luchas.
Por esto es evidente que más allá de circunscribir las acciones políticas a la discursiva enunciativa, la cual produce en los receptores de estos discursos errores conceptuales que en nada ayudan a la construcción de nuevos conocimientos que teoricen toda esta hermosa práctica transformadora y libertaria que nuestro pueblo se ha encargado de ir ejercitando en los últimos 20 años a partir de aquel glorioso febrero de 1989; debemos ir hacia un gran programa de educación capaz de desarrollar intelectuales, que compartan la pasión por las luchas de las masas. Un sistema educativo dentro del ámbito de la pedagogía crítica y la educación popular y liberadora, teorizado y practicado por Paulo Freire.
De esa constante y necesaria arenga por los tiempos que vivimos, apreciamos en los últimos días que se habla de hegemonía comunicacional como necesidad imperiosa para la construcción del socialismo y por supuesto, se le imputa a Gramsci este concepto; desde nuestro punto de vista Gramsci más que hablar de una hegemonía de burócratas manejando todos los aspectos de la vida nacional, dentro de lo que podría llamarse socialismo burocrático, se refirió a una contrahegemonia cultural (contracultura), educativa, informativa, donde la conducción esté en manos de las grandes mayorías quienes asumen la participación protagónica en la vida nacional.
No se trata de repetir experiencias superadas por la historia donde un Estado omnipotente y omnipresente regula todas las actividades, pues como bien señala Javier Biardeau: “...el Socialismo Burocrático no es una alternativa al Capitalismo en el terreno educativo, cultural, comunicativo y de la información.”
Como se trata del debate de las ideas, de la batalla de las ideas, de la guerra de las ideas como se ha venido señalando con insistencia, continuemos el debate pero desde otra categoría gramsciana: ´la autonomía´. Pero no una autonomía geopolítica, como también se ha querido afirmar, donde empiecen a aparecer príncipes y reycitos con sus cortes, sino una autonomía de criterios que provenga del análisis crítico y reflexivo para lo cual será necesario que ubiquemos bien donde está el enemigo verdadero, dejando a un lado la descalificación automática de todo aquel que no coincida con nuestra forma de pensar.
Cambiando del plano filosófico para ubicarnos en los acontecimientos que observamos en nuestro país con las manifestaciones estudiantiles, manipuladas quien lo duda, reaccionarias claro que sí, pero no por ello indignas de análisis; pensamos que la estrategia de descalificarlas y menospreciarlas no ayuda a resolver el problema, al contrario debemos aprovechar la oportunidad del reconocimiento por parte de la reacción de las instituciones del Estado a donde han ido a llevar sus reclamos, y de la disposición de los dirigentes estudiantiles de ir al diálogo (por lo menos así lo han expresado) para llevarlos a ese que es nuestro terreno y debatir con ellos.
Si reconocemos a este movimiento estudiantil como sujeto social y como interlocutor válido para la discusión política estaríamos dejando a un lado a la oposición fascista, démosle a los estudiantes el protagonismo en el debate y ubiquemos a éste dentro de los recintos universitarios, sin miedos, sin recurrir a contingentes de policías para poder entrar a las universidades; quienes venimos de esas luchas no podemos ahora aparecernos con el mismo uniforme de la represión que combatimos durante tantos años, SI HAY QUE HACER LA GUERRA, LA GUERRA SE HARÁ y nuestro pueblo ha dado suficientes muestras de estar preparado y alerta, pero por ahora es tiempo de aprovechar la situación y avanzar en la solución de los grandes problemas de la educación, la cual va más allá del hecho de construir más universidades, pues no solo se trata de la infraestructura sino de centrar el debate en hegemonía o contrahegemonia, cultura o contracultura, poder o contrapoder.
HACIA UNA CONSTITUYENTE EDUCATIVA
VOLVEMOS POR TODOS LOS CAMINOS

o4 de junio de 2007


Si te interesa el artículo...Pincha aquí

¿ES APORREA REVOLUCIONARIA

Hace apenas un mes y por motivación de algunos compañeros decidimos enviar algunos artículos a este portal con la aspiración de compartir nuestros puntos de vista con quienes aquí escriben; sin ánimo de aparecer como especialistas de la escritura y tal vez influenciados por el planteamiento gramsciano de que todos somos intelectuales, aunque en nuestro caso denunciamos que hubo una mala distribución pues nos dieron más deseos que capacidades. Hasta ese momento éramos participantes pasivos dedicados a leer y analizar los artículos que se enviaban, algunos de los cuales evidentemente por la importancia de lo planteado suponíamos debían ser generadores de intensos debates; sin embargo, siempre nos llamó la atención no leer replicas a dichos planteamientos, lo cual nos llevó a analizar con más cuidado algunos de ellos, encontrando algunos donde los articulistas se refieren al reducido número de personas que los leen.
Fue en ese momento que nos percatamos que al final de los artículos aparece la cantidad de veces que han sido leídos, y empezamos a realizar un análisis comparativo de algunos de ellos, dando como resultado que artículos donde se realizan aportes para el debate son “leídos” 300 o 400 veces, en cambio otros que tratan del cuento de moda se leen 8.000 o 10.000 veces. Ante esta contradicción y tratando de obtener respuestas enviamos un artículo y lo revisamos 2días después encontrándonos con la nota al pié: “Leído 635 veces”.
Inmediatamente abrimos nuestro correo para ver que efecto había tenido en los 635 lectores y encontramos sólo 5 correos que nos lo comentaban, todos de compas conocidos, por lo cual decidimos comunicarnos con otros compañeros que también envían artículos al portal, los cuales coinciden en que lo más probable es que la mayoría de los que aparecen como lectores sólo son personas que los abren porque les llama la atención el título y al darse cuenta de que no se trata de un chisme o de un planteamiento que vaya de acuerdo con la matriz de opinión que ellos manejan , le restan importancia y lo cierran.
Con motivo de lo sucedido en la Asamblea Nacional con l@s estudiantes pudimos verificar lo anterior, al darnos cuenta que 1 hora después ya estaba lleno el portal con “artículos sobre el tema”, la mayoría de los cuales eran sólo repetición de consignas y constructores de una matriz de opinión sobre la cobardía de l@s estudiantes al retirarse, dando la impresión que estuviésemos todo el día sentad@s en una computadora con el televisor encendido para ir escribiendo de acuerdo a lo que veamos en él. Si bien tod@s tenemos derecho a expresarnos, no es repitiendo consignas como vamos a lograr transformar nuestra realidad, tenemos el deber de ir al debate de las ideas, pues si bien es cierto que hoy en día existe un alto grado de conciencia colectiva y voluntad política, es imprescindible asumir el proceso de cambios con producción intelectual que ayude a teorizar esta hermosa práctica revolucionaria que estamos viviendo.
Los portales, los programas de televisión y radio, los periódicos, no son revolucionarios por que así lo manifiesten, el socialismo no se decreta sino que hay que irlo construyendo en el combate diario; la revolución debe ser permanente.
No se trata de combatir al enemigo con sus mismas armas, reproduciendo sus vicios, generando matrices de opiniones que conduzcan a nuestro pueblo por el camino ya trillado de la acción sin pensamiento, se trata de realizar una reflexión crítica continua y permanente de cada una de las situaciones. No se trata de descalificar a todo aquel-aquella que no piensa como nosotr@s, se trata de atraerl@ a nuestro terreno: el diálogo, y a través de él, con argumentos sólidos ganarl@ para nuestra causa. No se trata de hacer de la burla y el insulto una cultura, se trata de tender puentes de entendimiento, pues como dice el presidente ésta es una revolución de amor.
Como la idea que asumimos cada vez que escribimos es la de tratar de realizar algún aporte sobre temas específicos queremos referirnos a la situación actual donde un numeroso grupo de estudiantes ha salido a la calle a protestar, más allá de sus motivaciones o las intenciones de trastienda que puedan estarse generando, nosotros en un principio manifestamos que entendíamos la acción de retirarse de la Asamblea, como una acción política de ir contra el orden establecido que les planteaba realizar un debate en un escenario evidentemente hostil, con una moderadora parcializada y un auditorio adverso, que les daba la espalda ante sus saludos y se negaba a estrecharles la mano, y en el entendido que ante la poca fuerza de su argumentación (evidentemente reaccionaria frente a un pueblo que lucha por liberarse) sólo se conformasen con la lectura de un discurso. Por supuesto que al plantear esto nuevamente fuimos señalados como contrarrevolucionarios por los recién llegados que se repiten todos los días en el espejo: “soy socialista, soy socialista” para tratar de convencerse.
Ahora bien, el domingo en la mañana tuvimos que reconocer el error en que estábamos y darle la razón a los compañer@s que nos decían que los muchach@s de la oposición habían perdido una oportunidad histórica de dirigirse al país en cadena nacional; en verdad después de ver por Globovisión el debate, que más que debate fue un diálogo entre Héctor Rodríguez y Yon Goicochea aceptamos nuestra equivocación, la cual partía del entendido de la falta de argumentos por parte de l@s estudiantes que se retiraron del hemiciclo; evidentemente no es así, y pudimos observar a dos jóvenes en franca conversación argumentando y escuchando, y a una moderadora haciendo todo lo posible por ser imparcial, a pesar de que tiene su corazoncito (que diferencia con lo que vemos todos los días en la televisión, privada y oficial, con periodistas que se parcializan y no moderan y con invitad@s que sólo hablan y no escuchan al otro). Reconocemos que no somos expertos sobre los temas o programas que merecen una cadena nacional, pero desde esa ignorancia pensamos que éste bien pudo haber sido uno de ellos.
Espero que se pongan de acuerdo y concreten el ofrecimiento de coordinar un programa televisivo donde puedan tod@s expresar sus ideas en la búsqueda de los consensos necesarios para la construcción del país que queremos. No se trata de renunciar a la lucha ideológica, se trata de ir al encuentro del planteamiento dialéctico de Lenin: unidad y lucha, y marchar juntos en las cosas que nos unen, manteniendo los planteamientos ideológicos y los principios, asumiendo el debate universitario de cara al país, sin aceptar manipulaciones de nadie. Sólo si admitimos que la herramienta metodológica más revolucionaria es el diálogo podemos ir hacia el logro de una sociedad más justa, dejando atrás a los fanáticos de lado y lado, y avanzando con paso firme hacia la patria buena de nuestro padre cantor. La agenda del debate no puede decidirla Alo Ciudadano, pero tampoco La Hojilla.
Como nosotros al igual que la moderadora del programa también tenemos nuestro corazoncito, queremos expresar a través de estas líneas nuestro respeto y reconocimiento al kamarada Héctor Rodríguez por la claridad de sus planteamientos, por el manejo de la discusión, sin pisar peines pero sin asumir posiciones gobierneras, manteniendo en todo momento un razonamiento reflexivo y crítico, clara evidencia de sus fundados principios revolucionarios.
Haciendo una metáfora con aquellos exámenes que nos hacían en nuestra infancia los compañer@s que intervinieron en la Asamblea Nacional sacaron buena nota en el examen escrito (aunque la oportunidad era buena para preguntarle a los diputad@s si ya se rebajaron el sueldo como les pidió el presidente), pero el compa Héctor pasó eximido el temido examen oral donde los profesores-as preguntan y repreguntan, porque es muy fácil hacer oratoria en escenarios amigables, toca ahora a los demás compañer@s ir a los otros espacios y continuar dando las discusiones. (Por cierto quiero informarles a todos nuestros revolucionari@s que estudian o son profesores de Derecho o Comunicación Social en universidades privadas, que acá en la Universidad Bolivariana de Venezuela también tenemos esas carreras).
Lo que observamos en ese programa de televisión es la revolución en la cual creemos y por la cual luchamos: “la del diálogo, del debate, de la inclusión; no la del sectarismo, el odio y la exclusión; la de los argumentos razonados; no la de los clichés aprendidos”. Por cierto a la compa Osly, muy buen discurso que comparto plenamente, aunque debemos tener cuidado con esa definición de la mujer venezolana; si algo nos hace un gran país es el encuentro histórico de 3 razas, traumático, nadie lo discute, pero que nos ha llevado a ser una nación de lo diverso tanto en lo físico, como en lo cultural y lo espiritual.
Nunca ha sido un problema de razas sino como bien lo planteaba Gramsci, un problema de la clase dominante y las clases subalternas que luchan por liberarse, recordemos que aún antes de constituirnos como país ya existía división de clases, con blancos peninsulares, blancos criollos y blancos de orilla, y que las dos últimas sufrían la misma exclusión política, aunque no social y económica, que los pardos, negros o indígenas; por esto debemos llevar el debate al terreno de la conciencia de clase y no caer en la trampa de l@s intransigentes que quieren llevarlo al plano del color de la piel o de los ojos, o a calificarnos de acuerdo al apellido heredado de nuestros antepasados; en éste, nuestro hermoso y gran país, la gran mayoría somos venezolan@s de primera, segunda o tercera generación donde casi todos tenemos un indio, un negro y un blanco en nuestro árbol genealógico. Compa, militemos en el planteamiento dialéctico de LO UNO Y LO DIVERSO.
Nos toca ahora profundizar en los planteamientos, llevar la discusión hacia la participación de todos los sectores y del pueblo en general en el modelo educativo que aspiramos, base de la sociedad que queremos construir, donde podamos discutir desde los presupuestos universitarios, hasta los pensum de estudio. No basta con criticar la educación privada tenemos que ir también a la discusión de la Universidad Bolivariana , ver si queremos una universidad con profesores magíster o una universidad con facilitadores-as.
Oscar Rodríguez Pérez planteaen el libro ¿Quién le teme al Método Proyecto? reúnan: “todos los rasgos educativos habidos en la acción de aprendizaje en la historia del mundo (...) Maestro(a), profesor(a), educador(a), docente (...) y además sean panas, sabia, pueblo en el amplio sentido de posibilitar que la universidad se construya en el seno de ese pueblo”. No repitamos la experiencia de la Universidad Simón Rodríguez, la cual en un comienzo se planteó como una universidad libertaria y transformadora, pero que la acción de la derecha reaccionaria llevó poco a poco a convertirse en una universidad tradicional.

HACIA UNA CONSTITUYENTE EDUCATIVA
¡Cualquier sumisión será nuestra derrota!
¡Todo el poder para el pueblo! ¡Volvemos por todos los caminos!

Nota del autor: Este artículo fue vetado por Aporrea
11 de junio de 2009
Si te interesa el artículo...Pincha aquí

REFLEXIONANDO DESDE MARGARITA

Estos comentarios estaban dirigidos en un principio a dar respuesta a un correo del kamarada Roland sobre la situación que atraviesa el PNA-M13A, después de la no asamblea de este fin de semana, pero después de volver a releer el pronunciamiento de Carora, los planteamientos del negro y del mismo Roland y un correo de Sergio, tomo la decisión de utilizar la página de nuestramericarebelde para exponer mis sentimientos-apreciaciones sobre lo que está sucediendo con el movimiento.
Herman@s, tal vez no sea éste mi mejor artículo tampoco pretende serlo pues está escrito desde un sentimiento de desesperanza, de rabia, de dolor, de impotencia ante la perspectiva de no poder seguir realizando a viva voz el debate de las ideas dentro de ese colectivo hoy en peligro de disolución ante la incorporación de muchos camaradas al nuevo partido , de no poder seguir exteriorizando sin miedo y sin complejos nuestros planteamientos, y no porque me invada en lo personal algún tipo de temor, 40 años en esto me han curado de esos males, sino porque observo que cada día aún dentro de nuestras filas está desapareciendo el debate.
No pienso caer en el error de repetir el viejo vicio de descalificar a l@s que piensan diferente aún cuando se me descalifique por tener una opinión que difiera, pienso que los compañer@s que han asumido la incorporación al partido único tendrán sus razones y argumentos, y digo único no desde la posición de la reacción, sino de la del presidente cuando afirma que conmigo sólo gobernarán los que estén inscritos en el partido.
Acá en Margarita he escuchado a compañer@s tratar de argumentar su decisión, tal vez sea mi lentitud para el análisis la que no me permita observar en esos planteamientos argumentos ideológicos, teóricos o estratégicos para tal decisión, pues lo único que aprecio es la posición “táctica” de ingresar al partido para desde allí generar el debate interno que convierta a esa organización en la conductora del proceso de cambios y transformaciones revolucionarias por la que hemos venido luchando.
Esta táctica me recuerda a la asumida por la dirigencia del Partido Comunista allá por el año de 1967 cuando ingresamos a la Juventud Comunista y ante el fracaso de la lucha armada se nos indicaba que debíamos incorporarnos a la legalidad para desde allí generar los cambios sociales, recuerdo que un camarada argumentaba: “la única forma de lavar mierda, es ensuciándose las manos con ella”, la experiencia fue triste cuando empezamos a ver a la mayoría de esta dirigencia disfrutar del jueguito y comenzar a acumular pelotitas para su disfrute personal.
Compas realmente respeto las motivaciones de cada uno de ustedes y no voy a calificarlas, pero pienso que estamos dando un salto atrás al dejar a un lado este espacio de confluencia de lo uno y lo diverso en la búsqueda común del objetivo revolucionario, ´ patrimonio hermoso y virtuoso de nuestra revolución ´ señala Roland definiéndolo exactamente como lo que ha sido, para ir a lavar mierda con revolucionari@s de retóricas, provenientes en el más antiguo de los casos de noviembre de 1998 cuando el triunfo de Hugo Chávez era irreversible; con promotor@s que indican que ellos están de acuerdo con el socialismo pero no con el comunismo, demostrando el déficit teórico que los acompaña; con ex adecos-copeyanos-podemistas que plantean estar dispuestos a recibir todos los talleres de marxismo que podamos facilitarles, pensando tal vez que el marxismo es una receta de cocina para utilizar con poca sal y un toque de pimienta.
Desde acá muchas veces nos vemos en la necesidad de descartar los medios televisivos para obtener información por lo sesgada que nos llega ya sea a través de los canales de la reacción o del canal del estado, por lo que recurrimos cuando podemos a internet donde hemos leído el argumento de que no debemos perder los espacios conquistados dentro de la esfera gubernamental, cierto que no deberíamos y en este momento pienso en todo lo que se ha logrado en Alcasa con el kamarada Carlos y ese grupo de quijotes(define el negro) que lo acompañan en esa heroica lucha, trato de entenderlo y de colocarme en la posición de ell@s, pero aún así creo que si el hecho de no inscribirse en el partido llegase a significar la salida de los compañer@s de esa empresa, o de que en mi caso particular se me expulse de la Universidad Bolivariana, o se le quite la beca a alguien, sería el momento de marcar distancia con este gobierno.
Si aceptásemos esta situación estaríamos siendo sumisos ante el poder, echando por la borda tantas luchas libradas durante muchos años, y no se trata de darle armas a la reacción sino de encarar desde el punto de vista de la autonomía crítica y reflexiva la problemática del país, de tratar de canalizar el debate hacia la construcción de un país desde su diversidad alejándonos de pensamiento único, partido único, comunicación única, etc.
Consciente de que los grupos reaccionarios internos y externos están a la caza de cualquier descuido para intentar dar el zarpazo que acabe con los logros de estos últimos años, no por ello voy a aplaudir posiciones como la de Mario Silva que pretende convertir en norma la descalificación de cualquiera que asome una crítica (social traidores) o instaurar en el país la cultura de la burla; porque pienso que esto no nos ayuda en nada y va creando en nuestras filas sentimientos de odio, antítesis del planteamiento del Che.
Ejemplo de esto lo viví anoche cuando escuché a un chavista, de cuya procedencia no tengo referencias en la isla pero muy activo en los últimos meses, insultar a viva voz a una kamarada del Partido Comunista por el sólo hecho de manifestar su desacuerdo con el discurso donde el presidente advirtió a Globovisión que le iba a poner mínimo. Se puede estar de acuerdo con lo planteado o no, eso no es el punto, lo verdaderamente importante es el odio que apreciamos en las palabras contra la compañera.
En lo referente a lo actual sobre los canales de televisión yo pienso como Silvio que no me dan pena los burgueses vencidos, pero no creo que la mejor estrategia para los sucesos que están ocurriendo con las manifestaciones estudiantiles sea menospreciarlas, ridiculizarlas o señalarlas como grupos de vándalos y facinerosos, por supuesto que desde aquí notamos la presencia de Bandera Roja, pero estamos repitiendo el viejo discurso de los ministros de la cuarta república.
Tal vez la solución podría venir por generar los debates a lo interno de las universidades, con foros donde se discutan todas las posiciones, poner en la mesa los diferentes planteamientos, escucharnos, dialogar, y que no se entienda que asumo una posición blandengue pues nosotros no necesitamos que el presidente nos haga un llamado de alerta, siempre lo hemos estado, sino que cuando escuchamos a Pedro Carreño, Diosdado Cabello y demás nos parece estar viendo escenas televisivas del pasado.
Ese llamado de alerta nos indica que hay cosas que el presidente no nos está diciendo pues si tenemos una fuerza armada roja rojita, una reserva nacional de más de un millón de personas, una guardia territorial también numerosa, el presidente no las convoca sino que aspira a comandar un nuevo 13 de abril, el cual por cierto fue hermoso por la falta de comando; reflexionando recordamos que Diosdado en un acto en Margarita señalaba que viendo el video del día que el tipo se le acercó al presidente en Los Próceres, la gran mayoría de los militares y civiles presentes en la tarima vieron con indiferencia lo que pasaba y no solo eso sino que el 19 de abril en el acto del poliedro fue detectado el mismo individuo a 12 metros de Hugo Chávez, cosa que bien puede ser cierta pues estando allí note el relajamiento que había en la seguridad interna y externa.
Estará diciéndonos el presidente que no podemos confiar en los mandos militares y de ser así porque cada día observamos más y más militares en posiciones de dirección no sólo de gobierno sino aún dentro del mismo partido; o es que acaso el planteamiento es que el pueblo siga poniendo los muertos.
En fin tal vez me haya salido del tema pero ya les advertía que no aspiraba a que este fuese mi mejor artículo pues está escrito desde un sentimiento de impotencia, rabia, dolor y desesperanza que ve como se cierra, sin concesión vencida de por medio, un espacio de lucha revolucionaria ante la subordinación que exige el presidente de la república, pensamos que si la lucha revolucionaria va a estar sometida a la lógica partidista todo este proceso de promoción de los poderes creadores del pueblo estaría en peligro de desaparecer, claro que por ahora, pues las luchas sociales no comenzaron con nosotros ni con Hugo Chávez y más temprano que tarde se alzarán nuevas voces que se asuman como sujetos sociales y reivindiquen la sangre vertida por los que a través de la historia han asumido la agonía revolucionaria de la que hablaba Mariátegui, como su proyecto de vida.

31 de mayo de 2007
Si te interesa el artículo...Pincha aquí

¿MÁS DE LO MISMO? ¿O PEOR?

En la esperanza de que Margarita no sólo sea una isla desde el punto de vista geográfico, sino también políticamente, están cifrados nuestros buenos augurios para el Partido Socialista Unido (PSUV), pensando que como somos el último reservorio adeco de Venezuela, las cosas que aquí suceden sólo obedezcan a nuestra idiosincrasia.
Acá en el estado Nueva Esparta hemos presenciado en los últimos meses una ridícula confrontación entre los autonombrados dirigentes de siempre, en la búsqueda de lograr secuestrar esta iniciativa presidencial. Los argumentos esgrimidos son del siguiente tenor: “... esa es más borracha que yo”, “... ese ha robado más que tu” y cosas por el estilo.
Realmente, por estar acostumbrados a ver la actuación de estos personajillos de la picaresca política regional no nos causa sorpresa, lo que si nos preocupa es lo que sucede con las personas en las cuales el kamarada presidente ha depositado su confianza. En el caso particular de nuestro estado fue designado como promotor el ciudadano Diosdado Cabello, el cual ha venido en dos oportunidades a la isla, realizando lo que llamó asambleas con los propulsores, pero que quienes manejamos la metodología de investigación-acción participativa, o la metodología Invedecor sabemos que no pasan más allá de ser meros ejercicios de oratoria insulsa, donde no se permite el debate de las ideas.
En la primera de esas asambleas, un propulsor presentó por escrito una denuncia contra la comisión técnica estadal y la respuesta que obtuvo por parte del promotor fue que eso debía resolverlo la comisión, es decir, juez y parte, con el resultado de que el propulsor denunciante fue excluido.
Por su parte, la segunda de estas asambleas realizada el martes 15 de mayo, tuvo ribetes caricaturescos cuando una especie de bufona con su coro de arlequines y secundados por las marionetas que conforman la mencionada comisión técnica, se levantó para presentar una denuncia contra quien esto escribe en los siguientes términos: “aquí hay una persona llamada Carlos Acosta que no merece ser propulsor, ni siquiera merece pertenecer al PSUV, porque yo lo escuche decir en la universidad que el presidente estaba equivocado”, esto fue suficiente para que se procediese a excluirnos del equipo de propulsores.
Inútiles resultaron los intentos para que el promotor que dirigía la asamblea nos permitiese tomar la palabra, argumentando que el no estaba allí para permitir debates; nosotros nos preguntamos, ¿Entonces, cuál era el motivo de su presencia en ese acto? ¿Sería acaso llenar un formalismo para que el kamarada presidente piense que él está trabajando? No vamos a caer en la ilusión de pretender que comprendan, que la herramienta metodológica más revolucionaria es el diálogo, pero por lo menos aspiramos a que intenten comportarse como demócratas, y entiendan que todos tenemos derecho a defendernos cuando somos atacados públicamente en una asamblea, y que no nos sirve para nada que nos remitan a los sargentos de la comisión.
En lo que se refiere a la denuncia y a la denunciante queremos puntualizar dos cosas, primero, el kamarada presidente no es un dios, ni pretende serlo, por lo que puede equivocarse, como de hecho lo ha reconocido cuando así ha sucedido, y segundo, la universidad es la casa que vence las sombras, donde el debate de las ideas debe ser una cultura indispensable en su diario quehacer.
Por último, vamos a señalar el contexto de donde fue sacada la frase con que se nos denunció: “El kamarada presidente el día 15 de diciembre de 2006 hizo un planteamiento verdaderamente revolucionario, cuando decidió que los jefes de batallones y pelotones, artífices de su triunfo electoral, realizaran el censo de militantes del PSUV, yo pienso que luego se equivocó, no cuando nombró la comisión promotora, sino al nombrar la comisión técnica y cambiar todo el juego, ahí se están viendo los resultados”.
Nosotros, a lo largo de nuestra existencia hemos hecho planteamientos muchos más críticos contra las autoridades, y ni siquiera en ese emporio adeco que es la universidad de oriente, nos encontramos con esta especie de comisarios que andan agazapados, escuchando conversaciones ajenas para llevar los chismes al sargento de turno. Lo seguiremos haciendo, pues entendemos que la diferencia entre un “chavista” y un revolucionario que reconoce que Hugo Chávez, aún siendo un igual, es el conductor del proceso, es que el “chavista” sabe lo que tiene que hacer, mientras que el revolucionario no sólo lo sabe, sino que pregunta porque tiene que hacerlo; es decir, tiene la necesaria e indispensable conciencia crítica, o para decirlo con una expresión del Che, “si no hay conciencia, puede haber una mejor distribución de los ingresos, pero nunca una revolución”.

18 de mayo de 2007
Si te interesa el artículo...Pincha aquí

jueves, 18 de junio de 2009

OTRA VEZ

Una vez más queremos referirnos a los Comandantes de Batallones y Pelotones, estos gladiadores que conforman el Comando General de la Dignidad y los Sueños en el municipio Mariño del estado Nueva Esparta, maestros de la planificación y ejecución de acciones políticas y revolucionarias, expertos en construir espacios sin más recursos que su férrea convicción revolucionaria.
Sucedió el viernes 13 de Abril de 2007, con motivo de la celebración nacional de los 5 años de la restauración de la democracia y la vuelta al poder, de manos del pueblo, del kamarada presidente Hugo Chávez.
Los días previos habíamos sido testigos de la pelea protagonizada por los manipuladores de siempre, por los funcionarios mediatizadores del proceso, por los celadores de la información, tratando de imponer a sus vasallos, como propulsores del Partido Socialista Unido de Venezuela; mientras que los Comandantes de Batallones y Pelotones se preparaban para celebrar la histórica fecha, a través de una extraordinaria jornada social, coordinada con l@s funcionari@s de Mercal, de la DIEX, con las cooperativas artesanales de la Misión Vuelvan Caras y con la Asociación Buen Cine.
El acto estuvo pletórico de fervor revolucionario, con el pueblo recordando y disfrutando todas las actividades; excelente coordinación por parte de todos los organizadores, la cual se vió recompensada en la noche, con el pueblo aplaudiendo al final de la película. Nosotros, curtidos en la larga lucha contra el orden establecido, reconocemos haber disfrutado, en forma especial ese día, al observar como este grupo de mujeres y hombres de lo más profundo de nuestro pueblo, comía tranquilamente y disfrutaba el momento al lado de la estatua de nuestro padre libertador Simón Bolívar, mientras que los representantes del orden establecido, el funcionariado que sigue intentando mantener secuestrado el proceso en el estado, los mismos que mantienen extrañas relaciones con los golpistas de 2002, los que hacen fiestas “blancas, blanquitas”, no hallaban que hacer, pues creyéndose los únicos capaces de parir ideas, se presentaron en la plaza Bolívar, con un numeroso grupo de artistas traídos de diferentes rincones de nuestras islas, para realizar un acto supuestamente cultural, pero que olía de lejos, a proselitismo político.
Realmente lo lamentamos por l@s artistas invitad@s, por l@s muchach@s, por l@s niñ@s, pero hay que entender que no podemos seguir tapando las fallas de estos compañeros. Tal vez con esta experiencia, aprendan la importancia de la planificación estratégica y la próxima vez ubiquen los permisos para el uso de espacios públicos, y lleven, además de los artistas, algunas otras cosas como sonido, micrófonos, toldos, etc.
Por último, bien vale la pena destacar, que en ese acto el Comando General de la Dignidad y los Sueños, seleccionó a un grupo de kamaradas para acudir al encuentro de propulsores el 19 de abril en la capital, privilegiando a los que nunca han asistido a este tipo de eventos. No hay nada más revolucionario que unir teoría y praxis para construir la patria buena.

EL GRITO SIGUE SIENDO EL MISMO: HASTA LA VICTORIA SIEMPRE... VENCEREMOS





Si te interesa el artículo...Pincha aquí

sábado, 13 de junio de 2009

EL TÍTULO: UN FIN O UN MEDIO

Llama a la reflexión, la manera en que se están escogiendo los facilitadores, dentro de la Universidad Bolivariana de Venezuela en el estado Nueva Esparta, los cuales deben servir de guías en el proceso de transformación educativa, planteado en nuestro país.
En un extremo, nos encontramos en presencia de sujetos que se consideran “profesores” (dueños de toda la sabiduría) que asisten ante un auditorio de alumnos (sin luces), los cuales han de aprender todos los conocimientos que ellos les transmiten.
Estos “profesores” califican la asistencia como un vector de gran importancia para la aprobación de la materia; es decir, un alumno por pasar ocho (8) horas sentado,sin participación en los temas tratados, es merecedor de una calificación mejor que aquel que participa, pero que no puede asistir regularmente todos los días.
En el otro lado, tenemos a los “alumnos” quienes provenientes de la educación tradicional, aceptan sumisamente la situación, pues así es más cómodo, y solo tienen que preocuparse por “complacer al profesor” en sus requerimientos, para poder aprobar la materia.
La universidad plantea en la idea original que el proceso de evaluación debe realizarse a través de la co-evaluación y la auto-evaluación, privilegiando la honestidad de los participantes en las consideraciones sobre sus aprendizajes; sin embargo, se ha llegado al exabrupto de retroceder al sistema de calificaciones cuantitativas, el cual por ser represivo, ya está casi en desuso en la educación tradicional.
El objetivo del estudiantado sigue siendo obtener un título, el cual se convierte en un fin en si mismo, y no en un medio para contribuir a las transformaciones necesarias que necesita nuestramérica, para ser libre de las cadenas opresoras que nos condenan por mas de cinco (5) siglos.
Se aprecia que si un participante mantiene una actitud de crítica permanente, a esta forma de entender el proceso enseñanza-aprendizaje, es señalado como saboteador y contrarrevolucionario, y amenazado con reprobar la materia, como si lo importante fuera obtener un titulo de licenciado y no uno de ser humano libertario, crítico, transformador y humanista.
Es necesario enfrentar esta situación, pues la universidad es un recién nacido, al que debemos dar todos nuestros cuidados y no permitir que comience con malformaciones y desvíos, los cuales más adelante serán difíciles de combatir.
Se debe llamar a la reflexión a todos los que de una u otra forma participan en la lucha por una patria mejor, para que uniendo esfuerzos se logre enfrentar la reacción, la cual solo quiere cambiar para que nada cambie, y arropada en una fraseología seudo revolucionaria, trata de frenar este hermoso proceso, el cual es el espejo de todos los que en el mundo luchan por un mundo donde los sueños de ayer, sean las realidades del mañana.
Porlamar, 17 de marzo de 2007

SÓLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO
Si te interesa el artículo...Pincha aquí

EXCLUIDOS Y EXCLUYENTES

Una vez más fuimos testigos del triunfo de la sin razón dentro del proceso de transformaciones que experimenta nuestro país, al cual nos seguimos negando a llamar revolucionario, gracias a la actuación del funcionariado mediatizador de todas las iniciativas que surgen desde la presidencia de la República.
Siguiendo la propuesta del kamarada Luís Villafaña quien señala que: “...el primer concepto teórico en el cual deberíamos centrarnos es paradójicamente el principio de la “praxis...” (*), planteamos desde el primer día que asistimos al Taller “Tercer Motor. Plan Estratégico Moral y Luces” que debíamos ubicarnos en la praxis revolucionaria, si queríamos dar un sentido concreto al contenido abstracto del término moral.
La experiencia fue realmente hermosa, en lo que refiere al intercambio de saberes entre distintas generaciones de luchadores sociales provenientes de todo el estado Nueva Esparta, los cuales decidimos no dar relevancia a las fallas organizativas que se evidenciaban y dedicarnos a construir, desde la sistematización de todos los planteamientos, una propuesta sobre la metodología a utilizar para la generación de los debates necesarios en las comunidades, los cuales han de llevarnos indeteniblemente a la instauración de la “democracia de calle” y a la explosión del Poder Popular.
A pesar de no haberse debatido en plenaria las diferentes propuestas de las mesas de trabajo, lo cual es un error metodológico, decidimos prepararnos para el debate del día siguiente, y así acudimos en la mañana al taller, donde participamos en las conversas de pasillos que auguraban una interesante plenaria para esa tarde.
Sin embargo, en horas del mediodía los organizadores nuevamente suspenden la plenaria y sin dar explicaciones terminan la actividad, al mejor estilo cuartorrepublicano; esto por supuesto originó molestias en los compañeros, las cuales se incrementaron al saberse la noticia de la selección dedocrática por parte de los organizadores, de los “brigadistas” que asistirían al acto de juramentación en Caracas, donde participaría el presidente.
En ese momento pudimos notar un gran colectivo protestando (Poder Constituyente) y un pequeño grupo de funcionarios atemorizados (Poder Constituido), imagen ésta que nos refleja el verdadero problema en la Venezuela actual, donde el enemigo más peligroso no está fuera de nuestras fronteras, ni siquiera en la desubicada oposición, sino en el funcionariado reformista que pulula en nuestras instituciones públicas.
Por último queremos destacar en forma negativa, lo que realmente nos parece más preocupante, que no es otra cosa que observar a compañeros organizadores del evento, conocedores de toda la teoría nuestramericana, excluidos de todas las épocas y de todos los gobiernos, hacer causa común con los excluyentes de siempre y avalar con su actitud pasiva e indiferente el atropello a los “brigadistas”.
Si te interesa el artículo...Pincha aquí

REPORTE DE BATALLA

GANAMOS GANAMOS

Esta noche nuestros pies se niegan a caminar, estamos exhaustos, solo nos mueve el deseo de retornar al hogar que semi abandonamos física y mentalmente el día que decidimos aceptar la propuesta de integrar El Comando Miranda; de allí habríamos de luchar para consolidar el proceso de cambios que esta revolución ha comenzado.
Camino a casa la calle luce distinta, los carros se desplazan fugaces como si solo estuviesen en nuestra imaginación, llenos de rostros y de gritos que nos indican, ganamos, ganamos. Los vemos, y nos parecen los mismos que cada cierto tiempo salen a celebrar como propios los triunfos de Brasil en el fútbol. Camisas rojas, gorras rojas, pañuelos rojos, y nos preguntamos si en verdad ganaron o solo votaron, si en verdad ganaron o solo contaron votos. Ganaron o ganó Brasil, ganan los espectadores o ganan los jugadores?. ¿Por qué no están agotados como están los jugadores?.
Viene a nuestra mente aquel octubre del 67 cuando Fidel nos pidió que fuésemos como El Ché, que asumiésemos el compromiso de sembrar de conciencias este continente, y le preguntamos:
-¿En verdad lo logramos Fidel?.
Nos miró, de esa manera que solo Fidel sabe mirar.
Cierto que todavía no, pero no seas pesimista.
Pesimista Fidel, ¿Cómo podemos ser pesimistas quienes apostamos a la vida, a los sueños, al futuro?
No, no somos pesimistas, pero después de tres meses de aprender día a día con los Guerreros de Mariño y de ver como se renueva nuestro compromiso de vida, esta noche Fidel, al ver estos rostros desconocidos que nos gritaban ganamos, ganamos, no podemos dejar de compararlos con el rostro de la compañera Elena en el hospital, colapsada después del combate, por que no les llegó alimento oportuno, o con el de Ana, invicta Comandante a quien acabábamos de dejar extenuada, pero henchida su alma de felicidad después de tan dura lucha por mantener la fortaleza más importante de la ciudad.
Te imaginas Fidel que los rostros en esa caravana fueran los rostros de nuestro ejercito de guerreros heroicos.
Caminando y pensando en nuestro irreductible ejercito, recordamos a José Mario y a Asunción en Conejeros, y los esfuerzos realizados para conformar su Batallón y convertirlo en vencedor, y a Josefina y su formidable equipo en Ciudad Cartón, y a los nóveles comandantes Nélida en Maneiro, Gustavo y Andrid en La Chacalera y Rosandy, solitaria guerrera en La Arboleda, y a Frank, quien dándonos lecciones de humildad demostró como con organización y amor se podía vencer en la difícil tierra de Achípano; pensamos en Alicia y Emilio en Independencia, y su prédica por la dignidad y la decencia dentro del proceso, y nos vinieron a la mente Eulalio en San José y Marinell en Simón Bolívar, vencedores en sus frentes de batalla y Carmen y su pareja en Macho Muerto, quienes en condiciones adversas, superando todo tipo de tropiezos lograron imponerse. Seguimos andando y en las caras anónimas que nos gritaban ganamos, ganamos nos parece ver la cara del comandante Juan Palma quien nos brindara sin reparos su integridad física y la de sus guerreros cuando la contrarrevolución intentaba tomar por asalto nuestro puesto de comando.
La casa nos parece lejana, nos duele cada parte del cuerpo, pero el saber que habíamos cumplido la misión encomendada, pone en nuestro rostro una sonrisa. Por todas partes salen banderas rojas, nos parece estar en la Plaza Roja de Moscú después del triunfo en la Segunda Guerra Mundial.
Viajamos al pasado, siglos atrás, cuando en un solar aledaño a nuestro querido Liceo Nueva Esparta juramos amor eterno a esa hermosa mujer: La Revolución. En esos días habíamos leído que Churchill había dicho que quien a los quince años no era revolucionario no tenía corazón y quien a los treinta lo seguía siendo no tenía cerebro; hoy sabemos cuan equivocado estaba, cuan pequeño fue su cerebro, que no llegó a comprender que solo la lucha por los pueblos le da sentido a la vida.
Nuestra experiencia nos indicaba que Churchill no tuvo la culpa de pensar así, pues el no conoció a nuestros guerreros, nunca supo de Carmen y Nidia, ni de Ana y Joche, ni de los hermanos Velásquez y Antonia, nunca fue honrado con la amistad de Herminia y sus guerreras indómitas.
Cerca de nuestra morada las voces insistían: ganamos, ganamos, nos detuvimos y casi a punto de caer desfallecidos, nos sentamos en el portal de una casa, cerramos los ojos y pudimos ver a William, a Jhony y Ana Vicky , comandantes de las fuerzas de apoyo, distribuyendo soldados para auxiliar los frentes que los necesitaban y ubicamos a Carlos que hoy no habló de “guachafa”, sino de amor y compromiso revolucionario y escuchamos de nuevo los informes de todos los frentes que nos transmitían que los comandantes Erick y Efrén encargados de supervisar las acciones, ya habían resuelto algunos problemas, todo funcionaba....
Aún resuenan en nuestros oídos, en el tropel de la batalla, las voces de mando de Francisco y Carlos y los gritos de adelante, adelante de Elys y Marlenys desde Los Cocos y pudimos sentir la pasión y el amor por el comandante, de Nina desde su puesto de comando en Bella Vista al lado de Elena y Mercedes.
El teléfono nos saca de los recuerdos y nos comunica que el triunfo en Genovés ha sido total y sentimos orgullo, al saber que habíamos acertado al confiar a José Luis, a Rita y a Katalina el comando de las unidades de apoyo en ese frente. Che Juan, nuestro Jefe de Comando, nos indica que se dirige en auxilio de Carmen cuyo carro confronta problemas en Macho Muerto, alardeamos al ofrecernos a acompañarlo, pues ya no nos es posible mantenernos en pie.
Otra vez el teléfono ¡Vamos a celebrar¡, ¿Celebrar nosotros?, ¿Como celebran los exhaustos?, ¿Con que fuerzas?, ¿Acaso celebra el soldado que exige a su cuerpo el máximo en la batalla?, No hermano, solo los que vieron la lucha desde lejos, ajenos a los riesgos, pueden tener fuerzas para salir a celebrar. Tal vez ellos durmieron completo todas estas semanas. Mañana desfilarä la carroza de los jefes de papel, de los comandos títeres, de los titiriteros que asaltaron instituciones públicas para desde allí secuestrar la dirigencia del chavismo, a fuerza de zancadillas y de puñaladas traicioneras, de mentiras y de laboratorios de rumores. Nosotros, tendremos suerte si alcanzamos a llegar a casa.
Ya en el nido familiar, pasamos revista a la batalla que comenzó en la madrugada. Después de la fuerte ofensiva contrarrevolucionaria a la que había estado sometido nuestro puesto de Comando en los últimos tres días, y ante la ausencia de nuestro Jefe de Comando atareado en garantizar los suministros para nuestro ejercito, transmitimos la orden: “Desde este momento asumimos el comando de la batalla, solo deberán reportar a este Puesto de Comando, Hasta la victoria siempre. Patria o Muerte. Venceremos.“.Unánime respuesta: “Entendido”, y procedimos a transmitir la contraseña para la información. Poco después del mediodía, el Gran Comandante José Cordova proclamaba a su eficiente equipo: Miguel, Eugenio, Emily, Rubén, Alexis, el otro Miguel, Yonaider y Jennifer, que nuestra histórica victoria en Mariño se había consolidado, y aunque el enemigo se había atrincherado en La Arboleda, sabíamos en ese momento, como lo sabemos ahora, que solo será cuestión de tiempo para que logremos derrotarlos allí también.
Minutos después nos informa que el triunfo en Nueva Esparta fue arrollador, solo habíamos perdido Maneiro, a pesar de que otras voces en el Comando Regional anunciaban derrotas en Arismendi, Gómez y Mariño.
¡Caramba¡, como no rendir tributo al valor, la hidalguía y el honor de nuestros Comandantes de Batallones, para resistir la ofensiva del enemigo que nos disparaba desde 4 frentes diferentes. Que capacidad y habilidad para reconocer al enemigo interno camuflajeado dentro de nuestro ejército. Quiera Dios que podamos por siempre ser honrados con la amistad de estos guerreros y tengamos el placer de poder acompañarlos en las próximas batallas.
POR AHORA, solo queremos dormir, pero Laura, nuestra pequeña hija pregunta:
¿Papi, por fin se terminó, ganamos?,
Si amor, pero solo fue una batalla, tenemos que recordar el oráculo y no envanecernos en el triunfo, solo tomar un corto reposo, pues mañana comienza una lucha más fuerte.
¿Otra papi?
Si cariño, la más grande de todas, LA LUCHA POR LA DIGNIDAD Y LOS SUEÑOS, que debe dirigir nuestro Comandante en Jefe.
Ah, el presidente.
No, cielo. El kamarada presidente es nuestro líder, pero nuestro Comandante en Jefe es EL PUEBLO.

HAY SERES QUE LUCHAN UN DÍA Y SON BUENOS
HAY OTROS QUE LUCHAN UN AÑO Y SON MEJORES
PERO HAY ALGUNOS QUE LUCHAN TODA LA VIDA, ESOS SON LOS INDISPENSABLES

VOLVEREMOS POR TODOS LOS CAMINOS
LOS PUEBLOS



Si te interesa el artículo...Pincha aquí

viernes, 12 de junio de 2009

EL ESPEJO DE WALTER MARTÍNEZ


A veces suceden cosas que en un principio parecen no tener mucha trascendencia, pero que con el paso de los días son como la bola de nieve que cae de la montaña, la cual se convierte en un alud que arrastra todo a su paso. Varias generaciones de revolucionarios han crecido escuchando sus planteamientos en contra de las injusticias, enfrentado al imperio y permitiendo tener una visión del mundo diferente a las que transmiten las transnacionales de la desinformación.
Ahora sucede que un día W.M., por motivos que no se han explicado, decide denunciar actos de corrupción y esto provoca un terremoto en las filas del proceso, hasta el punto que el propio presidente decide que debe intervenir para llamar a la cordura. Realmente pensamos que no fue una intervención feliz, pues dejo una sensación de censura, la cual es corroborada por la gran mayoría de los que han escrito sobre el tema, quienes plantean que el tema a tratar no es la salida de W.M., eso sería personalizar el debate, el verdadero tema, el de fondo, es si debemos revisar permanentemente hacia donde vamos o si por el contrario debemos asumir la solidaridad automática.
En cinco siglos que lleva el capitalismo oprimiendo a nuestros pueblos, jamás se ha hecho una autocrítica, nosotros no podemos parecernos a quienes combatimos, debemos ejercer la autocrítica en todo momento, pues solo de esa manera podemos encaminarnos hacia el socialismo.
Los planteamientos de Walter Martínez han sacado a flote algunas miserias de gente que se dice comprometida con este proceso, leemos y escuchamos decir que Walter es un burgués, un infiltrado, y algunos lo tildan de “periodista uruguayo”, como si esto fuera un crimen.
Por citar un ejemplo, aún cuando reconocemos la importancia que el programa La Hojilla ha tenido para contrarrestar toda la desinformación de los canales privados; sin embargo ante una situación puntual, Néstor sale con una posición acomodaticia: “yo lo sabía, el presidente tiene razón”, sin asumir el fondo del problema que son las denuncias de W.M., por su parte Mario Silva, quién toda las noches nos recuerda que el es comunista, ñangara y chavista, aún cuando deja entender que está de acuerdo con W.M., en el momento que debía asumir una posición de firmeza, no fue capaz de decirle al presidente: perdone, pero no estoy de acuerdo con su planteamiento. Eso si hubiese sido revolucionario, pues el presidente, a quien reconocemos como líder indiscutible del momento actual, también se equivoca, y fue gracias a sus equivocaciones que estuvimos a punto de perder este proceso el 11 de abril.
Si algo ha sido difícil para los comprometidos hasta el alma con esta lucha ha sido entrar a Miraflores, ya sea físicamente o a través de llamadas, denuncias, correos, etc., sin embargo, que fácil han entrado Miquilena, Alfredo Peña, Rosendo, Medina Gómez, González González, De Lima, “los hermanos del alma”, los diputados tránsfugas, SI SE EQUIVOCA EL PRESIDENTE ¿Verdad?
Que a W.M. lo saquen del aire, lamentablemente no debe causarnos sorpresa, eso ha estado sucediendo en los últimos años, con todo aquel que levante su voz para denunciar irregularidades, o que no se preste para actos de corrupción o para tapar los ejercidos por los “compañeros”.
Nosotros acá en Margarita sabemos lo que significa ser apartado de cualquier posibilidad de trabajo, solo por hacer planteamientos frontales, es el caso de la cooperativa en la que estamos asociados, a la cual desde el mismo momento en que empezamos a hablar de Poder Popular en las comunidades, se le colocaron obstáculos y se le presionó para que desistiéramos, con la amenaza de rescindir el contrato de Fundacomún, lo cual hicieron, ya que nuestro compromiso social no está en venta.
Cuando denunciamos públicamente al diputado Ibraín Velásquez, se nos dijo que estábamos locos, que íbamos a perder el trabajo, que no atacáramos al “compatriota”, ahora cuando el presidente Chávez execró del MVR al diputado Velásquez, salieron los “retardados” a darnos la razón en todas las denuncias que hicimos y ahora dicen que si el tipo tiene 12 caballos, 1 yate, 3 fundaciones, y muchas otras cosas; así también estos “retardados” le darán la razón y hablaran del amigo Walter, cuando el presidente se de cuenta que no se puede eliminar una trayectoria como la suya con un: …si yo hablara…
Kamarada presidente recuerde que ese pueblo al que piensa no se le pueden decir las cosas, fue el mismo pueblo que se la jugó el 12 y el 13 de abril, porque estaba claro sobre lo que estaba pasando y sabe que este proyecto no es de personalidades sino de todo el colectivo, de toda la patria, y como dice nuestro Padre Cantor: LA PATRIA ES AMÉRICA.
Amigo Walter digamos con Alí: échala,..tu palabra contra quién sea… de una vez… es mejor perder el habla que temer hablar...
Presidente … SI YO HABLARA… Que cosas, Ud. Porque no quiere y a mi porque no me dejan…
ENTONCES?


Si te interesa el artículo...Pincha aquí