hOY ATARDECÍ PENSANDO...

hOY ATARDECÍ PENSANDO... el cacique SABINO ROMERO es el niño que grita "el rey está desnudo...el rey está desnudo..."

lunes, 28 de septiembre de 2015

Adios al chavismo

Roland Denis. Al paso por calles y campos, si en algún momento cualquiera de nosotros ha tenido que ser parte de la historia reunida en estos últimos 20 o 30 años, sin duda alguna se encontrará con caras malgastadas, frustradas, rabiosas, despidiéndose de una historia que al fin y al cabo es la de ellos y ellas, la historia por muchos años apasionada de lo que se ha llamado el chavismo. Una despedida que no es formal, se mueve entre la duda y hasta el llanto, en otras con la alegría de descargarse de un peso insoportable, pero despedida al fin de la historia que no se pudo. Este escrito ya desde hace mucho tiempo ha debido hacerse, pero ya es hora de echarlo sobre la rueda pública, palabras que en realidad tienen una connotación tan personal como política. Poco importa, porque ni en lo más íntimo dentro de todos los perfiles de una vida controversial siempre se van uniendo irremediablemente los asuntos personales y los políticos, las cargas sociales y propias que llevamos por dentro. Es por eso que las cosas en definitiva “hay que decirlas” si algo todavía tiene sentido decirse. La revolución son tonterías románticas, utópicas, quizás, pero que cobran toda su razón de ser cuando vemos como el corazón se une a la cantidad de sueños que han atravesado nuestras vidas, y que muchas veces han tenido que sufrir la atrocidad de las bestias represivas; dolor y querencia allí está la confrontación imposible de resolver. Y así como han tenido que sufrir al bárbaro también han sentido la maravilla de la apoteosis colectiva en su propio grito. Seres desplegados pidiendo el olvido a toda la maldición centenaria de la esclavitud, la pobreza y la sumisión para al fin hacerse dueños de sus cuerpos y tierras, que quisieron en su momento decirle adiós para siempre a esa historia odiada. Esa era la revolución y seguirá siéndolo pero en su senda perdida; la premonición de un gran fracaso que se revienta ante nuestros ojos, y que en mi caso lo pude percibir desde muy temprano. “Prefiero decir un NO” como dice la canción de la diva a seguir convalidando circunstancias que son algo que nos niega dentro de cualquiera que sea el sentido que le hemos dado a los pasos que uno a uno se han hecho entre luchas y sueños, ese es el mensaje latente que se siente tras bastidores de miles y miles de gentes que aún hacen lo posible de darle algún sentido a alguna franela roja que les sobra en el armario. Venezuela es un país mediano, sin connotación alguna dentro de la risa imperial que no sea su inmensa masa de recursos minerales y biocarburos, pero lleno de recordatorios legendarios que la vuelven una ensalada entre los mitos repetidos y las presencias de certeros engañadores a la zaga de la riqueza pública concentrada entre el BCV y PDVSA. Curioso país que no tiene nada que ofrecer en lo que acontece a su actualidad pero es el bolsón originario de todos los heroísmos nuestramericanos. Un meollo al fin sin síntesis posible entre grandezas pasadas y la realidad más inanimada sujeta al mando de quienes jamás entendieron lo que es un paso a favor de la alegría colectiva, ni tampoco les interesó en lo más mínimo. Cuando no hay visión de nación, no hay colectividades profundamente morales y mucho menos de una nación que propone al mundo una vida radicalmente distinta a la que nos impuso el devastador capitalismo, cuando ella es simplemente una guerra que se mueve entre discursivas grandiosas de heroísmos pasados y las ansias desesperadas por tomar el control de las rentas de riqueza que deja el subsuelo sortario, entonces pueden estar seguros que la “razón revolucionaria y emancipadora” rápidamente se esfuma, como ciertamente ha pasado y con ella lo mejor del chavismo. El chavismo se fraguó como una apuesta subversiva que supo en su momento recoger todas las fuerzas que quedaron pendientes luego de los grandes fracasos de las izquierdas armadas y reformistas, al mismo tiempo que una jugada con seres gansteriles que supieron entender que lo mejor era entremezclarse con la diáspora rebelde que desde mediados de los años ochenta no tuvo manera de contenerse, poniendo bajo la mesa muy bien escondida el verdadero conservadurismo que unía en una misma cofradía conspirativa al gánster con el ser más reaccionario, unidos al vuelo subversivo de los soñadores. Desde esa majestuosa ensalada donde no hay sabor que se combine, es que se entiende que el nuevo apogeo revolucionario tenía que asumir las formas de una gesta caudillesca como en efecto pasó. De hecho era imposible para aquel entonces una dirección colectiva, ideológicamente homogénea, más bien las apologías “a la diversidad, a la horizontalidad” que una y otra vez repetimos, en nuestro caso particular paradógicamente no eran más que una bienvenida al caudillismo, un rechazo al nosotros unificado y organizado y una raro retraimiento al “pueblo” liso y pobre comandado por su hijo elegido, de siglos pasados. Por estas mismas razones, era inaceptable la emergencia de un caudillo imponente y despótico, sino un aprendiz de la base popular que dio vida; la maravillosa senda y personalidad de Chávez. El también tenía que ser “diverso y horizontal”, es decir, igualitario, algo que Chávez entendió y militó en ello, aunque me haya pateado en la cara el libro de “Los Fabricantes de la Rebelión”, por indudable soberbia. Desgraciadamente ese mismo aprendiz de multitudes, de sus sueños y de sus programas, de la radicalidad extrema a la hora de proponer un nuevo horizonte a nuestro país, de esa fantasía inicialmente maravillosa del poder popular, del vomitar cualquier pasado para hacer cierta la posibilidad de algo que se asemeje a la realización material bolivariana, al mismo tiempo convirtió en tesis de gobierno arrastrar esa ensalada gansteril que poco a poco se fue comiendo no solo las antesalas burocráticas de la presidencia y ministerios sino a colectivos, dirigentes, cuadros históricos de la lucha revolucionaria. Si hay un legado de Chávez realmente oscuro es el no haberse sacado de encima el caudillo que lo obligaron a ser para convertirse en el dirigente con disposición a utilizar el mando de Estado en contra del sustrato gansteril que lo acompañó en su fase conspirativa y posteriormente democrática. Esta maraña de situaciones tengo años tratando de entenderla después de sufrirla, en algunos casos de escribirla, sin mayores éxitos, lo cierto es que tenía que suceder lo que hoy sucede para tomar el paso del cual muchos sencillos seres de mi país hacen sin mayores complejidades mentales, aunque sean muy intensos sus sentimientos: el adiós al chavismo. Una revolución supone situaciones de dura decisión que llevan consigo todos los riesgos de la historia, sin esas decisiones es absurdo, cobarde y mentiroso hablar de ella y mucho menos dirigir en nombre de ella. Si aquí no se hizo desde los inicios que era indispensable entonces desde hace mucho tiempo hemos debido hablar en estos términos. El chavismo muere con Chávez al igual que el fidelismo muere con la ida de Fidel de la dirección de Estado. Cuba y Venezuela han sido las últimas utopías de Estado revolucionario encarnadas en los héroes que le dieron paso. Chávez al no romper con el caudillo que le crearon alrededor suyo, no tuvo otra salida que gritar la necesidad de la ruptura cuando su vida se sabía acabado, pero aún así, y personalmente sin entender aún porque no se atrevió a ello, dejo intacto el sustrato gansteril. No entiendo porque más miedo se le tiene al poder que te rodea que a la propia muerte. ¿Es que las estructuras de burocráticas de Estado son tan inmensamente poderosas que aún frente a la evidencia de la muerte se imponen?. Aquí hay algo que no entiendo, es un fondo metafísico desconocido o simplemente alguna información que me falta, o será que soy un imbécil. A partir de allí ha venido un desastre que harto estamos de denunciarlo en sus efectos y orígenes material-económicos, políticos, sociales, pero en este caso no se trata de repetir lo gritado. Un amigo me decía que en estos días en uno de estos programas de chismes contra la oposición de Diosdao Cabello, el amigo ya no solo habla de chismes acompañados por cualquier cantidad de discursos de Chávez, sino que ahora, asemejando al caudillo, hace programas junto a civiles y militares que lo aplauden. Pero burlándose de su héroe y comandante, hace poco monta un programa donde su público militar y civil, aplaude nada menos que una hora de televisión presentando a su familia. No es la familia de su cachifa que las deben tener a montones la que vale, no es la familia haciendo colas condenada a un sueldo pírrico que no es más que explotación pura de una fuerza de trabajo que paga con su esfuerzo lo que otros han desfalcado, es su familia, padres, tíos, hijos, hermanos, y dele, gozando las consecuencias infectas de una historia. Su goce es el retrato perfecto de la burla a nuestra explotación como pueblo. Pero en fin, más que el aborrecimiento que personalmente me da semejante manipulación mediática con valores fotográficos gomecistas o propios de las culturas pictóricas de la oligarquía del siglo XIX, quiero simplemente acotar que el “adiós al chavismo” no es solo del honor indignado del pobre, es también de los que se gozan con televisión al frente, todas las divinidades del poder. Si mi familia es lo bonito, el caudal de una fama política heredada, entonces mi amigo usted quedó absorbido del todo dentro de una equivalencia sonámbula de que su familia pueda ser el retrato de algún placer que dignifique al ser nacional. ¡Que locura egocéntrica, reaccionaria y edonista!...¡adiós al poco chavismo realmente profuso y de pueblo que queda!...y súmenle una cuota simbólica evidente: militares aplaudiendo el acto, es al mismo tiempo un mensaje de terror que bajo sus sonrisas compradas nos están añadiendo haciendo uso familiar del orden mediático que controlan. El poder corrompe, si claro pero más allá de todo el poder es una creación histórica desde que un hombre se puso por encima de otro creando las diferencias sociales, algo que solo desde Maquiavelo se entendió cuan poco tenía que ver con lo moral sí mucho de la capacidad de mover las técnicas de la manipulación de circunstancias en la relación amigo-enemigo. Fue genial su aprendizaje o lo que inspiró, dejó en claro de que se trata la política frente a un mundo que se preparaba para invadir el mundo bajo su modelo mercantil-explotador que habrían de llamar “democracia”. El chavismo como a todos le tocó también corromperse, reproduciéndose en un legado de digna manipulación maquiavélica donde a diferencia de tantas memorias revolucionarias pasadas no deja materialmente nada. No deja nada que suponga inteligencia, productividad, ciencia, organización colectiva, de lo cual podamos estar orgullosos a pesar de todo. Es un legado vacío y meramente simbólico, donde solo los pocos que han podido resistir al cerco violento y burocrático al que han condenado este país, quedan medrando un grito revolucionario y autogobernante posible: comunidades, comunas, ordenes de control obrero decaídos, sin posibilidad alguna de unificarse para despedazar esta infernal burla. Eso ahora es imposible, mas tarde quizás pero los pasos de unión habrá que darlos, y son muchos y largos. El “adiós al chavismo” es el adiós a un extraordinario sueño que frente a nuestras caras se nos convirtió en una pesadilla, en una especie de maldición a la cual todas las tendencias que se dicen revolucionarias día a día le proponen una salida; unas mas principistas, otras más pragmáticas, otras valientemente se despegan del comando político oficial. Pero así mismo, todos los días esto va perdiendo más y más sentido, ya que el chavismo dejó de tenerlo, siendo inútil proponerle salidas cuando su esencia quedó totalmente ahogada en el fichaje gansteril que gobierna el gobierno, gobierna sus bases, gobierna el saqueo monumental que han generado. Los afiches del recuerdo chavista y del mismo Chávez se desmoronan ante la indiferencia colectiva, para pasar a la nada, al símbolo sin contenido propio de los capitalismos informáticos, esa “estética del vacío” que inauguraron ya hace unos años nuestros espléndidos escuálidos. Y esa es precisamente la razón por la cual el chavismo muere condenando a todo un pueblo a la improductividad, fascinado por la capacidad de manipulación que le ha dejado su comandante-presidente y que se la arrebatan después de muerto, pero deshaciéndose a su vez en esta fascinación mediatizada. Se olvidaron de hacer el cálculo en el tiempo de cuánto funciona semejante imposición al subconsciente colectivo. Ya llegó su fin, ya llegó el adiós que millones le estamos dando. Estoy seguro no obstante, que este adiós, y los que se van a ir acotando, no son solo un final de frustraciones dejando castrada la aventura revolucionaria. Precisamente ese enorme vacío, ese contexto de radical improductividad con que deja tirado el chavismo este país, puede ser al mismo tiempo, el punto de partida de un nuevo brote soñador, sin caudillos ni ordenes simbólicos preestablecidos, de relaciones directas, horizontales, comunicantes y productivas entre comunidades de seres trabajadores donde resplandezca de nuevo la “moral del alzado”. Sin nos fijamos en el proceso de pacificación de las FARC y probablemente el ELN en Colombia, también podría decirse que muere lo que fue un gran sueño lleno de sangre. O la misma Cuba de donde renace el placer de la usura y la acumulación, después de décadas de increíbles esfuerzos, combinada a la amistad con los EEUU. Puede ser que generaciones que ya hemos pasado los años nos quedemos atrapadas en esta frustración, trataré que no sea mi caso. La sangre nuestramericana no se va a quedar quieta, y mucho menos entre nosotros venezolanos donde el chavismo al irse finalmente al carajo, nos deja todo por hacer, vivitas las utopías de quien no acepta morir entre afiches y propagandas; la nada nos forzará a la creación. Un mundo nuevo sigue por crearse y la belleza vital del Che que todavía muerto parecía en vida, lo sigue inspirando, mientras tanto váyanse al coño de lo que sea grandísmos farsantes, ladrones, mentirosos, traidores, que el pueblo venezolano y nuestramericano pide paso, y si no se lo dan será de nuevo con su sangre que sabrá dárselo, ¡no hay pueblo vencido!. Si te interesa el artículo...Pincha aquí

martes, 21 de julio de 2015

Las definiciones lapidarias de Nicolás Fundamentos de Gobierno Popular: la claridad de Maduro Por: Roland Denis

¿Si hablamos de Gobierno Popular en que nos fundamentamos?. Partamos de una declaración tan simple como brutal de parte de Nicolás Maduro: “la clase obrera no esta en capacidad de asumir el control de la economía nacional”, palabras dichas precisamente el 1 de Mayo frente el movimiento obrero. Como Poder que emite un juicio absolutamente arbitrario, estas palabras de Nicolás pueden haber sido dichas en el nacimiento de los Estados hace 500 años por cualquier rey europeo decidiendo frente a las cortes quien de los campesinos libres estaba en condición de asumir propiedad de tierras. En su lógica y razón como poder que monopoliza la soberanía de un pueblo, el Estado sigue siendo exactamente el mismo, con reyes coloniales o presidentes socialistas. No hay viejos Estado coloniales, luego unos capitalistas, unos imperialistas, hasta llegar a unos especies de Estados salvadores socialistas; como estructuras que se colocan al margen de toda obediencia frente a un supuesto soberano que les da legitimidad para ejercer el mando, el Estado es exactamente el mismo desde su invención hasta hoy: hay gobernantes y hay gobernados, igual que hay trabajadores y hay patrones, y punto, ese es el orden de división social del poder y del trabajo. No hay mas o menos Estado que la tuerca que aprieta y garantiza este ordenamiento mundial del poder. En este caso Nicolás determinó, porque le dio la gana y el Estado le da el poder para ello, que los trabajadores no pueden ser sus propios patrones y punto, no están en capacidad y punto. Que luego tenga la desverguenza de seguir llamándose socialista y “presidente obrero”, es otra cosa. La de Nicolás es una frase lapidaria que sirve para entender en este caso la enorme distancia que hay entre el poder de Estado, como estructura única de mando absoluto y el sujeto político que precisamente ha sostenido y corporizado -es el cuerpo vivo- de la voluntad de quebrantamiento por lo cual un hombre como Nicolás dispone de la presidencia de la República, siendo un hombre que en principio actúa de acuerdo a un legado revolucionario específico. En otras palabras representa algo que desde el Estado debe matar: la revolución social, y esto no solo le ocurre a Nicolás, en igual medida fue el vaso de agua en que se ahogó el propio Chávez. Pero es también una frase que ha podido decirla cualquier jefe comunista o socialdemócrata en los últimos noventa años, desde el momento en que comienza a ser reemplazado el poder soviético de base en la URSS, por los funcionarios del partido-Estado de Stalin, o cualquier gobierno socialdemócrata reprimiendo a la clase obrera mientras el fascismo inundaba Europa. La evolución del movimiento socialista mundial indujo políticamente a los estallidos antisistémicos comunistas a “asaltar el poder” y hacerse Estado, con la ilusión de tomar en sus manos una estructura política creada por la burguesía emergente desde el siglo 15-16, para acelerar el tránsito de su liberación. Es el equivalente a lo que hubiesen sido unos siervos y artesanos comerciantes tomándose las monarquías y los mandos eclesiales, y con reyes y cardenales puestos por ellos, acabar con el feudalismo. Ya la burguesía luego de ensayar los dominios de estos poderes antaños, a la final supo que esto era un absurdo, había que inventar un aparato de poder distinto, para eso consagraron el principio del Estado-Nación. Pero el movimiento comunista salvo las tendencias consejistas y anarquistas que quedaron marginadas, no (indistintamente de todas las advertencias hechas por sus creadores Marx, Engels, Lenin, Gransci, Mariátegui, Trostky, Mao, etc). Hicieron lo que ya la burguesía supo que era un absurdo y por lo cual destronó a los reyes y acabó por completo con el poder monáquico-feudal, mientras que socialistas y comunistas conservaban lo que la burguesía inventó. Un perfecto absurdo que ha terminado históricamente en un gran fracaso, no solo acá en todos lados si de revolución social y libertaria hablamos. El jefe de Estado, o el Estado en su conjunto, decide, por derecho a monopolio de juicio, lo que somos y lo que podemos ser. El poder constituido antes de ser un simple monopolio de armas y recursos, es el que define las condiciones y posibilidades de una realidad, de acuerdo por supuesto a su entendimiento e interés, que en ningún momento habrá de fundirse con el sujeto político que le delegó su soberanía. Todo Estado -ya los teóricos del fascismo lo sabían perfectamente y ahora lo ratifican muchos de los filósofos mas radicales como Agabamen, es un “Estado de facto”-, es la “la nuda vita” romana, donde unos cuantos decidirán la condición de vida del conjunto colectivo. Aquí esta la prueba, en este caso Nicolás decidió: somos demasiado imbéciles para gobernarnos a nosotros mismos y producir colectivamente lo que necesitamos...amén, se ha dicho; la democracia queda para los lloriqueos y pataleos sucesivos después que el poder defina de facto; a la final un juego a estas alturas totalmente mediatizado y terriblemente impotente; mientras el voto, déjenlo tranquilo que es un comercio más. Pareciera por tanto que tenemos una tarea, llámenla o no de la “revolución bolivariana”, y es demostrarnos a nosotros mismos y frente a todas estas élites que han tomado el mando sobre el poder de Estado (los “hijos puta de Pancho Villa”), que por el contrario el único “buen gobierno” posible es el que se haga por fuera totalmente del desastre capitalista y estatista que ellas representan, y para lo cual como oposición o gobierno se toman y se riñen la maquinaria de Estado. Maduro no dijo algo propio, simplemente de una manera brutalmente sincera, asumió de lleno lo que han sido en todos los fracasos del socialismo real e irreal en el mundo. La misión restauradora, el “termidor” permanente que han significado los grupos representativos de las clases subalternas frente a sus diversos procesos de liberación, una vez ubicados en el poder de Estado y sin “otro poder” que los limite y le imponga obediencia a ese Estado. Hay solo una salvedad que tenemos que tomar en cuenta. Los socialismos estatistas históricamente, más o menos despóticos, comunistas o socialdemócratas, abrieron las condiciones de un desarrollo industrial formidable absorbiendo una enorme masa de trabajo que aceleró lo que ya Marx hablaba como “subsubsión real del trabajo al capital”, cuando todo el trabajo entra a formar parte dentro del sistema de valorización del capital y no solo una minoritaria masa obrera. Es el goce que hoy viven las élites capitalistas en Rusia, Europa del Este, Vietnam o China después del heroico despliegue productivo del socialismo estatal y las luchas de liberación nacional, a lo mejor dentro de poco mas pequeñitos vendrán los cubanos y coreanos. Mientras que por el lado de nuestro “socialismo burocrático-bachaquero” se ha hecho todo lo contrario. Se ha desconectado por completo el trabajo, destrozando su organización social industrial, destrozando el enorme potencial creativo y productivo planteado en un principio, llevándonos de más en más a una situación del “salvese quien pueda”, la hegemonía de los capitalismos corrupto-mafiosos, las organizaciones paraestatistas, la violencia endógena y pare de contar. Un fracaso terrible en el doble sentido: el desarrollo de una sociedad y su despliegue libertario, donde lo único que les queda por aclamar e inflar publicitariamente son resultantes de una inversión de gasto público que hoy con el desfalco, la hiperinflación y el deficit fiscal, se viene al piso poco poco. Con mucha más razón y derecho tenemos que construir un sistema de Gobierno Popular por fuera de esta maquinaria del desastre que ya no le quedan sino unas casas nuevas que reivindicar, y que muchos vivos se las llevan por cierto. Y esto no se puede justificar diciendo que somos una sociedad rentista, corrupta, individualista, porque todos los capitalismos y por tanto -dada la globalización- todas las sociedades son así en sus condiciones específicas. Es el fracaso gerencial y ético de una dirección política, y que en los últimos 3 años ha terminado de defenestrar lo que ya era una camino plagado de errores, con visos en muchos casos personales de ser unos “soberanos traidores” que hoy conservan el poder a punta de lealtad sumisa, monopolio mediático, pistola y dinero. ¿Todo el poder para el pueblo? Llegados a estas condiciones debemos estar conscientes que el camino, sino se quieren fracasos definitivos, y el “salpique” productivo y autogobernante que aún tenemos tenga algún sentido, pues convirtámoslos no en aventuras marginales, sino en una propuesta estratégica para un proceso mucho las largo y duro de lo que se suponía. La experiencia que hemos tenido como izquierda (y extrema izquierda) en el poder de Estado, al menos aquí, solo ha servido para confirmar lo que ya en medio de advertencias teóricas, deducciones e intuiciones, frutos de las pequeñas experiencias revolucionarias que vivieron, nos dijeron los grandes movimientos y cabezas proféticas del movimiento comunista respecto al Estado burgués. El hecho es que por muy frustrante que sea el presente, y yendo mucho más allá del del marxismo en sí, sobretodo sacándonos de encima el panfletario marxista-leninista tanto revisionistas como extremos, podemos seguir situándonos dentro del espíritu de esas consignas que nacieron en los años ochenta y noventa: “no hay pueblo vencido...todo el poder para el pueblo”. La consignas originales son esas verdades que nace de irrupción de masas que mas adelante apuntan a una estrategia general: ya llegó la hora de comenzar el debate para su establecimiento. Partamos de un hecho fundamental: el movimiento de resistencia antisistémico, es decir, comunista, sigue vivo. Chiapas zapatista y Rojava en el Kurdistán son sus joyas mas hermosas, combativas y creativas en estos momentos. Las premisas son las mismas que hace 170 años cuando nació: una irrupción libertaria proletaria-rebelde y en armas, un escenario igualitario de construcción de nueva sociedad infinitamente múltiple, un poder asambleario, desconcentrado hacia abajo y concentrado en su dirección colectiva, y un intrincado entramado de alianzas, solidaridades y relaciones que construyen la hegemonía del sujeto revolucionario más allá de sus territorios de control. Pero por doquier, ese movimiento antisistémico se hace presente, piensa, resiste y fabrica nuevas realidades, redefine sus caminos convirtiéndose en una escuela mundial de la liberación. Mucho se ha buscado en Venezuela el escenario de concreción del propósito mundial emancipatorio. Del mundo entero han venido acá tratando de encontrarse con esa promesa hecha por nosotros mismos como artesanos de la revolución bolivariana. No es exactamente una medalla de oro la que hemos obtenido, algunos reconocimientos y solidaridades frente a experiencias de poder popular interesantes, pero de más en más es la izquierda institucionalizada mundialmente la que se pronuncia por y desde Venezuela. Esa “otra sociedad”, es decir, esa “otra política”, ya no existe real y oficialmente, es su la retorica izquierdista, antinorteamericana mas que anticapitalista, enlazada con la geopolítica comandada por China y Rusia las que les interesa, aunque últimamente con el apoyo por la diplomacia venezolana en las Naciones Unidas al genocidio en el Yemen por parte de Arabia Saudita y el apoyo de EEUU, eso también está cambiando. Venezuela ha mermado en extremo su lugar profético para convertirse en un apoyo táctico, débil y dudoso para muchos, de una izquierda envejecida que todavía respira desde los códigos de la guerra fría. Un proyecto soberanista en última instancia que es lo que le queda como izquierda de Estado, y que por supuesto hay que resguardar, pero pierde gran parte de la trocha alcanzada como revolución social. Esto nos obliga a reimpulsar el proceso revolucionario original, hecha y fracasada la experiencia estatista, distributiva, rentista, por parte de una izquierda aliada al movimiento militar nacionalista que finalmente se los chupó la misma lógica de Estado en su propias características nacionales. Fundamentar este reimpulso supone bajo las premisas de Lenin, “un paso adelante y dos atrás”. Echar atrás y reestructurar el movimiento revolucionario más genuino en función de ordenar un “salto adelante” a mediano plazo que suponga la irrupción generalizada de formas heterogéneas y avanzadas de Gobierno Popular por fuera del Estado y quebrando su lógica vertical y acumulativa. La capacidad que se tenga para articular este inmenso reto nos pondrá en sintonía con un movimiento antisistémico-comunista mundial que va en el mismo sentido atravesando circunstancias muy diversas: este es el verdadero “comunismo del Siglo XXI”. La suerte que tenemos de haber vivido la “toma del poder” y a la vez avanzar dentro de territorialidades que empiezan a profundizar su sentido de autogobierno, es lo que nos da un punto de avance, mínimo aún, sobre otras realidades mucho más aplastantes, como es el caso colombiano, y la irresoluble guerra que aún tienen que enfrentar, o el sin sabor de los gobiernos “progresistas” de Argentina o Brasil que empiezan a ser carcomidos por burocracias sin ninguna disposición de quebrar orden alguno. Los Estados murieron como utopía cualquiera que sea, ya hoy son consulados o principados de una geopolítica imperial que nos come a todos, unos dominates dueños de la corte imperial aunque tensionados por contradicciones interimperialistas, otros con mas fortalezas y por tanto negocian su papel en las cortes imperiales, otros muchos más débiles son juguetes que se pelean las grandes potencias. Pero el principio de “todo el poder para pueblo” posiblemente luego de haber hecho y fracasado en estas inmensas experiencias de Estado, sea mucho más claro que hace 100 años. Los pueblos uno por uno, tendrán que ir montando el tinglado nacional y supranacional de su propia gobernanza y control dentro de una historia que no sabemos para nada en que va a terminar -para el bien o el mal definitivo- y que correrá paralela al progresivo fin de los Estados-nación y el sistema capitalista que protegen. Su expresión siempre será múltiple e infinitamente varianda, precisamente porque no son proyectos unidos a una lógica única y vertical de Estado. “Gobierno Popular” es simplemente una manera nuestra de nombrar lo indefinible para una nueva y otra historia dentro de la cual tenemos nuestro pequeño grano de arena que aportar, teniendo entre manos felizmente un terreno abonado, hecho con esfuerzo y alegría pero también con una sangre que sigue corriendo. Si te interesa el artículo...Pincha aquí

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Coyuntura: un televisor al hombro a los imbéciles nos deja sus luces

Roland Denis 

Que cosa lo que es el capitalismo tan complejo que se ve, tan misterioso que parece ese sistema de mercado de ganancias donde no entendemos nada; porque le ponen un precio a algo, quien lo decidió, de donde viene, a quien va, quien lo norma, porque si yo valgo tan poco, si mi trabajo y todo lo que me desmadro manteniéndolo y obedeciendo al que esta por encima de mí lo pagan a locha (soy una triste mercancía barata) mientras las cosas que necesito y a veces hasta yo mismo produzco tengo que pagarlas a dólar (las cosas valen oro y yo basura), todo eso es tan complicado, pero basta y sobra que un loco que puede ser igualito a mi se lleva un televisor, una nevera en los brazos sin pagar un carajo junto a otros centeneres que llaman saqueadores, para que todo ese misterio se desmorone, y un imbécil como yo al fin empieza a entender algo: El propietario comercial del televisor resulta que es una cadena maravillosa entre los centenares de bienes y alimentos donde solo ellos compran afuera y distribuyen dentro del país que me parió. 
En el mejor de los casos dentro de este país lo produjeron sus empresas que a su vez les dan otros dólares (la polarcita por ejemplo) y yo soy el estúpido que les trabajé. Entre tanto sus fabulosos productos expuestos en cadenas y redistribuidos en comercios cuyos propietarios por lo general jamás se enteraron que los que les venden al mayor a unos precios que multiplican todos los días lo pagaron con unos dólares fijos y del Estado que el gobierno les regala prácticamente con la única condición de darles una buena comisión -o entrar en su propios negocios- a los regaladores de dólares desde arriba hasta abajo de la cadena burocrática (eso llaman control de divisas o de cambio); pero como comerciantes al fin desde el bien acomodado hasta el pobre buhonero, también le dan rienda suelta a su desafuero individualista y le ponen cualquier precio, acaparan un rato y le ponen otro peor. 
El pequeño gana en bolívares, la grandes cadenas y monopolios comerciales en dólares (lo que aquí ganó en millardos de bolívares los vuelve a invertir en millones de dólares, sea nacional o transnacional), el pedejo paga cuando tiene, el imbécil no entiende. 
Pero hasta hay imbéciles como él buscando entrar en la jugadita, por medio de unas remesas al exterior o unos dólares por pasaje que luego revenden entran rapidito, eso sí lo entienden: todos nos convertimos en unos defalcadores de la riqueza que es de todos aunque sea pura ilusión de estúpido al fin. Pero esto no se queda allí, la cosa avanza con los años y resulta que los tenedores de dólares ya tienen una fortuna millardaria afuera (algo como 500 mil millones dólares sacados del petróleo que es “de todos los venezolanos”), fortuna verdaderamente defalcada que ahora comparten en una partecita con algunos pocos de la camarilla que desde dentro del gobierno acumularon igual. 
Entre ambos propician una rueda especulativa del dólar negro que se les va de las manos hace un año (Chávez está ido y muriendo, detalle importante), que luego se traduce en devaluación sin que nadie chille (un ajuste dijeron ¡que descaro!), que luego infla más los precios, que luego infla el mercado especulativo de dólares y mercancías, que hace que hasta el que produce una hectárea de caraota dude si venderla aquí o en Colombia y así gana en dólares y no esa tontería al precio que las mafias intocables le compran. Al final ya todo se ve en dólar especulativo, los bancos fascinados porque a la final son ellos los que controlan todos los movimientos; ya empezó el mierdero, estamos llegando al llegadero, se acabó la crítica compadre. 
El gobierno empieza su desespero porque sabe que esta metido en una olla, ni haciendo bolívares en las maquinitas del BCV compensa nada por el contrario lo empeora, pero no le queda salida todo esto lo esta dejando seco de reservas y hasta les cuesta encontrar prestamistas que arriesguen con el mierdero desatado. La oposición agita y conspira para poner la cosa más fea y así atrapar la arrecherita multiplicada: de hecho muchos de los imbéciles caemos en la trampa política reaccionaria, hasta si hay hay golpe a algunos ya nos sabe. Verdaderos peligros empiezan a rumorearse. 
Aparece entonces la estrategia oficial de culpar a los hambreadores de siempre de llevarse la comida que se le regaló. Se les califica de apátridas y conspiradores, una redundancia que ya no sorprende a nadie, además ya se sabe desde que se creo este país y sobretodo con el primer chorro de petróleo puesto en el mercado están haciendo lo mismo. Ese no es el problema, ni crea movilización popular alguna que se parezca en algo a las de hace una década: ¿porqué?, porque ya no hay escusa, el “gobierno revolucionario” tiene toda esta década vivida esquivando el quiebre revolucionario inevitable. 
Hasta hay otros imbéciles que lo empezamos a entender: todo el sistema rentista y monopólico que los hace tan poderosos sigue intacto, toda la estructura de Estado que lo defiende no se ha disuelto sino fortalecido, toda la base del capitalismo rentista, importador y ahora del mismo Estado empeora el entuerto histórico. Y si no viene ese quiebre, o se abre en los próximos meses un camino real que conduzca a él en el corto plazo, allí sí que puede aparecer el demonio reaccionario en cualquiera de sus formas acabando con el sueño libertario. Probablemente sea a estas alturas muy de estúpido pedirle al gobierno que lo haga. 
El amigo Nicolás que no es tan bruto como nosotros olfatea el peligro de no hacerse ver a la altura de ese quiebre y se decide por la amenaza real, el decomiso, el poner límites de lo contrario se actuará con la fuerza contra la cadena especulativa. Pero no da ninguna prueba de estar dispuesto a enfrentar el problema verdadero de la rueda del desfalco histórico. Así que solo el pueblo en lucha e insurgente parece ser hasta nuevo aviso el único capaz de acabar con lo que ya se ha hecho absolutamente 
obvio. 
Y como decíamos, hasta los imbéciles como nosotros empiezan a entenderlo porque ese otro llevándose su televisor o nevera de nuevo nos dio las luces aunque estemos muy lejos de un 27F. Por cualquier razón que sea, con grupitos escuálidos agitando detrás o malandros en busca de oportunidades o vivos mosca que cae algo, sea como sea, se trata de un hombre o mujer que es un no-propietario y con esa cosa al hombro esta reapropiándose de todo lo que día a día le expropian unos cuantos consorcios oligopólicos y burocráticos en un ciclo sin fin y aparentemente incomprensible cuyo desenlace caótico y empobrecedor ya lo vivimos en la cuarta república pero estamos en las puertas de reproducirlo de nuevo. 
Ese acto lo pone todo en claro aunque en principio no solucione nada. El verdadero expropiado de siempre recupera lo único dentro de este desastre de modelo económico capitalista-rentista puede ser suyo: esas cosas que valen mil veces más que todo el trabajo de su vida. Aunque tampoco es tan inútil y allí sí entramos en las estrategias del pueblo en lucha. Hay que reconocerle a esos pocos saqueadores por ahora, al motorizado organizado que amenazó al comerciante acaparador si no baja precios, algo que esta en su naturaleza y vaya que aquí lo conocemos rememorando la Venezuela febrerista como algunos dicen: el peligro que de nuevo se desate el “terror” popular es el mejor controlador de precios (según entiendo por todos lados hay comercios bajando precios, aunque solo se trate de artículos electrónicos, zapaterías, línea blanca) . 
Eso también el estúpido lo empieza a entender aún dándole miedo el saqueo y esa explosión loca...pero de que sirve sirve, ya no hace falta psiquiatras proponiendo pastillas de engaño para darle salidas a la arrecherita que sentimos. Hay algo en estos días que empieza a decirnos que la rebelión es posible con un nuevo movimiento popular al frente que se esta creando, no precisamente de “saqueadores” sino de gentes dispuestas a reapropiarse de lo que es de todos en favor de todos. 
Algo muy bello puede pasar si de verdad dejamos de ser unos estúpidos y parece que puede ser así... Si te interesa el artículo...Pincha aquí

miércoles, 9 de octubre de 2013

¿Y si yo me declaro anarco-sindicalista qué?

                                                                                    Yuri Valecillo

Uno de los "fundamentos" para asesinar a Ferdinando Nicola Sacco y a Bartolomeo Vanzetti fue que eran ANARQUISTAS y si ANARCO/SINDICALISTAS y por esa razón fueron perseguidos, juzgados y asesinados. Algo así como La Caza de Brujas en la edad media o en los años 50s, cuando se juzgaba y se exponía ante la opinión pública, se despedía del trabajo, se les espiaba en su vida cotidiana al que se sospechara fuera comunista o de izquierdas épocas oscuras de la vida de los Estados Unidos.
Lopez Contreras ese general que pacto con Colombia la entrega del territorio y que ahora le salen defensores hasta debajo de la tierra, también creo leyes CONTRA LA ANARQUIA y el FRANQUISMO en España dio “buena cuenta de ellos”, por cierto hasta CHAVEZ nombro a algunos anarquistas con el fin de explicar que paso en la revolución rusa o a su entender qué había pasado veamos: http://www.youtube.com/watch?v=XyROe_k_lkU no me preocupa mucho la permanente acción para enfrentar cualquier diferencia que los obreros tengan con el gobierno, no solo es DIANA la cosa va mas allá, lo que me impresiona es que se pretenda descalificar, haciendo uso y abuso de etiquetas para calificar a quien tenga diferencias aun siendo revolucionario.
Los Mártires del Primero de Mayo también era anarquistas y me llama la atención que escritores, poetas, obreros, feministas no critiquen al señor presidente, Orwell en su libro Homenaje a Cataluña ilustra de manera brillante como son perseguidos por el aparato STALINISTA los militantes del POUM y de la CNT asesinados y perseguidos.
Los obreros de SIDOR no los va a colocar contra la pared, no podemos permitir que se conviertan en esclavos de la palabra de los que detentan el poder y vamos viendo sospecha como se intenta colocar una faja un cinturón verbal al que exija profundizar en la revolución o en revolución, los hermanos Flores Magón fueron anarquistas y son aquellos que le dieron inspiración a Emiliano Zapata bajo la consigna TIERRA Y LIBERTAD.
Anarquistas fueron también Malatesta, Bakunin, Benjamín Tucker, Sábato, Pessoa, Francisco Ferrer Guardia, Jean Grave, Jean Jaurés, Anselmo Lorenzo entre otros cientos que han contribuido de manera fundamental al cambio social en la historia humana a favor de los parias de la tierra.
Me impresiona como se intenta satanizar a los trabajadores SIDORISTAS si con mayúsculas satanizar las opiniones de los trabajadores de miles de obreras y obreras de la VENEZUELA QUE TRABAJA Y LUCHA diría Alfredo Maneiro, las cosas como vienen y vamos viendo con mucha atención como la revolución después de Chávez se va volviendo gobierno.
Los adjetivos llueven como granizo uno que otro diputado cree insultar al decir “Maricón” y un ministro acusa a los trabajadores de Diana de cualquier cosa y un cantor es detenido sin formula de juicio y un periodista es entregado al país vecino y aparece un muchacho con poder acusándolo de terrorista.
No imagino quienes serán los “ilustrados” que inventan o generan tales términos para intentar descalificar al ajeno, pero nada más lejano que descalificar a un ser humano calificándolo de ANARQUISTA. No son los trabajadores de SIDOR los que crearon la mafia de la cabilla de por sí bastante documentada en la zona de hierro.
Lo que yo si no soy es creyente en un ser supremo y aunque la constitución diga “e invocando la protección de Dios” solo digo que como laico, ateo y libre/pensador asumo la protección de las leyes y nada más. Seria buenísimo que los jerarcas del PSUV y del gobierno vieran el vídeo que adjunto claro apareció en la Hojilla y como ya estamos o en el umbral de una cátedra de “sospechosismo” podría ser contraindicado para las cucharadas burocráticas que nos quieren dar como medicina… Si te interesa el artículo...Pincha aquí

martes, 13 de agosto de 2013

¡Viva la dirección del PSUV y la democracia representativa!

Yuri Valecillo

Cómo se deciden los candidatos, cómo se interviene Diana, cómo no le paran esféricas a la opinión pública o al derecho, cómo no se toman en cuenta las bases, cómo se establece el método de cooptación para elegir un candidato ¿a qué nos lleva todo esto? A entender que la Democracia Representativa está más dura que nunca.
Y que la revolución o el proceso es muy voluminoso como el algodón de azúcar o la espuma de jabón: mucho volumen y poca masa, y entonces aquellos que creemos en la posibilidad de que se tome en cuenta nuestra opinión estamos de más, y la constitución está de más, y la opinión molesta e incómoda los castos oídos de la dirigencia.
Esto de que el caporal del partido −y ni siquiera del partido− y sí el militante del gobierno que trabaja en el partido, tiene el argumento de “la disciplina” es un caso patético en la Argentina de Videla que se llamaba “obediencia debida”, y fue un argumento de los escalafones inferiores del proceso político que vivía la nación sureña para cometer cualquier acción. La disciplina era el argumento máximo.
Una de las caras de esta revolución es que tiene una carga impresa que se llama la constitución, y fuera de ella nada, y dentro de ella, todo. Claro, le metemos velocidad y le damos color a la discusión y calentamos las emociones y ¡zaz…! cualquiera que pregunte se hace sospechoso. El caso de aceites Diana es dramático, y es que sin decir “agua va”, desean convertir frente a la opinión pública a los obreros y trabajadores de esta industria en enemigos del proceso y a un burócrata “en salvador de la nación”.
Julián Conrado −ese caso en particular− no recibe respuesta ni legal, ni política, ni social. El silencio es tan largo que agobia, y bajo la llave de no digas que le haces el juego al enemigo nos sumergimos con nuestra palabra en las alcantarillas de la complicidad y del silencio o de la omisión.
¿Qué hacer? Y no me refiero al texto de Lenin aquel que leíamos impreso por Ediciones de Lenguas Extranjeras Pekín o Editorial 70. No. El ¿Qué hacer? al que me refiero es cómo pasar por alto el crimen de Sabino y la libertad de Isea, y que nos quedemos sin voz en los medios y que los directores de contenido de RNV, VTV entre otros se nos vuelvan los jefes de censura o censores y brazos ejecutores de los cortadores de lengua y de palabra.
Nuestra vida no es reposo y es un largo camino sólo pienso en los cuentos que le harán estos chicos y chicas que hoy manejan la tijera y el cheque de despido para el que se salga de la línea o que como Lavrenti Beria, claro, y por razones más que obvias no puedan ser tan crueles como aquel que “nadie se saliera de la línea”. Sí. ¿Qué cuentos le harán a sus hijos e hijas, cómo pisotearon a uno que otro creaba un lenguaje propio en la ondas hertzianas o en la televisión o a través de algún medio de los jefes… Perdón, quería decir público.
Las decisiones ya están tomadas y las tomaron en las rocas y en lo oscurito, y ya viene un discurso en el cual la derecha será el enemigo −sí, la derecha y sus prácticas− si es que en la derecha no se consulta a las bases, en la derecha sólo la cúpula decide, en la derecha no se castiga a los crápulas y a los que se enriquecen con los recursos de la nación.
La derecha es un comportamiento y un accionar político, una manera de entender el entorno y asumir que la pirámide es como debe funcionar el mundo. La izquierda es la democracia, y es invertir la pirámide, es hacer el argumento del más humilde tenga tanto valor como el del jerarca (claro, el jerarca) no tendrá peso o será muy ligero.
Yo seguiré leyendo a Tomas Moro y su Utopía, y buscaré algo que me haga digerible el trago, aunque creo que la democracia representativa es un mal que como la hidra o la Gorgona le crecen cabezas en la medida que le son cortadas, la única cabeza que peligra es la del que combate al pasado, y aquello del “FUTURO ES NUESTRO” se parece tanto al horizonte, esa línea imaginaria que se aleja en la medida que nos acercamos a ella… Y recordando aquel libro de Juan Nuño La escuela de la sospecha, creo que esta es la cátedra, y lo digo por el título más que por el contenido del texto mencionado.
¿Qué estarán leyendo estos muchachos si esos directores de contenido tienen al silencio como la guía de su palabra? Si te interesa el artículo...Pincha aquí

viernes, 2 de agosto de 2013

Manifiesto del 3er. Seminario Internacional de Integración desde Abajo

Durante tres días de intenso frío, de intensa lluvia, de intensa información e intensas voluntades de integración, de articulación, de hermandad, de solidaridad, un puñado de mujeres y hombres, de estudiantes y académicos, de activistas y académicos, es decir la gente sencilla y trabajadora de nuestra AbyaYala, hoy llamada América, nos encontramos en este hermoso y generoso territorio Wallmapu, hoy llamado Chile.
Vinimos por nuestra voluntad, por nuestra solidaridad recíproca, porque nos sentimos hermanos y hermanas y más que sentirnos, SOMOS hermanas y hermanos, porque somos hijos e hijas de la Tierra.
Nos hemos auto convocado, como una práctica previa al autogobierno que nuestros Pueblos buscan con luchas, con dignidad, con alegría y creatividad, para re-conocernos, para re-encontrarnos, de pie, para mirarnos a los ojos y decidir colectivamente, entre todos y todas, construir, en conjunto, un horizonte que nos permita restituir una sociedad donde la convivencia social esté basada en los valores de Respeto, Reciprocidad, Solidaridad, Transparencia y Fraternidad, donde nos consideremos parte de la Naturaleza, donde las montañas, los ríos, los árboles, las piedras y los animales vuelvan a ser nuestros hermanos y hermanas y podamos volver a dialogar con ellos, para crecer, para existir, dejándonos cuidar por nuestra madre común: la Tierra.
Nos hemos encontrado también para escucharnos, para hablarnos, para sentirnos y convencernos de que la solución a quitarnos de encima nuestras angustias y padecimientos necesariamente pasa por tomar en nuestras manos no sólo la resistencia, sino ante todo, la construcción desde la barricada, desde la movilización, desde nuestros cuerpos y territorios, de un nuevo camino de justicia, de dignidad, de alegría, desde abajo.
Nos hemos encontrado, además, para compartir ideas, luchas, dificultades, derrotas, victorias, alegrías y visibilizar a los enemigos de nuestros pueblos, que son los mismos, las mismas transnacionales, mineras, petroleras, financieras, de agua, así como la sordera, soberbia, complicidad, autoritarismo y desprecio de los gobernantes y partidos de todos los colores e ideologías que hoy están el aparato estatal en nuestros países.
Nos hemos encontrado también para compartir y reflexionar sobre lo que ganamos con los gobiernos auto denominados populares o de “izquierda”, donde también hemos perdido, donde nosotros y nosotras, con la confianza depositada en éstos, nos hemos dejado ser cooptados, sobornados y hemos permitido que nuestra Palabra y nuestra capacidad de Decidir, sean expropiadas, que nuestra autonomía como movimientos se pierda en gran medida, gracias a la subordinación de una buena parte de las cúpulas dirigenciales y referentes sociales, que junto a nosotros y nosotras pelearon en los años previos en la misma trinchera.
Nos hemos alegrado, nos hemos levantado el ánimo mutuamente, escuchando las luchas de resistencia de todos los hermanos y hermanas quienes han hablado, quienes no estamos dispuestos y dispuestas a no perder la Voz y la Palabra y que ésta siga caminando desde la Patagonia hacia el norte y que la Palabra siga recorriendo como lo ha hecho en Tahrir, en Roma, en Nueva York, en Tesalónica, en Cajamarca, en el Cauca, en Chiapas, en Estambul, en Rio de Janeiro, en Santiago, es decir en todos los territorios donde los jóvenes, mujeres, trabajadora/es, desocupado/as, niños y niñas, pensionistas, ancianos y ancianas, es decir la gente común, donde en los espacios de lucha y acción colectiva hemos comprendido y re-aprendido que el verdadero poder está en cada uno de nosotros y nosotras y éste se multiplica infinitamente cuando lo mostramos en las calles, las plazas, los caminos, en la ciudad y en el campo.
Este IIIer. Seminario, nos impone la necesidad, nuevamente, de re-comenzar un proceso de articulación, de integración, de organización, de movilización entre nuestros pueblos, entre los y las de abajo, entre luchadoras, activistas y organizadores, entre académicos, entre universidades, para avanzar con toda la experiencia acumulada, con la inspiración de estas luchas pasadas y presentes, que al final de cuentas son permanentes.
Finalmente hemos comprendido que nuestra lucha tiene que ser como el Agua, Alegre, Transparente y en Movimiento, porque es ese el mundo, es esa la sociedad que soñamos, eso pretendemos, eso queremos y eso construiremos.
Para esto, nos asignamos la responsabilidad de cumplir con las siguientes tareas:
En primer lugar partimos de la idea de que tenemos un sistema mundo, por lo tanto, todos los lugares hacen parte de ese sistema mundo. Este sistema mundo se constituyó, desde su origen, a partir de la desterritorialización indígena.  Ese Sistema Mundo es guiado por las lógicas: a) la lógica del capital (saqueo, despojo, acumulación permanente); b) la lógica colonial territorial (sistema interestatal de configuración territorial, como garante de la propiedad privada). La división territorial en Estados es una forma de controlar las riquezas.
Al interior del estado territorial existen diversas territorialidades, por tanto, desconocer esto supone un colonialismo interno en contra de pueblos y comunidades quienes, además de enfrentar a la ambición de las corporaciones representativas del Sistema Mundo, tienen que enfrentar además a los Estados-nacionales y toda su institucionalidad estructurada para garantizar el mantenimiento del Sistema Mundo colonial.
Por tanto, es imposible una lucha antiimperialista que no considere el carácter de las luchas indígenas/cimarrones/campesinas anticoloniales. La resistencia se basa en la existencia.
Es importante señalar dos informaciones importantes: En primer lugar, debemos saber que actualmente hay disponibles unos 632 trillones de dólares en valores circulantes que no producen nada. 63 trillones se basan en bienes reales. Hay mucho dinero volando necesitando territorializarse en inversiones, grandes eventos, mega-obras. Fondos de pensiones están envueltos en estas estrategias de inversiones de dinero acumulado (17 trillones de dólares. Sólo por comparar: el PIB de USA es de 15).
En segundo lugar, debemos igualmente entender los Ciclos de acumulación que tienen momentos de alta y momentos de baja. Estamos al final de un ciclo de alta e inicio de un ciclo de baja en donde el horizonte es de mayor violencia para asegurar la continuidad de la acumulación. Por tanto, se trata de un periodo de reconfiguración geográfica del capitalismo, el centro del capitalismo se desplaza del Atlántico norte al Asia, especialmente China. Resultado de una alianza perversa establecida en los años 70 entre Wall Street y el Partido Comunista Chino.
La izquierda piensa que aliándose con China se configura una alianza antiimperialista. Brasil es clave en esta articulación. Hay una integración en nuestro continente – la IIRSA – que es funcional a la continuación imperialista. Para nosotros no es lo mismo el antiimperialismo que el anti-americanismo, y no olvidamos que EEUU sea el centro del imperialismo.
Para nosotros una aproximación con China debe tomar por base la Revolución Campesina de 1949 y no la alianza de los gestores del PC chino con los magnates del Wall Street.
Entre la voluntad de explotar la naturaleza que todos los gobiernos hoy hacen para exportar commoditties hay gente que está siendo desterritorializada con una violencia extrema en Conga/Cajamarca, Sierra de Perijá, TIPNIS, Belo Monte, Famatima y tantos otros lugares.
La Invasión del capital que avanza a pasos agigantados vía desposesión, privatización, vía estatización o nacionalización auspiciada por un proceso de integración para la exclusión y la desintegración de los pueblos debe ser urgentemente enfrentada desde una unión, articulación y alianza de los pueblos y movimientos sociales en toda AbyaYala.
Que esta alianza de pueblos debe impulsar la lucha por los territorios de los cimarrones/quilombolas, indígenas que, debe ser entendida como una lucha de todos, pues, la defensa de los territorios indígenas implica la defensa de la Madre Tierra de todos, del agua de todos, de la biodiversidad de todos, por ello, la defensa territorial indígena no es estrictamente de los pueblos indígenas sino de todos los que somos; así, tal como bien dicen los wayuu: “Wayuu wayácheküsüwapushuawerajiraiwakuaipa” (Somos seres humanos y todos debemos defender nuestra forma de vida).
Los enemigos son los mismos en todos nuestros países, son las mismas corporaciones y el mismo modelo extractivista aplicado y auspiciado por todos los Estados-gobiernos nacionales quienes, han venido generando reordenamientos territoriales y armando pisos jurídico-políticos a nivel continental como la Alianza del Pacífico, por las derechas, y a nivel suramericano a través de la Unasur, por las izquierdas, para favorecer la explotación extractivista de los territorios campesinos/cimarrones/indígenas. Hay una perversa unanimidad de los gobiernos de todos los colores – el Consenso de las Commoditties – en torno de la idea de explotación de recursos naturales como si esas áreas no fuesen ocupadas por otros pueblos/comunidades. Así, estos factores han venido configurando la integración de los de arriba con una nueva versión de “no hay alternativa” de triste memoria para nuestros pueblos.
En tal sentido, nuestra lucha es común y de todos y todas: pueblos indígenas, campesinos, indocampesinos, afrodescendientes, quilombos, palenques, hombres y mujeres pobres de las ciudades pues, de seguro, estos programas y proyectos extractivistas afectarán nuestra existencia y aún ponen en peligro nuestra existencia a futuro.
Por tanto, la defensa de los territorios, la defensa del agua y la soberanía alimentaria constituyen los ejes articuladores de la lucha rural y urbana de todos nuestros pueblos y comunidades. Es por ello que nuestro III Seminario de integración desde abajo propone el impulso de una verdadera Alianza entre iguales como paso fundamental al impulso de todas nuestras luchas, como camino a una integración desde abajo. En fin, necesitamos responder a la integración desde arriba con acciones concretas de integración desde abajo.
En tal sentido, consideramos fundamental iniciar este proceso de integración de las luchas y de alianza entre iguales a través de dos acciones fundamentales:
Reiteramos nuestro compromiso de continuidad con las consignas que nos legaran los indígenas amazónicos de Ecuador y de las Tierras bajas y de la Amazonia de Bolivia con sus dos Grandes Marchas de 1990 que abren un nuevo ciclo de lucha en Nuestra América/AbyaYala/Cimarrones: Lucha por la vida, Dignidad y el Territorio. Fueron y son intensas las luchas que trabamos contra el capital mismo después de la Caída del Muro cuando ofrecimos otra agenda de lucha en la que afirmamos nuestra diversidad y reivindicamos el respeto a nuestra dignidad al mismo modo que reivindicamos la justicia social y ambiental. Hay lucha anticapitalista también luego de la caída del muro y con una agenda política que las izquierdas históricas no consiguen entender con su desarrollismo y su visión de igualdad sin respeto a nuestra dignidad.
Nuestra lucha por la Vida, la Dignidad y el Territorio tiene dos grandes ejes: (1) la lucha contra el extractivismo minero y de los monocultivos de soya, palma (para aceite), caña para etanol, celulosa y otros; (2) la lucha por el agua por todas sus implicaciones para la vida y por mostrar que la lucha en contra del extractivismo minero y de los monocultivos unifica la necesidad de la humanidad en los campos, los bosques, los páramos, las sabanas, las punas y las ciudades. Cochabamba Vive! Se Trata de una lucha por la reapropiación social de la naturaleza y, por eso, una lucha en contra del capital y de los gestores que viven de la separación de la gente de la naturaleza y, de este modo, impiden la auto-gestión. Solamente con la reapropiación social de la naturaleza podremos colocar todos nuestros conocimientos al servicio del bien común.
Impulsar la comunicación entre todas las experiencias ya existentes en la web en algunos países y apoyar a la creación de otras en donde no existan. A través de ellas, mantener el intercambio de informaciones acerca de las luchas: denuncias, convocatorias y acciones de cada uno de los movimientos, comunidades y pueblos en todo el continente.
Para ello, impulsaremos el proyecto La GuaruraRadio (radioguarura.net). Emisora radial vía web cuyo propósito es difundir en la voz de las propias comunidades y pueblos cada una de las luchas. Comenzando por un circuito con bases en Chile, Venezuela y México, pero alimentado por la palabra de todos en una programación que pueda ser difundida continentalmente a través de la web pero también a través de emisoras comunitarias aliadas en cada uno de los países.
Al mismo tiempo debemos trabajar en la construcción de nuestra autonomía. En este sentido, la educación resulta fundamental para el impulso de la autonomía de nuestros pueblos. Ya sabemos que la escuela desde la visión de nuestros actuales Estados-(pseudo) mono-naciones responde a un sistema creado de manera colonial y, por tanto, genera desarraigos, divisiones entre nosotros, y sobre todo, asienta, fortalece y establece como modelo único una ciencia y tecnología en la que se fundamente el modelo extractivista, por tanto, es un sistema educativo que justifica la colonialidad.
Necesitamos, pues, una educación para la liberación. Tal educación no podemos esperar a que la creen otros, debemos crearla nosotros desde nuestras experiencias de lucha, desde la memoria de nuestros pueblos y comunidades y con el apoyo de todos aquellos intelectuales en movimiento, verdaderos aliados emparejados con nosotros. Requerimos intercambiar conocimientos, experiencias, saberes con reconocimiento de las diferencias, especialmente de la diversidad de modos de vida territorial, pero en una alianza entre iguales que permita y auspicie la autonomía de todos, pues, estamos convencidos que No hay Libertad sin Autonomía, y esta sólo se construye desde abajo.
En este orden proponemos impulsar Seminarios temáticos de formación a nivel local y nacional en los que temas como: la Integración desde abajo, el análisis crítico de la llamada “economía sustentable”, “la economía verde”, la IIRSA y sus proyectos, el Papel funcional de las ONG y, de otro lado, las luchas territoriales, puedan ser objeto de debate y de intercambio y cuyos resultados abonen el proceso de educación autónoma de pueblos y comunidades.
Impulsar un Colectivo de Científicos e Intelectuales en Movimiento para dar soporte, siempre que sea solicitado, por algún movimiento en lucha.
Finalmente, consideramos vital nuestros encuentros a nivel continental y aspiramos a que cada uno de nuestros encuentros haga posible una mayor presencia de todos los que desde abajo luchan contra nuestros enemigos comunes. En tal sentido, decidimos encontrarnos anualmente y nuestro próximo encuentro será en el IV Seminario de Integración Latinoamericana Desde Abajo en la ciudad de Cochabamba, Bolivia.Para beber en directo en la fuente de la Guerra del Agua, lucha que es de todas y de todos como lucha por la reapropiación social de la naturaleza. Agua buena, agua fuerte! Hacemos de este Manifiesto una convocatoria a todas las organizaciones y comunidades, intelectuales, colectivos, grupos, pueblos y etnias que compartan los mismos principios a juntarnos. Nos inspiran la CONACAMI, la CONAIE, la AIDESP, el MST, las Juntas del Buen Gobierno y los zapatistas, el CRIC, la Organización de Mujeres Mapuche, Zanon y las fábricas recuperadas, la organización MODATIMA en lucha por el agua y los territorios en Chile, los seringueiros de la selva brasilera, las organizaciones de trabajadores desocupados en Argentina, los estudiantes chilenos y muchos y tantos otros con quienes nos gustaría compartir luchas, alegrías, angustias y futuros.
Por ello ofrecemos los siguientes espacios de comunicación:
México: Isac Gutierrez” gutezisac@gmail.com Roberto Ulises Pimentel Bermudez” robertopangolin@hotmail.com
Venezuela: www.laguarura.net la_guarura@googlegroups.com laguarura.net@gmail.com www.ruptura.org Juan Carlos La Rosa Velazco” jclarosav@gmail.com José Ángel Quintero Weir”jqarostomba@gmail.com
Colombia: Milson Betancourt Santiago” betancourt.milson@gmail.com Perú: Anibal Quijano” quijanoanibal@yahoo.com Roberto Espinoza” ayamtai08@gmail.com
Bolivia: Oscar Olivera” oscarolivera@mindspring.com Gustavo Soto” gsoto@ceadesc.org
Chile: Pablo Arturo Mansilla Quiñones” pablo.manq@gmail.com Juan Pablo Cortes” jcortes880@gmail.com
Uruguay: Raul Zibechi” raulzibechi@gmail.com
Brasil: Carlos Walter Porto-Gonçalves” cwpg@uol.com.br Osmarino Amancio Rodrigues” osmarinofloresta@hotmail.com
Guarura es un gran caracol utilizado por los pueblos indígenas, pero también por las poblaciones negras en Venezuela, como instrumento de viento que convoca a la reunión, a la asamblea y a la lucha. En la actualidad, hemos venido sosteniendo la página web Laguarura.net, como sistema militante de comunicación para la difusión de las luchas de todos los pueblos y comunidades que buscan la construcción de otra sociedad, de otro mundo posible. Si te interesa el artículo...Pincha aquí

miércoles, 17 de julio de 2013

“En el horizonte no hay ninguna alternativa sistémica al capitalismo”


Carlos Walter Porto-Gonçalves 

Brasil-protestas-bandera-655x436OKFue ganador del premio Casa de las Américas en el año 2008, es geógrafo social y acaba de visitar Chile en el marco del “III Seminario Internacional sobre Integración Latinoamericana desde Abajo”.

Porto-Gonçalves habla sobre la corrupción, la crisis del sistema, las protestas de Brasil y el movimiento estudiantil chileno.
En Brasil las manifestaciones partieron por una subida de 20 centavos en el precio del transporte. ¿Existía un descontento antes de que subieran el pasaje?
La tarifa de los pasajes fue un aumento pequeño de un pasaje que era muy caro. Al mismo tiempo hay implicaciones políticas porque existen empresarios de ómnibus que financian las campañas de los alcaldes. Estos son los mediadores de las cámaras municipales y estas no legislan en favor a la sociedad, sino en favor de los intereses de quienes los financian. Hay un sistema político que ya no piensa en la gente, piensa en sí mismo. La lucha contra las tarifas de transporte tocó una espina dorsal del sistema político.
¿Detrás de la subida del transporte, entonces, había un problema más profundo?
Hay insatisfacción y enojo de la gente. En los últimos 10 años, Brasil tiene el récord de conflictos de tierras. Ocupan tierras de campesinos, de indígenas, porque son cómodas para el nuevo mercado mundial. El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social es muy importante en Brasil. En 2003 Lula Da Silva permite prestar plata para las empresas que no son de Brasil. Para hacer una carretera para Bolivia o Colombia, por ejemplo. Fomenta la infraestructura necesaria para su crecimiento. Esto también genera un escenario de conflictos, porque no respetan a la gente, a los pueblos, haciendo grandes negocios por una integración que pasa encima de espacios que no están vacíos.
¿Una integración que también es parte del sistema político de Brasil?
Existe un sistema que responde a los grupos empresariales con alianzas con políticos que son ganaderos, terratenientes, latifundistas. Son modernistas desde el punto de vista técnico, pero conservadores desde el punto de vista político y social. Defienden la propiedad privada, pero les quitan los terrenos no por la democratización de la propiedad, sino para concentrar poder. Cuando el Partido Trabajador llega al gobierno, termina por ser parte un poco de ese juego de negociaciones políticas con sectores conservadores para ganar y asegurar la gobernabilidad. Eso está generando insatisfacción popular. En Brasil, al igual que en Chile, la violencia y la represión policial ha estado presente en las calles…
El gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, hizo una represión al Movimiento Pase Libre donde se agrede a una periodista. Esto trajo un problema gravísimo en Brasil que es la violencia policial y por eso se transformó en una noticia de alto impacto. Dos días antes un periodista brasileño decía que las manifestaciones aumentaban la congestión de tránsito. Pero las pancartas de las calles decían: “Disculpe el trastorno, estamos haciendo obras para cambiar Brasil”. Caos sistémico La presidenta Dilma Rousseff tenía el 75% de aprobación y aún así ocurrieron protestas
¿Han perdido credibilidad los partidos políticos?
Hay una crisis de representación política que no comprende las múltiples necesidades de la sociedad. Ya no es una política que venga de los ‘60, hay un nuevo movimiento social. Esa subjetividad explota en una serie de movimientos sociales: mujeres, lesbianas, indígenas, negros y movimientos variados que se autoconvocan. Las diferentes plataformas quiebran esta centralidad del partido político. Y cuando el sistema político empieza a tomar una serie de decisiones que no corresponde a las realidades de la gente, produce que el dinero para la educación vaya a los estadios. Ya no se depende de los partidos políticos ni de los sindicatos, la convocatoria sobrepasa el espacio de los políticos y es independiente a ellos. Rousseff convocó un plebiscito para definir una Asamblea Constituyente y luego se retractó.
¿Qué piensas de eso?
Los movimientos se mantienen en las calles y estar ahí significa cambiar el lugar del debate político. No hay Congreso Nacional, Parlamento, se está en una crisis de legitimidad. Esto permite una nueva agenda política. Las calles quedaron como un lugar para hacer política, porque la gente se está apropiando de la política de manera directa. Por otro lado, Dilma ha propuesto la idea de Asamblea Constituyente lo que me parece que revela una cierta incomprensión. Le quiere dar a todas las personas igualdad ante el Congreso siendo que el Congreso no apoya nada de lo que pasa en las calles. La agenda de los políticos no es la agenda de la calle. Algo que ha estado presente en las calles ha sido el tema de la corrupción…
Me parece que el sistema político está fallando y la corrupción es parte de eso. Se habla de un modelo público-privado pero, ¿qué pasó en Turquía?
Se estaba privatizando un parque. Para tener a quien financie las campañas, entonces, aparece la corrupción. El Estado se divorcia cada vez más de las demandas de la gente y están primero los intereses privados de la educación en Chile, por ejemplo, o para hacer un mall en Turquía o las obras de Maracaná en Brasil. La política está corporativizada y por eso es corrupta. Ese es el problema, tenemos una crisis de los sistemas democráticos.
¿De qué manera se soluciona esta crisis?
No se sabe. Desde la crisis del socialismo, desde la caída del muro, no se presenta en el horizonte ninguna alternativa sistémica al capitalismo. Sin embargo, este satisface la necesidad de la gente. Es una sensación confusa. Hay un vacío político porque no se tiene una alternativa y tenemos un sistema que no lo hace por la gente. El capitalismo es un sistema que no reconoce los múltiples territorios que existen al interior de los estados. Brasil y Chile son países estables económicamente.
¿Tiene algo que ver esta característica con que se despierten los movimientos sociales?
El tema en común con Chile es la educación. Hoy la sociedad chilena está atrapada con el sistema educacional que es de pésima calidad. Y, al mismo tiempo, en Brasil se está pidiendo educación con padrón FIFA. En los dos países los gobiernos fueron capturados, corporativizados y perdieron su compromiso con la nación. Esta generación de movimientos sociales nace de la Primavera Árabe, pasa por los estudiantes en Chile y ahora en Turquía.
¿Crees que estos ejemplos sigan en otros lados?
Sí, la Primavera Árabe se desencadenó en un movimiento singular: un vendedor ambulante se prendió fuego en el cuerpo y murió. Si una persona se quema en la calle, se quiebra el sistema. Una persona lucha en las calles por la educación, se quiebra el sistema. El sistema está en crisis. Los que están en el poder no fueron capaces de formular una alternativa. La política tiene que estar más cerca de la gente, preservar los territorios, la vida, el autogobierno, la autonomía. - Si te interesa el artículo...Pincha aquí

viernes, 29 de marzo de 2013

ASESINOS DE AYER Y DE AHORA


Frente Clasista “Argimiro Gabaldón”

¿Crónica Histórica?

Sabino con su mirada milenaria, su dialecto ancestral, su cultura heredada del vientre de la Pachamama, entre montañas y selvas emergió Sabino con la esperanza revolucionaria latiendo en el corazón, Sabino con el Alma de los tiempo flameando como bandera resistiendo coloniajes de ayer y de hoy, soñando al viento subversivo con la dignidad de su pueblo, por sus tierras, por la vida, contra la justicia aletargada desde épocas de la dominación colonial...
Y llego Sabino con su voz junto a la del líder Chávez, alzó su voz irreverente Sabino, de Cacique Yukpa empuñando los sueños de su pueblo y en abrazos de tiempos se juntaron los sueños... Pero la oligarquía histórica y la neo-oligarquía de nuevos tiempos pisotearon los sueños y asesinaron a Sabino, como asesinaron a Guaykaypuro, a Tupak Amarú, a Zamora, a Sucre, a Zapata, a Sandino, al Che, a Fabricio Ojeda, a los Hermanos Pérez Heredia y tantos otros... es la crónica de las luchas entre dominantes versus dominados, explotadores versus explotados, pobres contra ricos.
El asesinato de Sabino Romero estaba escrito en la crónica de esa historia de la dominación de los pueblos. Nuestra reflexión debe tocar fondo, trascender de la manifestación de repudio y declaraciones indignadas, es la hora de evaluar hacia donde va nuestra Revolución Bolivariana, porque después de 14 años el Estado no ha logrado ser diligente y garante de los derechos de los más débiles.
Los asesinos de Sabino no solo son los que dispararon, sino los que envestido de poder y privilegiados desde ese Estado lo enjuiciaron, pretendieron criminalizarle su lealtad con su pueblo, con el peso del poder de su vieja institución de "justicia", los que ayer asesinaron al padre de Sabino hoy lo asesinan pretendiendo matar sus sueños, sus asesinos son de ayer y de hoy amparados por el mismo Estado que no valoró las razones históricas, ancestrales de Sabino y su pueblo, pues la lógica de clase de los Estados solo entienden su propia naturaleza, "aplicar el poder sin ningún miramiento" y la "justicia" obra en relación con la lógica de ese Estado que el comandante Chávez dice que no termina de morir y que desde la vieja institucionalidad la burocracia, la corrupción, sigue apuntalando las viejas relaciones de poder.
Desde el Frente Clasista "Argimiro Gabaldón", seguimos alertando sobre el peligro que representa la derecha endógena legitima socia de la MUD y enquistada en distintos niveles del poder actúa con alevosa impunidad. En consecuencia, consideramos urgente la construcción del otro Estado popular y revolucionario, que active sus mecanismos de resistencia y auto-defensa desde la otra política constituyente que derrumbando el institucionalísmo corrompido, represivo y burocrático del viejo Estado, retome el rumbo originario de la Revolución Venezolana.

¡SIN JUSTICIA NO HAY REVOLUCIÓN!

¡SABINO ROMERO VIVE EN EL COMBATE DIARIO DEL PUEBLO!

Trincheras de Lara, 04/03/2013 Si te interesa el artículo...Pincha aquí

martes, 19 de febrero de 2013

UN POR AHORA CULTURAL


Carlos J. Acosta

En las últimas semanas hemos sido testigos en la ciudad de Porlamar de un evento verdaderamente lamentable, donde un grupo de forajidos ha pretendido cambiar el excelso nombre de Museo Nacional de la Escultura por el insignificante e intrascendente Museo del Pueblo.
Afortunadamente, después del triunfo del general Mata Figueroa en las pasadas elecciones para gobernador, la burocracia cultural del estado está en manos de verdaderos revolucionarios que aún a riesgo de su vida impedirán tal exabrupto.
El esperado choque se produjo el pasado sábado en la llamada Asamblea Cultural Constituyente, a la cual acudimos obligados por la decisión tiránica de quienes dirigen el COJONES (Consejo de Jodedores de Nueva Esparta State).
Temprano en la mañana, acudimos armados con nuestras herramientas de combate (cigarros y yesquero) y pudimos observar la instalación del acto. La armonía reinaba por todas partes, las autoridades del museo colaboraban con los tomistas tumbándoles la corriente y Corpoelec con su habitual eficiencia se retiró con sus camiones y cableado para facilitar la ausencia de luz.
El escenario estaba servido. Desde nuestra óptica se observaba sentado a la derecha el tren burocrático asistente y del lado izquierdo la gente de a pie que como bien comentaba un afamado escultor no se sabe qué carajo hacía allí. En la parte de fondo hacían barra los empleados gubernamentales prestos a cumplir con el patriótico deber de aplaudir a los personeros gubernamentales y sabotear las intervenciones de los pelúos.
Así, con este hermoso ambiente de camaradería, comenzó el show, léase la asamblea. Toma la palabra el director del IACENE quien con una oratoria refinada e inspiradora digna de un Julio Borges, hizo exclamar a una compañera: “Gracias Dios, acabo de conocer la humildad, la ecuanimidad y la generosidad”. Se notó en las intervenciones mucha animadversión hacia los guarimberos que protagonizaron la toma. Pero, ciertamente, como no tenerla si estos salteadores no tienen autoridad moral para estar en este centro de las artes. Identifiquémosles.
Vamos a empezar por describir a ese facineroso que mientan César Rivas, quien como credencial presenta haber sido alumno de un tal Francisco Narváez y uno de los fundadores del museo. Nuestras fuentes de inteligencia dan cuenta que este malhechor fue guerrillero contra los honorables gobiernos adecos. Es decir, que mientras los ahora dirigentes culturales se entregaban a la noble tarea de realizar exposiciones y bienales, el proscrito en cuestión perdía su tiempo en actividades subversivas.
Otro delincuente indigno de mencionar es el tal Carlos Matute, un petimetre dedicado a meterse en cuanto acto reivindicativo encuentra en su camino. Que tiene que hacer este bandolero juvenil en un recinto del saber y las buenas costumbres. Como podrían resistirse a sentir odio hacia él, si fue el culpable de desmontar la nonata red Atarraya, tumbando un socialista negociado de recursos provenientes del estado. Siempre nos hemos preguntado que hubiese sucedido si este bandido hubiese seguido al pie de la letra las órdenes de destruir la Red Cardumen al Viento, impartidas por Carlos Carlés. Sin duda que la vida margariteña estaría mejor sin esas pobretonas radios comunitarias.
Y qué decir del y que cineasta Iván Ramos, bellaco dedicado a ocupar con su cámara el espacio vital de las abnegadas profesoras universitarias, quien demuestra su poco prestigio profesional dedicándose a la fútil tarea de llevar al cine la vida de un tal Rubén Limardo, que en su casa conocerán a la hora de almorzar, porque lo que es nosotros jamás lo hemos escuchado nombrar. Ahora bien, el verdadero lomito de esta puesta en escena no era desmontar la toma del museo, sino denunciar a ese malviviente internacional conocido en los altos fondos culturales simplemente como “el chileno”. Lo más granado de nuestra intelectualidad sumo esfuerzos para desenmascararlo ante el pueblo y que el universo entero sepa la calaña de este gánster cultural de amplio prontuario.
Las intervenciones de est@s camarad@s revolucionari@s confirmaron informaciones que hemos recabado en los últimos años. Se trata de un tipo que no tuvo reparo en presentarse gritando en las oficinas de CAUVICA, empresa de gratos recuerdos para cierta profesora UBV, solo por la nimiedad de exigir que le pagasen un trabajo realizado. Habrase visto tal desfachatez.
Como evitar cargarse de rabia al compartir escenario con un vil ser que destrozó un jugoso proyecto de 1.030 millones de bolívares para las radios comunitarias a quienes se les entregarían equipos por unos 7 millones. Claro, este sinvergüenza no entiende que el excedente iba a ser utilizado para la gran obra revolucionaria. Esta clase de tipejos cree que en este gobierno existen corruptos. Insensato.
No queremos terminar esta crónica sin resaltar la intervención de la tierna y dulce viejita a quien “el chileno” impidió adueñarse sin la aprobación de la comunidad de la emisora comunitaria SARDINA. Y es que estas alimañas no se detienen ni ante las personas de avanzada edad.
Como siempre sucede en este tipo de operetas, lo mejor fue el final. Una vez lograda heroicamente la decisión de levantar la toma del museo, ocurrió un suceso emocionante y conmovedor cuando toda la élite corporativa y burócrata del estado, colocada en fila gritaba el consabido FUEEERA, FUEEERA, FUEEERA, que hizo exclamar a una bella pintora a nuestro lado: “QUE EMOCIÓN, ME SIENTO COMO EN ABRIL DEL 2002” Si te interesa el artículo...Pincha aquí

jueves, 14 de febrero de 2013

JAQUE A LA REINA

Carlos J. Acosta

A comienzos de la década de los 70 visitó nuestra tierra margariteña un camarada de Europa Oriental con quien tuvimos la suerte de compartir muchas experiencias de convivencia fraternal, en las cuales nos transmitía sus aprendizajes de lucha.
Este personaje ayudó con sus explicaciones a entender las enseñanzas del gran conductor de la revolución china Mao Tse Tung contenidas en el famoso libro rojo. En adición a esa formación política, nos inculcó la importancia de la práctica del ajedrez para ejercitar las capacidades intelectuales en nuestra primera juventud.
Esta combinación de actividades nos ha permitido observar la política y sus vaivenes como un gran tablero de ajedrez, donde la forma en que se mueven las fichas puede resultar en la diferencia entre lograr o no los objetivos.
40 años después de aquellos primeros juegos en el barrio, nos ha tocado observar en primera fila una hermosa partida donde un grupo de creadores siempre excluidos, se plantan ante el tablero (Museo Francisco Narváez de Porlamar) y con la audacia del mítico sueco Stolz, para quien la belleza era más importante que los resultados, y utilizando su misma técnica de atacar siempre para resultar impredecible, comienzan a jugar.
Aparentemente, parten en desventaja al jugar con las piezas negras. Las primeras jugadas dejaban ver la calidad de los contrincantes, por un lado lo que Aquiles Nazoa llamaba los poderes creadores del pueblo, a quien llamaremos NOSOTROS, y por el otro los burócratas adoradores del Estado, HDP por sus siglas en arameo antiguo, quienes en actitud oportunista se habían apoderado de los 17 tableros de la institucionalidad cultural del estado, puestos en manos de algo que llaman asociación de escritores que más que un colectivo, es un gremio elitesco reproductor de los vicios neoliberales.
Así, NOSOTROS comienza entregando los peones del centro del tablero (escultores escuálidos) pero tomando los peones del lado de la reina rival. Este movimiento poco común hace creer a HDP que será una partida fácil y se le escucha calificar a su oponente de payaso, guarimbero y manipulador. Esta actitud altanera no le permite ver que al frente tiene a un oponente que jugaba su tercera partida en este tablero y que con esa experiencia acumulada no estaba dispuesto a dejarse escamotear el triunfo.
La habilidad de NOSOTROS hace que el alfil dama no pueda asumir una buena posición y se pierda en el camino y que en una jugada envolvente se pierda el caballo dama (escultor infiltrado). HDP se queda sin respuestas claras y cada jugada es peor que la anterior. Así, como era previsible el primer jaque se hizo presente obligando a la entrega de la torre dama, la cual se hallaba instalada en una posición ventajosa.
La situación se torna crítica para las piezas blancas. Desesperada la reina intenta encadenar el tablero para que nadie más juegue, la respuesta de NOSOTROS es contundente: Paso de la red de escultores a red de cultores, creadores y escultores y convocatoria a Asamblea Cultural Constituyente. Ante esto, el rey blanco se tambalea aunque parece esperar que le canten JAQUE MATE.
La conclusión de esta partida la aportó Isabel, compañera de vida del MAESTRO PUEBLO Jesús Ávila, al ver la forma de jugar HDP: “SI ESA ES SU REVOLUCIÓN, QUE SE LA COMAN” Si te interesa el artículo...Pincha aquí